Ir al contenido principal

¡Felicidades, Nicaragua!

El martes por la mañana se dió la última sesión para ultimar el nuevo Código Penal de Nicaragua. A última hora, querían poner modificaciones en el libro primero que sin mencionar aborto, abrían las puertas para hacerlos, en una maniobra desesperada de José Pallais, presidente de la comisión de justicia. Era poner una especie de eximentes por fuera del artículo de los mismos, con un lenguaje rebuscado pero que liberaban de responsabilidad en casos de abortos directos.

Con el fin de bloquear dicha iniciativa, el diputado Carlos Gadea, trabajando con grupos provida, propuso presentar una moción para sancionar la sodomía, la cual había quedado por fuera de la discusión del nuevo código, y por consiguiente quedaba excluida. Eso hizo que Pallais no llegara a presentar su propuesta.

Entonces un diputado del Movimiento Renovador Sandinista, que cuenta con una bancada de 4 diputados, presentó una moción de última hora queriendo poner un artículo que despenalizaba el aborto terapeútico, con el lenguaje sibilino que acostumbran para ocultar sus fines. Pero la moción fué votada y rechazada, quedando así totalmente penalizado todo tipo de aborto.

El delito de sodomía no fué considerado, por lo tanto quedó fuera del código penal. De todas formas, este fué un triunfo pro vida relevante, ya que la posición de penalizar todo tipo de aborto, fué aprobada en tres votaciones distintas en dos regímenes presidenciales y en dos asambleas nacionales, siendo la última en la última sesión.

Los provida están profundamente agradecidos con los diputados de las tres bancadas mayoritarias, Frente Sandinista, Partido Liberal Constitucionalista y Alianza Liberal Nicaraguense-Partido Conservador, así como con el poder ejecutivo, que resistió las presiones políticas y económicas de las transnacionales de la muerte, incluyendo Naciones Unidas y OEA en conjunto con gobiernos del norte de Europa y las siempre nefastas ONG internacionales por todos conocidos.

Es un triunfo también de los obispos y sacerdotes católicos, que siempre se mantuvieron firmes, animándo a perseverar en esta batalla, al igual que el Nuncio Apostólico, que antier, reafirmaba públicamente la posición de la Iglesia Católica en su defensa de la vida, del pueblo humilde y sencillo de Nicaragua que sostuvo su petición del 6 de octubre de 2006 y de la mayoría de Iglesias Evangélicas, que mantuvieron su postura.

También es un logro las asociaciones provida de América y Europa que ayudaron con su solidaridad, consejos e información científica y jurídica; de las organizaciones pro vida internacionales como Human Life International y su rama para América Latina, Vida Humana Internacional, Alianza Latinoamericana para la familia (ALAFA), PRI (POPULATION RESEARCH INSTITUTE), RIGHT TO LIFE INTERNATIONAL y los diferentes comités pro vida de América Latina que apoyaron con aliento e información.

Valiosísimo fue el material escrito, videos, folletos, brochures que recibieron y pudieron distribuir entre todos los diputados y magistrados responsables de estas decisiones.

Tomado de un mensaje de agradecimiento del Dr. Rafael J. Cabrera, vía Provida Valencia.

Comentarios

Marta Salazar ha dicho que…
Alberto, off-topic: ayer escribí un post "La religión de los neonazis o skin head o radicales de derecha", acerca del tema que planteaste la semana pasada, tal vez rengas interés en debatir en él. Un abrazo!
Fin de los Tiempos ha dicho que…
Quien no quiera entender que el aborto es un delito, no habría nacido de haber pensado igual sus progenitores
cambiaelmundo ha dicho que…
Marta, he recogido el guante, encontrarás mi réplica on-topic.

Fin de los tiempos, das en el clavo, el aborto sólo puede mantenerse sobre la falta de lógica; pero ese es el fundamento de toda cultura de muerte que se precie: no aplicarse el cuento uno mismo. Es como pedir a los paladines del control de población que empiecen por quitarse ellos de en medio, así se reduciría el problema y, además, dejarían de estar tan preocupados...

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

Mons. Javier Echevarría. Prelado del Opus Dei

El lunes 12 de diciembre fallecía en Roma el prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría. La noticia y los acontecimientos siguientes son noticia mundial. No lo es, porque no debe serlo, lo que cuento a continuación.

Recibí la noticia el mismo lunes por la noche, pocos minutos después de que aconteciera, y, tras comunicarlo a allegados y amigos, vinieron a mi memoria los días de mayo de 1996 en que tuve la suerte de vivir con él en la misma casa, en Granada. No es que parara mucho en casa, la verdad, porque siguió sin rechistar un plan de encuentros con grupos más o menos grandes de personas diseñado para acabar con cualquiera. Estas son las primeras cosas que quiero destacar: que se sometió al programa previsto por otros con total docilidad, sin pedir nada ni reservarse un minuto; que todo su interés era estar con las personas que querían verle -y eran miles- y a todas atendió con la máxima atención. Visitó la Alhambra porque le insistimos, pensando que le gustaría y que descansarí…

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…