Ir al contenido principal

Menuda semanita

Como para estar entretenido.

Hoy lunes, dentro de un rato, en el Auditorio Manuel de Falla, estoy invitado a la entrega de Honores y Distinciones de la Diputación de Granada. Le dan la Medalla de Oro a mis buenos amigos de la Escuela Familiar Agraria El Soto; totalmente merecida.

Mañana martes toca escapada a Torre del Mar, asuntos personales. Y el miércoles tarde, después de un día de trabajo y reuniones, el partido de baloncesto con mi peña de viejas glorias.

El jueves hay conflicto. Las asociaciones de padres y madres de los colegios de Attendis Monaita y Mulhacén, traen a Leopoldo Abadía al salón de actos de Caja Granada (el cubo, 19:30, entrada libre hasta completar aforo). Seguro que llenan. Pero tendré que marcharme antes de que acabe, porque a las 20:30 me toca dinamizar la tertulia del club Secondo Venerdi en el Hotel Carmen, que organiza el inquieto Alejandro Aguilar.

El viernes 7 es el acto conjunto de inauguración de curso de los Colegios Mayores, a las 20:00 en el paraninfo de la Facultad de Medicina, como viene siendo tradicional los últimos años (¿el año que viene en el PTS?).

El sábado, los devotos del Beato Álvaro del Portillo tenemos en Málaga (19:00, Catedral) Misa de Acción de Gracias por la beatificación del primer sucesor de san Josemaría, fundador del Opus Dei,  al frente de esta prelatura de la Iglesia católica. Pero los granadinos no tenemos que ir tan lejos; está programada la misma ceremonia aquí, en la Catedral, a las 12:30 del domingo.

La semana que viene más.


Comentarios

maria jesus ha dicho que…
Pues que Dios te ayude para no acabar grogui con tanto evento.

¡Quien estuviera en Granada!
Gracias, María Jesús, viene bien, porque llevo tres noches seguidas acabando un poco tarde. Y la semana que entra tiene también su emoción.
Un saludo

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

A propósito de Tabarnia

La broma no lo es tanto. Para empezar es el espejo en el que los argumentos independentistas se ven reflejados con toda su grotesca facha. Ni siquiera hace falta que el espejo sea cóncavo o convexo, como los que había en el parque de atracciones del Tibidabo. Es la administración del ponzoñoso brebaje nacionalista a sus mismos elaboradores.

Con humor.

Por esto tiene tanto éxito.

Como barcelonés, y, por tanto, presunto tabarnés, me considero implicado. Al principio no quise dar vuelo al invento: bastante lío tenemos con el nacionalismo independentista catalán como para regresar al cantonalismo del siglo XIX. Después, ha ido haciéndome gracia la broma, por su sencilla genialidad y eficacia para poner en evidencia el separatismo, hasta el punto de que barajo la posibilidad de ofrecerme como cónsul de Tabarnia en Granada.

Pero ahora veo que, como dijo un amigo, Tabarnia no es nada inocente. Está bien para defender la unidad de España; pero ¡ojo!

Me han abierto los ojos dos artículos de …

El valor añadido de un Colegio Mayor

Nunca ponderaré bastante lo que supone un Colegio Mayor para la vida universitaria y para los que estamos ligados a alguno. Sigo unido al Colegio Mayor Albayzín como vocal de su Patronato y, desde el año pasado, como Becario de Honor -gran honor-. Pongo unos ejemplos recientes.

El mes pasado invité al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía a comer y tertulia-café con miembros del Patronato, antiguos colegiales y amigos. Nos juntamos una preocupante cantidad de abogados, además del grueso de los estudiantes residentes, que no quisieron perderse la visita de Lorenzo del Río; no en vano, un tercio de los colegiales de este año estudia Derecho...


Durante la comida y la tertulia desfilaron los grandes temas de la judicatura, junto con pequeñas anécdotas de la vida cotidiana del ejercicio de la Justicia y del Derecho. Muy interesante para todos; porque hace mucha falta cierta educación en sentido jurídico, visto cómo funciona nuestra sociedad.

Pocos días después, Albayzín…