Ir al contenido principal

El Papa y los preservativos

Una de las condenas Dantescas que conlleva mi trabajo es la de seguir la prensa local, más concretamente algunos articulistas. Hoy, después de leer dos de ellos en Granada Hoy (este y este), no he podido resistirme y he sacado hueco para escribir y enviar la siguiente carta:

Señora Directora:

Leo el viernes 20, víspera de la primavera, a dos columnistas habituales de su diario tratar sobre lo que ha dicho el Papa de que el preservativo no sólo no resuelve el problema del sida, sino que lo agrava. Prescindo de las torticeras referencias a Galileo y el movimiento del sol y otras “gracietas” y simplificaciones burdas que imagino recursos para hacer sus columnas más entretenidas. Sólo quiero decir que el Papa no está solo con esta opinión, yo pienso lo mismo, como lo piensa la comunidad científica, que ha avalado la estrategia “ABC” (abstinencia, fidelidad, condón), como la avala la experiencia de todo país que se ha atrevido a aplicarla, como Uganda, aun cuando eso signifique convertirse en un apestado en el concierto internacional.

Creo que el preservativo es como echar gasolina al fuego; pero no es ese el verdadero problema. Para empezar, la Iglesia quiere que cada hombre y cada mujer tenga las condiciones de vida acordes con su dignidad y pueda decidir con libertad su proyecto personal, familiar y social, a la vez que orienta sobre lo que considera más propio del ser humano. Esto significa paz, trabajo, desarrollo, libertad, etc. Pues bien, lograr esto en África supondría una implicación del mundo desarrollado grande, constante, generosa y costosa. La realidad, en cambio, es que África está olvidada, explotada y abandonada en manos de gobernantes que son verdaderos criminales. Lanzar preservativos es mucho más barato y mucho más cómodo; pero los preservativos no dan de comer, no crean riqueza, no detienen las guerras, no educan a los niños, no tienden carreteras, no abren pozos, no frenan la corrupción, no emancipan a la mujer…, y desde luego no salvan vidas. Los condones sólo dan dinero a las multinacionales farmacéuticas como Durex; el preservativo es una funda para la conciencia del occidente opulento, de todos esos gobernantes que insultan al Papa por removerla. El condón es un dogma cuyo cuestionamiento lleva aparejado la condena a la hoguera de los medios de comunicación y las represalias de los organismos internacionales. ¿Cuánto van a tardar estos modernos inquisidores en reconocer su inmenso error?, ¿tanto como en rechazar la esclavitud? ¿cinco milenios?

Comentarios

Jandro ha dicho que…
Buenísima la entrada, de verdad; lamentable el comentario de Lille Skvat. Antes de prejuzgar debería entrar en lo que dice el Papa, tener al menos dos dedos de frente para entenderlo y dejarse de tópicos, que son la mejor barrera para no analizar las cosas con un mínimo de seriedad.
cambiaelmundo ha dicho que…
He estado tentado de borrar tu comentario, Lille; porque no son más que insultos, e insultos al Papa, si fuera a mí, que opino lo mismo... Por si acaso, he leído la entrada que publicitas: más insultos (y mentiras). Para colmo aprovechas para hacer propaganda de uno de tus muchos blogs.

Pero lo dejo, tú misma te descalificas: insultos, ningún argumento.

Es bastante sencillo, el sida se expande por la promiscuidad sexual, la promiscuidad es un comportamiento irresponsable (este sí es irresponsable, no el Papa); pero en lugar de cambiar el comportamiento de riesgo, que es lo que se hace con TODAS las demás epidemias, repartimos condones, que fomentan la promiscuidad, y por tanto, el sida.

En efecto, los gobernantes, el FMI y demás mafias internacionales, gente como tú sois "responsables", muy responsables de todas esas muertes.

Saludos,
cambiaelmundo ha dicho que…
Jandro, es como dices, a las opiniones dominantes les pasa eso, se instalan en la verdad incontrovertible y cuando se las contraviene no son capaces ni de replanteárselas, ni de argumentarlas, por eso recurren a la violencia.

Un saludo.
Lille Skvat ha dicho que…
No son insultos, por mucho que tú y los seguidores del Papa lo queráis ver así. El VIH no se propaga por utilizar condones, ni la situación empeora por utilizarlos ni por fomentar su utilización. Es una MENTIRA y según vuestra propia fe no deberíais mentir.

Saludos,

Lille Skvat
http://lilleskvat.blogspot.com/
cambiaelmundo ha dicho que…
Mira, Lille, por mucha razón que creas tener, no meas colonia.

En cuanto al tema, he escrito lo suficiente para explicar, con argumentos y datos científicos, que las campañas del condón no resuelven sino que agravan el problema. En el blog está todo, si quieres lo lees y si no, no; pero no es mentira, es una TRÁGICA REALIDAD.

A ver cuando sales del salón y te enteras de lo que pasa en la calle.

Saludos,
In diebus illis ha dicho que…
Jajaja, no meas colonia. Es muy bueno te lo copio para mis discusiones.

Laus Deo
cambiaelmundo ha dicho que…
Ojo, In deibus, que quizá me he pasado... Pero es que no sé cómo hacer entender a esta gente que me den argumentos y se dejen de descalificaciones, que están tan imbuidos del dogma políticamente correcto que creen que tienen patente de corso.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

Mons. Javier Echevarría. Prelado del Opus Dei

El lunes 12 de diciembre fallecía en Roma el prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría. La noticia y los acontecimientos siguientes son noticia mundial. No lo es, porque no debe serlo, lo que cuento a continuación.

Recibí la noticia el mismo lunes por la noche, pocos minutos después de que aconteciera, y, tras comunicarlo a allegados y amigos, vinieron a mi memoria los días de mayo de 1996 en que tuve la suerte de vivir con él en la misma casa, en Granada. No es que parara mucho en casa, la verdad, porque siguió sin rechistar un plan de encuentros con grupos más o menos grandes de personas diseñado para acabar con cualquiera. Estas son las primeras cosas que quiero destacar: que se sometió al programa previsto por otros con total docilidad, sin pedir nada ni reservarse un minuto; que todo su interés era estar con las personas que querían verle -y eran miles- y a todas atendió con la máxima atención. Visitó la Alhambra porque le insistimos, pensando que le gustaría y que descansarí…

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…