Bloody money

lunes, 27 de septiembre de 2010 · 0 comentarios


"Blood Money, el valor de una Vida" es un largometraje-documental del cineasta David Kyle, que expone la verdad sobre la industria del aborto. La cinta, narrada por la Dra. Alveda King (sobrina de Martin Luther King), muestra el recorrido del aborto en Estados Unidos, apoyándose en testimonios de personas directamente implicadas en él. Para saber más de la película, les dejo con la siguiente entrada en el blog Publicidad y cine con valores.

Pero el motivo inicial del post es comentar el artículo Complicaciones psiquiátricas del aborto, en el que los profesores Manuel Gurpegui y Dolores Jurado, de la Universidad de Granada, repasan la literatura científica más actualizada sobre la cuestión.

Son muchos los aspectos interesantes de este artículo, publicado en Cuadernos de Bioética XX, 2009/3ª; pero lo que más impacto me ha causado es la última conclusión del estudio, algo en lo que no había pensado, y que ha sido el descubrimiento de un engaño colosal:

En tercer lugar (...) de ninguna manera puede invocarse, sobre bases empíricas, razones de salud mental de la embarazada para inducir al aborto, a pesar de que así se haga en la mayoría de los casos en España (97% por peligro para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada, n. del b.) y en algunos otros países.
Sabía que esta indicación -peligro para la vida o la salud física o psíquica de la embarazada- era un coladero; pero no que fuera tal el engaño. Porque lo que los estudios científicos muestran es que hay más o menos riesgo de "complicaciones psiquiátricas" para las mujeres que abortan que para las que dan a luz; incluso hay estudios -los más proclives al aborto-, que dicen que los riesgos son los mismos; pero ninguno, ninguno, ninguno dice que abortar reporte beneficios psiquiátricos frente a dar a luz.

Esto me recuerda a la cantinela del tabaco: tantos años de procurar la industria tabaquera enganchar a sus clientes y negar los efectos nocivos, hasta que ha empezado a probarse el daño para la salud, grave en muchos casos, lo que ha supuesto indemnizaciones multimillonarias, el estigma social y la lucha por disminuir el consumo.

¿Cuándo veremos algo similar a lo del tabaco con el aborto? ¿Pronto?

Incluso el deseo de saber es una pasión

domingo, 26 de septiembre de 2010 · 0 comentarios

El profesor Armando Segura es un maestro, un sabio, un filósofo en el amplio sentido de la palabra, no sólo por ser catedrático de Historia de la Filosofía Moderna; además, es mi amigo. Por todo esto traigo a colación su último libro publicado: Ser y poder.

En el volumen se recogen los resultados del seminario sobre el pensamiento de Baruch de Spinoza organizado por el departamento de Filosofía de la UGR, bajo su dirección, publicado en la colección “Biblioteca de Humanidades/Filosofía y Pensamiento”, que dirige la profesora Remedios Ávila Crespo.


Incluso el deseo de saber es una pasión”, afirma el profesor Armando Segura en su libro, publicado por la editorial UGR. El autor asegura que “El ser es lo que hay pero siempre hay más de lo que se puede verificar. El verificar es un modo de apropiación que comienza por la percepción y la observación empírica. El deseo por su parte es una pasión, incluso el deseo de saber. La observación viene del deseo de saber que estimula la atención como la antena que lo espera todo del satélite al que está dirigida. La percepción captura la señal y la hace suya de modo que lo que no percibimos o aquello de lo que no podemos apropiarnos por la percepción declaramos que no existe”.

El libro contiene las siguientes aportaciones: “Significado del laicismo desde las luchas de religión hasta Spinoza” (Armando Segura Naya); “Religión y política en el tratado teológico-político” (Miguel Ángel Almendros); “El principio del discurso del Método y del tratado de la reforma del entendimiento” (Diego Mogollón del Río); “El Dios de los filósofos” (José María Gómez Delgado); “Parte cuarta de la Ética demostrada según el orden geométrico: de la servidumbre humana, o de la fuerza de los afectos” (Luis Fernando López); “La libertad de Spinoza” (Francisco Aranda Martínez); “Conocimiento y Dios en Spinoza” (Javier Gálvez).

