¿Por qué traer un niño a este mundo?,

lunes, 2 de diciembre de 2013 ·

Seguramente ya he utilizado esta anécdota antes; pero acabo de descubrir este vídeo de publicidad de Unilever, la multinacional que agrupa a marcas de consumo masivo como Dove, Lipton, Cif, Ponds, Knorr, Vaseline y Helmanns, en el que alienta a los futuros padres de familia a traer a sus hijos al mundo sin temor, y me la ha recordado.

Lo oí al pasar, un joven negro hablaba con una chica vestida al estilo alternativo. Preguntaba él: ¿Para qué traer hijos al mundo, con lo mal que está? Respondía ella: Precisamente para eso, para que lo arreglen.

¡Qué raro escuchar este argumento esperanzador, basado en que el "capital" humano es de un potencial inimaginable. Unilever no llega a tanto en su publicidad, parece más bien poner sus esperanzas en la propia capacidad de su empresa. ¿Pero qué es una empresa, sino un conjunto de personas emprendedoras? En cualquier caso, bien está cualquier cosa que incentive la más maravillosa aportación que puede hacer un ser humano a este mundo: otro ser humano.




2 comentarios:

sunsi dijo...
9:23 a. m.  

Porque se traen por Amor, el amor los hace fuertes, seguros, libres. Me gustaría recalcar precisamente en tu magnífico blog, Alberto, el GRAN tema que mueve la educación de los hijos. Amor, amor y amor. De verdad que es el único fundamento y la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos. Lo demás va llegando como consecuencia de ello... Ese esta capacidad de querer a Dios (dejarse querer por Dios) y querer a los que les rodean. Aunque lo tienen difícil, su "amabilidad" los hace brillar con una luz distinta... que acoge, que alumbra... Y la sociedad, quizá más descreída que la nuestra y fijo que la de nuestros padres, lo nota. Claro que "cambiarán el mundo"...

Perdona el tostón. Es un tema apasionante. Saludos desde Tarraco.

Alberto Tarifa Valentín-Gamazo dijo...
4:47 p. m.  

Hacía falta esta aclaración. El motivo principal no es la misión de cambiar el mundo o el que encuentren ahora un mundo mejor, sino el amor, del que son fruto, y cuya "amabilidad" -preciosa palabra- provoca que seamos mejores.
Ahora el comentario está completo.
Gracias y saludos desde Gárnata.

Seguidores

Twitter

Ver el perfil de Alberto Tarifa Valentín-Gamazo en LinkedIn XING

Seguidores en Google+

Mi podcast

Galería de grafitos

Presentaciones

Etiquetas