Repensar la pornografía

jueves, 25 de mayo de 2017 · 0 comentarios

La pornografía genere 600.000 millones de euros al año en el mundo. Once (11) años es la edad media a la que un niño ve porno por primera vez. El 35% de todas las descargas en internet son pornográficas.

Se habla poco de esto, a pesar de estar tan presente. Hay una mezcla de desinhibición y tabú que impide afrontarlo, de hecho, he tardado en decidir cómo titular esta entrada.

Los datos los aporta la web Dale una vuelta, una plataforma online constituida como una Asociación sin ánimo de lucro, "porque una gran parte de la sociedad quiere información clara, con datos contrastados, sobre cómo influye la pornografía en la vida sexual, psicológica y social de las personas, niños y adultos. Estamos en la era del conocimiento, de la transparencia, del big data, de la información global y accesible a todos. Y también del porno everywhere. Ésta fue, de hecho, la razón que dio origen a nuestra web".

Los vídeos de entrevistas a pie de calle son un poco descorazonadores: aletea la sensación de que algo no está bien; pero que está mal decirlo, quizá porque no se sabe bien por qué, o por no parecer ñoños. El porno, como otros males sociales, está aceptado socialmente como intrascendente.



Sin embargo, el consumo del abuso del cuerpo (sea sexual, violento, degradante, etc.) tiene graves consecuencias en las personas y en las colectividades. Por supuesto, los más perjudicados son los niños y adolescentes; pero no solo ellos. Levantar el velo de silencio y repensar la cuestión -darle una vuelta-, es lo que hace esta plataforma, con delicadeza, elegancia y frescura. "Esta plataforma está abierta a gente de cualquier edad, sexo, raza y religión que le interese colaborar. No hay ninguna entidad, fundación, empresa, organización que nos apoye. Queremos sumar ideas, opiniones, crear debate, con libertad completa. Sin casarnos con nadie. Solo contigo, y en especial con la mujer, su dignidad y sus derechos".


La otra "guerra de las banderas"

jueves, 18 de mayo de 2017 · 0 comentarios


Todo el mundo admite que los símbolos son importantes. Solo lo niegan -momentáneamente- los que quieren sustituir unos por otros. Las banderas son, probablemente, los símbolos más acreditados; los que recogen con más frecuencia un sentir común. Por esto pienso que la pequeña historia que cuento a continuación tiene mucha relevancia, porque dice mucho de los actuales regidores del Ayuntamiento de Granada.

El día 3 de mayo de 2017, el Foro Familia Granada, solicitó formalmente, al Ayuntamiento de Granada, la ostensión, en el balcón municipal, de la bandera del Día de la ONU de la Familia, que se conmemoró el día 15 de mayo. Con fecha 11 de mayo de 2017, el Ayuntamiento de Granada denegó la solicitud, alegando que sólo ondean las banderas oficiales y que el edificio está protegido por ser un bien de interés cultural (BIC).

No es nada nuevo.

En el año 2016, se denegó la ostensión, porque se nos comunicó que no había mástiles suficientes. Sin embargo, el día 17 de mayo de 2016, solamente dos días después del Día de la Familia de la ONU, lucían en el balcón municipal una bandera y una pancarta representando a colectivos y conmemoraciones.

Balcón del ayuntamiento de Granada, el 17 de mayo de 2016

Resulta difícil no pensar en cierta discriminación por motivos ideológicos. Cuando se trata de una "causa propia", hay mástiles y se puede afear el patrimonio con pancartas. Cuando se trata de la familia, verdadero soporte de la sociedad, sobre todo en situaciones de verdadera dificultad, como se ha demostrado plenamente durante la actual crisis económica, se racanea una conmemoración internacional, avalada por la ONU y desprovista de contenido partidista.


Fátima, el último misterio

lunes, 8 de mayo de 2017 · 0 comentarios

El próximo sábado, el perdido pueblo portugués de Fátima será por unas horas el centro del Mundo. Se celebra allí el Centenario de las apariciones de la Virgen, presidido por el Papa Francisco, que incluirá la canonización de dos de los videntes, los ya beatos Jacinta y Francisco.

La película documental “Fátima, el último misterio”, de Goya Producciones, que se acaba de estrenar en Madrid, es el film más completo sobre las apariciones de la Virgen en Fátima a los tres pastorcillos. Explica además, por qué la Madre de Dios eligió aparecerse en 1917 y concretamente en Portugal: en ese año, Lisboa, según los comunistas, era la ciudad más atea del mundo.



Más información aquí

Desmontando mitos

viernes, 5 de mayo de 2017 · 0 comentarios

En estos tiempos de bulos y noticias falsas (fakes y posverdad), cobran más importancia que nunca los datos -y, por tanto, la transparencia-, y la obligación de todos de comprobar la información, porque todos somos ahora, además de receptores, emisores -aunque solo sea por compartir o retuitear- de esta información.

