Pararse a pensar

jueves, 28 de junio de 2012 · 0 comentarios

Aunque soy de los que piensa hablando, estoy de acuerdo con que para pensar del todo hay que callar, y desde luego, con que lo que hay es mucho ruido y pocas -muy pocas- nueces.

BLOQUEO, por Paco Sánchez, en La Voz de Galicia, 16 de junio de 2012

Resulta difícil hablar sin sumarse a la cháchara habitual de este país, esa que rige nuestros destinos y se manifiesta en las intervenciones de los políticos y en su glosa periodística. La misma cháchara que impide comprender, quizá porque ellos mismos, políticos y periodistas, no comprenden y, al explicarse sin comprender, lo embarullan todo más hasta dejarnos perplejos y embotados.

Estábamos tan acostumbrados a esto, que la referencia a «Europa» o a «los países avanzados» -eufemismo que suma a Estados Unidos- se había convertido en una muletilla tertuliana para salir del charco de la cháchara insustancial. Hasta que caímos en la cuenta de que «Europa» y «los países avanzados» ni tienen políticos mejores ni un periodismo más riguroso. Europa, con nosotros a la cabeza, procedió a suicidarse primero culturalmente, luego demográficamente y ahora, económicamente, de modo que como alguien decía ayer, «los jóvenes del 68 pasaremos a la historia como la generación que ha arruinado a España». Y a Europa, añadiría. Quizá, al mundo. Por eso, ahora que se pide mayor transparencia en el ejercicio de la comunicación política y que se nos expliquen mejor las cosas, casi me atrevería a pedir más bien silencio.

Necesitamos callar y pensar, porque hablando se piensa mal. Y a lo mejor descubrimos una salida a este bloqueo monumental que no es solo, ni siquiera principalmente, económico. Resintonizando el televisor descubrí no sé cuántos canales de astrología. Parecemos una humanidad primitiva, obtusa, que recurre a los adivinos, como si nos estuvieran invadiendo sin la Wehrmacht, a base de emburrecernos. Pero debe de quedar un resto de racionalidad en alguna parte y deberíamos callar para encontrarla.

Mostrar a tus contactos de XING

30 maneras de conocer a san Josemaría en menos de un minuto

lunes, 25 de junio de 2012 · 0 comentarios

Mañana, 26 de junio, se celebra en todo el mundo la festividad de san Josemaría Escrivá, el santo de lo ordinario. Se cumple, además, el próximo 6 de octubre, el décimo aniversario de su canonización.

Para conmemorarlo, voy a aprovechar un trabajo de mi colega Marc Argemí, que permite conocer más sobre san Josemaría, en un minuto..., o echando la tarde si se quiere seguir el cóctel de 30 enlaces.


Josemaría Escrivá fue un sacerdote católico del siglo XX enamorado de Dios (1) y apasionado por el mundo (2). Se le puede ver en vídeos cortos (3) o por canal en Youtube (4). Tiene Web personal (5). Todos sus escritos (6) están en Internet y un instituto de investigación (7) se dedica a su mensaje y su persona. Quiso servir a la Iglesia (8) y ser buen sacerdote (9). Difundió el mensaje de que todas las personas están llamadas a ser santas, es decir, a encontrar a Dios en la vida corriente, convirtiendo los quehaceres cotidianos en oportunidad de servir a los demás y mejorar la sociedad. Fundó el Opus Dei (10). Amó a mucha gente (11) y hoy día son muchos los que le aman (12). Tiene un montón de biografías (13). Sale en tebeos (14), películas de dibujos animados (15), memorias (16) y recuerdos (17). Tiene incluso aplicaciones para iPhone (18). Su capacidad de perdonar y su amor a la libertad inspiran a directores de cine no creyentes (19), jornadas académicas (20) y ensayos monográficos (21). Como a todos los santos, se le puede pedir (22) que interceda ante Dios para encontrar trabajo (23) o mantener la familia unida (24). Hay rastro de su paso por lugares como Madrid (25) o los Pirineos (26). Su mensaje anima muchas iniciativas (27). Periodistas como John Allen (28) o Patrice de Plunkett (29) han abordado las cuestiones más polémicas. Y si todo esto no te basta, siempre puedes preguntar a la oficina de información del Opus Dei (30).


