Ir al contenido principal

Cheque escolar

En estos momentos en que la libertad en el ámbito educativo está sufriendo el mayor ataque que se recuerda en nuestro país, Hazteoir.org ha lanzado la campaña a favor del cheque escolar "Por una educación de calidad en libertad".


La idea del cheque escolar fue propuesta por Milton Friedman (Premio Nobel de Economía) hace más de 50 años, y ya se ha implantado con éxito en Suecia, Dinamarca, algunas zonas de Estados Unidos, Italia, Chile, Nueva Zelanda, España (Valencia)... aumentando en todos los casos la libertad de los ciudadanos, la competitividad del sistema educativo, y por tanto, la calidad de la enseñanza.

El cheque consiste en devolver a los padres parte de sus impuestos para que lo destinen a la educación de sus hijos. De esta forma los padres podrán elegir libremente el colegio de sus hijos, y serán ellos y no el Estado quienes definan el mapa escolar.

La implantación de este sistema, junto con el respeto a la libertad de creación de centros educativos reconocida en el artículo 27 de nuestra Constitución, supondría, de hecho, que los padres puedan cumplir libre y responsablemente con el deber de educar a sus hijos.

Los promotores de esta iniciativa son conscientes de que es audaz y exigente. Sin
embargo, creen firmemente que un grupo pequeño de ciudadanos reflexivos y comprometidos puede cambiar el mundo. Para lograr ese cambio quieren contar contigo y por eso te invitan a conocer la página del cheque escolar, a adherirte a su plataforma dejando tu firma y difundirla.

Comentarios

E. G-Máiquez ha dicho que…
Bueno, el otro día hice un comentario algo crítico en tu página sobre el asunto Dante y, ahora, acabo de leer tus respuestas. Da gusto discutir contigo.
Pero aún más estar plenamente de acuerdo. Como profesor de la enseñanza pública, te digo que el cheque escolar sería una maravilla. Nos mejoraría a nosotros, por la sana competencia, y daría, además, libertad a muchos espléndidos alumnos. Ánimo.
cambiaelmundo ha dicho que…
Tu comentario fue muy acertado, además, ya sabes que siempre hace ilusión que alguien comente, aunque sea críticamente, sobre todo si se hace con elegancia. Y más, así he conocido otro blog interesante.
Por último, me alegra que un profesor de la enseñanza pública esté por el cheque escolar, a veces da la impresión de que la libertad de enseñanza es sólo cosa de la privada, y no entiendo por qué -aunque alguna sospecha tengo...-.
knut ha dicho que…
Yo tengo otra solución: como doy por hecho que no voy a tener críos en mi vida, voy a pedir la parte de impuestos correspondiente para gastarme el dinero en lo que me a mí me dé la gana. Hasta donde yo sé, las familias no pagan más impuestos directos por el hecho de ser más miembros, por lo que me siento en clara desventaja ante ellos.
Si crees que esta propuesta es desballeda, habrás adivinado cuál es mi opinión ante una probable introducción del "cheque escolar".
knut ha dicho que…
"descabellada", perdón
cambiaelmundo ha dicho que…
Estimado Knut: perdona pero no acabo de seguir tu razonamiento. Con el cheque, las familias no hacen lo que les da la gana, lo dedican a la educación de los hijos, pero como quieren, no como lo obliga el Estado.
Por otro lado, las familias pagan muchas cosas más caras, pues normalmente el precio aumenta por tramos de consumo (agua, energía, etc.); sobre esto hay mucho que decir (puedes verlo en http://www.familiasnumerosas.org/, por ejemplo).
Pero fundamentalmente se trata de facilitar la libertad de enseñanza y atender a las familias, elemento fundamental para la sociedad, también para que otros puedan optar por no tener hijos sin quedarse como Robinson Crusoe.
Por último, lo que me parece descabellado es considerar probable la introducción del cheque: ¡Ojalá!

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…

Elecciones bis

No trato sobre política -en el sentido reductivo de la expresión- en este blog; lo que no significa que no me apasione. Pero llevo días queriendo compartir una reflexión sobre las situaciones que nos han abocado a repetir las elecciones.

En primer lugar, el marco general del sistema de partidos, la partitocracia, que los convierte en el único factor de poder y, consecuentemente, en órganos de poder o de intereses solo alcanzables a través del ejercicio del poder. El resultado es que si uno gana, los demás pierden: por eso es tan difícil que se llegue a acuerdos. Pensemos, por ejemplo, en la liga de fútbol: si un equipo gana, otro pierde, y si empatan, ambos pierden (solo muy raramente ambos ganan). En una sociedad tan "líquida" como la nuestra, los partidos, además de omnipresentes, son de una dureza granítica.

Como el Partido Popular (PP) ganó las pasadas elecciones, todos los demás perdieron; por eso no quieren que gobierne. Además, el PP ha dado una justificación moral a e…