Me gusta leer

domingo, 30 de enero de 2011 · 0 comentarios

Anuncio de Random House-Mondadori, un homenaje a la lectura..., sencillamente genial. Me gusta leer y me gusta el vídeo.




Mostrar a tus contactos de XING

Encontrarás Dragones (There Be Dragons)

viernes, 28 de enero de 2011 · 3 comentarios

Poco a poco; pero imparable, va creciendo el runrún de la última película de Roland Joffé (La Misión, Los Gritos del Silencio), y promete explotar pronto, pues el estreno mundial será en España, el 25 de marzo.

"Es una historia épica de acción, aventura y amor ambientada en la convulsa época de la Guerra Civil española. Narra las vidas de dos amigos de la infancia, Josemaría Escrivá (Charlie Cox) y Manolo Torres (Wes Bentley), que se ven separados por la agitación política de la pre-guerra y escogen caminos opuestos cuando el conflicto estalla.
Josemaría opta por el camino del amor y la paz: se hace sacerdote y lucha para extender la reconciliación fundando el Opus Dei (Obra de Dios). Manolo, por su parte, escoge el camino del odio y la violencia y termina involucrado en una oscura trama de espionaje en las filas republicanas. Durante este tiempo, se obsesiona con una bella revolucionaria húngara, Ildiko, que se ha unido a la milicia movida por sus apasionados ideales. Pero cuando Ildiko le rechaza y se entrega al valiente líder miliciano, Oriol, los celos de Manolo le llevan a un trágico camino de traición".

Esta es la reseña que acabo de recibir: guerra civil, san Josemaría Escrivá, Hollywood...; una combinación tan explosiva como la misma reciente historia de España, de la mano de uno de los más grandes artesanos del cine.

Hace tiempo salió la página web en inglés, There Be Dragons; acaba de inaugurarse el sitio en español, Encontrarás Dragones. Atención al bombazo fílmico del año...

Mostrar a tus contactos de XING

Viaje en bus

sábado, 15 de enero de 2011 · 2 comentarios

Estoy en Jaén y vuelvo a Granada, como la dice la clásica canción. Camino hasta la estación, hace una tarde espléndida para andar, más porque voy calles abajo -en Jaén subes o bajas, ya se sabe-. La estación es vieja -no antigua-; pero está limpia, salvo los aseos, desaseados, y por supuesto sin papel higiénico -abstenerse de hacer aguas mayores-. Llego a la ventanilla después de observar el panel de salidas hasta averiguar su lógica interna, tengo suerte, en menos de media hora tengo autobús. Delante de mí, a un hombre lo devuelven a otra instancia para obtener no sé qué tipo de billete misterioso; a continuación una señora constata que se ha dejado algo imprescindible en casa -¿el monedero?-; por fin compro mi billete sin novedad -7,10 €- y me siento en un banco a leer mientras se hace la hora. Los bancos son grandes, nuevos, cómodos.

El público mayoritario está formado por sujetos en chándal de edad indefinida y aspecto inquietante de consumidores de metadona oficial, personas mayores de las de toda la vida, varones magrebíes y chicas jóvenes con aspecto universitario. Allí el más raro soy yo, de americana y corbata, con mi cartera de ministro.

Dejo entrar y me acomodo en un asiento de pasillo, hacia delante para no marearme, junto a una prenda de abrigo de alguien que viaja desde Linares y ha salido un momento a estirar las piernas, que luego resulta ser una chica menuda, lo que me permite ir más a mis anchas. Retomo la lectura, Fausto en la noche de Walpurgis; con el sabor dulce aún en la boca del café y el polvorón, me llegan vaharadas saladas de las cortezas crujientes de chorizo que devora mi vecina menuda, alternadas con el ambientador dulzón del autocar; las brujas del Henz compiten con un trascendental programa de radio en el que un probo periodista atiende a unas atribuladas ciudadanas que explican sus cuitas con la claridad de la cábala: un batiburrillo de razones mal trabadas acerca de la miseria moral de niños robados, latrocinios inmobiliarios y detectives privados de tercera.

Menos mal que las montañas apagan el aquelarre radiofónico y ya solo las ráfagas de sol poniente estorban las diatribas de Goethe hacia escritores contemporáneos: para ser un europeo culto hay que tragarse cada peñazo de tomo y lomo...

Llegamos, guardo el libro en la cartera, desciendo; justo delante veo como una pareja de policías pide la documentación a un joven de pinta no demasiado patibularia; aunque tampoco tranquilizadora. Salgo, en la puerta está el decano del Colegio Mayor Albayzín apurando un pitillo, va a Jaén, a despedir a un hermano que regresa a su casa en el extranjero. Nos despedimos. alcanzo la marquesina del urbano, subo al 33 -1,10 €- para atravesar la ciudad de norte a sur, encuentro asiento al fondo, tres señoras mantienen una conversación comparable a la de la radio del coche de línea, se apean en Gran Vía, dan ganas de bajarse en el centro, toda la ciudad está en la calle, son las 18:00 de un jueves pero aquí ya es fin de semana, aguanto hasta mi parada porque quiero llegar y hacer algunos papeles antes de la cena.