Contacto: Profesor Armando Segura. Departamento de Filosofía. Universidad de Granada. Tfn: 958 243780. Correo electrónico: arsegura@ugr.es


Los futuros santos del siglo XXI

domingo, 19 de septiembre de 2010 · 2 comentarios

Seguir el viaje del Papa Benedicto XVI a Gran Bretaña en la mayoría de los medios de comunicación es un suplicio, o mejor dicho, un engaño: con la manía de centrar las noticias en la cuestión de los abusos o de los presuntos terroristas o de los que se oponen a la visita, se nos está birlando el verdadero contenido del viaje, las palabras y las propuestas del Papa a ese país y al mundo, que son mucho más interesantes, más radicales (en cuanto que van a la raíz) y de infinito mayor alcance.

Veamos un ejemplo, el saludo a los alumnos durante la Celebración de la Eucación Católica, en el Colegio Universitario Santa María de Twickenham (London Borough of Richmond), el Viernes 17 de septiembre de 2010:

No es frecuente que un Papa u otra persona tenga la posibilidad de hablar a la vez a los alumnos de todas las escuelas católicas de Inglaterra, Gales y Escocia. Y como tengo esta oportunidad, hay algo que deseo enormemente deciros. Espero que, entre quienes me escucháis hoy, esté alguno de los futuros santos del siglo XXI. Lo que Dios desea más de cada uno de vosotros es que seáis santos. Él os ama mucho más de lo jamás podríais imaginar y quiere lo mejor para vosotros. Y, sin duda, lo mejor para vosotros es que crezcáis en santidad.

Quizás alguno de vosotros nunca antes pensó esto. Quizás, alguno opina que la santidad no es para él. Dejad que me explique. Cuando somos jóvenes, solemos pensar en personas a las que respetamos, admiramos y como las que nos gustaría ser. Puede que sea alguien que encontramos en nuestra vida diaria y a quien tenemos una gran estima. O puede que sea alguien famoso. Vivimos en una cultura de la fama, y a menudo se alienta a los jóvenes a modelarse según las figuras del mundo del deporte o del entretenimiento. Os pregunto: ¿Cuáles son las cualidades que veis en otros y que más os gustarían para vosotros? ¿Qué tipo de persona os gustaría ser de verdad?

Cuando os invito a ser santos, os pido que no os conforméis con ser de segunda fila. Os pido que no persigáis una meta limitada y que ignoréis las demás. Tener dinero posibilita ser generoso y hacer el bien en el mundo, pero, por sí mismo, no es suficiente para haceros felices. Estar altamente cualificado en determinada actividad o profesión es bueno, pero esto no os llenará de satisfacción a menos que aspiremos a algo más grande aún. Llegar a la fama, no nos hace felices. La felicidad es algo que todos quieren, pero una de las mayores tragedias de este mundo es que muchísima gente jamás la encuentra, porque la busca en los lugares equivocados. La clave para esto es muy sencilla: la verdadera felicidad se encuentra en Dios. Necesitamos tener el valor de poner nuestras esperanzas más profundas solamente en Dios, no en el dinero, la carrera, el éxito mundano o en nuestras relaciones personales, sino en Dios. Sólo Él puede satisfacer las necesidades más profundas de nuestro corazón.

Wikio

Farenheit 451

lunes, 13 de septiembre de 2010 · 0 comentarios

No comparto la sacralización del libro; me considero un enamorado de los libros, no sólo de su contenido, también de su continente, he nacido y vivido rodeado de libros, de bibliotecas bien surtidas, atractivas, misteriosas; he sido encargado de biblioteca en Colegios Mayores, Centros culturales, incluso en el cuartel durante mis prácticas como sargento de IMEC en el glorioso Regimiento de Cazadores de Montaña Arapiles 62. Pero me ponen nerviosos esos idólatras que consideran la quema de cualquier libro (sospecho que más bien de según qué libros) como un acto de lesa humanidad. Lo siento; opino que la basura debe ser, como mínimo, reciclada, y entre libros hay magnitudes inconmensurables de basura.

