Aprender a apreciar el Arte Moderno

miércoles, 27 de febrero de 2013 ·

Muy potente. Es lo que me ha parecido mi último descubrimiento, la serie de vídeos didácticos en arte contemporáneo "Hello Modern Art!", realizada por el Museo Universidad de Navarra (MUN), del que ya he hablado en este blog.

En palabras de Miguel López-Remiro, director del museo, pretende ser "un foro didáctico sobre algunas claves artísticas fundamentales. Durante los dos años que quedan hasta la inauguración del Museo emitiremos un capítulo al mes en el que profesores y personas del mundo del arte lanzarán reflexiones sobre obras, conceptos, movimientos artísticos que ayudarán a entender mejor la escena artística contemporánea".

El director científico de la serie es Carlos Chocarro, y el método que utiliza es la explicación de los grandes movimientos artísticos por medio del acercamiento a una obra que supuso un cambio artístico y que influyó fuertemente en su entorno, analizando los acontecimientos e influencias que llevó al artista a actuar de determinada forma, por qué encontró en en éste o aquél medio la mejor forma para expresarse, etc.

Ya hay diez capítulos, que pueden verse también en la lista de reproducción correspondiente del de Canal del Museo Universidad de Navarra. He aquí el capítulo 0:




4 comentarios:

Osvaldo dijo...
5:17 a. m.  

Me encanta poder disfrutar del arte y por eso suelo ir a muchos museos. En general, en mis alquileres en san bernardo suelo exponer diferentes cuadros que realizo yo con las clases que voy tomando

Alberto Tarifa Valentín-Gamazo dijo...
12:17 p. m.  

Espero que estas videoclases te sean útiles.

Zambullida dijo...
11:58 p. m.  

Una vez me invitaron a un recorrido por el Metropolitan de NY, por los diferentes períodos de la Historia, escogidos en función de lo que Dios significaba para el hombre. Descubrí en el arte moderno una angustia brutal, un miedo a encontrarse con uno mismo, temores y ansias desesperadas enfrentadas. Me sobrecogió una escultura de Giacometti en la que se veía el horror que al hombre que ha prescindido de Dios le provoca la vida. Y también los anhelos de J.Pollock por hallar algo que diera sustento a su andamiaje. Al menos y pese a su alcoholismo (nunca bebía si trabajaba), reconocía que estaba perdido y buscaba, buscaba con ahínco la respuesta a esos interrogantes que tarde o temprano surgen en el hombre; ni el alcohol los acalla.

Interesante vídeo el de la Universidad de Navarra. Gracias por compartirlo.

Alberto Tarifa Valentín-Gamazo dijo...
2:16 p. m.  

¡Buf! Lo describes tan bien que desasosiegas. No entiendo nada el arte moderno; pero he aprendido que tiene un valor y un contenido, un sentido, y me apasiona descubrir pedazos de esa vida que encierra, de la mano de los que conocen el lenguaje y tienen la sensibilidad adecuada para apreciarlo y exponerlo.

Por cierto, me encanta tu nombre, perfecto para expresar una actitud que sospecho muy intensa.

Más saludos.

Seguidores

Twitter

Ver el perfil de Alberto Tarifa Valentín-Gamazo en LinkedIn XING

Seguidores en Google+

Mi podcast

Galería de grafitos

Presentaciones

Etiquetas