Ir al contenido principal

La República de las Ideas

Resulta reconfortante encontrar algunas ideas que compartir en personajes normalmente muy alejados de las propias posiciones, son como garantías de la racionalidad de algunas convicciones personales, algo así como una prueba para defenderse de la acusación de fundamentalismo.
El País en una crónica titulada ni más ni menos El horizonte cultural de Ségolène, defiende como puede las “grandes propuestas innovadoras” de la candidata socialista a la presidencia de la República francesa. La señora Royal propone cosas tales como los jurados populares para controlar regularmente a los representantes políticos, utilizar el marco militar para encuadrar a los jóvenes carentes de referencias de autoridad o suprimir el “mapa escolar” que restringe la elección de escuela.
Al parecer, en el horizonte intelectual de Ségolène Royal está un tal Pierre Rosanvallon, historiador y animador de un foro de reflexión llamado La Republique des idées, cuyos libros explican los límites que sufre la soberanía popular en Francia, la lucha de la sociedad civil contra las élites y los defectos del sistema representativo. Rosanvallon no cree –yo tampoco- que los partidos sean los instrumentos para asumir todo el protagonismo de la vida política “porque no encarnan la cultura del debate y sí sólo la de la selección de dirigentes y fijación de la ideología". Una democracia reducida a un voto cada cuatro o cinco años se le antoja muy pobre –a mí también- , y por eso sugiere que los ciudadanos “vigilen, denuncien y califiquen”.
¿Quién iba a decirle a Chesterton y a sus amigos distribucionistas que un siglo después los socialistas franceses iban a compartir sus postulados?

Pero hay más. Mi diario de referencia trae hoy, por lo menos, dos sorprendentes soplos de sentido común, que como están en boca de personajes nada sospechosos de posiciones conservadoras, quizá gocen de la presunción de seriedad que se les atribuye.

El primero, por orden ascendente de atrabiliariedad, es Albert Boadella; en tiempos propicios para la alianza de civilizaciones con los grandes simios, el dramaturgo catalán osa subrayar que “no se puede comparar jamás el sufrimiento de un hombre con el de un toro, un animal salvaje al que se le ha respetado su territorio y tiene una vida fácil, no como la del cerdo. Debemos proteger los animales, pero de ahí a pensar que tienen sentimientos hay una distancia importante. En este sentido, el imbécil de Walt Disney hizo mucho daño a la humanidad cuando dio voz a una pandilla de ratones histéricos”.

El segundo tiene como protagonista al recién reelegido presidente de Venezuela; Hugo Chávez ha declarado la guerra a Papá Noel por considerarlo un símbolo del imperialismo estadounidense. A cambio, propone recurrir a las flores de Pascua, sacar los belenes y esperar hasta el seis de enero para recibir los regalos de manos de los Reyes Magos.
Como debe ser. Posted by Picasa

Comentarios

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

Mons. Javier Echevarría. Prelado del Opus Dei

El lunes 12 de diciembre fallecía en Roma el prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría. La noticia y los acontecimientos siguientes son noticia mundial. No lo es, porque no debe serlo, lo que cuento a continuación.

Recibí la noticia el mismo lunes por la noche, pocos minutos después de que aconteciera, y, tras comunicarlo a allegados y amigos, vinieron a mi memoria los días de mayo de 1996 en que tuve la suerte de vivir con él en la misma casa, en Granada. No es que parara mucho en casa, la verdad, porque siguió sin rechistar un plan de encuentros con grupos más o menos grandes de personas diseñado para acabar con cualquiera. Estas son las primeras cosas que quiero destacar: que se sometió al programa previsto por otros con total docilidad, sin pedir nada ni reservarse un minuto; que todo su interés era estar con las personas que querían verle -y eran miles- y a todas atendió con la máxima atención. Visitó la Alhambra porque le insistimos, pensando que le gustaría y que descansarí…

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…