Ir al contenido principal

Poveda

Por Miguel Aranguren en ALBA, 18 de diciembre 2009

Antes de que la adolescencia nos pida otro tipo de pruebas más amargas, la dulce paternidad trae aparejada un pequeño renuncio cada vez que uno de nuestros pequeños exige, en horas destempladas, el servicio extraordinario de llevarle un poco de agua, de liberar una necesidad fisiológica o de ahuyentar –¡qué se pensarán que somos los padres!- a los monstruos que se han apoderado de la habitación. Cuando gritan mi nombre en las horas quietas de la noche y camino en su auxilio sacudido por las nubes del sueño, me late aquel aforismo evangélico en el que el propio Jesús hace posible que hasta el peor padre ofrezca a los suyos un poco de pan en vez de una serpiente. La paternidad, la maternidad, beben directamente de lo divino para convertir en bueno al hombre y a la mujer que no terminan de serlo.

Hay personas que llevan sobre sus hombros una paternidad universal porque entienden a los demás en todas sus limitaciones. Hay personas que se pasan la vida disipando el humo violeta de los monstruos en los hogares de la gente asustada, en el de los heridos y hasta en el de los que parecen balbucir los últimos estertores. Es el caso de Jesús Poveda, con sus camisas floreadas y sus americanas coloridas. En este sentido, Poveda es un padre festivalero, alegre, que se lleva de farra a la muerte para que deje de perturbar los sueños de los débiles.

Lo recuerdo velando el “mono” de un drogadicto, contándole chistes a una mujer recién viuda, troceando una partida de pollos congelados para los mendigos, reconduciendo la adolescencia rebelde de un huérfano, disfrazando de Rey Mago la Navidad de los descreídos, explicando la dignidad de sus futuros pacientes a los estudiantes de Medicina, abrazando al mismo policía que le había cerrado las esposas y conducido al calabozo por sentarse frente a un matadero abortista, arrancando las carcajadas de Juan Pablo II en un festival universitario, recibiendo con brazos abiertos a una madre arrepentida de haberse dejado engañar por los fanáticos de la muerte y buscando padrinos de bautismo para los niños nacidos gracias a cualquiera de sus “operaciones rescate”.

Aunque el mundo está en deuda con él, Poveda nunca va a cobrársela.

http://www.wikio.es

Comentarios

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

A propósito de Tabarnia

La broma no lo es tanto. Para empezar es el espejo en el que los argumentos independentistas se ven reflejados con toda su grotesca facha. Ni siquiera hace falta que el espejo sea cóncavo o convexo, como los que había en el parque de atracciones del Tibidabo. Es la administración del ponzoñoso brebaje nacionalista a sus mismos elaboradores.

Con humor.

Por esto tiene tanto éxito.

Como barcelonés, y, por tanto, presunto tabarnés, me considero implicado. Al principio no quise dar vuelo al invento: bastante lío tenemos con el nacionalismo independentista catalán como para regresar al cantonalismo del siglo XIX. Después, ha ido haciéndome gracia la broma, por su sencilla genialidad y eficacia para poner en evidencia el separatismo, hasta el punto de que barajo la posibilidad de ofrecerme como cónsul de Tabarnia en Granada.

Pero ahora veo que, como dijo un amigo, Tabarnia no es nada inocente. Está bien para defender la unidad de España; pero ¡ojo!

Me han abierto los ojos dos artículos de …

V JORNADA DE BIOÉTICA 2017: HUMANIZANDO LA TECNOCIENCIA

La V Jornada de Bioética se celebra el 4 de marzo de 2017 con el título Humanizando la tecnociencia. Pretende abrir un espacio de diálogo y reflexión acerca de los retos que nos oferta el desarrollo tecnológico. Por todos es reconocido que la técnica ha causado un avance de la ciencia impresionante, inimaginable hace pocos decenios. Este avance no siempre se acompaña de mejoría humana, de Humanidad. Estamos en un cambio de época y este cambio exige, es el verdadero reto actual, no perder nuestra identidad de personas.


Sacando el máximo beneficio de la tecnociencia, debemos apostar por hacer protagonista a la persona que está detrás de cada actividad profesional, de cada servicio, de cada gesto, de cada progreso.

La Jornada reúne a profesionales que trabajan con los últimos avances de la técnica, desarrollando un servicio a la persona en su día a día. Con su participación y testimonio pretende crear un nuevo espacio para pensar y dialogar que seguro aportará ideas e ilusión renovada par…