Ir al contenido principal

Dos libros

Así está montado este circo, un libro excelente puede pasar casi totalmente inadvertido, otro, auténtico libelo pseudo científico, goza del favor de los medios. Por eso expongo los méritos del primero, y aporto una reseña desenmascaradora del segundo, para que cada uno juzgue.

Filosofía del trabajo, de Rafael Corazón González.
ISBN 978-84-321-3632-0 · 168 págs · PVP 9.62 / 10,00 Eur (sin IVA/con IVA)

La valoración social del trabajo ha variado mucho a través de la historia. Para griegos y romanos, era propio de esclavos. Hoy es el principal medio para obtener recursos económicos y prestigio; pero su sentido antropológico ha quedado casi en la penumbra. Gracias al trabajo, el hombre puede vivir la solidaridad, y transformar la naturaleza en un don que ofrecer a Dios y a los demás.

Puede adquirir este libro en la tienda virtual de RIALP o en las mejores librerías.


El alma está en el cerebro, de Eduard Punset.
Aguilar. Madrid (2006). 344 págs. 18,50 €.

Eduardo Punset, abogado y economista, es director y presentador del programa televisivo de divulgación científica "Redes" de TVE. Algunos de los temas del libro que comentamos han sido tratados por el autor anteriormente en "Política y neurología de la creatividad" o "El viaje a la felicidad" (...)

El autor dice que al escribir "El alma está en el cerebro" pretendía compartir con los lectores los descubrimientos fascinantes sobre el funcionamiento de este artilugio que llevamos dentro. Pero sólo ha conseguido hacer una divulgación sin una fundamentación científica seria, y además sesgada por la mentalidad reduccionista del autor.

Lee la crítica completa



El alma está en el cerebro
LIBRO DE EDUARDO PUNSET, DIRECTOR DE REDES Y AUTOR DE ESTE LIBRO EN LA EDITORIAL AGUILAR. CRÍTICA DE LUIS MARÍA GONZALO, CATEDRÁTICO DE ANATOMÍA Y EMBRIOLOGÍA POR LA UNIVERSIDAD DE NAVARRA, EN ACEPRENSA, MIERCOLES 28 DE MARZO DE 2007.

Eduardo Punset, abogado y economista, es director y presentador del programa televisivo de divulgación científica "Redes" de TVE. Algunos de los temas del libro que comentamos han sido tratados por el autor anteriormente en "Política y neurología de la creatividad" o "El viaje a la felicidad".

El cerebro y sus complejas realizaciones es uno de los temas que trata con mayor frecuencia en las sesiones del programa "Redes". El mismo Punset ha dicho que una de sus obsesiones es explicar científicamente los procesos que se producen en el cerebro cuando realizamos diferente tareas, desde las más mecánicas, como el andar, hasta las más elevadas, como el pensar.

Por ello se hace preguntas, y trata de darles respuesta, como las siguientes: ¿lo que llamamos alma es solo el resultado de reacciones químicas y eléctricas?; ¿se puede manipular el pensamiento de otros?; ¿los artistas tienen un cerebro distinto?; ¿lo que sugiere nuestro inconsciente es lo que somos?; ¿nos engañan nuestras percepciones?

Sostiene, con razón, que los interrogantes que suscitan los mecanismos cerebrales son innumerables. Ahora bien, en cuanto se leen unas páginas del libro se advierte que quien está intentando explicar esos complejos mecanismos es un abogado-economista, que no posee una información seria del sistema nervioso.

Por otra parte, por convicción personal, el autor se coloca del lado de los neurocientíficos reduccionistas, que piensan que el cerebro lo es todo: el alma, el órgano del pensamiento, de la moralidad, de la felicidad, de las creencias religiosas.

Para Punset todo es cerebro.
La dificultad, y no pequeña, es explicar cómo perciben las neuronas (no cómo sienten, que sí se conoce) y cómo piensan. Los reduccionistas sinceros no tienen dificultad en confesar que no lo saben, pero enseguida afirman que nuevos descubrimientos permitirán saberlo. Lo que no se entiende es que, si no saben cómo piensan las neuronas, afirmen con tanta seguridad que el cerebro es el que piensa.

