Ir al contenido principal

La manzana podrida

Si no la sacas del cesto, la manzana podrida estropeará todas las frutas

Refiriéndose a los abusos sexuales de menores cometidos por sacerdotes, el Papa Benedicto XVI afirmó que “la mayor persecución de la Iglesia no viene de los enemigos de fuera sino que nace del pecado de la Iglesia, que debe aprender de nuevo la penitencia, la purificación, el perdón y la justicia”.

En MANZANAS PODRIDAS, la agencia ROME REPORTS documenta el alcance del problema y las respuestas del Vaticano durante las últimas décadas. Analiza también el fracaso de la gestión en Irlanda, basada en la mentira, así como el éxito ejemplar del modelo americano de “tolerancia cero”.

Un documental de 45 minutos, imprescindible sobre un problema de gran complejidad, con el testimonio estremecedor de las víctimas, los consejos de los psicólogos y el testimonio de los obispos más activos frente a los abusos. Incluye también el análisis de testigos privilegiados de lo que ocurre dentro de los muros vaticanos.

He aquí un avance de 8 minutos de este documental:



Wikio

Comentarios

Marta Salazar ha dicho que…
Alberto, gracias! veo que, de a poco, vas cambiando un poco tu "punto de vista"; en todo caso, yo pienso que tenemos que medir nuestras palabras, poner cada una en la balanza... para no herir a nadie, en este caso a las víctimas; es ya un avance que no hables del "cuentagotas", ni que niegues la gravedad de lo ocurrido; yo creo que la soilidaridad va dirigida a las víctimas y no a los victimarios;

la frase del Papa que tú citas, la pronunció -como tú debes saber hace bastante tiempo, en el avión que lo llevaba a Portugal- y ya en ese entonces, un grupo de gente -entre ellas yo- la divulgó en sus blogs... yo creo que hay que actuar inmediatamente: actuar y no reaccionar...

Saludos y un buen domingo!

PS: Entre paréntesis, mis amigas mexicanas me dicen que mande los antecedentes a la justicia espanola... qué opinas tú, servirá de algo recurrir a la justicia en Espana? El caso es este: Otro ataque, esta vez de un militar español islamófobo
cambiaelmundo ha dicho que…
Marta, yo no cambio el punto de vista, sencillamente aporto argumentos en distintos planos: dimensionar un problema en el plano de la opinión pública no significa negar que exista el problema, ni que éste no sea importante si se centra la atención en él en cuanto problema.

La opinión pública tiene sus leyes, y para la Iglesia hay tres que juegan poderosamente en su contra en este caso: los estereotipos previos, la dificultad para que su mensaje llegue sin adulteraciones y uno general, que caben pocos matices.

Aunque he primado los argumentos pensados para el plano opinión pública (que es mi especialidad), el de ahora no es el primer artículo -ni el segundo- en el que se trata preferentemente el problema como tal.

En cuanto a lo otro, la verdad es que me he perdido entre tanto enlace y cita, así que no me he hecho una idea de las posibilidades jurídicas del caso en España (que no son muchas, aquí prima exageradamente la libertad de expresión). Más bien soy de la opinión que trolls como estos buscan notoriedad, así que cuanto menos caso se les haga, mejor.

Feliz domingo igualmente, aquí estamos de feria con motivo del Corpus.
Sunsi ha dicho que…
Alberto. Gracias por colgar el vídeo. Es muy claro y puede ayudar a mucha gente que aún cree que la Iglesia "tapa" estos delitos.

Un saludo
cambiaelmundo ha dicho que…
De res, Sunsi; aunque lo que me gustaría ver es el reportaje completo, para calibrar mejor el trabajo y seguir aprendiendo cosas.
Marta Salazar ha dicho que…
también si el troll (como tú lo llamas) viene del Minsterio de defensa espanol?
cambiaelmundo ha dicho que…
Esto último ya no lo sé, Marta; desde luego, si consigues que se entere la Ministra -o alguien del ministerio-, tal y como son estos de partidarios de la Alianza de Civilizaciones es probable que vayan a por él de alguna manera.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…

Elecciones bis

No trato sobre política -en el sentido reductivo de la expresión- en este blog; lo que no significa que no me apasione. Pero llevo días queriendo compartir una reflexión sobre las situaciones que nos han abocado a repetir las elecciones.

En primer lugar, el marco general del sistema de partidos, la partitocracia, que los convierte en el único factor de poder y, consecuentemente, en órganos de poder o de intereses solo alcanzables a través del ejercicio del poder. El resultado es que si uno gana, los demás pierden: por eso es tan difícil que se llegue a acuerdos. Pensemos, por ejemplo, en la liga de fútbol: si un equipo gana, otro pierde, y si empatan, ambos pierden (solo muy raramente ambos ganan). En una sociedad tan "líquida" como la nuestra, los partidos, además de omnipresentes, son de una dureza granítica.

Como el Partido Popular (PP) ganó las pasadas elecciones, todos los demás perdieron; por eso no quieren que gobierne. Además, el PP ha dado una justificación moral a e…