Mostrar a tus contactos de XING

Influencers

jueves, 14 de junio de 2012 · 0 comentarios

En el mundo de los teóricos de la opinión pública hay una afirmación que va tomando cuerpo de canónica: el nuevo nombre de poder es: INFLUENCIA.

Hay ya mucho dicho sobre esto, sobre si es cierto, sobre qué es, cómo se influye, cómo actúa, qué efecto produce...; y más que se dice y dirá cada hora que pase.

De lo mejor que he visto y escuchado es este documental "Influencers. How trends & creativity become contagious". Pero conviene, y mucho, después de verlo, leer el artículo donde lo he encontrado, "“The influencers”: ¿Por qué se pone de moda algo?", y luego volverlo a ver.

Un impacto estimulante, un abrelatas mental, para estar abierto a lo que sucede a tu alrededor, apoyado en una buena base, trabajada y flexible, que te permita ver y disfrutar de la insondable creatividad humana y, si eres capaz -que lo eres-, de poner tu granito de arena.

¡No te conformes! Sal del caparazón y sé un influencer, empieza comentado este post.



INFLUENCERS FULL VERSION (ES) from R+I creative on Vimeo.

Mostrar a tus contactos de XING

Biblioteca José Luis Olaizola y otros títulos

· 0 comentarios

Gonzalo Nadal me escribe para informarme de la marcha de la editorial y de las nuevas publicaciones.

Presenta la Biblioteca José Luis Olaizola, que arranca con cuatro títulos de José Luis Olaizola que no precisan presentación: Los amores de san Juan de la Cruz, Catalina de Aragón, Don Pelayo y Senén, a los que seguirán otros títulos del Premio Planeta y, recientemente, Premio Troa 2012.

Los crímenes del esteta y otros relatos de Luis Ramoneda es un libro que está magistralmente escrito y que cautiva al lector desde las primeras líneas.

Henri Muñiz presenta Pasteur una biografía completa de Louis Pasteur el responsable de la teoría microbiana y de la vacunación que ha mejorado en treinta años nuestra esperanza de vida.

¡A leer!


Mostrar a tus contactos de XING

Sobre la existencia de Dios

lunes, 11 de junio de 2012 · 5 comentarios

Y este breve diálogo circula por Internet, me ha llegado por e-mai. a través de mi hermana. Es sugerente, muy sugerente: el arte de cambiar el enfoque para explicar las cosas de una forma nueva.


Diálogo entre 2 bebés dentro del vientre materno

En el vientre de una mujer embarazada estaban dos hermanitos conversando cuando una le preguntó al otro:

- ¿Crees en la vida después del nacimiento?

La respuesta fue inmediata:

- Claro que sí. Algo tiene que haber después del nacimiento. Tal vez estemos aquí porque precisamos prepararnos para lo que seremos más tarde.

- Bobadas, ¡no hay vida después del nacimiento! ¿Cómo sería esa vida?

- No lo sé exactamente, pero ciertamente habrá más luz que aquí. Tal vez caminemos con nuestros propios pies y comamos con la boca...

- ¡Eso es un absurdo! Caminar es imposible. ¿Y comer con la boca? Es totalmente ridículo! El cordón umbilical es lo que nos alimenta. La vida después del nacimiento es una hipótesis excluida, el cordón umbilical es muy corto.

- En verdad, creo que ciertamente habrá algo. Tal vez sea bastante diferente a lo que estamos habituados a tener aquí.

- Pero nadie vino de allá, nadie volvió después del nacimiento. El parto termina con la vida. Vida que es nada más que esta absoluta oscuridad.

- Bueno, yo no sé exactamente cómo será después del nacimiento, pero, con certeza, veremos a mamá y ella cuidará de nosotros.

-¿Mamá?... ¿Tú crees en mamá?... ¿Y dónde supuestamente estaría ella?

- ¿Dónde?... ¡En todo alrededor nuestro! … a través de ella vivimos. Sin ella todo esto no existiría.

- ¡Yo no creo! nunca vi ninguna mamá, lo que comprueba que mamá no existe.

- Bueno… es cierto que no la hemos visto nunca; pero, a veces, cuando estamos en silencio, puedes oírla cantando, o sientes cómo ella acaricia nuestro mundo. ¿Sabes qué? Pienso que la vida real es la que nos espera y que ahora, estamos preparándonos para ella..

