Ir al contenido principal

Bartolomé

A gente como Bartolomé asesinaron por miles los "Republicanos" durante la Guerra Civil Española (1936-1939). Por canonizar a gente como Bartolomé la Iglesia ha sufrido y sufre los ataques más virulentos de los que se consideran herederos de los asesinos.

Esta es la carta que el Siervo de Dios Bartolomé Blanco Márquez, cooperador salesiano, escribió a su familia en la prisión de Jaén el día anterior al de su fusilamiento, el 2 de octubre de 1936 (Summarium super martyirio, pp. 425-426).

Prisión Provincial. Jaén, 1 de octubre de 1936.

Queridas tías y primos:

Cuando me faltan horas para gozar de la inefable dicha de los bienaventurados, quiero dedicaros un último y postrer recuerdo con esta carta.

¡Qué muerte tan dulce la de este perseguido por la justicia! Dios me hace favores que no merezco proporcionándome esta gran alegría de morir en su Gracia.

He encargado el ataúd a un funerario y arreglado para que me entierren en nicho; ya os comunicarán el número de dicho nicho. Hago todas estas preparaciones con una tranquilidad absoluta; y claro está que esto, que sólo puede conseguirse por mis creencias cristianas, os lo explicaréis aún mejor cuando os diga que estoy acompañado de quince Sacerdotes, que endulzan mis últimos momentos con sus consuelos. Miro a la muerte de frente, y no me asusta, porque sé que el Tribunal de Dios jamás se equivoca y que invocando la Misericordia Divina conseguiré el perdón de mis culpas por los merecimientos de la Pasión de Cristo.

Conozco a todos mis acusadores; día llegará que vosotros también los conozcáis, pero en mi comportamiento habéis de encontrar ejemplo, no por ser mío, sino porque muy cerca de la muerte me siento también muy próximo a Dios Nuestro Señor, y mi comportamiento con respecto a mis acusadores es de misericordia y perdón. Sea esta mi última voluntad: perdón, perdón y perdón; pero indulgencia que quiero vaya acompañada del deseo de hacerles todo el bien posible. Así pues, os pido que me venguéis con la venganza del cristiano: devolviéndoles mucho bien a quienes han intentado hacerme mal. Si alguno de mis trabajos (fichas, documentos, artículos, etc.) interesara a alguien y pudieran servir para la propagación del catolicismo, entregárselos y que los use en provecho de la Religión.

No puedo dirigirme a ninguno de vosotros en particular, porque sería interminable. En general sólo quiero que continuéis como siempre: comportándoos como buenos católicos. Y
sobre todo a mi ahijadita tratarla con el mayor esmero en cuanto a la educación; yo, que no puedo cumplir este deber de padrinazgo en la tierra, seré su padrino desde el cielo e imploraré que sea modelo de mujeres católicas y españolas. Si cuando las circunstancias lleguen a normalizarse podéis, haréis lo posible porque mis restos sean trasladados con los de mi madre; si ello significa un sacrificio grande, no lo hagáis.

Y nada más; me parece que estoy en uno de mis frecuentes viajes y espero encontrarme con todos en el sitio a donde embarcaré dentro de poco: en el cielo. Allí os espero a todos y desde allí pediré por vuestra salvación. Sírvaos de tranquilidad el saber que la mía, en las últimas horas, es absoluta por mi confianza en Dios. Hasta el cielo.

Os abrazo a todos.

Bartolomé.

Comentarios

Gonover ha dicho que…
Otro gallo cantaría si nos dedicásemos a aprender de gente como Bartolomé en nuestros días aquí en la Tierra.
Hispanicus ha dicho que…
Uf, pone los pelos de punta, es realemtne impresionante la fortaleza con la que se enfrenta a la muerte un verdadero cristiano, que sabe que su muerte es cuestión de horas. Es un buen ejemplo a seguir, quiera Dios que yo tuviera la misma fortaleza en su lugar si llegara el caso.

¿Por que no hablan de esto en PRISA?

Realemente impresionante.

