Ir al contenido principal

Discriminación

No me da la vida para entrar a fondo en el asunto de los conciertos educativos de los centros de enseñanza diferenciada, y ganas no me faltan, porque la educación es una de las grandes batallas ideológicas de nuestro tiempo, donde todavía rige un totalitarismo casposo e insidioso, con el que la llamada "izquierda" quiere implantar su utopía estatalista, y hacernos buenos por la fuerza.

Dos recientes sentencias del Tribunal Supremo sientan la legalidad de la discriminación; pero no la discriminación por sexo que supuestamente ejercen los centros de educación diferenciada, que no existe, sino la de los padres que, en ejercicio de su derecho-obligación de educar a sus hijos de acuerdo con sus convicciones, eligen libremente un modelo distinto del socialista y perfectamente útil desde el punto de vista pedagógico.

Un caso flagrante más de acoso a la libertad y a la justicia más elementales; de leyes injustas, es decir, de falsas leyes.

Así lo ha explicado ayer el Ministro del ramo:

MADRID, 22 Ago. (EUROPA PRESS) –

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha defendido este miércoles, tras conocer que el Tribunal Supremo ha rechazado el concierto educativo a dos centros que separan a los alumnos por sexo, que “si no hay discriminación en función de esa educación diferenciada, no puede haber discriminación en cuanto a la aportación de fondos públicos”.

En un comunicado, el ministro ha indicado que, “como es natural” las sentencias del Alto Tribunal deben ser “respetadas y acatadas” por el Gobierno. No obstante, ha recordado que España ha firmado un tratado de la UNESCO contra la discriminación en la enseñanza, “en el que se sostiene que la educación diferenciada, siempre y cuando no suponga una desigualdad de oportunidades para chicos y chicas, no supone una forma de discriminación”.

“Ésta es la cuestión principal porque, si no hay discriminación en función de esa educación diferenciada, no puede haber discriminación en cuento a la aportación de fondos públicos. Yo creo que este es el asunto que tenemos que examinar y sobre el que habrá que debatir”, ha concluido.

Mostrar a tus contactos de XING

Comentarios

Seguimos contra un socialismo totalitario que no ceja en su empeño por uniformar a todo un pueblo bajo su ideología que, so capa de defensora de los derechos y libertades del individuo, niega el derecho a la vida del no nacido, niega a los padres el derecho a elegir la educación que quieran para sus hijos, y para colmo de males, utilizan el poder político para enriquecerse descaradamente como unos auténticos capitalistas. España sigue dormida, no se entiende la falta de respuesta ciudadana ante tamaña injusticia.
cambiaelmundo ha dicho que…
En efecto, no se entiende; pero es lo que hay, y cuesta un montón remover tanta comodidad, cobardía, ignorancia y tantos tópicos prejuicios, asentados por el afán de poder de unos pocos. Orwell, con 1984, profetizó el fenómeno, y algunos aún piensan que estaba hablando de los regímenes totalitarios del siglo XX: la esencia de este totalitarismo son las democracias del XXI, tal y como se están consolidando. Hay mucho trabajo por hacer, y cada vez va a ser más arriesgado.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

Mons. Javier Echevarría. Prelado del Opus Dei

El lunes 12 de diciembre fallecía en Roma el prelado del Opus Dei, Mons. Javier Echevarría. La noticia y los acontecimientos siguientes son noticia mundial. No lo es, porque no debe serlo, lo que cuento a continuación.

Recibí la noticia el mismo lunes por la noche, pocos minutos después de que aconteciera, y, tras comunicarlo a allegados y amigos, vinieron a mi memoria los días de mayo de 1996 en que tuve la suerte de vivir con él en la misma casa, en Granada. No es que parara mucho en casa, la verdad, porque siguió sin rechistar un plan de encuentros con grupos más o menos grandes de personas diseñado para acabar con cualquiera. Estas son las primeras cosas que quiero destacar: que se sometió al programa previsto por otros con total docilidad, sin pedir nada ni reservarse un minuto; que todo su interés era estar con las personas que querían verle -y eran miles- y a todas atendió con la máxima atención. Visitó la Alhambra porque le insistimos, pensando que le gustaría y que descansarí…

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…