Ir al contenido principal

Ha fallecido Tere Fiter

Es más que probable que ninguno de mis lectores sepa quién era Tere Fiter; pero necesito escribir sobre ella porque es parte de una parte maravillosa de mi vida. Hace dos o tres días me llamó mi madre para comunicarme su fallecimiento en Seo de Urgel, la ciudad donde vivía desde hacía muchos años, último destino de su marido el juez Fiter de Losada, hombre de talante sereno y fino humor (cuando el catalanismo empezó a pudrirse en nacionalismo, decía que iba a pasar a llamarse Fiter Dallausada).

Tere perdió a su marido hace ya muchos años (estuve en su funeral, acompañando a mis padres) y, lo que es peor, a su hijo Luis a causa de un cáncer. Conocí a la familia en San Salvador (El Vendrell, Tarragona), pues éramos vecinos verticales de terraza en el tercer piso -nosotros, segundo, ellos) del Edificio Socías antiguo, como luego lo fuimos -ya horizontales- en el nuevo -cabe el mar, en primera línea de playa-, hasta este verano pasado, cuando pude visitarla unos minutos en su apartamento. Allí, en la sala de estar, tienen una gran reproducción de una entrañable foto en blanco y negro en la que "els Nens del Vendrell" cargan un castell frente a la casa.

Paseo de San Salvador
Los Fiter alquilaron un verano un peculiar chalet muy próximo -hoy es un colmado-, un edificio bajo de aire ibicenco que llamábamos "Monster House". Allí organizaron algunas de las fiestas más sonadas del momento, hasta el punto de que a una de ellas mis padres acudieron vestidos de hippy y Tere y unas amigas recibían ataviadas de majorette (mayorcettes, que dice mi padre): hay fotos; pero tenemos prohibido subirlas a Internet.

Tere era mucho mayor de lo que parecía -ha fallecido con noventa y tantos-, siempre muy morena, siempre muy dinámica; siempre nos quiso mucho a los tres hermanos. Esto último llegaba al extremo de que nos dejaban con toda libertad su lancha fueraborda de cuatro metros y 40 caballos (creo recordar), matriculada en Andorra (país famoso por sus costas), que nos convertía en los reyes de la franja de la Costa Dorada que va desde Calafell hasta Comarruga, que por entonces era una playa salvaje.

Conducíamos la fueraborda sin carnet -aunque mi hermano y yo lo obtuvimos en cuando tuvimos edad-, sin chalecos, sin zonas acotadas, entrando y saliendo de la playa con absoluta pericia. Hacíamos esquí acuático, pescábamos pulpos, nos bañábamos "en alta mar"... Éramos felices, tanto, que mi padre compró una de segunda mano en El Masnou cuando los Fiter se deshicieron de la suya.

En Seo de Urgel (en  el glorioso regimiento de Cazadores de Montaña Arapiles 62) hice las prácticas como sargento de IMEC; tuve que incorporarme el uno de enero de 1987, así que llegué la víspera a la ciudad y pasé allí el más desolador fin de año de mi vida, por ahora. Por eso ha dejado huella indeleble en mi memoria y en mi agradecimiento que los Fiter me invitaran a comer uno de aquellos días navideños, creo recordar que el mismo día de Año Nuevo.

Todos estos años he felicitado la Navidad a Tere y su familia; ella me ha respondido hasta que las durezas de la vida le han ido comiendo ese ánimo que parecía inasequible al desaliento. Ahora descansa en paz; aunque su huella aquí seguirá siendo inconmensurable.




Comentarios

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

A propósito de Tabarnia

La broma no lo es tanto. Para empezar es el espejo en el que los argumentos independentistas se ven reflejados con toda su grotesca facha. Ni siquiera hace falta que el espejo sea cóncavo o convexo, como los que había en el parque de atracciones del Tibidabo. Es la administración del ponzoñoso brebaje nacionalista a sus mismos elaboradores.

Con humor.

Por esto tiene tanto éxito.

Como barcelonés, y, por tanto, presunto tabarnés, me considero implicado. Al principio no quise dar vuelo al invento: bastante lío tenemos con el nacionalismo independentista catalán como para regresar al cantonalismo del siglo XIX. Después, ha ido haciéndome gracia la broma, por su sencilla genialidad y eficacia para poner en evidencia el separatismo, hasta el punto de que barajo la posibilidad de ofrecerme como cónsul de Tabarnia en Granada.

Pero ahora veo que, como dijo un amigo, Tabarnia no es nada inocente. Está bien para defender la unidad de España; pero ¡ojo!

Me han abierto los ojos dos artículos de …

El valor añadido de un Colegio Mayor

Nunca ponderaré bastante lo que supone un Colegio Mayor para la vida universitaria y para los que estamos ligados a alguno. Sigo unido al Colegio Mayor Albayzín como vocal de su Patronato y, desde el año pasado, como Becario de Honor -gran honor-. Pongo unos ejemplos recientes.

El mes pasado invité al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía a comer y tertulia-café con miembros del Patronato, antiguos colegiales y amigos. Nos juntamos una preocupante cantidad de abogados, además del grueso de los estudiantes residentes, que no quisieron perderse la visita de Lorenzo del Río; no en vano, un tercio de los colegiales de este año estudia Derecho...


Durante la comida y la tertulia desfilaron los grandes temas de la judicatura, junto con pequeñas anécdotas de la vida cotidiana del ejercicio de la Justicia y del Derecho. Muy interesante para todos; porque hace mucha falta cierta educación en sentido jurídico, visto cómo funciona nuestra sociedad.

Pocos días después, Albayzín…