Ir al contenido principal

¿Híbridos de hombre y animal?

Por Justo Aznar Lucea, en Las Provincias, el 11 de septiembre de 2007

Dos equipos de investigación del King's College de Londres y de la Universidad de Newcastle han solicitado autorización a la HFED, organismo inglés encargado en ese país de regular las técnicas relacionadas con la procreación asistida, para producir híbridos de animal y hombre con fines de investigación. El pasado día 7 de septiembre la HFED autorizó dicha práctica. Después, el Parlamento británico tendrá que dar el visto bueno definitivo, lo que se prevé que ocurra dentro de un par de meses. Por tanto, ese periodo de tiempo es el que resta para que la creación de híbridos de animal y hombre sea legal en Inglaterra.

La razón fundamental aducida por la HFED para apoyar esta práctica es que así se evita utilizar óvulos de mujer, material precioso y escaso, para la transferencia nuclear somática, la generalmente conocida como clonación terapéutica. En concreto, lo que se autoriza es utilizar óvulos de vaca u otro animal, a los que se les extrae el núcleo y a los que será transferido el material genómico de una célula de tejido adulto humano. De esta forma el 97% aproximadamente del contenido genético del híbrido sería humano, pues un 3% aproximadamente procedería del ADN mitocondrial del óvulo animal. La propuesta legal estipula que antes de transcurrir 14 días desde la creación del híbrido, este, si no ha sido destruido para obtener las células madre, deberá destruirse.

En nuestro país, aunque explícitamente no se ha autorizado la producción de híbridos entre animal y hombre, esta práctica podría realizarse legalmente al amparo del artículo 33 de la ley de Investigación Biomédica que afirma: «Se permite la utilización de cualquier técnica de obtención de células troncales humanas con fines terapéuticos o de investigación [...] incluida la activación de ovocitos mediante transferencia nuclear», es decir, incluida la clonación terapéutica. Ahora sólo falta que algún equipo de investigación solicite autorización para desarrollar algún proyecto que incluya esta práctica.

Lee el artículo completo


Como con anterioridad se indicaba una de las razones esgrimidas por la HFED para autorizar la producción de híbridos entre hombre y animal, es que para llevar a cabo la clonación terapéutica se requiere utilizar óvulos humanos. Como, hasta ahora, la eficiencia de la técnica es muy baja, basta recordar que en las experiencias de clonación realizadas por el surcoreano Hwang se utilizaron 277 óvulos humanos para conseguir el hipotético clon, si esta práctica se quiere usar para experiencias biomédicas serían muchas las donantes de óvulos que se necesitaría, algo que éticamente no parece admisible. Por ello, se pretende sustituir los óvulos humanos por animales.

Es indudable que, en principio, se necesitaría para estas prácticas un elevado número de óvulos, pero la solución no es recurrir a la utilización de óvulos animales y a la creación de híbridos, sino usar otras alternativas, actualmente en desarrollo, por las que se pueden producir líneas celulares similares a las embrionarias humanas, pero sin utilizar ni óvulos, ni embriones humanos.

Desde el punto de vista ético, con independencia de los argumentos esgrimidos por la HFED, la hibridación entre animal y hombre merece un juicio absolutamente negativo. En primer lugar, porque el embrión creado se produce para ser destruido con fines de investigación, algo éticamente inadmisible, y en segundo, porque la creación de híbridos, además de ir directamente en contra del más elemental concepto de dignidad humana, abre la puerta a un camino experimental, que más o menos se conoce donde empieza, pero que difícilmente podemos saber hasta donde nos puede llevar.

Comentarios

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

Mons. Javier Echevarría. Prelado del Opus Dei

El lunes 12 de diciembre fallecía en Roma el prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría. La noticia y los acontecimientos siguientes son noticia mundial. No lo es, porque no debe serlo, lo que cuento a continuación.

Recibí la noticia el mismo lunes por la noche, pocos minutos después de que aconteciera, y, tras comunicarlo a allegados y amigos, vinieron a mi memoria los días de mayo de 1996 en que tuve la suerte de vivir con él en la misma casa, en Granada. No es que parara mucho en casa, la verdad, porque siguió sin rechistar un plan de encuentros con grupos más o menos grandes de personas diseñado para acabar con cualquiera. Estas son las primeras cosas que quiero destacar: que se sometió al programa previsto por otros con total docilidad, sin pedir nada ni reservarse un minuto; que todo su interés era estar con las personas que querían verle -y eran miles- y a todas atendió con la máxima atención. Visitó la Alhambra porque le insistimos, pensando que le gustaría y que descansarí…

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…