Lo que ha dicho el Papa sobre el preservativo

martes, 23 de noviembre de 2010 · 2 comentarios

Fuente: ACEPRENSA, 22 de noviembre de 2010

El breve anticipo que dio L’Osservatore Romano del próximo libro-entrevista de Peter Seewald con Benedicto XVI trata una docena larga de temas: la tolerancia, los abusos de menores por parte de clérigos, el islam, la mujer, la naturaleza de la Iglesia... Pero todos los comentarios se han centrado en un pasaje donde el Papa dice que en algún caso usar el preservativo podría ser mejor que no usarlo. Algunos han interpretado que con esto cambia la postura de la Iglesia. Como se puede ver en el texto original, del que ofrecemos una traducción, Benedicto XVI no da una norma general, sino que se refiere a un caso muy particular.

Fuente: L’Osservatore Romano, Oficina de Prensa de la Santa Sede

El libro en cuestión es Luz del mundo (original alemán: Licht der Welt), que saldrá el 24 de noviembre en varios idiomas simultáneamente. El coautor es Peter Seewald, que antes hizo otros dos libros-entrevista con Joseph Ratzinger: La sal de la tierra (1996) y Dios y el mundo (2000).

El pasaje sobre el preservativo dice primero que el preservativo por sí solo no es la solución del problema del sida:

Concentrarse sólo en el preservativo quiere decir trivializar la sexualidad, y esta trivialización constituye precisamente el motivo por el que muchas personas ya no ven en la sexualidad la expresión de su amor, sino sólo una especie de droga, que se suministran por su cuenta. Por este motivo, también la lucha contra la trivialización de la sexualidad forma parte del gran esfuerzo para que la sexualidad sea valorada positivamente y pueda ejercer su efecto positivo sobre el ser humano en su totalidad”.

Seewald plantea si la Iglesia no debería admitir el uso del preservativo en situaciones en que hay un elevado riesgo de transmisión del virus; Benedicto XVI señala que ese podría ser el caso en el ámbito de la prostitución masculina:

Puede haber justificación en casos singulares, por ejemplo, cuando un prostituto utiliza un preservativo, y ese puede ser el primer paso hacia una moralización, un primer acto de responsabilidad para desarrollar de nuevo la conciencia de que no todo está permitido y de que no se puede hacer todo lo que se quiere. Sin embargo, este no es el verdadero modo para vencer la infección del VIH. Es verdaderamente necesaria una humanización de la sexualidad”.

Seewald pregunta a continuación: “Está usted diciendo, entonces, que en realidad la Iglesia católica no se opone por principio al uso del preservativo”. El Papa contesta:

Desde luego, la Iglesia no lo considera una solución auténtica o ética, pero en algún caso, puede haber sin embargo, en la intención de reducir el riesgo de infección, un primer paso en un camino hacia otra manera, más humana, de vivir la sexualidad”.

Conviene advertir que la versión italiana publicada por L’Osservatore Romano (1) dice “prostituta”, pero el original alemán trae el término en masculino y por tanto se refiere a un hombre, a un prostituto (cfr. definición del D.R.A.E.).



No hay gran novedad

El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, hizo pública una declaración (2) en que hace algunas precisiones sobre esas palabras del Papa:

“Al final del capítulo 11 del libro Luz del mundo, el Papa responde a dos preguntas sobre la lucha contra el sida y el uso del preservativo, preguntas que remiten a la polémica surgida a raíz de algunas palabras sobre ese tema pronunciadas por el Papa durante su viaje a África en 2009.

”El Papa reitera claramente que en aquella ocasión no pretendió tomar postura sobre el problema de los preservativos en general, pero quería afirmar con fuerza que el problema del sida no se puede resolver con la sola distribución de preservativos, porque hace falta mucho más: prevenir, educar, ayudar, aconsejar, estar cerca de las personas, tanto para que no contraigan la enfermedad, como en el caso de que la hayan contraído.

”El Papa observa que también en el ámbito no eclesial se ha desarrollado una conciencia análoga, como se ve en la llamada teoría ABC (Abstinence, Be faithful, Condom), en la que los dos primeros elementos (abstinencia y fidelidad) son mucho más determinantes y fundamentales para luchar contra el sida, mientras que el preservativo aparece en último lugar como el recurso que queda cuando faltan los otros dos. Por tanto debe quedar claro que el preservativo no es la solución del problema.

