Ir al contenido principal

La otra cara de la noticia

Cuento con que no es necesario dar más detalles de la noticia: El presidente de los periodistas de Granada dimite tras amenazar con un cinturón a una joven propalestina. A Antonio Mora le conozco desde hace años y la relación que hemos mantenido todo este tiempo ha sido siempre extraordinaria por su parte. Por lo que hemos hablado y por lo que sé de él, el lamentable incidente del martes pasado no le caracteriza en absoluto.

Sobre su gesto pienso que está todo dicho, el propio Antonio lo ha expresado sin tapujos. Lo que quiero con este post es mirar la otra cara de la noticia, cuestión tabú que se abre paso con dificultad entre la tiranía de lo políticamente correcto.

Porque si prescindimos de lo chusco del cinturón, podríamos tener otra noticia: activistas pro palestinos arremeten contra una muestra de humor gráfico, dos activistas irrumpen en la presentación e impiden de forma violenta la libertad de expresión de los presentes gritando y amenazando.

Dependiendo de quién protesta y de qué,  la simpatía informativa está de un lado o de otro, porque estamos hartos de ver otras protestas ante actividades culturales, en las que los malos de la película son los protestantes, mientras los organizadores son pobres y atribuladas víctimas, que no querían ofender a nadie.

Al final, Antonio Mora ha cometido el error de no cumplir el manual: ante la provocación, nunca caer en ella, aguantar el chaparrón con la paciencia del santo Job y poner cara de víctima. Mucho mejor aún si uno manifiesta toda la simpatía, comprensión y solidaridad con los que le están insultando. Y esto es tanto más importante cuanto más políticamente correcta sea la protesta.

Nunca recuerdo el título de una película en la que el presidente de Australia le dice a un alcalde que ha dado a entender que hay algún problema con el telescopio situado en su pueblo en el momento en que tiene que seguir a la nave espacial que va a conquistar la luna: "En nuestro partido tenemos un lema: ¡no la cagues!".

Antonio Mora ha hecho muchísimo por el periodismo y por Granada. No merece que esta cagada perdure más allá de esta semana (lo tiene difícil, porque la fuerza de los iconos es longeva).

Mostrar a tus contactos de XING

Comentarios

Juan Ángel Brage ha dicho que…
Hay que leer el texto y el contexto y en este caso la lectura precipitada ha eliminado el contexto. Y esoque se trata de un colega.
Un colega al que muchos colegas tenían muchas ganas. Esta es una profesión muy cainita.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

A propósito de Tabarnia

La broma no lo es tanto. Para empezar es el espejo en el que los argumentos independentistas se ven reflejados con toda su grotesca facha. Ni siquiera hace falta que el espejo sea cóncavo o convexo, como los que había en el parque de atracciones del Tibidabo. Es la administración del ponzoñoso brebaje nacionalista a sus mismos elaboradores.

Con humor.

Por esto tiene tanto éxito.

Como barcelonés, y, por tanto, presunto tabarnés, me considero implicado. Al principio no quise dar vuelo al invento: bastante lío tenemos con el nacionalismo independentista catalán como para regresar al cantonalismo del siglo XIX. Después, ha ido haciéndome gracia la broma, por su sencilla genialidad y eficacia para poner en evidencia el separatismo, hasta el punto de que barajo la posibilidad de ofrecerme como cónsul de Tabarnia en Granada.

Pero ahora veo que, como dijo un amigo, Tabarnia no es nada inocente. Está bien para defender la unidad de España; pero ¡ojo!

Me han abierto los ojos dos artículos de …

José Antonio Senovilla. Vicario del Opus Dei en Rusia (y Ucrania)

Conocí a José Antonio Senovilla cuando era el prototipo de lo que hoy se llama un emprendedor. Tenía proyectos para sí y para cualquiera que se le acercara. Muchas personas con espíritu emprendedor se le acercaban en busca de asesoramiento y encontraban, normalmente, aliento para ir más allá de lo que nunca soñaron. Luego trabajamos juntos unos cuantos años y comprobé en carnes propias su empuje y magnanimidad.

Solo una persona de su magnanimidad y empuje podía ordenarse sacerdote entrado ya en años y marcharse a comenzar la labor estable del Opus Dei en Rusia. Así, sin saber ruso y, casi, sin saber ser cura. José Antonio merecía una entrevista, y así lo entendió el Diario Jaén, que le abrió una página entera en su Dominical del pasado domingo. Esto es lo que escribió:



"En Jaén, la ciudad en la que nací y a la que vuelvo siempre que puedo, como ahora, aprendí de Rusia lo que habitualmente un niño alumno de los Maristas puede saber sobre el país más grande del mundo: Rusia ocupa má…