Ir al contenido principal

El síndrome silenciado

El 20% de las mujeres que abortan sufre trastornos mentales posteriores

En La Gaceta de los Negocios el 9 de noviembre de 2007

Fran Barcia. Lisboa. "El bebé llora desconsoladamente. La madre lo busca por todas las habitaciones de la casa, pero no lo encuentra. Ésta es una de las pesadillas más recurrentes de las mujeres que padecen el trauma del aborto", afirmó ayer la psicóloga estadounidense Priscilla Coleman, profesora en la Universidad Bowling Green State de Ohio (EEUU) y una de las investigadoras más prestigiosas del mundo en este tipo de trastornos mentales.

Lisboa reunió ayer a psiquiatras, psicólogos, pediatras y otros especialistas estadounidenses y europeos para debatir el impacto del aborto en la salud de la mujer, en una iniciativa promovida por la Asociación Mujeres en Acción. Los expertos coincidieron en afirmar que estas secuelas son silenciadas por los políticos, los medios de comunicación e incluso por muchos profesionales del sector.

"Millones de mujeres y hombres sufren solos porque éste es un problema ignorado y que se mantiene invisible. En el síndrome post aborto, el bebé ha muerto, pero continúa en el cerebro unido a la madre", explicó Vincent M. Rue, codirector del Institute for Pregnancy Loss, una entidad sin ánimo de lucro de Jacksonville (Florida, EEUU) que se dedica a la investigación y el tratamiento. Según Priscilla Coleman, autora de decenas de artículos sobre la materia, el 35% de las mujeres estadounidenses de 45 años ha abortado al menos una vez en su vida. Y cada año se practican 1,3 millones de abortos en Estados Unidos, "que provocan 260.000 nuevos casos de problemas de salud mental". Más de un 20%.

Lee el artículo completo


Dificultad para concentrarse, depresión, ansiedad, baja autoestima, problemas con el sueño, el sexo y el apetito, dolores de cabeza, fatiga, pesadillas, falta de comunicación con la familia y los amigos, fobias, estrés... Éstas son algunas de las secuelas más comunes.

"Pero se puede llegar a la psicosis depresiva, el desorden bipolar, la depresión neurótica y la esquizofrenia", añade Coleman. La tentativa de suicidio es una consecuencia muy inquietante. De acuerdo con Rue, estos pacientes tienen seis veces más posibilidades de suicidarse y, también, lo intentan más veces que las personas que sufren otros casos de ansiedad. Para Rue, el aborto es "un acto humano intencionalmente provocado, que está relacionado con una experiencia de muerte". Al tratarse de un "acontecimiento traumático", sus efectos son "serios y duraderos". Más del 50% de los pacientes tiene problemas crónicos a lo largo de su vida, de acuerdo con Rue, que en 1981 contribuyó con la primera evidencia clínica del trauma post-aborto.

La conferencia puso el dedo en una de las llagas de este asunto: muchos minimizan o ignoran las consecuencias que provoca la interrupción voluntaria del embarazo en una mujer.

Coleman no dudó en referirse a los poderosos intereses económicos de la industria pro aborto y lamentó que las asociaciones profesionales hayan obviado este problema. Rue, por su parte, criticó los argumentos de numerosos profesionales ante la magnitud de un trauma que calificó de "políticamente incorrecto": cada año, recordó, se hacen 46 millones de abortos en el mundo. "No existe documentación suficiente que demuestre que está libre de riesgos mentales. No hay evidencias creíbles sobre los beneficios mentales de abortar", dijo.

Estos expertos estadounidenses afirmaron que los pacientes rompen el "puente interpersonal", en su intento de ignorar una experiencia sumamente dramática. Los familiares se convierten en extraños. Los otros son "despersonalizados". Se produce una quiebra en la confianza. Las consecuencias son la "estigmatización" y el aislamiento.

Como apuntó Rue, las personas que padecen este trauma se enfrentan a "fuerzas internas opuestas": tienen urgencia por desvelar su secreto, pero quieren mantenerlo bien escondido; refuerzan el sentimiento de vergüenza, pero también el de libertad; la destrucción del niño se opone al deseo de recuperarlo

Comentarios

Ángel ha dicho que…
Ok, gracias por lo que me escribes. Estamos on line.
Chema Bosch ha dicho que…
que tristeza el aborto. Así es, las personas que abortan tienen muchos problemas psicológicos y muchas de ellas se suicidan. Es un asesinato tan vil que demacra a la persona por dentro. Espero que la gente con estas noticias se de cuenta de la realidad.
cambiaelmundo ha dicho que…
Mucho hay que arar todavía, porque la razón mejor para acabar con el aborto es querer vivir bien -en el buen sentido de "bien"-, y disfrutar con la vida ; aunque no niego que ver las consecuencias malas de vivir mal ayuda.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

Mons. Javier Echevarría. Prelado del Opus Dei

El lunes 12 de diciembre fallecía en Roma el prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría. La noticia y los acontecimientos siguientes son noticia mundial. No lo es, porque no debe serlo, lo que cuento a continuación.

Recibí la noticia el mismo lunes por la noche, pocos minutos después de que aconteciera, y, tras comunicarlo a allegados y amigos, vinieron a mi memoria los días de mayo de 1996 en que tuve la suerte de vivir con él en la misma casa, en Granada. No es que parara mucho en casa, la verdad, porque siguió sin rechistar un plan de encuentros con grupos más o menos grandes de personas diseñado para acabar con cualquiera. Estas son las primeras cosas que quiero destacar: que se sometió al programa previsto por otros con total docilidad, sin pedir nada ni reservarse un minuto; que todo su interés era estar con las personas que querían verle -y eran miles- y a todas atendió con la máxima atención. Visitó la Alhambra porque le insistimos, pensando que le gustaría y que descansarí…

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…