”Después, el Papa extiende la mirada e insiste en que centrarse solo en el preservativo equivales a trivializar la sexualidad, que pierde su significado como expresión de amor entre personas y se convierte en una especie de ‘droga’. Luchar contra la trivialización de la sexualidad es ‘parte del gran esfuerzo para que la sexualidad sea valorada positivamente y pueda ejercer su efecto positivo sobre el ser humano en su totalidad’.

”A la luz de esta visión amplia y profunda de la sexualidad humana y de su problemática actual, el Papa reafirma que ‘desde luego, la Iglesia no lo considera una solución auténtica o ética’ al problema del sida.

”Con esto el Papa no reforma ni cambia la enseñanza de la Iglesia, sino la corrobora poniéndose en la perspectiva del valor y de la dignidad de la sexualidad humana, como expresión de amor y responsabilidad.

”Al mismo tiempo, el Papa considera una situación excepcional en que el ejercicio de la sexualidad representa un verdadero riesgo par la vida del otro. En ese caso, el Papa no justifica moralmente el ejercicio desordenado de la sexualidad, pero considera que la utilización del preservativo para disminuir el peligro de contagio puede ser ‘un primer acto de responsabilidad’, “un primer paso en un camino hacia otra manera, más humana, de vivir la sexualidad”, preferible a no utilizarlo y poner así en peligro la vida del otro.

”En este sentido, el razonamiento del Papa no puede ciertamente calificado como un cambio revolucionario.

”Numerosos teólogos morales y autorizadas personalidades eclesiásticas han sostenido y sostienen posturas análogas; pero es cierto que hasta ahora no las habíamos oído con tanta claridad en boca de un Papa, aunque de forma coloquial, no magisterial.

”Así pues, Benedicto XVI nos da audazmente una aportación importante para iluminar y profundizar en una cuestión largamente debatida. Es una aportación original, porque por una parte se atiene con fidelidad a los principios morales y por otra muestra lucidez al rebatir una salida ilusoria como la “confianza en el preservativo”; por otra manifiesta a la vez una mirada comprensiva y prudente, atenta a descubrir los pequeños pasos –aun solo iniciales y aún inseguros– de una humanidad menudo espiritual y culturalmente muy pobre hacia un ejercicio más humano y responsable de la sexualidad”.

Otro extracto del libro, en este caso de un capítulo en que Benedicto XVI habla sobre la misión del Papa y su propia elección al pontificado, ha sido publicado en italiano por Avvenire (22-11-2010).
____________________

NOTAS

(1) L’Osservatore Romano, 20-11-2010 (enlace comprobado por última vez el 22-11-2010 a las 16.30 GMT; puede caducar más tarde); textos reproducidos en Zenit, 21-11-2010.
(2) Nota del 21-11-2010.

artículos relacionados

El Papa, el preservativo y la apertura
Ignacio Aréchaga (22 Noviembre 10)

Mostrar a tus contactos de XING

San Josemaría y los jóvenes

lunes, 22 de noviembre de 2010 · 0 comentarios

Con el paso de los años he ido involucrándome peligrosamente en los simposios que desarrollan distintos aspectos de las enseñanzas de san Josemaría (vida ordinaria, comunicación, familia, promoción social, juventud), hasta formar parte de la comisión organizadora. Tras la quinta edición, celebrada el viernes y sábado pasados, se nos presenta un problema: cómo mantener el nivel alcanzado, porque todo el mundo nos dice que ha sido un exitazo. Desde luego, yo he disfrutado como nunca.

El viernes 19 comenzamos por la tarde bajo los auspicios de Antonio Guillén, presidente de la fundación Catalina Mir, organizadora de los simposios y la acogida de la Alcaldesa de Jaén, Carmen Peñalver. La conferencia del Dr. Enrique Rojas desbordó la capacidad del salón y de las salas adyacentes.

El sábado comenzó de forma académica, con la conferencia del profesor Jaime Nubiola, fue tomando velocidad con las intervenciones de Alfonso Aguiló (interrogantes.net) y Ana Sastre (biógrafa de san Josemaría), y explotó con la mesa redonda que compartieron la frescura de las NTIC de Charo Sádaba, la pasión escritora de Miguel Aranguren y la profundidad de reflexión de la arquitecta Elisa Valero. Antes del almuerzo, Antonio Guillén entregó el tradicional Premio del Simposio sobre san Josemaría a la ONG Cooperación Internacional, especializada en el voluntariado joven.

