Ir al contenido principal

El 'escaneo' de intenciones

Por ARMANDO SEGURA, CATEDRÁTICO DE FILOSOFÍA DE LA UNIVERSIDAD DE GRANADA, en IDEAL, hoy 14 de marzo de 2007

EXPERIMENTOS llevados a cabo por investigadores del Instituto Max Plank de Alemania de otros importantes centros de Tokio y Londres, han finalizado con éxito. Dadas las repercusiones de todo tipo que se seguirán, unas positivas y otras muchas más bien negativas, vale la pena dedicarles alguna atención.

Según se lee en la revista Current Biology y en un comunicado del Max Plank se ha conseguido 'escanear' las intenciones mediante resonancia magnética.

Hablando con propiedad lo que se ha captado por 'escáner' es la actividad que produce en determinadas zonas de la corteza cerebral prefrontal, determinados pensamientos. El éxito es sensacional (del 70% de aciertos) y en ningún caso simple 'sensacionalismo' de ciencia-ficción. Ahora bien habrá que ver si lo conseguido no crea más problemas que los que puede solucionar...

Lee el artículo completo


El intento de averiguar las intenciones por los rasgos faciales y por la expresión del rostro es antiguo y fue considerado científico: la fisiognomía: Un pensamiento trasluce en la expresión facial unos ligeros movimientos casi imperceptibles, que un observador experto puede interpretar. En el fondo, detectives, médicos, psiquiatras y también actores parten del supuesto de que las emociones y los pensamientos siempre tienen repercusión sensible.

En está línea, en la Ilustración italiana el penalista Cesar Lombroso propuso una tesis, harto peligrosa y desechada en general, según la cual los criminales podían detectarse por las facciones. Había tipologías diversas que reflejaban las actitudes y temperamentos de los seres humanos.

En el mismo Génesis, Dios le dice a Caín: «¿Por qué andas cabizbajo? ¿No tendrías buen ánimo si obraras bien?». Podemos observar como en este pasaje la figura física refleja las consecuencias visibles del obrar libre sin que tenga que ver con una mecánica conductista.

Ahora se ha dado un paso más allá, porque se trata de captar no simples emociones sino intenciones, pensamientos. Se le dice a los sujetos del experimento que piensen en qué van a hacer con toda libertad: sumar o restar, por ejemplo. El 'escáner' fotografía patrones de actividad cerebral fijos y determinados.

El siguiente paso será, naturalmente, crear una base de datos, una especie de Diccionario en donde figuren todas las intenciones con sus traducciones cerebrales correspondientes. La acumulación de observaciones y 'escaneado' permite identificar patrones neurales de acuerdo con los pensamientos que los produjeron.

Desde el punto de vista teórico, la fenomenología de Husserl estudia minuciosamente desde 1900 la diferencia entre significación, expresión y percepción sensible de un objeto. Es clave saber distinguirlos porque lo único que puede hacer un 'escáner' es conseguir fotografías de alta resolución de los movimientos o de la actividad sensible cerebral.

Puedo fotografiar un plato pero no un círculo. Puedo 'escanear' el cerebro pero no un teorema. Los teoremas están en todos los cerebros y son válidos independientemente de las neuronas de los matemáticos. El universo se mueve con teoremas. Los platos pueden verse pero el concepto de círculo no; sólo se entiende. O como se suele decir, «el concepto de azúcar no es dulce».

Sin embargo, el descubrimiento es sensacional e implica repercusiones técnicas y sobre todo éticas. Entramos por unos derroteros tecnológicos que afectan al campo de la bioética y repercuten en la totalidad de la vida humana: la identidad personal, la intimidad, la libertad, etc. Es perfectamente factible clasificar la población por tendencias mentales ¿Es decente utilizar estas técnicas para controlar a los ciudadanos y sus mentes? ¿Cabe, en nombre del progreso, dar el visto bueno sin más a unos métodos que disuelven cada vez más al ser humano y lo convierten en objeto manipulable?

