Ir al contenido principal

Manifiesto a favor de la asignatura de religión

© 2001-2003 E-cristians.net
Redacción 21/12/2004
Las 87 asociaciones que formamos el Pacto por la Vida y la Dignidad de las Personas afirmamos que la formación cultural religiosa y ética debe formar parte de los currículums educativos con el rango de asignatura fundamental. Esto comporta tres consecuencias irrenunciables: la primera que, ya sea desde una perspectiva confesional o aconfesional, necesariamente tiene que ser cursada por la totalidad de los alumnos; la segunda, que no puede quedar asumida "transversalmente" como parte de otras asignaturas como Historia o Sociales y la tercera que tiene que ser evaluada en igualdad de condiciones que el resto de asignaturas fundamentales.
Estas afirmaciones se justifican por cuatro razones objetivas, importantes y de diferente orden: cultural, de formación integral de la persona, de prevención y de convivencia social.
Respecto a la primera, el hecho religioso no es sólo "un factor más dentro de la cultura" sino que, a lo largo de la historia ha sido un factor nuclear y causal que afecta, informa e inspira a todas las ramas de la cultura y de la civilización: desde las artes, el pensamiento y la historia hasta las costumbres y las tradiciones. Un alumno sin cultura religiosa no puede entender las culturas ni las civilizaciones porque la religión ha sido un hecho configurador fundamental en la mayoría de las culturas y civilizaciones y particularmente en la nuestra.
En cuanto a la formación integral de la persona nuestro sistema educativo no puede quedar al margen, inhibiéndose, de las preguntas fundamentales de la existencia y de las respuestas que se han dado a ellas desde la religión y el pensamiento: "el minifòrum de las culturas" que tendría que ser cada centro educativo que debe abordar estas cuestiones desde el rigor cultural, la diversidad y el respeto.
Esta formación integral de la persona es el mejor antídoto y prevención contra toda clase de sectas o grupos manipuladores que encuentran su mercado en personas que, a causa justamente de su falta de cultura religiosa, pueden ser engañadas con mensajes atractivos y simplistas pero destructivos.
Por último, la convivencia entre gente de varias culturas y religiones, tanto a nivel nacional como internacional, sería más pacífica, respetuosa y adecuada si los individuos y grupos que forman la sociedad tuvieran un mutuo conocimiento de las motivaciones religiosas que informan sus actos, costumbres y tradiciones. En este sentido, la relación que se debería dar en los centros educativos entre religión y cultura ayudaría en gran manera a evitar los radicalismos y fanatismos de cualquier clase que tan mal hacen en nuestro tiempo, tanto en las calles de los nuestros pueblos como en las relaciones internacionales. Todas y cada una de las razones antes mencionadas y brevemente explicadas nos parecen lo suficiente importantes para formular la siguiente conclusión: La asignatura de religión, fundamental y evaluable, cursada desde una vertiente confesional o aconfesional según los casos, daría respuesta adecuada a las necesidades educativas que se derivan de las consideraciones anteriores y, además, respetaría la libre decisión de los padres que sus hijos reciban la educación conforme a la suyas propias y íntimas convicciones: todos los alumnos recibirían la cultura religiosa necesaria sin que nadie se pudiera sentir ofendido o marginado.

Comentarios

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

A propósito de Tabarnia

La broma no lo es tanto. Para empezar es el espejo en el que los argumentos independentistas se ven reflejados con toda su grotesca facha. Ni siquiera hace falta que el espejo sea cóncavo o convexo, como los que había en el parque de atracciones del Tibidabo. Es la administración del ponzoñoso brebaje nacionalista a sus mismos elaboradores.

Con humor.

Por esto tiene tanto éxito.

Como barcelonés, y, por tanto, presunto tabarnés, me considero implicado. Al principio no quise dar vuelo al invento: bastante lío tenemos con el nacionalismo independentista catalán como para regresar al cantonalismo del siglo XIX. Después, ha ido haciéndome gracia la broma, por su sencilla genialidad y eficacia para poner en evidencia el separatismo, hasta el punto de que barajo la posibilidad de ofrecerme como cónsul de Tabarnia en Granada.

Pero ahora veo que, como dijo un amigo, Tabarnia no es nada inocente. Está bien para defender la unidad de España; pero ¡ojo!

Me han abierto los ojos dos artículos de …

José Antonio Senovilla. Vicario del Opus Dei en Rusia (y Ucrania)

Conocí a José Antonio Senovilla cuando era el prototipo de lo que hoy se llama un emprendedor. Tenía proyectos para sí y para cualquiera que se le acercara. Muchas personas con espíritu emprendedor se le acercaban en busca de asesoramiento y encontraban, normalmente, aliento para ir más allá de lo que nunca soñaron. Luego trabajamos juntos unos cuantos años y comprobé en carnes propias su empuje y magnanimidad.

Solo una persona de su magnanimidad y empuje podía ordenarse sacerdote entrado ya en años y marcharse a comenzar la labor estable del Opus Dei en Rusia. Así, sin saber ruso y, casi, sin saber ser cura. José Antonio merecía una entrevista, y así lo entendió el Diario Jaén, que le abrió una página entera en su Dominical del pasado domingo. Esto es lo que escribió:



"En Jaén, la ciudad en la que nací y a la que vuelvo siempre que puedo, como ahora, aprendí de Rusia lo que habitualmente un niño alumno de los Maristas puede saber sobre el país más grande del mundo: Rusia ocupa má…