Ir al contenido principal

Las cifras del aborto

Tarde y mal, así ha dado el Ministerio de Sanidad las cifras del aborto de 2006 en España; aún así, una realidad, trágica realidad, se impone: pasan de 100.000, y han aumentado un 10% respecto al año anterior.

En su nota de prensa, la Federación Española de Asociaciones Provida subraya con acierto que un sólo aborto es una tragedia pero cuando se alcanzan estas dimensiones es signo claro de una pérdida de conciencia social que hay que recuperar a toda costa. Confiamos en que esta noticia sea un aldabonazo que nos haga despertar.

Por su parte, Santiago Mata, en La Gaceta de los Negocios, nos descubre que las estadísticas del aborto ocultan la nacionalidad y sus causas, como por ejemplo que las asociaciones que atienden a estas mujeres (como la de Víctimas del Aborto) aseguran que en más del 85% es por abandono por parte de la pareja (del hombre). Una forma de violencia de género por lo visto irrelevante.

Lee el reportaje completo


El 97% de los abortos alega peligro para la salud; Baleares dice que en el 99% de estos casos "no consta la causa". Tampoco se dice nunca cuándo lo paga el contribuyente.

Santiago Mata. La Gaceta, 8 de enero de 2008
Madrid. Las estadísticas del aborto se publican tarde y mal. Nos dicen el lugar de residencia de las mujeres que abortan, su nivel de estudios, el número de hijos que tienen, si han abortado antes, si estuvieron informadas acerca de los métodos de planificación familiar, su edad, la edad del niño que no tuvieron y la forma como se le mató, su situación familiar y laboral... Pero ni una palabra sobre su nacionalidad -a pesar de que las estadísticas regionales indican que aproximadamente la mitad son extranjeras-, nada sobre las causas reales del aborto -a pesar de que las asociaciones que atienden a estas mujeres (como la de Víctimas del Aborto) aseguran que en más del 85% es por abandono por parte de la pareja (del hombre). Una forma de violencia de género por lo visto irrelevante. Tampoco dicen si paga el contribuyente: Las estadísticas, conservadoras ellas, quieren dejar la cosa como está, y mejor si además, por publicarse con retraso (son de 2006) y cuando nadie lee (vacaciones), nadie se entera. Hay que ser un lince para percibir la realidad entre las 198 páginas del Informe IVE 2006 del Ministerio de Sanidad.

Las cifras de las cinco Comunidades que publicaron los datos del aborto en 2006 antes que el Ministerio se han visto reducidas en un 7%, pero no es probable que el total de 101.592 abortos sea menor que la suma total, sino que el Ministerio no se preocupa de aclarar que existe una emigración abortista: Cataluña ya había precisado que de sus 21.976 abortos sólo 20.030 eran de residentes, una cifra incluso inferior a los 20.123 que da el Ministerio. Este fenómeno suaviza el aborto en Madrid, la Comunidad donde más se aborta (22.723 abortos registrados en 2006), pero que descontando los 3.481 abortos de no residentes dan un aumento respecto a 2005 del 10,9%, o sea casi igual al 10,8% nacional.

Tras la cifra del 97% de abortos que alegan peligro para la salud de la madre se esconde una causa que no es causa: así lo dice abiertamente Baleares al precisar que de 2.665 casos en que se alegó ese motivo, sólo en 11 había una "patología psiquiátrica o drogodependencia", en 10 había "causas orgánicas" y en el 99% de esos casos (2.644) "no consta la causa". Esto explica que los médicos que se suponen serios, los de la Seguridad Social, sólo hagan el 1,4% de los abortos que alegan peligro para la salud, frente al 38% de los que alegan deformaciones en el feto. Pero estos datos hay que buscarlos con lupa.

Comentarios

Gonover ha dicho que…
En mi opinión el aborto es un problema que nada tiene que ver con las cifras.

Particularmente me tiene muy preocupado desde hace tiempo, on independencia de conocer o no las cifras... que por otro lado son horribles.
cambiaelmundo ha dicho que…
Las cifras reflejan el nivel del drama, y son reveladoras, por ejemplo, la cifra del negocio, o la del procentaje de crecimiento del número de abortos, que evidencia el fracaso de lo que se está haciendo hasta ahora para evitarlos, si no es parte de la culpa.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…

Elecciones bis

No trato sobre política -en el sentido reductivo de la expresión- en este blog; lo que no significa que no me apasione. Pero llevo días queriendo compartir una reflexión sobre las situaciones que nos han abocado a repetir las elecciones.

En primer lugar, el marco general del sistema de partidos, la partitocracia, que los convierte en el único factor de poder y, consecuentemente, en órganos de poder o de intereses solo alcanzables a través del ejercicio del poder. El resultado es que si uno gana, los demás pierden: por eso es tan difícil que se llegue a acuerdos. Pensemos, por ejemplo, en la liga de fútbol: si un equipo gana, otro pierde, y si empatan, ambos pierden (solo muy raramente ambos ganan). En una sociedad tan "líquida" como la nuestra, los partidos, además de omnipresentes, son de una dureza granítica.

Como el Partido Popular (PP) ganó las pasadas elecciones, todos los demás perdieron; por eso no quieren que gobierne. Además, el PP ha dado una justificación moral a e…