Ir al contenido principal

El "bautizo" de Leo

El hijo de Cayetana Guillén-Cuervo, 'bautizado' civilmente en Madrid
El Mundo, 5 de junio de 2009

El concejal socialista Pedro Zerolo ha celebrado el primer acogimiento civil de la capital, mal llamado "bautismo civil" y cuyo nombre administrativo es "ceremonia civil de otorgamiento de carta de ciudadanía", en la castiza Casa de la Panadería de la plaza Mayor de un niño madrileño de cuatro años.

El bautizado es Leo, el hijo de la actriz Cayetana Guillén-Cuervo y del fotógrafo Omar Ayashi, quienes estuvieron acompañados por la cantante Amaya Montero y Carles Sans, del Tricicle, entre otros.

Leo se convierte en el cuarto ciudadano español que recibe la bienvenida laica a su comunidad compartiendo con sus familiares la lectura de artículos de la Carta Europea de los Derechos del Niño.

Se trata de un acto cuyo fin es el de dar la "bienvenida democrática" al recién nacido, como lo definió Pedro Zerolo. La ceremonia es un acto laico y civil que tiene un carácter simbólico, a la espera de que Madrid cuente con un registro de acogimiento, ha explicado el concejal.

La primera localidad madrileña que aceptó realizar esta ceremonia, que la iglesia católica rechaza como alternativa laica al bautizo católico, fue en 2007 Rivas-Vaciamadrid, la segunda en España tras la ceremonia que tuvo lugar en Igualada (Barcelona) en noviembre de 2004.

La última, celebrada en El Borge, un municipio de la comarca malagueña de la Axarquía de unos mil habitantes, fue la de David, un bebé de dos meses, convertido así en el primer andaluz en recibir un bautizo civil.

Notas del editor (o sea, del blogger):
1. Cayetana escribe en El Mundo, quizá por eso estén tan contentos.
2. No acabo de entender lo de la bienvenida democrática: ¿a qué se referirá Zerolo?
3. ¿No deberían esperar a que Leo fuera mayor de edad y decidiera por sí mismo...?

Comentarios

alejops ha dicho que…
Sin duda que se entiende todo mejor sabiendo que Cayetana escribe en El Mundo.
Qué buena la tercera, no se me había ocurrido.
En cualquier caso, y aunque es verdad que esto es un circo, no tenemos que estar a la que salta. Que hagan lo que quieran, el Bautizo católico es la recepción del Espíritu de Dios y esto, un teatro.
Jesús Sanz Rioja ha dicho que…
Cuántas comuniones por lo civil hacen falta, con perdón de la irreverencia.

La que escribe en El Mundo, ¿no será Cayetana Álvarez de Toledo?
cambiaelmundo ha dicho que…
Es verdad, Alejops; pero es bueno saber que primero ridiculizan hasta cansar los ritos religiosos y luego se sacan de la manga sus patochadas; hasta quieren un registro, con la que han montado con lo de los libros de bautismo...

Jesús, no entiendo lo de las comuniones. Cayetana G-C es columnista de El Mundo, de la otra no sé nada.

A los dos. No os riáis de esto, porque se empieza defendiendo que cada uno haga lo que quiera y se acaba obligando a todo el mundo a hacerlo y prohibiendo que se haga otra cosa (el bautizo religioso, por ejemplo). De hecho es lo que pasó en la Revolución Francesa, y esta ceremonia civil está inspirada -por propia confesión-, en lo que se hacía durante esa época.

Iros preparando.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…

Elecciones bis

No trato sobre política -en el sentido reductivo de la expresión- en este blog; lo que no significa que no me apasione. Pero llevo días queriendo compartir una reflexión sobre las situaciones que nos han abocado a repetir las elecciones.

En primer lugar, el marco general del sistema de partidos, la partitocracia, que los convierte en el único factor de poder y, consecuentemente, en órganos de poder o de intereses solo alcanzables a través del ejercicio del poder. El resultado es que si uno gana, los demás pierden: por eso es tan difícil que se llegue a acuerdos. Pensemos, por ejemplo, en la liga de fútbol: si un equipo gana, otro pierde, y si empatan, ambos pierden (solo muy raramente ambos ganan). En una sociedad tan "líquida" como la nuestra, los partidos, además de omnipresentes, son de una dureza granítica.

Como el Partido Popular (PP) ganó las pasadas elecciones, todos los demás perdieron; por eso no quieren que gobierne. Además, el PP ha dado una justificación moral a e…