Ir al contenido principal

Entradas

Leer cura la leyenda negra

Pienso que ya he dicho antes que estoy leyendo -despacio- Imperiofobia y Leyenda Negra, de María Elvira Roca. Probablemente esto me convierte en un "facha" de cuidado, sin que el hecho de que sea capaz de leer un ensayo de casi 500 páginas me exima de la etiqueta; aunque esté establecido que los "fachas" no leen. Cuando se trata de exudar la superioridad moral de lo políticamente correcto, el principio de no contradicción puede mandarse a paseo sin remordimientos.

Entre las muchísimas cosas que estoy aprendiendo y/o fundamentando con la lectura de esta IMPRESCINDIBLE obra, está el apartado dedicado a la censura (pp. 383-390). Por ejemplo, este párrafo esclarecedor:

"En el mundo católico las leyes de este tipo de leyes no se habrían llamado libertad de prensa sino simple y llanamente censura. Esta manía de los católicos de llamar a las cosas por su nombre es una fuente constante de tergiversaciones y malentendidos a dos niveles, interno y externo. En el mundo …
Entradas recientes

Del alboroto mediático a la tormenta en Twitter

"From Media Hype to Twitter Storm. News Explosions and Their Impact on Issues, Crises, and Public Opinion" es un estudio sobre cómo se forman las oleadas informativas a raíz de un suceso, y el efecto que producen en la opinión pública.

El trabajo colectivo está editado por por Peter Vasterman, sociólogo especializado en medios de comunicación y profesor emérito de Medios y Periodismo en el Departamento de Estudios de Medios de la Universidad de Amsterdam, y publicado por Amsterdam University Press.

El documento es largo (403 páginas) y la sola la lectura del índice pone los dientes aún más largos. Pero mientras averiguo si encuentro el tiempo de sumergirme entre sus páginas -en inglés, además-, me he decidido por aventurarme con el prefacio de Hans Mathias Kepplinger, ex profesor de la Universidad de Mainz e investigador especializado en la cobertura de noticias por los medios, y con la introducción del propio Vasterman.

Aún así, he optado por fijarme específicamente en lo …

El Papa, los abusos, el Encuentro Mundial de las Familias y Leo Varadkar

Como era de temer, el cambio de agenda que propició el Papa Francisco al llegar a la sede de Pedro ha caducado. En cuanto los que querían aprovechar los presuntos nuevos aires para desvirtuar el mensaje católico, llevándolo al molino de sus complejos, prejuicios o, simplemente, puntos de vista rastreros, han visto que la cosa no avanzaba en esa dirección, sino que estaba sirviendo para activar a unos católicos algo encogidos y dubitativos, han recuperado la artillería gruesa y apuntado al otrora objeto de sus tejemanejes.

No creo que al Papa Francisco le haya extrañado mucho. El "Mundo", o se cobra su peaje, o te despedaza.

Es verdad que algunos clérigos han puesto a la Iglesia a los pies de los caballos. Pero también es cierto que la Iglesia está sirviendo de chivo expiatorio de un problema grave que afecta a amplias capas de todas las sociedades. No hay que rasgarse las vestiduras; la del holocausto redentor es una de las misiones de la Iglesia. De hecho, la eminencia en e…

¡Cuidado, demagogia!

Como saben mis lectores, en este blog evito hablar de política, en el sentido reducido y corriente de la expresión. Y ahora también. La noticia es una mera excusa para hablar de demagogia, cobardía, y otras pulsiones humanas. En fin, del hombre y sus sociedades.

El titular dice lo siguiente: "Identifican a un grupo que planeaba retirar lazos amarillos". Como no se trata de hablar de micro política, no explico de qué va.

Una de las cosas que veo se olvida es que la estructura de gobierno de una región forma parte de la estructura de gobierno del Estado de esa nación. Es decir, es el Estado en esa región, en la medida en que tiene transferidas competencias (que en el caso de España son muchas). Por tanto, la lealtad debe ser la del gobierno regional hacia el del Estado, del que forma parte, y no al revés. Por tanto también, cuando un miembro del gobierno regional llama a "atacar al Estado", está llamando a atacarse a sí mismo. No sé en qué delito encaja esto, ni siq…

Nacionalismos y propaganda

Estoy leyendo Imperiofobia y Leyenda Negra, de María Elvira Roca Barea, y me parece que me está haciendo daño. Y eso que aún no he llegado a los Países Bajos. Miedo me da lo que me queda por leer.

A medida que he ido leyendo y madurado en mi vida, he ido adquiriendo una mirada cada vez más admirativa o complaciente hacia todos los países, hasta el punto de que me cuesta decidirme por un equipo u otro en un Mundial de fútbol, si no juega España. Todos tienen algo que hace que me resulten simpáticos.

Pero Imperiofobia y Leyenda Negra me está afectando. A los ingleses empiezo a verlos regular. No a todos, claro está; no a los católicos ingleses, con siglos de martirio físico y social. Pero los demás...

Lo que peor me está sentando es eso del nacionalismo, que es en realidad la última razón de la fobia al otro, de las leyendas negras, del odio.

Roca hace, después de estudiarlo bien, apreciaciones como las siguientes:

"La reconstrucción nacionalista de los hechos se empeña en presentar …

Reivindicación del cristianismo: Los Diez Mandamientos

La verdad, vivimos como nunca de bien, estoy casi seguro. Materialmente desde luego. Un ejemplo: escribo escuchando a Aretha Frankling (Respect, Chain Of Fools, Think...), recientemente fallecida; ¿os imagináis cuánto costaría oír música hace tan solo siglo y pico?

