Ir al contenido principal

Por qué ir a la Jornada Mariana de la Familia de Torreciudad

El sábado 16 de septiembre de 2017 tendrá lugar la XXVII Jornada Mariana de la Familia en el Santuario oscense de Torreciudad, a pocos kilómetros de Barbastro, a medio camino de la carretera que conduce a Aínsa. Llevo dos años seguidos asistiendo y la experiencia es tan positiva que no puedo dejar de proponer esta peregrinación por todos los medios. En mi ayuda vienen los textos que me ha enviado un amigo, que son los que expongo a continuación; aunque la mejor explicación es vivirla.

El Papa Francisco apoya las peregrinaciones
Lo hizo en el documento más importante del pontificado, la Evangelii Gaudium, n. 90:

"Las formas propias de la religiosidad popular son encarnadas, porque han brotado de la encarnación de la fe cristiana en una cultura popular. Por eso mismo incluyen una relación personal, no con energías armonizadoras sino con Dios, Jesucristo, María, un santo. Tienen carne, tienen rostros. Son aptas para alimentar potencialidades relacionales y no tanto fugas individualistas".

En 2016 decía el Papa a los rectores de santuarios, entre ellos el de Torreciudad: Ir en peregrinación a los santuarios es una de las expresiones más elocuentes de la fe del pueblo de Dios (…) Esta religiosidad popular es una forma auténtica de evangelización que necesita siempre ser promovida y valorizada sin minimizar su importancia (…) el peregrino lleva consigo su propia historia, su propia fe, las luces y sombras de su vida . Cada uno lleva en el corazón un deseo especial y una oración particular. El que entra en el santuario siente inmediatamente que se encuentra como en casa, acogido, entendido y sostenido (…) el santuario es la casa del perdón, donde cada uno se encuentra con la ternura del Padre que tiene misericordia de todos, sin excluir a ninguno.

Torreciudad no está cerca de casi ninguna parte y eso garantiza que es una verdadera peregrinación, no exenta de pequeños sacrificios.

foto atarifa CC

Torreciudad, un lugar para pedir por la familia
Todos tenemos familiares por los que pedir; todos somos hijos, casi todos, tenemos hermanos o parientes, y muchos, hijos, nietos sobrinos, etc.
El Prelado del Opus Dei, en su Carta de 4 de junio, recuerda que en las últimas décadas la familia ocupa un lugar destacado entre las prioridades de la Iglesia y, por tanto, de la Prelatura.
Hoy las necesidades de las familias son especialmente urgentes: problemas de convivencia entre los cónyuges, situaciones de separación o divorcio, problemas con los hijos adolescentes, hijos mayores en paro que viven en el hogar familiar, problemas de salud, hijos que conviven en pareja sin casarse, gente que no encuentra novio o novia para prepararse a vivir un matrimonio cristiano, etcétera. En Torreciudad hay una tradición de milagros espirituales o materiales. El Rector del Santuario decía en una entrevista reciente: “La Virgen de Torreciudad ayuda especialmente a las familias y todo lo que tiene que ver con la familia, la preparación al matrimonio, el matrimonio, los momentos buenos, los malos, la enfermedad, el dolor… Pienso que es un lugar precioso para ir y poner tus cosas, tu familia, tus amores a los pies de la Virgen”.
Para muchas familias, sólo ver a centenares de matrimonios rezando a la Virgen, es ya una bocanada de ánimo humano y sobrenatural.

Pedir milagros y entender el sentido de la oración
Un cristiano ayuda a su familia poniendo los medios humanos, pero siempre poniendo también medios sobrenaturales por ejemplo peregrinar a un Santuario como Torreciudad
Para una persona creyente, pedir a la Virgen por las personas a las que más queremos es algo muy importante. Decía el anterior Papa, Benedicto XVI en la encíclica Deus Caritas est n. 37: “El cristiano que reza no pretende cambiar los planes de Dios o corregir lo que Dios ha previsto. Busca más bien el encuentro con el Padre de Jesucristo, pidiendo que esté presente, con el consuelo de su Espíritu, en él y en su trabajo”. La oración ayuda a amar la voluntad de Dios y a esperar su ayuda para seguir luchando con alegría.

A cualquiera interesado por acudir desde Granada, puedo proporcionarle información del viaje en el que me he apuntado.


Comentarios

Populares

La toma de Quaragosh

El pasado jueves 8 de enero por la tarde me llegó por whatsapp un mensaje urgente pidiendo oraciones porque los islamistas del ISIS acababan de tomar la ciudad de Quaragosh, la que cuenta -o contaba- con más cristianos en Iraq. Según el mensaje, cientos de hombres, mujeres y niños estaban siendo decapitados en ese momento. Dicho así, me produjo tal congoja que empecé a pasarlo, hasta que decidí comprobar, acuciado por cierta sospecha.

Procuro estar informado, y la toma de Quaragosh ese día no me cuadraba nada. Acudí a Twitter en busca de una fuente profesional sin encontrarla, y me fui dando cuenta de que la cadena de oración se iba remontando poco a poco en el tiempo, a días, semanas, meses atrás. Uno de los tuits (del 5 de enero) reconocía: "La noticia que colgué ayer de la ocupación de quaragosh en Irak, se produjo en agosto". En efecto, el primer tuit alusivo anuncia el ataque a la ciudad en junio, y el siguiente, que informa de la toma y la masacre, es del 8 de agosto.

A propósito de Tabarnia

La broma no lo es tanto. Para empezar es el espejo en el que los argumentos independentistas se ven reflejados con toda su grotesca facha. Ni siquiera hace falta que el espejo sea cóncavo o convexo, como los que había en el parque de atracciones del Tibidabo. Es la administración del ponzoñoso brebaje nacionalista a sus mismos elaboradores.

Con humor.

Por esto tiene tanto éxito.

Como barcelonés, y, por tanto, presunto tabarnés, me considero implicado. Al principio no quise dar vuelo al invento: bastante lío tenemos con el nacionalismo independentista catalán como para regresar al cantonalismo del siglo XIX. Después, ha ido haciéndome gracia la broma, por su sencilla genialidad y eficacia para poner en evidencia el separatismo, hasta el punto de que barajo la posibilidad de ofrecerme como cónsul de Tabarnia en Granada.

Pero ahora veo que, como dijo un amigo, Tabarnia no es nada inocente. Está bien para defender la unidad de España; pero ¡ojo!

Me han abierto los ojos dos artículos de …

José Antonio Senovilla. Vicario del Opus Dei en Rusia (y Ucrania)

Conocí a José Antonio Senovilla cuando era el prototipo de lo que hoy se llama un emprendedor. Tenía proyectos para sí y para cualquiera que se le acercara. Muchas personas con espíritu emprendedor se le acercaban en busca de asesoramiento y encontraban, normalmente, aliento para ir más allá de lo que nunca soñaron. Luego trabajamos juntos unos cuantos años y comprobé en carnes propias su empuje y magnanimidad.

Solo una persona de su magnanimidad y empuje podía ordenarse sacerdote entrado ya en años y marcharse a comenzar la labor estable del Opus Dei en Rusia. Así, sin saber ruso y, casi, sin saber ser cura. José Antonio merecía una entrevista, y así lo entendió el Diario Jaén, que le abrió una página entera en su Dominical del pasado domingo. Esto es lo que escribió:



"En Jaén, la ciudad en la que nací y a la que vuelvo siempre que puedo, como ahora, aprendí de Rusia lo que habitualmente un niño alumno de los Maristas puede saber sobre el país más grande del mundo: Rusia ocupa má…