De cruces y de bruces

miércoles, 14 de septiembre de 2016 ·

Pongamos que unos tipos dedicados a los montajes teatrales adaptan un clásico de la ópera, con el fin de poner "en el centro la influencia del fanatismo religioso y sus conexiones con el poder dictatorial en los comportamientos sociales". Pongamos que se les ocurre situar la trama encerrando un montón de palestinos en un lugar con estética de campo de exterminio nazi.

Ahora imaginemos el lío que se podría armar.

¿A qué viene esto?

Acabo de tener la mala suerte de detenerme en la crítica de cierto periódico al estreno por parte de La Fura de "Norma", trufado de ataques a la religión católica, sus símbolos y sus ritos.

Lo que me ha animado a escribir es que, por lo visto, utiliza "símbolos e imágenes de gran potencia visual, como el bosque formado por 1.200 cruces con la imagen de Cristo incluida que representa el mundo mental de [la]  protagonista". Me ha venido enseguida a la memoria La Colina de las Cruces; también allí ardió la Cruz, como en el escenario de la Royal Opera House, en los vanos intentos de la dictadura comunista por erradicar la fe de Lituania.

Pero estad tranquilos, los cristianos lo tomaremos con calma, no habrá "reacciones intolerantes y tal", porque no somos como nos pinta La Fura.

Eso sí, uno echa en falta que alguien con "gran potencia visual" sea capaz, algún día, de poner en el centro la influencia del fanatismo ideológico y "sus conexiones con el poder dictatorial", que llevan a perseguir hasta la muerte civil y/o física a los cristianos, sus ritos y convicciones, como una constante histórica y global.

Igual ya está hecho y yo no me he enterado. Agradeceré pistas.

Seguidores

Twitter

Ver el perfil de Alberto Tarifa Valentín-Gamazo en LinkedIn XING

Seguidores en Google+

Mi podcast

Galería de grafitos

Presentaciones

Etiquetas