Ir al contenido principal

Es imposible que Dios sea improbable: ¡Cuídate!

Por Armando Segura, Catedrático de Filosofía de la Universidad de Granada. En IDEAL, hoy 23 de enero de 2009

Se llama contradictorio lo que no puede existir y por tanto es imposible. Es contradictorio que Mª Antonieta sea a la vez y al mismo tiempo el ciudadano Robespierre. También es imposible que Mª Antonieta no haya existido o que Robespierre sea un invento de los historiadores. Ambos personajes son figuras del tiempo pasado y por ello mismo, no existen hoy (por lo menos en carne y hueso).

La existencia y la no existencia nunca son más o menos probables sino que una cosa existe o no existe. Podemos, refiriéndonos a la historia, decir que tal persona existió o no existió pero nunca que existió a medias.

Otra cosa sería que, en una investigación, se trate de documentar la existencia de alguien como Orfeo. Ciertamente lo tendríamos crudo y en el mejor de los casos, diríamos que es improbable que pudiéramos 'demostrar' su existencia real. En este caso, lo improbable no es la existencia de Orfeo sino la posibilidad de la demostración.

Lee el artículo completo


El cálculo de probabilidades es un método matemático que se desarrolla a partir del Renacimiento y que desde un principio fue pensado para ganar dinero en el juego, mediante la predicción de la mayor o menor probabilidad del que aparezca tal carta o tal número.

Lo gracioso es que Blas Pascal, genio de la matemática y de la física, despues de su conversión, emplease el método de la apuesta para afrontar la existencia de Dios. Pascal se plantea la probabilidad de que Dios exista o no exista y como ese cálculo es imposible porque carecemos de la información suficiente, echa un gran órdago y apoyado en la fe, apuesta por la existencia de Dios. Al fin y al cabo, con Dios se puede ganar mucho, mientras que sin Dios lo que se puede ganar es necesariamente pequeño y fugaz.

El defecto de este método pascaliano es que está pensado según la mentalidad de su tiempo, en el marco de la física y de la matemática y encarando el problema de Dios como un problema de física y matemática. Se ha podido predecir la existencia de cuerpos celestes mediante la estadística de probabilidades puesto que los datos que se manejan: distancias, tiempos, velocidades, son conocidos de antemano. Pero Dios no es un cuerpo celeste que ocupe un lugar concreto en el espacio y según unos parámetros bien conocidos.

Gorgias afirmaba que lo que no está en el espacio y en el tiempo, no existe. Los matemáticos de toda la vida saben que los teoremas, las figuras geométricas, las leyes de la lógica y la estructura formal del mismo tiempo, no están en ningún tiempo. Dicho de otro modo, el guión de una película no es una película. Tampoco el reglamento del fútbol, es un partido de fútbol, ni las normas de tráfico, son el mismo tráfico. En consecuencia, el concepto de espacio no ocupa espacio y el de Dios tampoco.

Que cosa es Dios, lo definió Kant como la idea de la suma de todas las posibilidades. Sin esa idea, las posibilidades concretas, las alternativas reales, carecen de marco y de contexto. Si no existe lo posible, nada es posible. Por supuesto que la idea de Dios es absolutamente necesaria, aunque solamente sea una idea. Pero sin ella, no solo nada es posible sino que ninguna cosa existente realmente es posible, puesto que todo lo que existe además de existir, es posible.

En resumidas cuentas, la idea de Dios permite entender la posibilidad de lo existente y es la condición para que el ser humano tenga en su horizonte una gama de alternativas que le permiten ejercer su libertad. Una posibilidad incluye un horizonte de alternativas que no trato de predecir sino de producir. La producción libre de lo real se apoya en la conciencia de su posibilidad. Un ser libre es un ser creador y cuanto más libre, más creador.

Si Dios no existe, la libertad es imposible y por eso Dios es creador.
Por último, si Dios es improbable, aceptando el concepto kantiano de Dios, ello equivale a decir, que lo posible es improbable, lo cual es confundir el ámbito de la posibilidad donde no rige el tiempo, del de la probabilidad que permite predecir el futuro.

Es imposible que Dios sea improbable: Cuídate.

Comentarios

Hispanicus ha dicho que…
Buf, me he hecho un lio grande, grande.
cambiaelmundo ha dicho que…
Te comprendo, yo también. Le pedí a un amigo matemático que opinara sobre el artículo; pero aún no me ha dicho nada, así que, como el autor es amigo mío y me fío bastante de él, lo he colgado.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

A propósito de Tabarnia

La broma no lo es tanto. Para empezar es el espejo en el que los argumentos independentistas se ven reflejados con toda su grotesca facha. Ni siquiera hace falta que el espejo sea cóncavo o convexo, como los que había en el parque de atracciones del Tibidabo. Es la administración del ponzoñoso brebaje nacionalista a sus mismos elaboradores.

Con humor.

Por esto tiene tanto éxito.

Como barcelonés, y, por tanto, presunto tabarnés, me considero implicado. Al principio no quise dar vuelo al invento: bastante lío tenemos con el nacionalismo independentista catalán como para regresar al cantonalismo del siglo XIX. Después, ha ido haciéndome gracia la broma, por su sencilla genialidad y eficacia para poner en evidencia el separatismo, hasta el punto de que barajo la posibilidad de ofrecerme como cónsul de Tabarnia en Granada.

Pero ahora veo que, como dijo un amigo, Tabarnia no es nada inocente. Está bien para defender la unidad de España; pero ¡ojo!

Me han abierto los ojos dos artículos de …

José Antonio Senovilla. Vicario del Opus Dei en Rusia (y Ucrania)

Conocí a José Antonio Senovilla cuando era el prototipo de lo que hoy se llama un emprendedor. Tenía proyectos para sí y para cualquiera que se le acercara. Muchas personas con espíritu emprendedor se le acercaban en busca de asesoramiento y encontraban, normalmente, aliento para ir más allá de lo que nunca soñaron. Luego trabajamos juntos unos cuantos años y comprobé en carnes propias su empuje y magnanimidad.

Solo una persona de su magnanimidad y empuje podía ordenarse sacerdote entrado ya en años y marcharse a comenzar la labor estable del Opus Dei en Rusia. Así, sin saber ruso y, casi, sin saber ser cura. José Antonio merecía una entrevista, y así lo entendió el Diario Jaén, que le abrió una página entera en su Dominical del pasado domingo. Esto es lo que escribió:



"En Jaén, la ciudad en la que nací y a la que vuelvo siempre que puedo, como ahora, aprendí de Rusia lo que habitualmente un niño alumno de los Maristas puede saber sobre el país más grande del mundo: Rusia ocupa má…