Ir al contenido principal

No confundamos las feministas con las femifóbicas

Carta de Ana Restrepo publicada en forumlibertas:
Femifóbica: dicese de toda persona que siente y expresa rechazo, temor, angustia y/o aversión obsesionante y generalmente de carácter patológico ante todo lo femenino.
Perfil de la femifóbica:
1. Considera que los hijos son un impedimento, un estorbo para la propia realización
2. Considera que ser madre es la más indignante y denigrante de todas las labores que puede realizar la mujer
3. Siente desprecio, decepción y ve a las madres que tienen más de dos hijos como unas brutas.
4. Su ideal en la vida es ser IGUAL a los hombres y como lo que nos distingue de ellos en parte es la maternidad, hay que suprimirla para lograrlo.
5. Piensa y promueve que la mejor forma de controlar la reproducción es el aborto
6. Tiene conflictos o traumas no superados ni perdonados con su propia madre; lo que la lleva a sentir aversión hacia ella
7. Ve al hombre como un rival con el cual hay que competir , igualar o destruir
8. Considera que lo único que le da valor a la mujer es ser productiva económicamente

Abajo las femifóbicas quienes hacen una abominable y clara traición de la condición femenina (al que le caiga el guante, que se lo chante). De una mujer, feminista de corazón y orgullosa de ser madre de cuatro hijos.

Comentarios

A vuelapluma ha dicho que…
Poco más se puede comentar al respecto, la cosa está más que clara...
fdadfsa ha dicho que…
Pues me van a disculpar, pero yo estoy orgullosa de ser madre y todas esas cosas y EN ABSOLUTO SOY FEMINISTA. ¿Es preciso etiquetarse para no ser contrario a la familia? ¿Qué está pasando?
cambiaelmundo ha dicho que…
No, no es necesario etiquetarse para nada, por supuesto, y el orgullo de lo bueno -y ser madre es de lo mejor- no necesita de "día" reivindicativo, como otros sí: dime de qué presumes y te diré de qué careces.
Sin embargo, con esto de las etiquetas hay un lío tremendo, y en cuestiones de comunicación pueden tener su interés, convenientemente utilizadas. Como todo, tienen sus pros y sus contras.
En fin, está pasando, me parece, que estamos enloqueciendo, y que estamos teniendo que salir a la calle para defender la libertad, la vida y la familia; para hacer ver lo evidente. A esto hemos llegado, y por ahora no nos está yendo del todo bien.
fdadfsa ha dicho que…
¿Tal vez demasiado políticamente correctos? Si sigue esto así, de aquí a unos años de democracias europeas ya ni un resquicio. Y eso me da a mí en la nariz, si te fijas en el pacifismo y en las actitudes partidistas intolerantes generalizadas. Mira, te contaré que en la manifestación de ayer del FEF alguien vendía banderas y no veas cómo le increpó otra persona por el simple hecho de decir que a él le gustaba la bandera con el ágila.
Si es que mires hacia la llamada izquiera o hacia la llamada derecha encuentras lo mismo mismito...
Bueno, no soy pesimista, sino no acudiría a las manifestaciones. Oye, te invito a entrar en mi blog para ver las fotos. Alguna que otra me ha gustado mucho, como la de la careta. Pero en serio, me llevé un montón de impresiones a casa que aún he de ir comprendiendo...
¡Buen fin de semana!
cambiaelmundo ha dicho que…
!Qué buenas fotos¡ ¡Dos manifestaciones en una sola mañana... Esto sí que es dar el callo!
Estoy totalmente de acuerdo contigo, caemos con facilidad en las redes PC, y hemos de liberarnos de esas ataduras, actuar sin complejos, o mejor, con complejo de superioridad, puesto que la fuerza insobornable de la verdad está de nuestra parte.
Buen fin de semana también, y más, porque me voy unos días a perderme en un bosque, sin ordenador, sin periódicos, sin tv... PERO VOLVERÉ (D.m.) para seguir en la brecha.
Anónimo ha dicho que…
despues de pelearme durante años con un amigo de la facultad, por ser la unica mujer en una carrera de Filosofia, èl me confesò "es que vos no sos feminista (cosa de la que yo presumìa) sos femenina"! Y tiene razòn.. me gusta ser mujer! me gusta tener marido!! y me encantan mis hijos!!! Y me defiendo como puedo cuando pretenden negarme el derecho a opinar etiquetàndome de "feminista" (antes y despuès de los años mozos)... Es que hay feminismos y feminismos... que no soy lesbiana ni abortista!! (y ellas han acaparado el uso del tèrmino "feminista")
Dolores
Marta Salazar ha dicho que…
Hola Alberto! Regresaste de las vacaciones? Qué rápido se pasa el tiempo. O escribes "desde" las vacaciones. Pues yo, a diferencia de mi querídisima amiga Spanien, sí soy feminista reclacitrante. Un saludo grande y qué bueno es tenerte de nuevo en la blogósfera!
cambiaelmundo ha dicho que…
Hola Marta, y hola comentaristas de este post. En realidad volví ayer (26.VII), y no sé cuándo pondré la máquina en marcha, mañana, pasado... Sobre todo tengo ganas de ver vuestras bitácoras, que son apasionantes. La aventura continúa...
cambiaelmundo ha dicho que…
A Dolores:
¡Qué bien lo has explicado! Se nota que la experiencia personal es una buena escuela para descubrir las trampas pc. Me alegra muchísimo ver mujeres que tienen las ideas tan claras y que las defienden en voz alta, sin dejarse engañar ni manipular: si os ponéis, estamos salvados (los varones somos bastante inútiles para el bien...).
Gracias por tu comentario
Tomatina ha dicho que…
Yo no soy feminista! solo me opongo a que la mujer sufra humillaciones, o sea tratada como menos. El uso de la mujer como objeto
cambiaelmundo ha dicho que…
Bienvenida a la blogosfera, más si cabe viendo tu declaración de intenciones, con la que estoy totalmente de acuerdo. No esperaba comentarios en un artículo tan veterano...
Soy consciente de que mi condición de varón me pone en una difícil tesitura respecto a esta cuestión; pero me atrevo a pedir respeto por la naturaleza propia de cada sexo, iguales en cuanto seres humanos, distintos y complementarios (afortunadamente) en cuanto hombre y mujer.
Feministas o no, es la eterna lucha por los términos y su significado (que conviene tener en cuenta).
Un saludo

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

Mons. Javier Echevarría. Prelado del Opus Dei

El lunes 12 de diciembre fallecía en Roma el prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría. La noticia y los acontecimientos siguientes son noticia mundial. No lo es, porque no debe serlo, lo que cuento a continuación.

Recibí la noticia el mismo lunes por la noche, pocos minutos después de que aconteciera, y, tras comunicarlo a allegados y amigos, vinieron a mi memoria los días de mayo de 1996 en que tuve la suerte de vivir con él en la misma casa, en Granada. No es que parara mucho en casa, la verdad, porque siguió sin rechistar un plan de encuentros con grupos más o menos grandes de personas diseñado para acabar con cualquiera. Estas son las primeras cosas que quiero destacar: que se sometió al programa previsto por otros con total docilidad, sin pedir nada ni reservarse un minuto; que todo su interés era estar con las personas que querían verle -y eran miles- y a todas atendió con la máxima atención. Visitó la Alhambra porque le insistimos, pensando que le gustaría y que descansarí…

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…