La Conferencia Episcopal Española lleva tiempo haciendo un esfuerzo enorme para explicar cómo se financia y cómo gasta su -poco- dineroXtantos es un ejemplo de datos, y acaba de poner en marcha su propio portal de transparencia. Tres de sus vídeos me han llamado la atención. Ignoro si esta es la secuencia ideada por sus editores; pero yo lo habría pensado así:

Primero, introducción: desmontar los mitos (prejuicios) que enmarcan la financiación de la Iglesia católica en la opinión pública española:



Segundo, núcleo: la financiación de la Iglesia propiamente dicha:



Tercero, desenlace: la rendición de cuentas:



Desde el año 2007, por la modificación en el Sistema de Asignación Tributaria que se firmó entre el Estado Español, la Iglesia española presenta la Memoria de Actividades ante el Ministerio de Justicia. En esta Memoria se detalla una parte de la inmensa labor de la Iglesia, además con una certificación sobre los datos por una auditora independiente de prestigio mundial como es PriceWaterhouseCoopers. Se explica con detalle cómo se reparte el dinero que la Iglesia recibe por la voluntad libre de aquellos que marcan la casilla de la Iglesia en la Declaración de la Renta.


Mucho libro

miércoles, 3 de mayo de 2017 · 0 comentarios

Ha terminado en Granada la Feria del libro. Muchas casetas, muchas editoriales, muchas librerías, muchos escritores, muchos lectores -de todas las edades-, mucho libro. Y muchas actividades: presentaciones, firma de libros, entrevistas.

El primer sábado, víspera del gran 23 de abril, por la tarde, paseé por la Carrera de la Virgen y la Fuente de las Batallas, sede de la Feria. Había un verdadero gentío asomándose a los mostradores, curioseando; pero me pareció que pocos compraban, los que más, para los niños: los niños son en gran medida los reyes de la Feria del Libro; aunque luego he leído que ha sido una gran feria también desde el punto de vista de las ventas.

Esa tarde conocí al director de la Feria, en la presentación de un nuevo libro de Andrés Cárdenas, tan ocurrente y sugestivo como todo lo que escribe. Me encontré a Eduardo, uno de los ex concejales de su partido que NO está investigado; también con Gustavo y sus hijos, impulsor de Granada Noir; y con otros personajes del amplísimo mundo cultural granadino. En un hueco aproveché para disfrutar de la exposición de los fondos de Lladró en la sala de Puerta Real.

Andrés Cárdenas es el de la barba.
foto atarifa CC
Hacía una tarde estupenda. En la Fuente de las Granadas, una carpa recogía las actividades para los más pequeños y otra literatura científica. Cuando pasé por la primera, una niña leía maravillosamente bien un cuento a un buen grupo de embelesados congéneres.

El sábado siguiente fui por la mañana, a acompañar a José Antonio en su tarea de periodista para Ideal. Con él, la penetración en el mundillo cultural de Granada es profundo y sabio. Pude comprobar que la huella comunista y el revisionismo de la memoria histórica está más que presente, hasta que unos ripios de cantautor me decidieron a salir corriendo de tanto pasado: cuando España entera era feliz y obrera.

Era una mañana lloviznosa y desapacible. Me encontré con Ricardo -compañero de peña de baloncesto- y su familia. Ricardo y José Antonio se conocían de haber arbitrado el segundo alguna vez al primero: dejaron ahí la cosa; pero se intuía alguna que otra confrontación de caracteres. También me encontré con Agustín, velando a pie de caseta un librito que ha sacado con otros autores, en los que reflexiona sobre el impacto de la biotecnología en el ser humano; "sin juzgar", dice.

De vez en cuando topas con sorprendentes manifestaciones de cruda sinceridad. En la carpa central un promotor de la revista Jot Down explicaba el comienzo de la famosa revista del papel -ahora también online- y las largas entrevistas: presentamos un plan de negocio, ganábamos tanto, ellos se quedaban con cuanto, y aceptaron. Nada romántico, al estilo de "poder decir lo que pensamos, no lo que nos dicen que pensemos".

foto atarifa CC

Aproveché el resto del fin de semana para terminar con el Tomás de Aquino de Chesterton y comenzar el Hilaire Belloc de Pierce. Me sigue fascinando esa eclosión de catolicismo intelectual que se dio en Gran Bretaña a caballo de los dos siglos pasados. Precisamente acabo de llegar al momento en que Belloc y Chesterton se conocen, en abril de 1.900, dando a luz lo que Shaw llamará el Chesterbelloc. Para que luego digan que los cambios de milenio son como cualquier otro año nuevo. Abril, mes de las lluvias y de los libros.


Seguidores

Twitter

Ver el perfil de Alberto Tarifa Valentín-Gamazo en LinkedIn XING

Seguidores en Google+

Mi podcast

Galería de grafitos

Presentaciones

Etiquetas