Ir al contenido principal

Fraude histórico en marco de plata

El Reino de los Cielos. Kingdom of Heaven
Firmante: Alberto Fijo
ACEPRENSA 04-05-2005 051/05
Director: Ridley Scott. Guión: William Monahan. Intérpretes: Orlando Bloom, Eva Green, Liam Neeson, Jeremy Irons, Edward Norton, Marton Csokas. 145 min.

A la vista del éxito cosechado por "Gladiator", el director inglés de 67 años Ridley Scott, insiste en la misma línea. Esta vez le ha tocado a las Cruzadas. Con un guión del primerizo William Monahan, cuenta una aburrida y grandilocuente historia sobre los prolegómenos de la tercera Cruzada (1186), en la que se perciben los efectos que produce la aplicación de cierta mentalidad contemporánea a hechos y conductas del pasado.
La puesta en escena es ciertamente espectacular, como son espectaculares los 140 millones de dólares que ha costado esta película, parcialmente rodada en España, con especial protagonismo del castillo de Loarre. El actor protagonista, Orlando Bloom ("Piratas del Caribe") manifiesta notables carencias interpretativas, que se intentan compensar con la presencia de actores veteranos y más solventes como Neeson y Irons.
Dicen que las mentiras a medias son peores que las mentiras completas... Balduino IV, el rey leproso de Jerusalén, y su hermana Sibila, Guy de Lusignan, el patriarca Heráclito, incluso Balián de Ibelín (el protagonista de la película) son personajes históricos. Lo que esta película calla –lo que reinterpreta al servicio de una visión bastante beligerante– es que Sibila era una cabeza loca de enorme ambición, y que Balián de Ibelín era uno de los principales barones palestinos, casado en segundas nupcias con María Comneno, antigua reina de Jerusalén, viuda de Amaury I. Tampoco se muestra a Balduino IV como un hombre religioso, y lo fue: su justicia, su ecuanimidad, su lealtad en el trato con Saladino, su prestigio, en fin, eran parte de la fisonomía del modelo de caballero cristiano. Son algunas conclusiones de uno de los mejores historiadores de Oriente, René Grousset, de la Academia Francesa, autor de la monumental "Historie des croisades et du Royaume franc de Jérusalem", 2.500 páginas y decenas de años de investigar las fuentes cristianas y musulmanas.
Una cosa es que hubiera indeseables y acciones infames en la historia del reino franco de Jerusalén y otra este retrato sin rastro de matices, donde todo es negro y siniestro, con burdo sectarismo anticristiano y un beatífico retrato de Saladino y de sus huestes, que parecen extraídos de la literatura basura sobre la Edad Media, que tanto prolifera. Una vez más el cine interpela, anima a descubrir una verdad que no es tan simple como una película. Esto último es perfectamente comprensible. No sería justo pedir a una película el rigor de un libro serio de historia.
Sir Ridley Scott ha declarado que ya era hora de sacar a la gente de una visión idealizada de las Cruzadas. La segunda parte de su mensaje es verdaderamente llamativa: es posible una convivencia pacífica que será fruto de la renuncia a la religiosidad radical. No es difícil imaginar qué es para este cineasta eso de la religiosidad radical.

Comentarios

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

A propósito de Tabarnia

La broma no lo es tanto. Para empezar es el espejo en el que los argumentos independentistas se ven reflejados con toda su grotesca facha. Ni siquiera hace falta que el espejo sea cóncavo o convexo, como los que había en el parque de atracciones del Tibidabo. Es la administración del ponzoñoso brebaje nacionalista a sus mismos elaboradores.

Con humor.

Por esto tiene tanto éxito.

Como barcelonés, y, por tanto, presunto tabarnés, me considero implicado. Al principio no quise dar vuelo al invento: bastante lío tenemos con el nacionalismo independentista catalán como para regresar al cantonalismo del siglo XIX. Después, ha ido haciéndome gracia la broma, por su sencilla genialidad y eficacia para poner en evidencia el separatismo, hasta el punto de que barajo la posibilidad de ofrecerme como cónsul de Tabarnia en Granada.

Pero ahora veo que, como dijo un amigo, Tabarnia no es nada inocente. Está bien para defender la unidad de España; pero ¡ojo!

Me han abierto los ojos dos artículos de …

José Antonio Senovilla. Vicario del Opus Dei en Rusia (y Ucrania)

Conocí a José Antonio Senovilla cuando era el prototipo de lo que hoy se llama un emprendedor. Tenía proyectos para sí y para cualquiera que se le acercara. Muchas personas con espíritu emprendedor se le acercaban en busca de asesoramiento y encontraban, normalmente, aliento para ir más allá de lo que nunca soñaron. Luego trabajamos juntos unos cuantos años y comprobé en carnes propias su empuje y magnanimidad.

Solo una persona de su magnanimidad y empuje podía ordenarse sacerdote entrado ya en años y marcharse a comenzar la labor estable del Opus Dei en Rusia. Así, sin saber ruso y, casi, sin saber ser cura. José Antonio merecía una entrevista, y así lo entendió el Diario Jaén, que le abrió una página entera en su Dominical del pasado domingo. Esto es lo que escribió:



"En Jaén, la ciudad en la que nací y a la que vuelvo siempre que puedo, como ahora, aprendí de Rusia lo que habitualmente un niño alumno de los Maristas puede saber sobre el país más grande del mundo: Rusia ocupa má…