Dejo a la pobre Margarita en prisión, acusada de infanticidio, Fausto trama liberarla, se masca la tragedia. Otro día más.


Mostrar a tus contactos de XING

Mujeres asesinadas y relación conyugal: sí hay datos estadísticos

viernes, 7 de enero de 2011 · 2 comentarios

Se lo oí explicar hace unos años al profesor Vázquez García Peñuela, catedrático de Derecho Eclesiástico del Estado de la Universidad de Almería: el socialismo (dicho lato sensu) funciona mediante modelos, y ningún dato puede estropearle el modelo; en todo caso, pondrá parches, si la cosa es escandalosa, pero nunca cambiará el modelo.

Es lo que en periodismo formulan con el conocido nunca dejes que un hecho te estropee una buena noticia. Que en mi casa se aplica bajo la versión no dejes que la realidad eche a perder una buena anécdota.

Sucede que los datos están ahí, los hechos son los hechos y la realidad es terca. Es lo que explica el profesor Manuel Gurpegui, catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Granada, en la carta publicada en ABC el pasado 5 de enero.

Sr. Director de ABC

He leído con mucho interés el reportaje “Primer plano: Asesinadas”, así como el artículo del Dr. Miguel Lorente Acosta “Las razones del maltratador”, en el ABC del jueves 30 de diciembre de 2010. Todo el mundo parece de acuerdo en que 71 mujeres asesinadas por su pareja en España durante 2010 es un verdadero fracaso colectivo. Es la punta de un iceberg con tantas facetas que requiere ser estudiado desde diferentes enfoques.

Quiero llamar la atención sobre la polémica suscitada por el obispo Mons. Juan Antonio Reig Plá, Presidente de la Subcomisión de la Familia de la Conferencia Episcopal Española, al afirmar que la violencia se da menos entre matrimonios que entre parejas de hecho. Por el contrario, el psicólogo clínico de La Coruña D. Manuel Fernández Blanco dice que “No hay datos estadísticos que avalen con rigor la opinión del obispo…”, según refiere el reportaje.

Con los datos que ofrece el reportaje se puede asegurar que sí hay datos estadísticos que muestran de manera rotunda que la proporción de mujeres asesinadas es mucho mayor entre las parejas de hecho. Me he tomado la molestia de hacer los cálculos estadísticos, por medio de la prueba de chi-cuadrado. De las 71 mujeres asesinadas, el 40% estaban casadas y el 28% convivían sin estar casadas. Y dado que en España hay 10 900 000 parejas casadas y 1 265 000 parejas que conviven sin casarse, un caso de mujer asesinada es 6,04 veces más probable entre estas últimas (o 0,17 veces entre las primeras). Este cociente de probabilidades (odds ratio) alcanza una altísima significación estadística (P < 0,0001). Si tomamos otros datos del reportaje, la odds ratio obtenida es de 12 (un caso por cada 25 000 relaciones no conyugales frente a un caso por cada 300 000 matrimonios, según estudia el Instituto de Política Familiar a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística). La simple asociación del hecho criminal con el tipo de relación establecida no equivale a causalidad. Como otras conductas humanas, el homicidio en la pareja es un fenómeno complejo cuya comprensión hace necesaria una aproximación multidisciplinar, desde lo sociocultural a lo psicodinámico; pero también el método epidemiológico puede aportar luz, identificando factores de riesgo y factores de protección, como ya hacen algunos estudios españoles publicados en importantes revistas médicas internacionales. Y los datos permiten conjeturar que la relación conyugal aparece como posible factor protector (o la relación no conyugal como posible factor de riesgo), aunque el posible efecto de protección podría proceder en realidad de otras características asociadas al estado conyugal.
Mostrar a tus contactos de XING

seis (6) años de navegación

sábado, 1 de enero de 2011 · 2 comentarios






















Ha costado esta vez, ha habido momentos de hipo que han amenazado con dejar este blog sin respiración; pero hemos despejado las dificultades, hemos llegado hasta el sextocumpleaños, y ahora tenemos por delante un magnífico año, nuevecito, todo entero, para seguir en la brecha mientras haga falta -que hará siempre-.

Estáis todos (seguidores, comentaristas, lectores, detractores y máquinas de spam) invitados a celebrarlo conmigo con cava y turrones (virtuales...).

Gracias, gracias.


Mostrar a tus contactos de XING

Seguidores

Twitter

Ver el perfil de Alberto Tarifa Valentín-Gamazo en LinkedIn XING

Seguidores en Google+

Mi podcast

Galería de grafitos

Presentaciones

Etiquetas