Ir al contenido principal

¿Es machista el Periodismo?

Mañanita de domingo, gris y lluviosa, propensa para la reflexión de lo cotidiano, buena música y leer o escribir. Más si tienes, como yo, las costillas magulladas. A los sones de la banda sonora de  El Señor de los Anillos, ahora me pongo a escribir.

foto atarifa
He desayunado un titular de ABC según el cual una encuesta muestra que la mayoría de los españoles prefiere una ley de supuestos a una ley de plazos para el aborto. Hace un par de días El País mostraba otra encuesta según la cual la mayoría de los católicos españoles está a favor de dejar la ley del aborto actual. ¿Con qué te quedas? ¿Con lo que está más acorde con tus opiniones? No se si los periódicos se dan cuenta de que se desprestigian a sí mismos con semejantes posicionamientos: el periodismo imparcial, objetivo, que distingue información de opinión está muerto hace tiempo, ya hiede, ¡a la hora del desayuno!. En cualquier caso, la defensa de la vida no debe depender de encuestas.

Hablando de prensa, el sábado soplaba sobre nuestras cabezas un suave céfiro que aventó todas y cada una de las hojas del Granada Hoy, esparciéndolas por el patio. Mientras recogía una a una las desbandadas alas de la libertad  de expresión e información, regresó una vecina de pasear a Lucas -así se llama su perrillo, no se trata de su marido- que me ayudó en la recolección. En un arranque espontáneo e irreflexivo de agradecimiento vecinal, le regalé el suplemento Qué me dices, que suelo tirar directamente a la papelera: ella lo recibió con muestras de inequívoca satisfacción: -Así me entero del cotilleo -me dijo. Cuando conté este pequeño detalle en casa, alguien me acusó, en broma, de machista.

Machista. La reflexión me vino como un fogonazo. ¡Cuánto daño está haciendo el feminismo radical!, que no deja que a cada uno le guste lo que le gusta, que obliga, sobre todo a las mujeres, a comportarse como no son y a que les guste lo que no les gusta. Machista por pensar que a las mujeres les gusta el cotilleo y que eso las degrada; machista por no regalarle a mi vecina el suplemento de economía.

Machistas las editoras de prensa, que añaden a los periódicos esos suplementos como Qué me dices, Diez Minutos, Hola, Mujer hoy, etc. A ver si lo hacen porque piensan que mientras ellas siguen la negociación entre Sacyr y Panamá, ellos revisan el último poltergeist de la duquesa de Alba.

Desde luego, si mi vecina se sintió ofendida lo disimuló perfectamente. Por otra parte, ¿qué es peor: el cotilleo rosa o ese otro cotilleo "varonil" del deporte y la política? Porque está por ver que sea más elevado seguir el estado de la lesión de Nadal y la renovación de Benzemá, las nuevas vacuidades de Susana Díaz o la última imputación de la juez Alaya; cotilleos al fin. Porque deportistas y políticos tampoco mueven al mundo, que el mundo lo mueven los poetas.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo!

Comentarios

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

Mons. Javier Echevarría. Prelado del Opus Dei

El lunes 12 de diciembre fallecía en Roma el prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría. La noticia y los acontecimientos siguientes son noticia mundial. No lo es, porque no debe serlo, lo que cuento a continuación.

Recibí la noticia el mismo lunes por la noche, pocos minutos después de que aconteciera, y, tras comunicarlo a allegados y amigos, vinieron a mi memoria los días de mayo de 1996 en que tuve la suerte de vivir con él en la misma casa, en Granada. No es que parara mucho en casa, la verdad, porque siguió sin rechistar un plan de encuentros con grupos más o menos grandes de personas diseñado para acabar con cualquiera. Estas son las primeras cosas que quiero destacar: que se sometió al programa previsto por otros con total docilidad, sin pedir nada ni reservarse un minuto; que todo su interés era estar con las personas que querían verle -y eran miles- y a todas atendió con la máxima atención. Visitó la Alhambra porque le insistimos, pensando que le gustaría y que descansarí…

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…