Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2018

Peregrino en Tierra Santa. Capítulo IX y último. Monte Sión. Vía Dolorosa y regreso a casa

Sábado 5 de mayo de 2018. Último día de la peregrinación. Amanece fresco como anocheció. Solo Carlos y yo vamos en manga corta y nos miramos como diciéndonos si no habríamos apostado mal. El día nos dio la razón y anduvimos con las manos libres; pero descendimos del autobús frente a la Puerta de Sión, que abre la Ciudad Vieja al Monte Sión cristiano, con cara de frío.

Monte Sión, fuera de las murallas desde los Cruzados. Primera etapa, Basílica de la Dormición. Ya había recordado saludar primero al Señor de la casa en el Sagrario. A la entrada nos esperaban los insistentes vendedores ambulantes. Debe ser tarea difícil para los guías evitar que atosiguen a su grupo y, por otro lado, tener contentos a los que viven del turismo y las peregrinaciones. Si no entendí mal, Ramzis confesó que estos equilibrios le habían costado algún disgusto con alguna de las "sociedades" que controlan este negocio.

La Dormición es el lugar de la Asunción, más conocido así en este lado del Mediterr…

Peregrino en Tierra Santa. Capítulo VIII. Jerusalén

Muchos antes y después del viaje a Israel me han preguntado por la seguridad con más o menos recelo. La verdad es que no tuve ninguna sensación de peligro, quizá porque no tenía ningún recelo ya de partida. La única preocupación fueron los carteristas, y más por las continuas advertencias del guía que por otra cosa. Salvo los y las soldados que se veían en los autobuses o las paradas ir y venir de permiso por las carreteras, y una columna militar con la que nos cruzamos, que parecía venir de los Altos del Golán, hasta Jerusalén no percibí esa situación de guerra de baja intensidad en que vive este país. Como he contado en el capítulo VII, si te fijabas, la policía formaba parte del paisaje, y su equipación y armamento proporcionaban cierto aspecto amenazador. Por ejemplo, la Puerta de Damasco está flanqueada por dos grandes garitas de vigilancia, como dos kioskos de parque, el paso al Muro de las Lamentaciones está guardado por un control, si te fijas hay vallas y cámaras por todas p…

Peregrino en Tierra Santa. Capítulo VII. Monte Tabor. Saxum. De nuevo Jerusalén

Fue el viernes 4 de mayo. Ha pasado más de un mes cuando escribo y me da por pensar en cuánto interfiere el estado de ánimo en el momento de escribir y el tiempo transcurrido en las impresiones que trato de rescatar para expresarlas. Hecho este disclaimer, me apresuro a no dejar que mis recuerdos se difuminen o contaminen aún más.

Despertamos en Nazareth. Desayuno como si no hubiera mañana. El día es acogedor. Nos dirigimos al Monte Tabor. Dejamos a la derecha Naím, la ciudad de la viuda. Atravesamos la llanura de Esdrelón, que Débora contemplaba junto a Barac desde la cima del Monte. La sensación de estar metido en la Biblia como un personaje más, a punto de entrar en combate contra los carros del ejército de Sísara. El Monte Tabor es verdaderamente singular, emerge solitario 300 metros por encima del valle de Jezreel, verde azulado en la bruma matinal. Visto por la ventanilla del autobús me recordó al famoso dibujo del "sombrero" de Saint-Exupéry, donde todos los que aún …

Peregrino en Tierra Santa. Capítulo VI. Lago de Genesaret. Río Jordán

Camino del lago, hacia el nordeste. Pero antes una reflexión sobre los hoteles. Cuatro en seis días dan para una generalización de los hoteles de ****. Están descuidados, sobre todo los aledaños y los exteriores. Demasiada moqueta. Los bufés son todos iguales, están bien; pero acabas un poco cansado de comer siempre lo mismo. El personal del comedor es casi exclusivamente masculino, también en los restaurantes. Las habitaciones están bien sin más, limpias, como las zonas comunes; aunque de vez en cuando se escapa una especie de escarabajo local. Sigo sin poder estrenar la temporada de piscina. Se comprueba que el sistema hotelero y hostelero español es de los mejores del mundo. Aquí aún tienen que mejorar.

Si en algo ganan es en la variedad y el colorido de su clientela: partos, medas, elamitas..., indios, filipinos, ortodoxos rumanos, andaluces... Un crisol de pueblos, culturas y religiones.

Jueves 3 de mayo. Temprano. Bien desayunados -las tartas son peligrosamente buenas-, nos enc…