Ir al contenido principal

Defensa de la Familia

Artículo escrito por el gran pediatra malagueño y amigo Carlos Sierra Salinas, en el Boletín de la Diócesis de Málaga. Hace un breve y esclarecedor repaso de los males que afligen a la familia en Occidente, y un llamamiento a redescubrir la belleza del matrimonio.

Coincidiendo con el XX aniversario del Año Internacional de la Familia se ha presentado en el Parlamento Europeo el informe de la evolución de la familia en 2014 elaborado por el Instituto de Política Familiar. Los indicadores de población, natalidad, matrimonios, ruptura familiar y de hogares han empeorado sustancialmente. Europa es en la actualidad una sociedad envejecida, con hogares solitarios, con cada vez menos familias y cada vez más rotas. A ello se añade el creciente peligro de un individualismo exacerbado que desnaturaliza los vínculos familiares y termina por considerar a cada miembro de la familia como una isla.

Expresión de la extraordinaria importancia que requiere la situación de la familia actual, acaba de celebrarse el Sínodo extraordinario los Obispos sobre la familia convocado por el Papa Francisco, con anuncio de continuidad en 2015 para plasmar sus conclusiones. Será el Santo Padre quien dará respuestas, ordinariamente mediante una Exhortación Apostólica, a las diversas cuestiones y desafíos que le presentarán los Padres Sinodales.

La mentalidad anticonceptiva está muy introducida en nuestra sociedad. Vivimos en una sociedad en la que la sexualidad ha sido banalizada y en la que la fecundidad −las familias numerosas− no es bien entendida. El hijo no se considera un don de Dios, sino un derecho individual al que se puede acceder con cualquier medio. Asistimos hoy a una especie de esquizofrenia en la sociedad moderna: por una parte, se ponen todos los medios para controlar los nacimientos y, por otra parte, se alienta la idea de conseguir el hijo o la hija a cualquier coste, con la proliferación de métodos artificiales de fecundación, que difícilmente respetan a la dignidad de la persona humana.

Ante estas situaciones es urgente el apoyo real de nuestras instituciones para que las actuaciones de orden social y económico permitan el fortalecimiento de la estructura familiar. Hay que promover, también con el ejemplo de las familias cristianas, la belleza de la paternidad y la maternidad en el matrimonio, el carácter de don que supone cada hijo, la confianza en la Providencia divina, la generosidad para renunciar a comodidades superficiales a favor de los hijos, etc. Las familias católicas en virtud de la gracia del sacramento nupcial están llamadas a ser sujetos activos de la pastoral familiar. Entendiendo la fragilidad humana para superar los serios obstáculos para crear y mantener una familia, debemos esforzarnos para que cada uno – padres de familia, Iglesia y Estado-, desde el ámbito que le es propio, pueda contribuir al redescubrimiento de la belleza de la familia. Mucho nos va en ello.


Comentarios

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

Mons. Javier Echevarría. Prelado del Opus Dei

El lunes 12 de diciembre fallecía en Roma el prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría. La noticia y los acontecimientos siguientes son noticia mundial. No lo es, porque no debe serlo, lo que cuento a continuación.

Recibí la noticia el mismo lunes por la noche, pocos minutos después de que aconteciera, y, tras comunicarlo a allegados y amigos, vinieron a mi memoria los días de mayo de 1996 en que tuve la suerte de vivir con él en la misma casa, en Granada. No es que parara mucho en casa, la verdad, porque siguió sin rechistar un plan de encuentros con grupos más o menos grandes de personas diseñado para acabar con cualquiera. Estas son las primeras cosas que quiero destacar: que se sometió al programa previsto por otros con total docilidad, sin pedir nada ni reservarse un minuto; que todo su interés era estar con las personas que querían verle -y eran miles- y a todas atendió con la máxima atención. Visitó la Alhambra porque le insistimos, pensando que le gustaría y que descansarí…

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…