Sin embrago, se percibe un malestar que no nos deja tranquilos, que enturbia nuestra privilegiada situación. El cine y la literatura se ceban anunciando futuros distópicos de destrucción masiva*. Nos empeñamos en procurar más la muerte que la vida, justo cuando mejor podemos cuidar y procurar la vida: suicidio, aborto, eutanasia...

¿Qué nos estamos perdiendo? ¿Qué hemos olvidado, dejado atrás? ¿Qué no envidiarían nuestros antepasados?

Dios.

El progreso ha traído autosatisfacción y, por tanto, autonomía. Y ambos, individualismo. ¿Y a hora qué? Constatamos que no basta. Que la naturaleza humana tiene otras exigencias que no se satisfacen con lo que hemos conseguido. Ni con lo que conseguiremos. Si sobrevivimos.

Leyendo he topa…

Reivindicación del cristianismo: La Cruz

Agosto es un buen mes para leer; también para pensar y escribir. Así que voy a hacer un par -por lo menos- de reflexiones sobre el valor del cristianismo hoy, al hilo de alguna cosa que he leído.

Lo de ahora viene por whatsapp, la respuesta de un juez argentino a la pretensión de dos asociaciones laicistas para que quite el Crucifijo de su despacho. Aunque me ha llegado hoy es, como mínimo, de diciembre de 2013. No obstante, conserva todo su vigor.

Luis María Rizzi es - o era- integrante del TOC 30 de la Capital Federal (Tribunal Oral en lo Criminal). La Asociación Pensamiento Penal (APP) -¡vaya nombrecito!- y la Asociación por los Derechos Civiles (ADC) -de esas que secuestran y monopolizan los derechos humanos-, se encontraban en plena campaña destinada a retirar los símbolos religiosos de las salas de audiencias de los tribunales argentinos, invocando la neutralidad religiosa del Estado.

Rizzi contesta a la carta de APP y ADC:
Doctor Mario Juliano. Presidente de Pensamiento Penal:

Leyenda Negra

Conste que ya pensaba así antes de empezar a leer Imperiofobia; pero reconozco que su lectura -aún en los comienzos-, me ha llevado a ser más sensible a las manifestaciones de auto flagelación española. Están las grandes maniobras auto destructivas -como la fiebre amarilla que padece mi amada Cataluña-, y los pequeños sarcasmos que acaban por no dejarnos ver ninguna de nuestras virtudes, nuestros logros y aciertos, necesarios para tener una adecuada autoestima como nación.

Un ejemplo. Hace unos años construimos un submarino con nuestra propia tecnología. En lugar de sacar pecho, nos quedamos con que no flotaba. Ahora que ya flota, a base de hacerlo más grande, resulta que no cabe en el muelle. ¡La chapuza nacional! En lugar de enterarnos bien de las razones del asunto, echamos unas risas y unas copichuelas con los amigotes y meneamos la cabeza pensando para los adentros: "este país no tiene remedio". ¡Otra ronda!

Mi hermano es ingeniero naval, trabaja como ingeniero naval y …

Fútbol: deporte o espectáculo

El fútbol está cambiando, o ha cambiado. No puedo decir que me guste más. Reconozco que es más espectacular, que es quizá lo que se pide, como a todo: espectáculo, la "experiencia" del consumo. Dejo de lado la cuestión del fútbol como negocio -muy interesante, por cierto-; me interesa como fenómeno social.

La ventaja de leer de vez en cuando sobre el Imperio Romano es que confirmas aquello de nihil novum sub sole. El fútbol lo está haciendo bien, ha incorporado de forma incruenta al panem et circenses a niños y mayores, hombres y mujeres, como entretenimiento global. El cine y otras artes lo tienen crudo como dosis homeopáticas de evasión. Solo se salva la música.

Pero si hablamos de deporte, nos hemos pasado de frenada.

Mamé el fútbol desde que nací. A mi padre le gusta el fútbol, lo jugó y lo ve en televisión -no iba a los estadios, me llevó solo dos veces, y por llevarme-. Con moderación. No era de ningún equipo, era del fútbol. Yo empecé a jugar sin obsesiones, por gusto,…

Disfruta de tu nuevo SEAT

El proceso de compra de un coche nuevo empieza a dar para una buena historia, así que vamos adelante.

Tengo un IBIZA de 2002 (16 años cuando escribo, responde al apodo Halcón Milenario), tres puertas, muy baqueteado por dentro y por fuera. Incómodo para viajar tres o cuatro personas. Muy bien de motor, solo 150.000 kms., en buenas condiciones mecánicas porque se ha cuidado bien. Para la compra del nuevo, el concesionario lo tasa en 300 €. Vale. Supongo que aún debo dar gracias por no tener que pagar para que se lo queden.

Todo iba muy bien hasta que tengo que cambiar por sorpresa las condiciones de financiación. Salgo perdiendo algunos incentivos. Vale, venga, si lo llego a saber antes... Sigamos.

El coche nuevo va a estar en dos semanas. Bueno, dos semanas pasan pronto. O tres... ¿Tres? Consíguelo en dos, por favor.

Han pasado más de tres semanas y el concesionario no tiene ni idea de cuándo entregará el vehículo, perfectamente identificado desde hace quince días cuando escribo.

Pa…