Ir al contenido principal

Dios fue el primer anestesista

Para defender la vida de los seres humanos más débiles -los embriones- y la dignidad de todos los humanos -con derecho a ser engendrados, no producidos en laboratorio- la Iglesia Católica y muchos especialistas en bioética se oponen a prácticas como la investigación que destruye embriones, la fecundación in vitro, la clonación de humanos y su destrucción para obtener células madre.

Parte de la industria biotecnológica y de las clínicas de fecundación in vitro, junto con un sector de la sociedad, acusan a la Iglesia de "condenar al dolor" a muchos enfermos y estar en contra de avances médicos aún hipotéticos.

"De hecho, la Iglesia ya estuvo en contra de la anestesia en los partos porque los curas decían que la voluntad de Dios, según pone en la Biblia, es parir con dolor, pero al final han tenido que aceptar la anestesia". Esta es la idea que circula en debates y foros de Internet.

Pero ¿cuándo, en qué documento del Papa, del Magisterio, en qué Concilio la Iglesia predicó contra la anestesia y el alivio del dolor? La respuesta es nunca y en ninguno.

Cuando pides a los acusadores que ofrezcan citas o documentos no cuentan con nada. Excepto con un caso que implicó no a católicos, sino a algún predicador calvinista escocés en el s.XIX.

Ciencia y cristianismo no son asuntos irreconciliables... de hecho, el primer anestesista de la Historia fue el mismo Dios, que durmió a Adán en el jardín del Edén.

Información más completa en Forum Libertas

Comentarios

aeronauta ha dicho que…
Buen post, así es.
cambiaelmundo ha dicho que…
Son curiosas estas paradojas, ¿verdad? Se demuestra una vez más la importancia de estar bien formados los cristianos, para que no nos cuelen -como dicen en mi tierra de acogida- la bacalá.
Luis Fuertes ha dicho que…
¡Chapeau, mon ami!

No se puede decir más en menos palabras, ni se pueden dar más argumentos para que los "entiendan" los que no quieren comprender nada.

Saludos
cambiaelmundo ha dicho que…
No hay pero ciego que el que no quiere ver, así que los que no quieran comprender... Dice CS Lewis en Crónicas de Narnia que lo malo de los que pretenden ser más tontos de lo que son es que a menudo lo consiguen.
En fin, paciencia.
frid ha dicho que…
He tenido un rato de tiempo par comprobar la buena selección de artículos en tu blog. Le he comentado a un amigo (Marcos) que quizá conozcas y que edita Andalucía Liberal que se ponga de acuerdo contigo por si le quieres remitir algún artículo o colaborar con él en su periódico de alguna manera (si no lo haces aún)
frid
cambiaelmundo ha dicho que…
Conozco a Marcos, y estoy perfectamente informado por él mismo de sus múltiples iniciativas, todas muy interesantes; lo que sucede es que Marcos va a demasiadas revoluciones por minuto para las posibilidades de mi motor diésel... Tengo colaborar con él en mi lista de eternos pendientes.
Ah, y gracias por lo de la buena selección, con gente como tú da gusto estar en esto.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

Mons. Javier Echevarría. Prelado del Opus Dei

El lunes 12 de diciembre fallecía en Roma el prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría. La noticia y los acontecimientos siguientes son noticia mundial. No lo es, porque no debe serlo, lo que cuento a continuación.

Recibí la noticia el mismo lunes por la noche, pocos minutos después de que aconteciera, y, tras comunicarlo a allegados y amigos, vinieron a mi memoria los días de mayo de 1996 en que tuve la suerte de vivir con él en la misma casa, en Granada. No es que parara mucho en casa, la verdad, porque siguió sin rechistar un plan de encuentros con grupos más o menos grandes de personas diseñado para acabar con cualquiera. Estas son las primeras cosas que quiero destacar: que se sometió al programa previsto por otros con total docilidad, sin pedir nada ni reservarse un minuto; que todo su interés era estar con las personas que querían verle -y eran miles- y a todas atendió con la máxima atención. Visitó la Alhambra porque le insistimos, pensando que le gustaría y que descansarí…

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…