Mostrar a tus contactos de XING

La generación que construyó España

· 0 comentarios

Una de las anécdotas contadas por mi padre que más me gusta es la del conocido empresario catalán, Manuel Girona, al que hay dedicada una calle en Barcelona, que he recorrido y vivido millones de veces, porque cruza en la esquina más próxima la de Capitán Arenas, donde está la casa en la que he vivido los primeros quince años de mi vida.

Pues bien, cuenta mi padre que cuando Manuel Girona recibía en su despacho la visita de sus nietos decía a la secretaria: "Que pase la comisión liquidadora".

Esto viene a cuento por el artículo que me envió hace unos días mi buen amigo andorrano Eduard Vinardell (lástima que desconozca al autor), que comienza con el siguiente aforismo castellano: "¿Quiénes son los pobres? Los nietos de los ricos". A continuación, el artículo:

Cuando analizas lo que ocurre en una empresa o una sociedad, debes buscar las causas que provocan su situación, porque sólo trabajando sobre las causas, puedes cambiar los efectos. Y no tengo ninguna duda de que una de las principales causas de la prosperidad que vivimos en los años pasados fue la actitud de la generación de nuestros padres, y una de las principales causas de la crisis, es haber perdido esa actitud.

Recuerdo que hace años, un empresario brillante que viajó a China para hacer negocios, me comentaba: "China va a ser imparable. Cuando llegas allí el ambiente te recuerda la España de los años 70. Todo el mundo quiere trabajar mucho, ahorrar, comprarse su casa, su coche, que sus hijos vayan a la universidad. Cuando una generación está así centrada, no hay quien la pare" Este pensamiento me hizo reflexionar entonces y me ha vuelto a la memoria al contemplar a las tres generaciones que convivimos.

Mis padres tienen en torno a 70 años, y siempre han sido un ejemplo de trabajo, honradez, austeridad, previsión y generosidad. Pertenecen a una generación que, como dice mi padre, les tocó el peor cambio: de jóvenes trabajaron para sus padres y de casados para sus hijos.

Son gente que veían el trabajo como una oportunidad de progresar, como algo que les abría a un futuro mejor, y se entregaron a ello en condiciones muy difíciles. Son una generación que compraba las cosas cuando podía y del nivel que se podía permitir, que no pedía prestado más que por estricta necesidad, que pagaban sus facturas con celo, y ahorraban un poco "por si pasaba algo", que gastaban en ropa y lujos lo que la prudencia les dictaba y se bañaban en ríos cercanos, disfrutando de tortillas de patata y embutidos, en domingos veraniegos de familia y amigos.

Y tan sensatos, prudentes y trabajadores fueron, que constituyeron casi todas las empresas que hoy conocemos, y que dan trabajo a la mayoría de los españoles.

Sabían que el esfuerzo tenía recompensa y la honradez formaba parte del patrimonio de cada familia. Se podía ser pobre, pero nunca dejar de ser honrado.

La democracia significaba libertad y posibilidades y seguir viviendo en armonía y respeto.

Y cometieron los dos peores errores imputables a esa generación...:

Lee el artículo completo


1) "Que mis hijos no trabajen tanto como trabajé yo". Nos cargamos la cultura del esfuerzo y del mérito de un plumazo, convirtiendo el trabajo en algo a evitar.

2) "Como tenemos unos ahorrillos, hijo, tu gasta, que para eso están tus padres". Con lo que mi generación empezó a pensar que el dinero nacía en las cuentas corrientes de sus padres, que daban la impresión de ser inagotables y que los bancos eran unas fuentes inagotables de hipotecas, rehipotecas y contrarehipotecas.

Y entonces, eclosionó nuestra generación (yo soy del 67). La generación de los nuevos ricos, la generación de "los pelotazos", del gasto continuo, de la especulación, de la ingeniería financiera, de la exhibición del derroche, la de lo quiero todo y lo quiero ya, la del "papá dame".

Y todos nos volvimos ricos (en apariencia), todos nos convertimos en gastro-horteras. ¿Conocéis a alguien que se atreva a comer un bocata de chorizo? Le corren a gorrazos por paleto. Ahora hay que comer hamburguesas deconstruidas al aroma de los almendros al atardecer. ¿Y qué decir del vino? Pasamos del Don Simón con Casera, al Vega Sicilia sin fase de descompresión. El vino ya no está "bueno", ahora tiene matices a fruta del bosque, con un retrogusto alcohólico, que adolece de un cierto punto astringente, con demasiada presencia de roble. Esto, por supuesto, a golpe de docenas de euro, que para ser un "enterao" hay que pasar por taquilla. ¡Y es que pocas cosas cuestan tanto, como ocultar la ignorancia!

