Ir al contenido principal

El escándalo del sufrimiento

O el escándalo de la Cruz. En su carta mensual de septiembre, Mons.Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei, reflexiona sobre el dolor, con motivo de la próxima fiesta cristiana de la Exaltación de la Santa Cruz, y trae a colación una palabras del Papa Benedicto XVI"No hay amor sin sufrimiento, sin el sufrimiento de la renuncia a sí mismos, de la transformación y purificación del yo por la verdadera libertad. Donde no hay nada por lo que valga la pena sufrir, incluso la vida misma pierde su valor. La Eucaristía, el centro de nuestro ser cristianos, se funda en el sacrificio de Jesús por nosotros, nació del sufrimiento del amor, que en la Cruz alcanzó su culmen. Nosotros vivimos de este amor que se entrega. Este amor nos da la valentía y la fuerza para sufrir con Cristo y por Él en este mundo, sabiendo que precisamente así nuestra vida se hace grande, madura y verdadera".

Precisamente estos días, estoy leyendo con pausa la biografía de Joseph Pierce sobre el poeta inglés Roy Campbell (España salvó mi alma, ed. Libroslibres 2012), en la que he encontrado este luminoso párrafo escrito por Ann, hija del poeta:

La mayor parte de la poesía escrita en Provenza brotaba del gusto de Roy por la vida, incluso aquellas que tienen un trasfondo de sufrimiento. En los tiempos modernos, sufrir se ha convertido en algo que evitar a toda costa, y sin embargo, sin ese suelo fértil, gran parte de la belleza se pierde, porque la belleza hunde sus raíces en el sufrimiento. Tal vez sea esa la razón de la fealdad de gran parte del arte contemporáneo. El "sufrimiento" y el torturado verso de los tiempos modernos no surge del sufrimiento real, que es un destino heroico, sino por una negativa al sufrimiento: de ahí su autocompasión y su gran pobreza. Roy tenía una capacidad homérica de sufrir física y espiritualmente, no por un nihilismo angustiado, sino por una fortaleza esplendorosa. El materialismo rechaza el concepto de sufrimiento desde el momento en que es un concepto espiritual. Roy nunca fue un materialista: solo pensarlo me hace sonreír (Anna Campbell Lyle, Son of Valour, 52).

Antes de comenzar a rasgarse las vestiduras, aconsejo una lectura pausada de la carta del Prelado del Opus Dei y de otras dos aportaciones a esta cuestión que están ahora en portada en la web oficial de la institución: el artículo de P. Binnetti, La experiencia del dolor, y la colección de algunas palabras de san Josemaría sobre este asunto, Un cuadro con sombras.

Mostrar a tus contactos de XING

Comentarios

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

Mons. Javier Echevarría. Prelado del Opus Dei

El lunes 12 de diciembre fallecía en Roma el prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría. La noticia y los acontecimientos siguientes son noticia mundial. No lo es, porque no debe serlo, lo que cuento a continuación.

Recibí la noticia el mismo lunes por la noche, pocos minutos después de que aconteciera, y, tras comunicarlo a allegados y amigos, vinieron a mi memoria los días de mayo de 1996 en que tuve la suerte de vivir con él en la misma casa, en Granada. No es que parara mucho en casa, la verdad, porque siguió sin rechistar un plan de encuentros con grupos más o menos grandes de personas diseñado para acabar con cualquiera. Estas son las primeras cosas que quiero destacar: que se sometió al programa previsto por otros con total docilidad, sin pedir nada ni reservarse un minuto; que todo su interés era estar con las personas que querían verle -y eran miles- y a todas atendió con la máxima atención. Visitó la Alhambra porque le insistimos, pensando que le gustaría y que descansarí…

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…