Ir al contenido principal

Entrevista a Eduardo Verástegui

En ABC, 30 de octubre de 2008: "Mi cine desbarata los tópicos negativos sobre los latinos".


-Por fin nos trae a este lado del Atlántico su primera película como productor, "Bella", que ha sido un fenómeno social en Estados Unidos y que desmonta los tópicos sobre los latinos...

-¡Somos cincuenta millones de latinos en los Estados Unidos, más que españoles en España! Y allí desde hace décadas se nos estereotipa muy negativamente en el cine y en la televisión como delincuentes, narcotraficantes, prostitutas, borrachos, mujeriegos... Yo me estaba forjando una carrera convencional en Hollywood hasta que me di cuenta de que contribuía a esa manipulación con los papeles que aceptaba. Así que me hice la promesa de no volver a trabajar en ningún proyecto que ofendiera a mi fe, a mi familia o a mi comunidad latina, y de contribuir, como productor, a sanar la sociedad con películas diferentes que emocionen y muevan a la reflexión.

-En la "peli" destroza, supongo que voluntariamente, su imagen de "guaperas".

-Claro. Esto fue idea del director, Alejandro, que me dijo: "Tú has sacrificado tu carrera y te quedaste solo conmigo y con este proyecto. De modo que tengo que ponerte fachoso, con barbas para realzar la belleza interna del personaje".

-Además asume un papel atípico en el que la relación con la chica es platónica...

-Queríamos hacer una historia de amor profunda, más allá del romance. Y romper con las reglas, porque, ¿qué hubiera hecho Hollywood en la escena de la playa?

-¡Un revolcón, seguro!

-¡Claro! Un revolcón. Y después, la protagonista habría abortado, a él le pegan un tiro y ella se suicida. Con esos ingredientes en Hollywood dirían "¡Qué peliculón!". Ganaría el Oscar. Pero nosotros pretendíamos otra cosa. Mostrar el verdadero rostro del latino, a través de una familia unida y trabajadora en la que padres e hijos comen juntos.

-¿Eso es lo que el público ha agradecido?

-La gente de la comunidad latina cuando veía esta película nunca me comentaba "qué buena" o "qué mala". Simplemente me decían "gracias".

-La Iglesia católica en Estados Unidos casi ha hecho suya "Bella", por considerarla un alegato contra el aborto.

-Ha gustado tanto a evangélicos y protestantes como a judíos y católicos. E incluso a personas que no son creyentes. Ha servido como puente de unión.

-En todo caso, los obispos están encantados.

-Completamente. Hicimos presentaciones privadas en Estados Unidos para más de doscientos obispos. No sólo la vieron y aplaudieron, sino que además enviaron comunicados a las parroquias para que se recomendase la película. Así se nos llenaron las salas.

-¡Vaya! Les hicieron casi de agentes...

-Bueno, digamos que de embajadores, pero esto también lo hicieron pastores protestantes.

-Sus planteamientos como cineasta recuerdan algo a Frank Capra, en la onda de "¡Qué bello es vivir!"

-¡Ayer me dijeron lo mismo! Aunque no nos hemos inspirado en eso.

-Recta final de la campaña electoral americana. ¿Con quién está usted?

-Para mí ninguno de los candidatos es el ideal, pero me siento más cerca de McCain que de Obama, porque considero puntos esenciales la defensa de la vida y la reforma migratoria.

-¿Tiene nuevos proyectos entre manos?

-Sí, cinco diferentes, pero todos con el mismo espíritu que ha animado "Bella". Para mí lo más satisfactorio no es que la película haya ido bien en taquilla, sino que ha salvado veinticinco vidas. Me consta ese número de casos de mujeres que han renunciado a abortar después de verla.

-¿Es católico practicante?

-Voy a misa todos los días. Al llegar a España lo primero que he hecho es informarme de cuáles son las parroquias más cercanas al hotel. Necesito ese alimento espiritual.

Comentarios

Luisa ha dicho que…
Le deseo muchísimo éxito, para bien de muchos.Este hombres es valiente y los valientes son excasos y atractivos.
cambiaelmundo ha dicho que…
Sí, tengo muchas ganas de ver en qué consisten esos otros proyectos que tiene, y espero que triunfen.
Marta Salazar ha dicho que…
la salvación viene de América!

una sociedad abierta, pluralista y llena de inmigrantes :)

saludos!
cambiaelmundo ha dicho que…
Cierto; aunque a veces da un poco de grima, quizá porque los europeos nos hemos pasado de civilizados... Habrá que procurar que esos inmigrantes americanos no se europeicen demasiado...
Saludos, Marta.
Marta Salazar ha dicho que…
Hola Albert!

qué significa grima?

fíjate que una parte de la blogósfera espanola (casi toda la de derecha), descalifica y critica duramente (y no me digas que no es así, si se lee a diario y a mí también me lo han dicho...) a estos mismos inmigrantes, pero a los que llegan a Espana...

O sea que, los inmigrantes que llegan a los EEUU son buenos y los mismos inmigrantes, cuando llegan a Spain, son malos y además, cometen muchos delitos y etc., etc.

A ver si la película llega a Alemania y la veo,

saludos Alberto!
cambiaelmundo ha dicho que…
Grima es como repelús, un sentimiento de incomodidad por formas que a uno le dan algo de vergüenza ajena.
En cuanto a los inmigrantes..., como no puedo decir que no es así... Ahora en serio, supongo que tienes toda la razón, ya se sabe qué humano es ver la mota en el ojo ajeno y no la viga en el propio.
Por si las moscas, me parece que en mi blog no se da eso de descalificar a los inmigrantes de aquí, ¿o sí?
Marta Salazar ha dicho que…
no claro, tú eres cristiano de verdad y no de esos que se llenan la boca con el cristianismo y, en realidad, lo USAN sólo para descalificar a los demás...

pero lamentablemente, tienes amigos que sí lo hacen...

saludos Albert y gracias x contestar!
cambiaelmundo ha dicho que…
Bueno, menos mal. De todos modos, Marta, esto de los inmigrantes tampoco tiene una solución fácil, a veces es sólo el "acento" o el enfoque que se usa cuando no hay espacio para desarrollar un pensamiento completo.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…

Elecciones bis

No trato sobre política -en el sentido reductivo de la expresión- en este blog; lo que no significa que no me apasione. Pero llevo días queriendo compartir una reflexión sobre las situaciones que nos han abocado a repetir las elecciones.

En primer lugar, el marco general del sistema de partidos, la partitocracia, que los convierte en el único factor de poder y, consecuentemente, en órganos de poder o de intereses solo alcanzables a través del ejercicio del poder. El resultado es que si uno gana, los demás pierden: por eso es tan difícil que se llegue a acuerdos. Pensemos, por ejemplo, en la liga de fútbol: si un equipo gana, otro pierde, y si empatan, ambos pierden (solo muy raramente ambos ganan). En una sociedad tan "líquida" como la nuestra, los partidos, además de omnipresentes, son de una dureza granítica.

Como el Partido Popular (PP) ganó las pasadas elecciones, todos los demás perdieron; por eso no quieren que gobierne. Además, el PP ha dado una justificación moral a e…