Ir al contenido principal

Jaume Vives y Guardianes de la fe

Con Jaume Vives. Foto plopez
A la segunda fue la vencida. La semana pasada pude al fin conocerle.

Jaume Vives Vives se ha hecho famoso por el Balcón de la calle Balmes, el de "la Resistencia", y como portavoz de Tabarnia, ese espejo bien humorado de denuncia del nacionalismo separatista y sus incongruencias. Pero Jaume es mucho más un defensor de los cristianos perseguidos en Oriente Medio y un profeta para los cristianos adormecidos de occidente. Por esto segundo vino a Granada, para presentar su documental "Guardianes de la fe"*, un relato impactante de la expulsión de los cristianos iraquíes de Mosul, Quaraqosh y el resto del valle de Babilonia en 2015, por el Daesh y la complicidad de sus vecinos musulmanes. El documental relata, vía testimonios, el sufrimiento de estos cristianos, que lo pierden todo -muchos hasta la vida- por no abjurar de su fe. Cuando se han quedado sin nada, lo tienen todo en Dios: por eso no pierden la esperanza y, lo más asombroso, pueden perdonar.

Que Vives, católico, periodista, autor de "Pobres pobres: 8 días viviendo en la calle" y "Viaje al horror del Estado Islámico", director de Diario el prisma, sea más conocido por su actividad contra el separatismo que por su verdadero trabajo periodístico es un trágico sarcasmo de cómo en las sociedades opulentas nos dedicamos a estupideces como el nacionalismo, en lugar de unirnos para solucionar entre todos los verdaderos problemas de la gente. Aunque a él la ha venido bien la fama por lo primero para dar más repercusión a lo segundo.



Jaume comió y estuvo de tertulia en el Colegio Mayor Albayzín, y presentó su documental -está trabajando en el segundo, un regreso a Babilonia tras la derrota del Daesh- en el precioso patio del Colegio Mayor Alsajara. Mejor que el documental fueron sus palabras de presentación, una llamada a que los cristianos de occidente tomemos conciencia de que padecemos una persecución más insidiosa y peligrosa en nuestra propia casa, estemos posiblemente abjurando de nuestra fe en muchas pequeñas concesiones, y a que guardemos la fe con continuos actos de la vida cotidiana.

¿Le escucharemos? Muchos no, por supuesto. Pero ya sabemos que basta un resto, un poco de levadura para hacer fermentar la masa de la revolución de las sonrisas, para guardar la fe.

Si os interesa saber más de los cristianos perseguidos, visitad también, por ejemplo, la iniciativa Stand Together.

* De este documental ya hablamos aquí cuando se estrenó.

Comentarios

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

A propósito de Tabarnia

La broma no lo es tanto. Para empezar es el espejo en el que los argumentos independentistas se ven reflejados con toda su grotesca facha. Ni siquiera hace falta que el espejo sea cóncavo o convexo, como los que había en el parque de atracciones del Tibidabo. Es la administración del ponzoñoso brebaje nacionalista a sus mismos elaboradores.

Con humor.

Por esto tiene tanto éxito.

Como barcelonés, y, por tanto, presunto tabarnés, me considero implicado. Al principio no quise dar vuelo al invento: bastante lío tenemos con el nacionalismo independentista catalán como para regresar al cantonalismo del siglo XIX. Después, ha ido haciéndome gracia la broma, por su sencilla genialidad y eficacia para poner en evidencia el separatismo, hasta el punto de que barajo la posibilidad de ofrecerme como cónsul de Tabarnia en Granada.

Pero ahora veo que, como dijo un amigo, Tabarnia no es nada inocente. Está bien para defender la unidad de España; pero ¡ojo!

Me han abierto los ojos dos artículos de …

El valor añadido de un Colegio Mayor

Nunca ponderaré bastante lo que supone un Colegio Mayor para la vida universitaria y para los que estamos ligados a alguno. Sigo unido al Colegio Mayor Albayzín como vocal de su Patronato y, desde el año pasado, como Becario de Honor -gran honor-. Pongo unos ejemplos recientes.

El mes pasado invité al presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía a comer y tertulia-café con miembros del Patronato, antiguos colegiales y amigos. Nos juntamos una preocupante cantidad de abogados, además del grueso de los estudiantes residentes, que no quisieron perderse la visita de Lorenzo del Río; no en vano, un tercio de los colegiales de este año estudia Derecho...


Durante la comida y la tertulia desfilaron los grandes temas de la judicatura, junto con pequeñas anécdotas de la vida cotidiana del ejercicio de la Justicia y del Derecho. Muy interesante para todos; porque hace mucha falta cierta educación en sentido jurídico, visto cómo funciona nuestra sociedad.

Pocos días después, Albayzín…