Ir al contenido principal

Compañeros y, sin embargo, esposos

foto atarifa
El jueves noche pasado pude compartir la cena de gala de la Escuela de Verano que organiza cada año UNEFA, la central de las federaciones de las Escuelas Familiares Agrarias (EFA) de España. Estaban representantes de las más de 20 escuelas, en el jardín del Palacio de los Córdoba, arranque de la cuesta del Chapiz. Una cena deliciosa con más de un centenar de profesionales muy cualificados de la formación profesional del ámbito rural, sin la presencia de "autoridades", que allí no pintaban nada, porque no hacen más que poner dificultades. A los postres, al amparo de la Alhambra y el Generalife, y de una noche de verano deliciosa, se produjo un más que merecido homenaje a Juan Robledo, durante muchísimos años secretario general de la federación de las EFA andaluzas y extremeñas, y pilar de la segunda ola de grandes personajes de la vida de estas escuelas, que el año pasado celebraron el 50 aniversario de la primera: el Centro de Promoción Rural de Córdoba. Para saber más de las EFA, no hay más que leer el precioso librito de Pepe Asenjo "Una siembra fecunda".

El viernes por la mañana estuve al comienzo de las sesiones de ese día de la Escuela de Verano, de modo que pude escuchar al gran Armando Segura, catedrático de Filosofía, articulista y, sobre todo, maestro pensador. Desgranó perlas como las siguientes: "El individuo que quiere libertad absoluta tiene que enmudecer porque no puede comunicar"; "Nada es por azar, llamamos azar a nuestra ignorancia de las causas"; "La familia no es cuestión de ideología sino de biología".

foto atarifa
Tuve que marcharme para representar al Colegio Mayor Albayzín, como vocal de su Patronato, en la toma de posesión de la profesora Pilar Aranda como rectora de la Universidad de Granada. Del solemne acto hay crónicas más que abundantes por todas partes. Solo quiero dar dos apuntes muy tangenciales de la ocasión. El primero es que habrá que pensar en poner las elecciones a rector de modo que la toma de posesión no caiga en julio, que hace mucho calor para andar con trajes académicos.


El segundo apunte es de más enjundia y el que da pie al título de esta entrada. En el capítulo de agradecimientos, la nueva rectora mencionó a su compañero, sus hijos y sus padres. No se a qué vino lo de "compañero", en lugar de esposo o marido. Así como ella se refirió a sus padres, me imagino que sus hijos se verán obligados a partir de ahora a referirse a los suyos como "mi madre y su compañero". Salvo mejor explicación, la estulticia de lo políticamente correcto está alcanzando sus últimos estertores neuronales.


Comentarios

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

San Pablo en Atenas

He releído recientemente el discurso de San Pablo en el Areópago de Atenas* y me ha fascinado su actualidad: es un ejemplo plenamente útil para la comunicación de la fe en el Occidente contemporáneo.

Atenas Atenas. Año 52 d.C. 16 o 19 años después de la muerte y resurrección de Cristo. Algo así como si estos hechos fundamentales hubieran ocurrido en 2000 y Pablo llegase a Atenas hoy. En realidad, menos tiempo, porque entonces todo iba mucho más despacio que ahora, y 17 años entonces eran un ayer.

Atenas era una ciudad en decadencia. Aún conservaba el aura de capital cultural del Mundo; pero el centro de poder y cultura se había desplazado hacia el oeste, a Roma. Un ejemplo con todas sus limitaciones, como si habláramos hoy de París y Nueva York.

En Atenas se mezcla un materialismo desencantado y un sincretismo religioso que resulta en un relativismo muy parecido al de hoy día en Occidente: “Porque todos los atenienses y los extranjeros que residían allí, no tenían otro pasatiempo que e…

Leyenda Negra

Conste que ya pensaba así antes de empezar a leer Imperiofobia; pero reconozco que su lectura -aún en los comienzos-, me ha llevado a ser más sensible a las manifestaciones de auto flagelación española. Están las grandes maniobras auto destructivas -como la fiebre amarilla que padece mi amada Cataluña-, y los pequeños sarcasmos que acaban por no dejarnos ver ninguna de nuestras virtudes, nuestros logros y aciertos, necesarios para tener una adecuada autoestima como nación.

Un ejemplo. Hace unos años construimos un submarino con nuestra propia tecnología. En lugar de sacar pecho, nos quedamos con que no flotaba. Ahora que ya flota, a base de hacerlo más grande, resulta que no cabe en el muelle. ¡La chapuza nacional! En lugar de enterarnos bien de las razones del asunto, echamos unas risas y unas copichuelas con los amigotes y meneamos la cabeza pensando para los adentros: "este país no tiene remedio". ¡Otra ronda!

Mi hermano es ingeniero naval, trabaja como ingeniero naval y …