¿A qué viene este exabrupto? Lo tenía en mente desde hace tiempo; pero lo ha activado, como sucede tantas veces, una coincidencia. Leo en el Diario SUR de Málaga una entrevista a un tal Joaquín Zulategui, organizador del primer congreso 'El ser creativo', 3 días, 24 líderes de opinión y 21 minutos para que expongan las ideas que podrían cambiar el mundo. Es la premisa de un congreso que reúne, del 21 al 23 de octubre en Málaga, a los pensadores más vanguardistas. Entre ellos, el científico Eduard Punset, el Premio Nobel de Química Mario Molina, la autora de '¿Por qué no tener bebes?', Corinne Maier, o el gerontólogo Aubrey de Grey, que afirma que el ser humano podría alargar su vida hasta los mil años.

La carambola es con Eduard Punset, pues acabo de leer una divertida y, a la par, descorazonadora reseña de su último "libro", El viaje al poder de la mente, redactada por Juan Arana, catedrático de Filosofía de la Naturaleza de la Universidad de Sevilla, para ACEPRENSA. Como el artículo está reservado sólo para suscriptores, me limito a entresacar una pequeña pero significativa parte, que me inclina a pensar que sí, que hay libros que se ganan el reciclaje a pulso:

Encuentro, en primer lugar, que es un texto muy descuidado. Parece mentira que, disponiendo de toda una batería de documentalistas y revisores (mencionados en el apartado de agradecimientos), cometa tantos errores de bulto. Otorga 150 años de vida a la teoría del Big Bang, que empezó a esbozarse después de 1920 y sólo se consolidó en 1965 (p. 27); atribuye a Einstein el descubrimiento de formas de energía que repelen, cuando desde la más remota antigüedad se conocen las fuerzas de impenetrabilidad, magnética y eléctrica, que son total o parcialmente repulsivas (p. 30); atribuye pensamiento no ya a los animales, sino a los fósiles de ammonites (p. 38); dice que cuando el agua se evapora sus moléculas se disocian en átomos de hidrógeno y oxígeno (p. 46); confunde los conceptos de densidad y peso (p. 48); coloca los bosques de Turingia “en plena Selva Negra”, la cual está en otro estado de Alemania (p. 148); etc.

Si hay poco respeto a los hechos, tampoco encuentro deferencia alguna a las reglas de la lógica. Menciona en cierto lugar una insospechada “fuerza de atracción repulsiva” (p. 16) con la que tal vez quiera aludir a la “gravedad negativa” que han popularizado los modelos cosmológicos inflacionarios. No menos sorprendente es que en otro pasaje se pregunte cómo “evitar las crisis inevitables” (p. 165), o que pretenda que el primer organismo existente sobre la tierra era heterótrofo, lo que significa –aclara por si quedaba alguna duda– que “se alimenta de otros” (p. 288). Tengo serias dudas sobre qué pudo comer entonces, dado que estaba solo en el escenario de la vida. También resulta perturbador que, tras explicar con detalle cómo nació la vida en “los mares y lagos” (p. 293), termine con la aseveración: “Todo sucedió en la atmósfera. La vida llovió del cielo” (p. 294).


Pienso que no hace falta seguir...

Wikio

Caperucita en Manhattan

sábado, 11 de septiembre de 2010 · 0 comentarios

Este es el post que he prometido en la entrada anterior.

Creo que ya lo he escrito en alguna ocasión, la novela de Martín Gaite que lleva el título de esta entrada es una de mis favoritas, que ahora hago el propósito de releer. Siempre pasa cuando pides consejo al que sabe, que descubres verdaderos tesoros. Pero no voy a hablar de este librito delicioso.

Alfonso Aguiló, webmaster de interrogantes.net publica unos artículos estupendos y hoy quiero enlazar uno sobre la perspectiva que tienen los niños de hoy del clásico cuento de Caperucita Roja, otra de mis pequeñas obras maestras predilectas.