Pero lo mejor estaba por llegar. Tras la comida, los responsables del márquetin del bombazo cinematográfico de 2011, There Be Dragons, hicieron la primera presentación pública mundial de la película. La traca, sin embargo, a decir de todos, fue la mesa redonda siguiente, la que juntó a Diego Poole, el payaso del Papa Juan Pablo II, a la pintora Marieta Quesada, cuyo testimonio personal emocionó y removió, y al actor cómico Santi Rodríguez: lo que fue aquello no se puede explicar, hay que haberlo vivido.

A continuación, presenté el único pase del documental "Para hacer cosas grandes", preparado exclusivamente para este simposio, que recoge algunos momentos de los encuentros de san Josemaría con jóvenes de Europa e Iberoamérica. Fue un tránsito hacia la apoteosis final, la conferencia de del Cardenal Julián Herranz, Dios y audacia: un santo siempre joven, tras la que se clausuró el simposio.

El evento y el simposio en Facebook.

Nos vemos en noviembre de 2012.

Mostrar a tus contactos de XING

La vida es un maratón, no un sprint

jueves, 18 de noviembre de 2010 · 0 comentarios

“Esta vida cristiana es muy larga y hay que verla como un maratón, no como un sprint de cien metros”

Entrevista a Santi Rodríguez, actor, en IDEAL Jaén, el miércoles 10 de noviembre de 2010


El actor y humorista Santi Rodríguez, (El frutero en la serie de televisión “7 vidas” en Telecinco, y monologuista en el Club de la Comedia de Canal+) participa este sábado en el V simposio internacional de Jaén “San Josemaría y los jóvenes: para hacer cosas grandes".

Después de asistir hace dos años a la IV edición del Simposio de San Josemaría ahora se lanza a participar de forma más activa en este congreso internacional. ¿Por qué esa implicación?
Unos amigos me sugirieron la idea y yo demostré mi interés por colaborar. Así que llegamos a la conclusión de que iba a hacer lo que ya simplemente he hecho en otras ocasiones en otros lugares: dar mi testimonio de mi fe y de mi vida de una forma natural.

¿Sorprende que un actor asista a simposios o eventos de este tipo…?
Bueno, ahora es cuando puede sorprender más que nunca. Quizá por desgracia. Se intuye que dar testimonio de la condición cristiana no beneficia de forma material en concreto en algunos sectores.

Y....
Bueno, me rebelo contra eso. Yo siempre intento ver el sentido positivo de las cosas, así que agradezco a los que provocan estas situaciones y sus críticas porque, jejeje… me hacen reafirmarme más en mis creencias. A pesar de que sí, es cierto. Me he creado ciertos problemas solapados decir que creo en Dios en algunos ambientes. Bien, ya lo sabemos: Cristo ha muerto en la cruz, no ha venido al mundo para ir a una fiesta

¿Es que está mal visto en algunos medios de comunicación ser católico?
Desgraciadamente así es. Es una lástima lo que está pasando. Yo comparo a los católicos con los aficionados del Atlético de Madrid que estamos callados, porque nos adelantan el Real Madrid y el Barcelona. Pero hay que manifestar nuestra fe con un natural y sano orgullo. Desde que existe la humanidad la religión es atemporal y es un bastión fundamental igual que la familia. A las dos las intentan echar abajo.

Benecito XVi ha estado recientemente en España y vendrá a la Jornada Mundial de la Juventud en verano de 2011 ¿Qué le dice usted los jóvenes?
Que en la vida se crece como persona y como creyente. Te formas en la juventud, y hay que poner buenos cimientos que nunca son suficientes, porque llega un momento en el que parece que todo se tambalea. A mi me pasa como al resto del pueblo. Pero yo les digo que tengan mucha esperanza en la fe, en sus creencias, que no son nuestras, sino de Dios salvador. Y que se aferren a la familia. Que a pesar de los ataques a la familia se apoyen en ella sin temor ninguno. La familia no es un invento cultural de hoy. Nacemos y vivimos en ella desde que nos traen nuestra madre y padre al mundo. En fin, que no tengamos miedo. Esta vida es muy larga y hay que verla como un maratón, no como un sprint de 100 metros.

¿Ha tenido que rechazar algún trabajo porque consideraba que no “era su estilo”?
He tenido que rechazar, no trabajos, sino ciertos textos que me parecían inadecuados, porque criticaban en plan jocoso a personajes muy conocidos de la Iglesia y me he negado en rotundo a hacerlo. No me arrepiento (sonríe), pues a la larga todo es para bien y hace que yo duerma muy a gusto... Además, un pequeño secreto: este año después de todo ha sido el que más trabajo he tenido.

