Ir al contenido principal

Día de la Toma

Hoy, dos de enero, mi ciudad de acogida, Granada, celebra el 515 aniversario de la Toma de Granada por los Reyes Católicos, hecho con el que los reinos de España completaban su inclusión en la civilización occidental cristiana y rechazaban a la otra orilla los últimos vestigios de la civilización islámica.

Fue, pues, un acontecimiento simbólico y crucial, que se celebró con el repique de campanas de toda la Cristiandad, que culminó un esfuerzo de ocho siglos y que proyectó a España hacia los momentos más gloriosos y fecundos de su Historia.

Debe ser por todo eso que cada año hay personas -generalmente de izquierda- que protestan por esta celebración: ¿desearían que hubiéramos sido a lo largo de estos siglos y fuéramos ahora como Marruecos? Quizá sí; pero no lo creo. Creo más bien que les fastidia que España haya sido como ha sido, una nación cristiana, fiel a Roma y evangelizadora de pueblos.

Por mi parte, celebro la fecha con mucho orgullo y satisfacción. Así lo expresa Rafael Pozo en una Carta al Director en IDEAL de hoy:

Sr. Director de IDEAL: El 2 de enero no es para los granadinos una fecha más del calendario, es el Día de Toma. En dicho día se celebra, efectivamente, un acontecimiento histórico que marcó un hito para todo el mundo. Fue en Granada donde se puso fin a una importante etapa de la historia de España y comenzó otra mucho más importante, por determinar no tan sólo lo que es hoy es España, sino gran parte del mundo Occidental.

Las cosas son como son y la historia es la que es, por mucho que le cueste y le pese a los de 'Granada Abierta por la Tolerancia'. Granada fue tomada el 2 de enero de 1492, y esto es incuestionable. Lo que simbolizó la Toma de Granada, tampoco puede tener más lecturas que las que siempre ha tenido: finaliza una etapa histórica y comienza otra que marca un importante hito no tan sólo para la Historia de España, sino para todo Occidente.

Los que quieren 'cambiar el sentido' de la festividad del Día de la Toma, pretenden hacernos a todos comulgar con ruedas de molino. Hablan, por ejemplo, de que la Toma de Granada simbolizó el comienzo de la «etapa más negra» de nuestra Historia, cuando todos sabemos que, muy al contrario, se produjo la Edad de Oro de las letras, el arte, y la cultura en general, las cotas de civilización alcanzaron sus niveles más altos y España se expandió por todos los rincones del mundo. Aún hoy, muchos de esos rincones, por sus características culturales, son claros testigos en el mundo de la etapa más gloriosa de la Historia de España, que tuvo su inicio con la Toma de Granada.

Pero sobre todo el 2 de enero, con la Toma de Granada, se inicia la construcción de España como Estado nacional moderno. La evidencia histórica no puede estar sometida a los vaivenes y encajes de bolillos de los partidos políticos y sus luchas partidistas en el Ayuntamiento de Granada. Porque negando la evidencia, negando la Historia, se pretende negar a España y nuestra propia identidad.

Comentarios

filomeno2006 ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
balin ha dicho que…
Feliz año Alberto. Me gustan las reseñas que hacen alusión a la grandeza de mi Patria, España. Durante más de 500 años hemos caminado juntos, se han hecho cosas malas pero, sin duda, se han hecho muchas mas buenas. Hoy siento orgullo de ser español recordando la toma de Granada, como el 2 de mayo lo sentiré recordando a los patriotas españoles que lucharon en Madrid. Un cordial saludo, Anibal
cambiaelmundo ha dicho que…
No sabía lo de la pólvora, supongo que el portugués se la cobraría bien cobrada...
De todas formas, yo soy iberista, y siento por Portugal un cariño y una admiración enorme.

Corren malos tiempos para las glorias patrias, la verdad; pero al menos resulta divertido ver la cara de solemne indignación que ponen los sesudos bienpensantes del sistema cuando se nos ocurre a unos pocos irredentos disfrutar con tantos hechos heroicos y verdaderamente admirables. España es una gran Nación, con un glorioso pasado del que enorgullecerse y un prometedor futuro, aunque el presente sea una birria.
Anónimo ha dicho que…
Amigo Cambia el Mundo: el iberismo en un error. Lo aconsejable es la llamada Alianza Peninsular, propugnada por Antonio Sardinha. Un abrazo.
filomeno2006 ha dicho que…
El comentario anterior es mío.
cambiaelmundo ha dicho que…
Amigo filomeno2006: la verdad es que no sé gran cosa del iberismo, y menos de esa Alianza Peninsular, no tengo trabajado el asunto.
En cualquier caso, me apunto a que sea que permita a España y Portugal trabajar juntos y dejar de vivir de espaldas uno al otro, como a veces parece que nos pasa.
Roberto ha dicho que…
Interesante esto de la historia, en cuanto a lo que escribiste en mi blog: "Espero que cuentes conmigo..." lo he tomado muy en serio. Cuento contigo. !Hasta pronto!
cambiaelmundo ha dicho que…
Hasta pronto, Roberto.
Mi libre opinión ha dicho que…
Dicen que, cuando un hombre muere, su alma abandona su cuerpo. El ser de España, su alma, es el catolicismo. Cuando España deje de ser católica, estará muerta; no será otra cosa que un puñado de despojos por los que peleen los buitres.

Esta es la razón de ser de tanto relativismo moral a que nos están sometiendo. Pero, la esperanza, es lo último que se pierde, al menos para los que nos resistimos a morir con nuestra Patria.

Feliz Navidad y próspero año 2008.
Un abrazo,
Manuel Maldonado.
Anónimo ha dicho que…
El que escribe la carta sobre la Toma de Granada, publicada en Ideal el día 2 de Enero, Rafael Pozo,¿ es el Delegado en Granada de España2000?.- Pues felicidades de que existan gente como vosotros
cambiaelmundo ha dicho que…
Manolo, no sé si la cosa está tan ligada como dices; pero desde luego, hay quien combate España por lo que ha representado hasta ahora, y hay quienes defendemos España precisamente por eso. ¿Cabe "otra" España? Quizá sí; pero me parece que tiene muy pocos partidarios, y a mí, desde luego, no me gusta.

Amigo anónimo: no conozco a Rafael Pozo, puse su carta porque me gustó. Pero parece ser qu sí es quien dices.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

Mons. Javier Echevarría. Prelado del Opus Dei

El lunes 12 de diciembre fallecía en Roma el prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría. La noticia y los acontecimientos siguientes son noticia mundial. No lo es, porque no debe serlo, lo que cuento a continuación.

Recibí la noticia el mismo lunes por la noche, pocos minutos después de que aconteciera, y, tras comunicarlo a allegados y amigos, vinieron a mi memoria los días de mayo de 1996 en que tuve la suerte de vivir con él en la misma casa, en Granada. No es que parara mucho en casa, la verdad, porque siguió sin rechistar un plan de encuentros con grupos más o menos grandes de personas diseñado para acabar con cualquiera. Estas son las primeras cosas que quiero destacar: que se sometió al programa previsto por otros con total docilidad, sin pedir nada ni reservarse un minuto; que todo su interés era estar con las personas que querían verle -y eran miles- y a todas atendió con la máxima atención. Visitó la Alhambra porque le insistimos, pensando que le gustaría y que descansarí…

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…