Un abrazo

P.D: gracias por tu comentario, es muy apreciado por mi ya que queria ponderar lo que pienso con la gente que me importa por sus ideas en intrnet, confrontarlas de alguna manera... Muchas gracias
cambiaelmundo ha dicho que…
Por eso lo he puesto, porque ni tirios ni troyanos, tal como estamos hoy día, nos imaginamos ni de lejos la categoría humana y moral de muchísimos de los mártires de la Guerra Civil, lo que engrandece aún más la monstruosidad de los crímenes que cometieron con ellos.

Gonover, he hecho aflorar el enlace de favoritos a cambia.

Hispanicus, gracias por la confianza. De verdad, fue un alivio acabar de leer tu artículo y quedar conforme, porque ando últimamente un poco saturado de barbaridades, y has elegido un tema espinoso.

Un abrazo.
Marta Salazar ha dicho que…
bueno, muy bueno!
cambiaelmundo ha dicho que…
Cierto, Marta, abochorna pensar -al menos a mí-, qué adelante están los que son capaces de vivir y morir de esta manera.
Anónimo ha dicho que…
sí sí, está muy bien, fijarse solo en lo que nos interesa, en los martires de nuestro equipo de futbol, a los demás, a los que no rezan, que se busquen la vida, que rezen y que se cambien de equipo, que si no, no dan pena, ni son ejemplos ni sirven para nada, así me gusta, muy cristiano, sí señor...
cambiaelmundo ha dicho que…
Reconozco que resalto más a los de mi equipo, porque son de mi equipo y coincido más con ellos: ¿no es lógico?

Por otro lado, los de otros equipos ya tienen quien les ensalce, así que no les hago agravio, me parece.

Además, que no me fije en los que no rezan no significa que los desprecie o que no los valore. Si no recuerdo mal, en este blog he reconocido la labor que considero positiva de personas alejadas de la fe, como Bernard Kouchner o Marcello Pera, por citar dos a vuela pluma.

Y si no soy muy cristiano, pido humildemente perdón, señor anónimo.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

A propósito de Tabarnia

La broma no lo es tanto. Para empezar es el espejo en el que los argumentos independentistas se ven reflejados con toda su grotesca facha. Ni siquiera hace falta que el espejo sea cóncavo o convexo, como los que había en el parque de atracciones del Tibidabo. Es la administración del ponzoñoso brebaje nacionalista a sus mismos elaboradores.

Con humor.

Por esto tiene tanto éxito.

Como barcelonés, y, por tanto, presunto tabarnés, me considero implicado. Al principio no quise dar vuelo al invento: bastante lío tenemos con el nacionalismo independentista catalán como para regresar al cantonalismo del siglo XIX. Después, ha ido haciéndome gracia la broma, por su sencilla genialidad y eficacia para poner en evidencia el separatismo, hasta el punto de que barajo la posibilidad de ofrecerme como cónsul de Tabarnia en Granada.

Pero ahora veo que, como dijo un amigo, Tabarnia no es nada inocente. Está bien para defender la unidad de España; pero ¡ojo!

Me han abierto los ojos dos artículos de …

José Antonio Senovilla. Vicario del Opus Dei en Rusia (y Ucrania)

Conocí a José Antonio Senovilla cuando era el prototipo de lo que hoy se llama un emprendedor. Tenía proyectos para sí y para cualquiera que se le acercara. Muchas personas con espíritu emprendedor se le acercaban en busca de asesoramiento y encontraban, normalmente, aliento para ir más allá de lo que nunca soñaron. Luego trabajamos juntos unos cuantos años y comprobé en carnes propias su empuje y magnanimidad.

Solo una persona de su magnanimidad y empuje podía ordenarse sacerdote entrado ya en años y marcharse a comenzar la labor estable del Opus Dei en Rusia. Así, sin saber ruso y, casi, sin saber ser cura. José Antonio merecía una entrevista, y así lo entendió el Diario Jaén, que le abrió una página entera en su Dominical del pasado domingo. Esto es lo que escribió:



"En Jaén, la ciudad en la que nací y a la que vuelvo siempre que puedo, como ahora, aprendí de Rusia lo que habitualmente un niño alumno de los Maristas puede saber sobre el país más grande del mundo: Rusia ocupa má…