Abusos a menores III

viernes, 26 de marzo de 2010 ·

Como la avalancha de informaciones sesgadas es tan inmensa, voy a seguir proporcionando enlaces a otras más objetivas sobre esto, porque se corre el serio peligro de tirar al muñeco y dejar sin resolver la cuestión de fondo, la verdadera causa del problema.

Para los que sabéis inglés (si no ahí está el traductor de Google) y queréis más enfoques:

* John Allen, National Catholic Reporter: Pope to sex abuse victims: ‘I am truly sorry’.

* Lisa Miller, Newsweek: Pope Benedict’s Underwhelming Response to the Church Scandal in Ireland.

* Fr Ray Blake, Saint Mary Magdalene: Benedict’s bootcamp.

* Fr Tim Finigan, The hermeneutic of continuity: Noble letter from Pope. Predictable response from media.

* George Pitcher, Telegraph: “This child-abuse scandal offers Benedict XVI a place in history as a great reforming Pope“.

* Giles Pinnock, Onetimothyfour: Forgiveness, repentance, reparation – the Pope, the abused and the abusers.

* Y el comentario de Il Foglio al artículo de Tim Finigan, traducido al español.


Noble carta del Papa, y respuesta previsible de la prensa mundial " dice un blogger sacerdote

23 de marzo 2010 Il Foglio

Noble carta del Papa, y previsible respuesta de la prensa ". Es el comentario que Fr. Tim Finigan, un blogger católico muy leido en el mundo inglés, escribió después de evaluar los comentarios que la prensa ha dado a la carta que Benedicto XVI ha enviado a la Iglesia de Irlanda sobre el abuso de menores cometidos por los sacerdotes.

Los primeros en comentar fueron Richard Owen y David Sharrock de The Times, que en un artículo publicado el sábado (por lo tanto antes de conocer la carta de Ratzinger) dijeron que la recepción del texto habría sido negativa. Según ellos, de nada servirán las palabras del Papa "después de una semana en la que varias veces el primado de Irlanda, cardenal Sean Brady, ha pedido disculpas por haber cubierto a clérigos que abusaban de menores de edad." A la admisión de culpabilidad de Brady, según Owen y Sharrock, el Papa no podía añadir nada significativo.

Es así? No, de acuerdo con el comentarista religioso de The Telegraph, Damian Thompson. Para él, el Times no ha hecho sino mostrar cómo cierta prensa es "preventivamente anticatólica": "Vamos a ver cosas similares", afirma "cuando el Papa llegue en septiembre a Inglaterra", Desde Inglaterra a Irlanda, el leit motiv es uno. Lo resume bien un titular de Irish News: la carta del Papa es un primer paso importante, que "el Vaticano debería haber iniciado hace mucho tiempo."

También otros han leido la carta, tratando de mostrar luces y sombras. Para The Independent de Irlanda, el Papa hizo un gesto noble, pero "no está impulsando una reforma real." No son suficientes, en otras palabras, la condena pública, el recurso a los tribunales civiles, la celebración de un año de oración. La carta no le gusta al Belfast Telegraph: "Sólo una investigación completa e independiente sobre lo ocurrido sería una respuesta aceptable." Para Mirror, solo hubiera sido aceptable una carta en la que Benedicto XVI hubiera escrito que "el Vaticano ha protegido a sacerdotes pederastas durante 50 años." Mientras que en las diez páginas del texto papal "no hay ninguna declaración de ese tipo", dice el Mirror. Y el periódico inglés “Independent”que hace hablar a un testigo: "Yo he sido una víctima de abuso. Esto es lo que el Papa tiene que parar. " Título periodístico que vendría a afirmar lo que dice explícitamente The Guardian: "La carta del Papa defrauda a las víctimas de abuso infantil."

Una decepción también presente en los medios de comunicación en Francia: El sábado fue la web de Le Monde mundo la que publicó "de la cara a la pedofilia, el Papa privilegia las respuestas espirituales." En esencia, el mismo concepto presentado por el New York Times: "El Papa ofrece disculpas, pero no hay sanciones por el escándalo de abuso sexual". Aunque el texto del Papa se dirigió principalmente a los católicos de Irlanda, muchos esperaban una referencia explícita a los casos en Alemania. Y, de hecho, la supuesta falta de referencia en Alemania ha llamado allí la atención. El pasado domingo, todos los diarios reproducían las palabras de Christian Weisner, portavoz del movimiento disidente "Wir sind Kirche", que, por el eco en los medios de comunicación, parece que cuentan más que las de Benedicto XVI: "Estamos decepcionados: de esta manera la autoridad Papa en Alemania disminuye”. Decepción también en FAZ: "El Papa guarda silencio sobre los casos de abuso en Alemania". Y en el Welt de Hamburgo: "La vergüenza, el remordimiento, ni una palabra sobre el caso alemán.

Con este panorama, no se equivoca un lector anónimo de Irish News que el domingo, escribió en una carta al director que: "Aunque el Papa se hubiera hecho crucificar al revés, eso no habría bastado a la prensa".

Publicado en Il Foglio Martes, 23 de marzo 2010

Wikio

0 comentarios:

Seguidores

Twitter

Ver el perfil de Alberto Tarifa Valentín-Gamazo en LinkedIn XING

Seguidores en Google+

Mi podcast

Galería de grafitos

Presentaciones

Etiquetas