En El juicio de los niños, Aguiló afirma que Los niños de hoy piensan que la familia de Caperucita Roja no era nada ejemplar. Una madre que tiene a la suya, con tantos años, viviendo a muchas leguas de su casa es, para empezar, una mujer poco cariñosa. Una madre que permite que su hija, en este caso, Caperucita, se adentre sola en el bosque para llevar a la abuelita abandonada una cesta con un surtido de productos caseros es una madre egoísta y poco responsable. De haber tenido algo más de sentido común, habría acompañado a su hija en tan larga y arriesgada travesía. El lobo feroz hace lo que tiene que hacer. Recibe la información, se adelanta a Caperucita, se come a la abuela, que vive sola porque su hija no la quiere tener en casa, se viste con el camisón de la abuela, se ajusta su redecilla en la cabeza y se mete en la cama en espera de esa tontita que le ha dado todas las pistas. Y llega Caperucita y no reconoce a su abuela, y se cree que el lobo es la abuelita, lo que demuestra lo tonta que era la niña y lo poco que visitaba a su abuelita. Y el lobo se la come, porque se lo tiene merecido. Por eso, cuando el lobo se zampa a Caperucita, los niños de hoy aplauden a rabiar, hasta el punto que en los guiñoles suelen eliminar del cuento la figura del cazador que salva a ambas, porque no resultaría nada popular.

Les sugiero que lo lean (es breve y de fácil lectura); los niños de hoy están amenazados por multitud de lobos, entre ellos los de la estupidez de muchos de sus mayores; pero siguen sin tener un pelo de tontos, quizá hoy, aún menos.

Wikio

La soledad del blogger

· 10 comentarios

Comienzo a comprender a los que un buen día anuncian que abandonan el blog, no me refiero a los miles de blogs abandonados sin más, hablo de esos blogueros que sufren una crisis de diversos orígenes y escriben con un acento de derrota que lo dejan, que ese es su último post. He leído varios de estos obituarios, algunos han resucitado al cabo del tiempo, unos pocos lo han hecho por el calor y el ánimo de otros colegas, incluso alguno debe su perseverancia a mi aliento.

Y sin embargo hoy les entiendo mejor. Entre esta entrada y la anterior y la anterior han pasado 8 días, muchos para lo que venía siendo habitual en los seis años y pico que llevo en el teclado. Sucede que tengo más trabajo que nunca, que muchos temas me parecen ya tan trillados, tan tratados, que he perdido un poco la ilusión por ellos, que no encuentro perspectivas que me provoquen... He llegado a abrir dos bitácoras más porque me sobraba el material y ahora...

Para colmo, llevo metido ya tiempo en las redes sociales ¡menuda diferencia! Allí pasa de todo continuamente, cada día tienes cantidad de noticias, contactos, requerimientos; es como estar en el metro en hora punta.

No, no voy a abandonar; pero quería expresar un poco de mis sentimientos, lanzarlo al éter virtual de Internet y, de paso, desatascar el blog. Como prueba de la verdad de mis intenciones, voy a escribir otra entrada inmediatamente después de publicar esta.

A los que aún me siguen, un saludo muy afectuoso.

Wikio

Informe EURYDICE

viernes, 3 de septiembre de 2010 · 0 comentarios


El pasado 7 de junio Eurydice (Red Europea de Información sobre Educación) ha realizado un estudio en el que aborda los resultados escolares y el fracaso escolar desde las diferencias entre sexos. Este estudio ha sido realizado teniendo en cuenta los sistemas educativos de 29 países de la Comunidad Europea y se puede descargar AQUI. una versión en inglés. También se puede leer un resumen AQUÍ.

Androulla Vassiliou, comisaria europea responsable de educación, ha comentado: “las diferencias de género en materia de educación deben ser tomadas en cuenta para la elaboración de políticas y estrategias de mejora de los resultados escolares.”

(...)

El Informe, en todo momento, y al margen de los datos estadísticos, ofrece un testimonio tremendamente claro de que chicos y chicas actúan diferentemente en la escuela, a causa de que son diferentes. Y ese comportamiento, y los resultados que obtienen, deben ser tomados en consideración en la organización escolar y en los procesos de aprendizaje.

Wikio

Seguidores

Twitter

Ver el perfil de Alberto Tarifa Valentín-Gamazo en LinkedIn XING

Seguidores en Google+

Mi podcast

Galería de grafitos

Presentaciones

Etiquetas