Por otra parte, se anticipan aplicaciones prácticas de gran utilidad relacionadas con la informática. Un simple pensamiento genera una señal eléctrica en el cerebro. Un software adecuado puede, según afirman, manejar un ordenador y lo que, a través de él, puede ejecutarse que es mucho. Los tetrapléjicos tienen con esta tecnología más oportunidades. Pero tener delante un detective, un psiquiatra o un jefe de empresa (o un Departamento gubernamental) que me diga: «Se lo que usted. está pensando», y además sea cierto, no me alarma, sino me subleva.

Pienso que es el momento de iniciar un Movimiento por la Liberación Mental (MLM) que vaya creando conciencia de todas las formas tecnológicas o psicológicas de manejar la conciencia y logre un riguroso filtro de todas ellas. La información es poder y la libertad humana no debe tolerar las derivaciones negativas del progreso tecnológico. En eso como en todo.

Comentarios

t.i.n.a. ha dicho que…
QUE INTERESANTE!!! TE ENCUENTRO TODA LA RAZON, PERO TAMBIEN ENCUENTRO QUE SI DIOA PERMITIO A LOS HUMANOS LLEGAR A ESTA TECNOLOGIA DEBERIAMOS OCUPARLA EN BENEFICIO DE LA BUENAS PERSONAS, PARA RESOLVER PROBLEMAS DIFICILES, CREO YO.
*SE DEJA BEBER* ME HIZO MUCHA GRACIA JAJAJA
cambiaelmundo ha dicho que…
¡Has vuelto! Desde luego los avances cinetíficos pueden ser maravillosos, no hay más que ver cómo han mejorado los vinos chilenos... Pero también pueden ser catastróficos, según cómo se usen, por eso es tan necesaria una ética bien anclada en la verdad sobre el hombre.

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

¿Cómo ser un blogger top?

He sacado un poco de tiempo para leer varios artículos que tenía reservados para leer más tarde sobre cómo llevar mi blog al éxito: escribir cada semana, conocer a mis lectores, identificar influencers, usar etiquetas, crear eventos, tener un calendario,  establecer palabras clave...

¡Buff! La mayoría de los consejos son de sentido común; los otros son profesionales. Es decir, están muy bien.

¿Por qué no los sigo -o no se si los sigo-?

Por dos motivos.

Uno: por pereza. Pereza para aplicar tantos consejos, métodos, herramientas...

Dos: porque la mayoría de estos artículos están orientados al marketing, a vender, a crear, posicionar y fortalecer una marca -debo de haber elegido mal mis influencers-. Resumiendo, vienen a decir "escribe lo que tu público -actual o potencial- quiere leer".

Y claro, yo, en mi blog, quiero escribir lo que yo quiero escribir, lo que tengo que decir, lo que pienso o me parece interesante de lo que otros piensan y escriben.

Pero, ¿interesa a otros? N…

Elecciones bis

No trato sobre política -en el sentido reductivo de la expresión- en este blog; lo que no significa que no me apasione. Pero llevo días queriendo compartir una reflexión sobre las situaciones que nos han abocado a repetir las elecciones.

En primer lugar, el marco general del sistema de partidos, la partitocracia, que los convierte en el único factor de poder y, consecuentemente, en órganos de poder o de intereses solo alcanzables a través del ejercicio del poder. El resultado es que si uno gana, los demás pierden: por eso es tan difícil que se llegue a acuerdos. Pensemos, por ejemplo, en la liga de fútbol: si un equipo gana, otro pierde, y si empatan, ambos pierden (solo muy raramente ambos ganan). En una sociedad tan "líquida" como la nuestra, los partidos, además de omnipresentes, son de una dureza granítica.

Como el Partido Popular (PP) ganó las pasadas elecciones, todos los demás perdieron; por eso no quieren que gobierne. Además, el PP ha dado una justificación moral a e…