Ir al contenido principal

EL SELLO DEL ARTISTA

EL SELLO DEL ARTISTA es el título de un artículo magnífico de Alonso Moreno de Barreda Rovira, publicado en su blog La comedia humana, cuya pista debo agradecer, y mucho, a mi buen amigo José Antonio Mochón.

El artículo me ha parecido tan excelente, tan verdadero, claro y bellamente escrito que, además de enlazarlo, no he resistido la tentación de ponerlo íntegro a continuación:

EL SELLO DEL ARTISTA

Hace unos años un alto político de cierto país manifestaba a la prensa su entusiasmo por una pintada en un muro que rezaba así: "Si Dios existe, ése es su problema"; y rizando el rizo, apostilló: "existirá o no, pero a mí que no me maree..." Dostoievski , por su parte, hizo exclamar a uno de sus famosos personajes: "Si Dios no existe, todo está permitido", entonces ¡vivan las guerras, la eutanasia, el SIDA, pisar al vecino y abandonarnos a los placeres y vicios de la vida!, pues según estas teorías, no servimos a un fin mayor. Son estos filósofos existencialistas, o pensadores destructivos los que consiguen que las personas se hundan bajo ideas erróneas que no hacen más que deteriorar los valores que han de guiar la humanidad.

Quede claro, que sin Dios, el bien y el mal no serían más que palabras huecas. El Premio Nobel de medicina español Severo Ochoa dijo una vez: "nada existe si no se encuentra en un tubo de ensayo". Su harto conocido amor y fidelidad por su mujer, ¿cabría dentro?, ¿caben en una probeta sus propias palabras, son estas mismas demostrables científicamente?. No es posible que el hombre camine solo por el mundo.

Estas teorías nos llevaron a los totalitarismos. No existe Dios, todo depende del hombre, todo es relativo y no existe lo absoluto. Bajo estas pretensiones nació el superhombre de Nietzsche. Al depender todo de nosotros, el individualismo exacerbado nos lleva a buscar el dominio y
sometimiento de los demás por la fuerza física y psicológica.

Una vez eliminado Dios de nuestra ecuación, a simple vista no se ve por qué seres tales como los hombres, colocados en un universo cuyos recursos están a su disposición gracias a su inteligencia, no habrían de llegar a satisfacer sus deseos. La respuesta es sencilla: los placeres son finitos, la perfección no, con lo que buscarla puede llenar la vida humana de plenitud constante. Epicuro tenía razón al decir que "con un poco de pan y agua, el sabio es el igual que Júpiter mismo". Primero hay que comprender que la insaciabilidad del deseo humano tiene un sentido positivo, y he aquí la explicación: un Bien infinito nos atrae. El disgusto del hombre por cada bien particular, no es sino el envés de la sed de bien que lo agita. Su cansancio no es más que el presentimiento de la infinita distancia que separa lo que él ama, de lo que se siente capaz de amar.

La expresión que da título a este artículo -el sello del Artista- es de Descartes. Pensaba él que un ser finito como el hombre no puede elaborar la idea de un ser infinito como Dios. Pero si de hecho esa idea está en mí, será porque el mismo Dios la ha infundido, a la manera del artista que marca con su sello la obra de arte. La metáfora es más acertada de lo que Descartes sospechó. Su significado pleno aparece al considerar que hay seres en lugar de la nada, y que esos seres no se han otorgado las leyes de su existencia. Viva Dios, vivan las causas justas y los hombres que no pasan por el devenir de la vida tan sólo buscando los placeres y las sombras.

Comentarios

Qué tal Alberto?
De verdad mil gracias por incluir mi artículo en tu blog. La verdad es que has conseguido enorgullecerme y animarme a seguir publicando. Sobre todo viendo el buen trabajo que haces en tu espacio, que por cierto no tiene ni punto de comparación con la chapucilla que hice yo.
Así pues gracias y si necesitas algo o quieres incluir cualquier cosa en lacomediahumana, bienvenida será.
Un saludo y encantado
Miblog. Ángel ha dicho que…
Pues sí que es bueno, si señor.
cambiaelmundo ha dicho que…
De nada, Alonso, sólo he tratado de reflejar lo que de verdad me ha parecido; la opinión de Ángel -que es un juez crítico y severo-, puede servirte de re-sello.
Tu página tiene el mérito de ser cosas que tú escribes; lo mío es buitreo virtual, y pienso aprovechar la carnaza que me pongas a tiro de ratón.
Salu2
Miblog. Ángel ha dicho que…
De buitreo suelo andar lunes, martes y miércoles también.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

A propósito de Tabarnia

La broma no lo es tanto. Para empezar es el espejo en el que los argumentos independentistas se ven reflejados con toda su grotesca facha. Ni siquiera hace falta que el espejo sea cóncavo o convexo, como los que había en el parque de atracciones del Tibidabo. Es la administración del ponzoñoso brebaje nacionalista a sus mismos elaboradores.

Con humor.

Por esto tiene tanto éxito.

Como barcelonés, y, por tanto, presunto tabarnés, me considero implicado. Al principio no quise dar vuelo al invento: bastante lío tenemos con el nacionalismo independentista catalán como para regresar al cantonalismo del siglo XIX. Después, ha ido haciéndome gracia la broma, por su sencilla genialidad y eficacia para poner en evidencia el separatismo, hasta el punto de que barajo la posibilidad de ofrecerme como cónsul de Tabarnia en Granada.

Pero ahora veo que, como dijo un amigo, Tabarnia no es nada inocente. Está bien para defender la unidad de España; pero ¡ojo!

Me han abierto los ojos dos artículos de …

José Antonio Senovilla. Vicario del Opus Dei en Rusia (y Ucrania)

Conocí a José Antonio Senovilla cuando era el prototipo de lo que hoy se llama un emprendedor. Tenía proyectos para sí y para cualquiera que se le acercara. Muchas personas con espíritu emprendedor se le acercaban en busca de asesoramiento y encontraban, normalmente, aliento para ir más allá de lo que nunca soñaron. Luego trabajamos juntos unos cuantos años y comprobé en carnes propias su empuje y magnanimidad.

Solo una persona de su magnanimidad y empuje podía ordenarse sacerdote entrado ya en años y marcharse a comenzar la labor estable del Opus Dei en Rusia. Así, sin saber ruso y, casi, sin saber ser cura. José Antonio merecía una entrevista, y así lo entendió el Diario Jaén, que le abrió una página entera en su Dominical del pasado domingo. Esto es lo que escribió:



"En Jaén, la ciudad en la que nací y a la que vuelvo siempre que puedo, como ahora, aprendí de Rusia lo que habitualmente un niño alumno de los Maristas puede saber sobre el país más grande del mundo: Rusia ocupa má…