Ir al contenido principal

Un alto en el camino con fado

Damas y caballeros, voy a desconectar del ciberespacio durante unos días, hasta el seis (6) de marzo más o menos: perdonad que habilite la supervidsión de comentarios durante este tiempo...

Para que resulte leve, os dejo con Katia Guerreiro, médico y cantante.

Katia es una de las nuevas revelaciones del fado portugués y una cantante atípica. Empezó en la música en las islas Azores aprendiendo a tocar el "violin da terra", el instrumento tradicional de las islas. Se centró en sus estudios de medicina. De hecho, su carrera en el fado no comienza hasta el 2000, con un concierto en el Coliseo de Lisboa en memoria de Amália Rodrígues. Se conviertió de inmediato en una artista revelación.

En las Conmemoraciones de los 30 años de la revolución del 25 de Abril, el Comité de Ministros distinguió a Katia como una de las 30 personalidades más importantes de su generación, destacando su actividad junto a la de científicos, maestros, escritores…

Ahora, con 30 años, como médico, mujer y artista, está en plena campaña contra el aborto en Portugal:

"Soy una mujer adulta con las ideas muy claras", dice en una entrevista en LA GACETA concedida a Francisco Barcia. "Cuando acabé la carrera de Medicina aprendí y juré que nunca haría daño a una vida desde su inicio hasta su fin. La vida debe ser preservada, tenemos que defenderla con uñas y dientes. Reivindico el no al aborto libre. Pero creo que la ley debe adaptarse a la situación social, que la mujer no sea condenada a la cárcel", declara la cantante y doctora.

"No se han explicado las verdaderas razones de este referendum. Nos convocaron en 1998 y me cuesta entender que lo hagan otra vez ahora. Hay señales de que ha habido alguna concertación, incluso antes de que se supiese que habría una consulta popular para la apertura de clínicas abortistas", denuncia.

Como mujer, la artista del fado ve además una incoherencia hipócrita: "Sucede con un gobierno que se dice de izquierdas. Dan derechos a las mujeres para abortar libremente sin dar cualquier motivo pero por otro lado quitan derechos a mujeres que quieren disfrutar de su maternidad y que viven en el interior del país. Yo me pregunto qué justicia social es ésta. Es una hipocresía total".
Disfrutad mientras vuelvo de la dulce y sentida música del alma de nuestro país hermano:
Una de LlunaDePau
Otra de LlunaDePau

Comentarios

Das Gretchen ha dicho que…
¡Buenísimo!
cambiaelmundo ha dicho que…
Sí, nunca había prestado demasiada atención al fado portugués; pero con una chica tan guerreira...
Miblog. Ángel ha dicho que…
Hoy por fin es día 6!!!!
cambiaelmundo ha dicho que…
Sí señor, ya estoy de vuelta; pero más liado que la pata de un romano, poniéndome al día lo más rápidamente posible.
Gracias por el aliento de la afición...
Marta Salazar ha dicho que…
qué bueno que ya estés de vuelta, muy bonitos los fados!
cambiaelmundo ha dicho que…
La verdad es que se echa de menos este mundo virtual, que es, en realidad, un mundo de ideas y de palabras (¿cantadas?).
Son bonitos los fados, sí, pero a mí me resultan un poco como demasiado tristes...

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

Mons. Javier Echevarría. Prelado del Opus Dei

El lunes 12 de diciembre fallecía en Roma el prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría. La noticia y los acontecimientos siguientes son noticia mundial. No lo es, porque no debe serlo, lo que cuento a continuación.

Recibí la noticia el mismo lunes por la noche, pocos minutos después de que aconteciera, y, tras comunicarlo a allegados y amigos, vinieron a mi memoria los días de mayo de 1996 en que tuve la suerte de vivir con él en la misma casa, en Granada. No es que parara mucho en casa, la verdad, porque siguió sin rechistar un plan de encuentros con grupos más o menos grandes de personas diseñado para acabar con cualquiera. Estas son las primeras cosas que quiero destacar: que se sometió al programa previsto por otros con total docilidad, sin pedir nada ni reservarse un minuto; que todo su interés era estar con las personas que querían verle -y eran miles- y a todas atendió con la máxima atención. Visitó la Alhambra porque le insistimos, pensando que le gustaría y que descansarí…

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…