Sabemos que el mundo no se divide entre buenos y malos, salvo los que así lo quieren ver, así que en su trabajo de actor no “todo” el mundo está contra Dios…
No, claro. No es todo o nada. Yo hago lo que puedo, como mucha gente y en la medida de mis posibilidades. Es cierto que me voy encontrando con compañeros que a raíz del vídeo del anterior simposio colgado en youtube titulado “A ti no te pega” o “Vivir en dios”, me dicen: “Santi, muchas gracias por la lección que nos has dado. Nos sirve de ejemplo”. “Nos has hecho ver en el error que estábamos por nuestra cobardía”. Yo no soy un héroe, lo sé. Yo, simplemente intento ponerme en la piel del otro.
Así que me preguntó por qué – a veces- se critica tan ferozmente y por qué tienen tanto miedo a Dios o al bien o a la Iglesia. Será mucho miedo a lo que desconocen y a tanta ignorancia cuando, la mejor forma de tratar con tu enemigo es conocerle...

Por último, que adelantas de tu intervención en el próximo Simposio del 19 y 20 de noviembre en Jaén.
Preparando la intervención del próxima día 20, releyendo los textos de San Josemaría y su relación con los jóvenes me he dado cuenta que es tan evidente lo que dice referente a la juventud, en cómo hacer el camino de la vida, donde hay muchos caminos, tantos como cristianos. Aconsejo a los jóvenes que lean a San Josemaría, que mal no les va a venir. Transmite una energía y un optimismo que te deja embelesado. Y les aconsejo que lo oigan en sus videos, que lo lean y que lo crean. Y ante la duda, que piensen en las personas que siguen sus enseñanzas, si son tan malas como alguno dice.

Más información: Simposio San Josemaría. Desde esta web se retransmitirá el sábado online en directo el Simposio.
El evento y el simposio en Facebook.

Mostrar a tus contactos de XING

«Coaching» espiritual

martes, 16 de noviembre de 2010 · 2 comentarios

Por Jorge Trias Sagnier, en ABC, 24 de octubre de 2010

Se ha puesto de moda el «coaching», o adiestramiento, para que un «entrenador» o «gurú» nos ayude a sacar lo mejor de nosotros

Si unos años antes se puso de moda en las sociedades desarrolladas la historia del psicoanálisis, ahora se ha sustituido por esta otra modalidad que oímos por todos lados: el «coaching», o adiestramiento, para que una especie de «entrenador» o «gurú» nos ayude a sacar lo mejor de nosotros mismos. Así, aquel que llevaba casi veinte años ejerciendo como abogado descubre que lo suyo es ser escritor; o el que se dedicó a desplumar incautos a través de la ingeniería financiera de repente ve que su vocación es educar niños en Etiopía. Una vez conocí a un ministro conservador —cuyo país no cito porque sería fácilmente identificable— que en verano se iba a levitar a la India. Mal andamos, pensé. También es cierto que, a través de una buena terapia, se puede mejorar y enriquecer humanamente lo que cada uno venimos haciendo desde siempre.

El cristianismo, que simplificó para todos los seres humanos la riquísima tradición bíblica y rabínica, viene haciendo «coaching», con mejor o peor fortuna, desde hace dos mil años. San Silvano, obispo de Emesa —hoy Homs, en Siria— escribía en el siglo III: «Si tienes la costumbre de orar sin cesar, de amar a tu prójimo y de llorar por el mundo entero durante la oración, tu alma será atraída hacia la oración, las lágrimas y el amor: Y si tienes por costumbre dar limosna, ser abierto a tu padre espiritual cuando te confiesas, siempre actuarás de esta manera y encontrarás la paz de Dios» (Magnificat). No sólo el cristianismo o la religión judía pretenden extraer lo mejor de nosotros mismos. De otro modo también lo hacen los musulmanes o los budistas, aunque a veces consigan, los primeros especialmente, el efecto contrario. Le estoy dando vueltas a esto del «coaching» y, quizás sí, a lo mejor me dé hoy una vuelta por la iglesia a ver qué escucho en mi interior…

Mostrar a tus contactos de XING

Seguidores

Twitter

Ver el perfil de Alberto Tarifa Valentín-Gamazo en LinkedIn XING

Seguidores en Google+

Mi podcast

Galería de grafitos

Presentaciones

Etiquetas