Ir al contenido principal

Gente pa tó

Cada vez que pasábamos por cierto pueblo de la provincia de Huesca cuyo nombre no recuerdo, mi padre contaba la historia del herrero que cometió un crimen, por el que ejecutaron a un panadero. Con sentido práctico, los lugareños explicaban a los escandalizados extraños que en su pueblo solo había un herrero; pero tenían dos panaderos.

Cada vez que en Granada se celebra el salón del cómic y hay gente que se disfraza de cosplay, me viene a la cabeza la expresión popular: "hay gente pa tó" (hay gente para todo), en el sentido de que siempre encuentras alguien aficionado a cualquier cosa, por extraña que sea.

Hace unos días, en una tertulia, una de las asistentes manifestó reiteradamente que daba gracias a Dios porque existían personas como varios de los presentes, médicos, porque ella se consideraba incapaz de tan importante función. Lo suscribo totalmente: gracias a Dios, hay gente "pa tó".

Una de las grandes ventajas de que seamos muchos es que hay personas para pintar, cantar, actuar, curar, dirigir, vigilar, juzgar, cocinar, barrer, cuidar, enseñar, investigar, emprender, cultivar... ¡Qué bien que seamos tantos, tan variados!

El viernes pasado, Rosa Pich-Aguilera, una madre de dieciocho hijos, presentó en Granada su libro de experiencias y desdramatizaciones. Esa misma tarde y noche, el centro de Granada estaba repleta de gente, muchísimas familias, paseando y contemplando los espectáculos de patinaje, acrobacia, baile, música, deporte: gente en los bares, en las heladerías, en las tiendas...; gente hablando con conocidos encontrados al azar, grupos de adolescentes como bandadas de estorninos, turistas fascinados.

El sábado pasado estuve en una boda, se casaban los benjamines de dos familias de diez y y nueve hermanos. Los casaron dos hermanos del novio, sacerdotes. Entre ambas sumaban una buena cantidad de miembros Numerarios del Opus Dei y, a pesar de eso, fue casi imposible sacar la foto de los padres, hijos, nueras, yernos y nietos sin dejar algunos fuera de foco.

Este mismo sábado, en Málaga, la Federación Nacional de Familias Numerosas ha celebrado su noveno congreso nacional, una ocasión para hacer patente, que hace mucha falta, a todas esas familias a las que debemos agradecer que haya gente "pa tó".


Comentarios

maria jesus ha dicho que…
De verdad. Yo tengo nueve y tengo de to,
Seguro que sí. Tengo una sobrina, la mayor de ocho hermanos, que acaba de poner en Linkedin que tiene capacidad para liderar equipos, y doy fe de que es cierto.
sunsi ha dicho que…
En mi caso el muestreo para las estadísticas es menor. Pero, a medida que pasan los años, la diversidad se acusa más. Y ninguno repite profesión del padre ni la mía;) Saludos desde la cálida Tarraco. Seguimos en verano.
Saludos desde Gárnata, también veraniega, salvo por la noche, que anuncia el invierno que llegará el lunes

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

A propósito de Tabarnia

La broma no lo es tanto. Para empezar es el espejo en el que los argumentos independentistas se ven reflejados con toda su grotesca facha. Ni siquiera hace falta que el espejo sea cóncavo o convexo, como los que había en el parque de atracciones del Tibidabo. Es la administración del ponzoñoso brebaje nacionalista a sus mismos elaboradores.

Con humor.

Por esto tiene tanto éxito.

Como barcelonés, y, por tanto, presunto tabarnés, me considero implicado. Al principio no quise dar vuelo al invento: bastante lío tenemos con el nacionalismo independentista catalán como para regresar al cantonalismo del siglo XIX. Después, ha ido haciéndome gracia la broma, por su sencilla genialidad y eficacia para poner en evidencia el separatismo, hasta el punto de que barajo la posibilidad de ofrecerme como cónsul de Tabarnia en Granada.

Pero ahora veo que, como dijo un amigo, Tabarnia no es nada inocente. Está bien para defender la unidad de España; pero ¡ojo!

Me han abierto los ojos dos artículos de …

José Antonio Senovilla. Vicario del Opus Dei en Rusia (y Ucrania)

Conocí a José Antonio Senovilla cuando era el prototipo de lo que hoy se llama un emprendedor. Tenía proyectos para sí y para cualquiera que se le acercara. Muchas personas con espíritu emprendedor se le acercaban en busca de asesoramiento y encontraban, normalmente, aliento para ir más allá de lo que nunca soñaron. Luego trabajamos juntos unos cuantos años y comprobé en carnes propias su empuje y magnanimidad.

Solo una persona de su magnanimidad y empuje podía ordenarse sacerdote entrado ya en años y marcharse a comenzar la labor estable del Opus Dei en Rusia. Así, sin saber ruso y, casi, sin saber ser cura. José Antonio merecía una entrevista, y así lo entendió el Diario Jaén, que le abrió una página entera en su Dominical del pasado domingo. Esto es lo que escribió:



"En Jaén, la ciudad en la que nací y a la que vuelvo siempre que puedo, como ahora, aprendí de Rusia lo que habitualmente un niño alumno de los Maristas puede saber sobre el país más grande del mundo: Rusia ocupa má…