Quizá Punset, por no tener una formación neurocientífica básica, no se ha planteado el enigma del pensar de las neuronas. O quizá dirá que lo tiene resuelto, pues los resultados obtenidos con la neuroimagen –especialmente mediante la PET y la RMf– nos han dado a conocer los centros nerviosos y las áreas de la corteza cerebral que se activan cuando realizamos distintas actividades, también cuando pensamos. Pero esta afirmación de los reduccionistas simplificadores indica que no son conscientes de que están identificando el instrumento, que en este caso es el cerebro, con el agente, que es la persona. Quien piensa, quien ama, quien se emociona y se relaciona con Dios, no es el cerebro sino la persona.

El autor dice que al escribir "El alma está en el cerebro" pretendía compartir con los lectores los descubrimientos fascinantes sobre el funcionamiento de este artilugio que llevamos dentro. Pero sólo ha conseguido hacer una divulgación sin una fundamentación científica seria, y además sesgada por la mentalidad reduccionista del autor.

Comentarios

sinretorno ha dicho que…
Mira Punset será lo que sea pero hace bien para lo que se lleva Sabías que nuestro cerebro es más complejo que el universo de galaxias y estrellas. Dios aparece en el propio entendernos. Saludos lobo feroz
cambiaelmundo ha dicho que…
Sí claro, siempre puede ser peor; pero es un reduccionista, y con el agravante de que contemplando la maravillosa complejidad del cerebro no sea capaz de llegar al Creador y pretenda convencernos de que no existe. No tiene excusa.
Cosmosinapsis ha dicho que…
1) No es necesario poseer un titulo universitario para tener mayor profundidad que un titulado acerca de un tema
2) Si alguna ves nos diéramos cuenta de que nuestros cuerpos son simples maquinarias subordinadas de nuestro cerebro entonces la humanidad comprendería que no se necesita nada mas que una parte especifica de él para ser lo que somos
3) Si comprendieran que la lectura de la electroquímica cerebral podría llevarlos a la verdadera vida eterna entonces se extinguirían las religiones para siempre. O es que acaso después de revivir a una persona muerta se produciría una especie de clonación con el alma desprendida "del cuerpo" y el cuerpo en si...? estarían en 2 lugares a la vez.. y que pasa con los enfermos de alzeimer? su alma se transfiere de manera gradual??
4) Es un hecho que Eduard Punset se ha dado cuenta de esto ultimo y trata de hacernos entender el por que de su pensamiento que por lo demás si tuviese comprobación científica ya no volveríamos a ser lo que somos hoy como seres humanos
cambiaelmundo ha dicho que…
Hola cosmos, no creo haber entendido mucho de lo que dices, se trata de una jerga desconocida para mí la tuya.
De todas formas, me parece que puedo decir que si nuestros cuerpos fuesen simples maquinarias subordinadas de nuestro cerebro, la humanidad no comprendería nada, porque sería incapaz de tener conciencia de sí misma.
Con esto, creo que he comentado el resto.
Un saludo.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…

Elecciones bis

No trato sobre política -en el sentido reductivo de la expresión- en este blog; lo que no significa que no me apasione. Pero llevo días queriendo compartir una reflexión sobre las situaciones que nos han abocado a repetir las elecciones.

En primer lugar, el marco general del sistema de partidos, la partitocracia, que los convierte en el único factor de poder y, consecuentemente, en órganos de poder o de intereses solo alcanzables a través del ejercicio del poder. El resultado es que si uno gana, los demás pierden: por eso es tan difícil que se llegue a acuerdos. Pensemos, por ejemplo, en la liga de fútbol: si un equipo gana, otro pierde, y si empatan, ambos pierden (solo muy raramente ambos ganan). En una sociedad tan "líquida" como la nuestra, los partidos, además de omnipresentes, son de una dureza granítica.

Como el Partido Popular (PP) ganó las pasadas elecciones, todos los demás perdieron; por eso no quieren que gobierne. Además, el PP ha dado una justificación moral a e…