Somos la generación de "endeudarse para demostrar que eres rico".

Increíble pero cierto.

- ¿Sólo debes 500.000 €? Es que eres un cutre. Mira, nosotros debemos ya 2.000.000 y nos están estudiando una operación por otros 2 más.

- Vosotros sí que sabéis sacar provecho al sistema. Ojalá yo algún día pueda deber esas cantidades. ¡Cuánto envidio tus préstamos!

En Alemania no daban abasto a fabricar Mercedes, Audis, BMW para los españoles.

Irrumpió Europa en nuestras vidas y llegó en forma de mega infraestructuras que producían mega comisiones para todos los involucrados. ¡Viva el cazo! ¡Viva el yerno del Rey! ¡Que se besen los padrinos! Además llovían las subvenciones, nos daban una fortuna por plantar viñas y luego a los dos años otra fortuna por arrancarlas. Que llegaba un momento que no sabías si tenías que plantar o arrancar. A propósito, ¿Qué toca este año?

Si algún "tarao" dice que hay que parar esto, se le lapida y "que no pare la fiesta". Por supuesto que todos estamos de acuerdo que esto es imposible que se sostenga, pero hay que empezar a recortar por el vecino, que lo mío son todo derechos esculpidos en piedra en la sacrosanta constitución.

De la siguiente generación mejor no hablar (lo dejaré para otro post). Esa es la generación que dice el aforismo que será pobre, por ser nieta de ricos.

Si somos incapaces de volver a los valores con los que se construye una sociedad sostenible, nos hundiremos, eso sí, cargados de reivindicaciones.

En mi casa siempre he tenido un ejemplo vivo de cordura, honradez y esfuerzo. Y no han sido menos felices que nosotros. Los psiquiatras, de hecho, dicen que al revés, que han sido bastante más. Debe ser que la sencilla tortilla, el melón fresquito, comprar el sofá cuando se podía, poner las cortinas cosidas por nuestra madre, con ayuda de la abuela, trabajar y echarle huevos para emprender (aunque no lo llamaban así) no debía ser mala receta.

Desde aquí quiero dar las gracias a mis padres y a toda esa generación que nos regalaron un país cojonudo, que nos hemos encargado de arruinar (entre todos, que todos hemos aplaudido la locura), y que sólo con que nos descuidemos un poquito más, le vamos a dejar a nuestros hijos un protectorado chino, donde serán unos esclavos endeudados y tendrán unas historias legendarias sobre la prosperidad que crearon sus abuelos, empeñaron sus padres y son incapaces de imaginar los nietos.

Estamos a tiempo de cambiarlo, pero cada vez tenemos menos. Podemos encontrar maestros en casa.

No dejen para mañana lo que pueden hacer hoy...


Mostrar a tus contactos de XING

Humor político

viernes, 8 de junio de 2012 · 0 comentarios

Con la corrección política imperando con su policía y sus delatores, y con la crisis que está cayendo y el descrédito (ganado a pulso) de los políticos, cada vez está más difícil hacer chistes.

El polaco Pawla Kuczynskiego parece estar causando sensación con sus viñetas. Nacido en 1976 en Szczecin, se graduó de la Academia de Bellas Artes en Poznan, especializándose en gráficos. Desde 2004 produce ilustraciones satíricas y hasta ahora ha recibido 92 premios y distinciones. En 2005 recibió el Premio de la Asociación de Caricaturistas Polacos "Eryk". Este caricaturista recientemente descubierto tiene también un récord de premios en competiciones internacionales.

Un amigo me ha enviado unas cuantas viñetas: la verdad, no me ha gustado ninguna, excepto esta:


Más de mi gusto son las viñetas de León Granda, que ya he mostrado en alguna ocasión anterior. Por ejemplo:












Mostrar a tus contactos de XING

Seguidores

Twitter

Ver el perfil de Alberto Tarifa Valentín-Gamazo en LinkedIn XING

Seguidores en Google+

Mi podcast

Galería de grafitos

Presentaciones

Etiquetas