Los niños, sin contenidos por la tarde

viernes, 29 de mayo de 2009 · 0 comentarios

Adjunto el enlace al último estudio de TAC (Teleespectadors Associats de Catalunya) sobre el cumplimiento del Código de Autorregulación de las cadenas televisivas.

Una vez más, se ha puesto en evidencia la falta de programación para los menores en horario de tarde, el horario superprotegido por el Código (de 17 a 20 horas).

Acceder al estudio

Ninguna de ellas es madre

jueves, 21 de mayo de 2009 · 0 comentarios

El feminismo radical que nos gobierna está apunto de dar una nueva vuelta de tuerca a su implantación dogmática, con la decisión de vender en farmacias la píldora post-coital sin receta ni límite de edad y, sobre todo, con la aprobación de una "ley de plazos" del aborto.

En las mismas filas socialistas -filas en las que no va a haber ni la más mínima desafección-, se admite por lo bajo que el problema es que ninguna de las tres ministras que cocinan el desaguisado es madre; piensan como mujeres; pero no como madres, porque no saben qué es ser madre.

- Explicación gráfica de cómo actúa la píldora "del día después"
- Un artículo de Francisco Javier Romero, Vicerrector de Investigación, Universidad CEU Cardenal Herrera:

BASTA YA DE INCOMPETENCIA!
La iniciativa del gobierno, anunciada recientemente, de vender libremente y a
menores en las farmacias la píldora del día de después provoca alguna reflexión
urgente e importante. La opinión pública debe conocer exactamente qué es lo que se
pretende con estas medidas y cómo afectan al público y también a los profesionales de
la salud. En el anuncio, y a falta de un análisis más profundo de las implicaciones
jurídico-éticas que pudieran existir en la versión definitiva de la norma que se redacte en el ministerio, la ministra Jiménez hacía declaraciones muy imprecisas y alguna falsedad sobre las que me pronunciaré.

Lee el artículo completo

La ministra insistió en que se trata de un método de emergencia y que no se
pretende que se convierta en un procedimiento de uso habitual. Parece difícil
convertir este deseo de la ministra en realidad, si lo que propone es su venta libre sin ningún tipo de limitación más que la económica en aquellas comunidades autónomas
en las que no se financia su coste. Sólo se consigue que este procedimiento no sea de
uso habitual informando a la población acerca de sus contraindicaciones y efectos
secundarios, que son muchos y lo hacen poco o nada apropiado como método
anticonceptivo usual, según la propia ministra. Una segunda imprecisión, por no decir
mentira flagrante, es precisamente la afirmación de que se trata de un método
anticonceptivo y no abortivo. La ministra en su ignorancia, o quizá demagogia, explica que no tiene acción una vez ha tenido lugar la anidación, por ella llamada
implantación. La denominación ‘anticonceptivo’ se otorga porque se trata de fármacos
o procedimientos que evitan precisamente eso, la concepción. La concepción se define
biológicamente como la unión de los dos gametos para la formación del cigoto. La
concepción tiene lugar, en la especie humana, en el tercio externo de la trompa de
Falopio, y sólo después de unos días y de su transformación en blastocisto durante su
trayecto por la trompa, tiene lugar la anidación/implantación en el útero. Dicho de
otra manera, este procedimiento lo que hace es evitar la anidación/implantación y
nunca la concepción, por lo que, si esta última tiene lugar, lo que se provocará será un aborto de la criatura concebida precisamente por la dificultad para su
anidación/implantación.

Adicionalmente a esto, se da la circunstancia llamativa de que los farmacéuticos tienen regulada la venta de antibióticos y otros medicamentos mucho más inocuos, los cuales siempre necesitan prescripción facultativa. Esta píldora -con todos los efectos secundarios y contraindicaciones que la hacen, según la propia ministra, inadecuada como procedimiento o método (mal llamado) anticonceptivo usual- puede ser adquirida sin prescripción y por menores en las oficinas de farmacia.

Entiendo que el colectivo profesional farmacéutico, en el ejercicio de sus derechos y
amparados en su elevada ética y excelente formación profesionales, se vean en la
obligación de explicar todas estas cosas a sus clientes, so pena de que se les pueda
acusar de responsables de cualquier complicación que surja del consumo de esta
píldora. ¿Entenderán las autoridades esta intervención informativa como una traba a
la dispensación? ¿Veremos denunciado a algún farmacéutico por los familiares de
alguna usuaria de este procedimiento que haya presentado alguna complicación?
¿Serán perseguidos por la fiscalía por no haber dispensado la píldora a quien, según su criterio profesional, debería ser revisada previamente por el médico?

Para acabar de arreglarlo, la ministra de igualdad anunció en ese mismo acto
que incluirá la materia de salud sexual y reproductiva en el currículo educativo de
todas las carreras de ciencias de la salud. No sé bien cómo interpretar estas palabras.

Las universidades que imparten ciencias de la salud no han dejado de explicar todo lo
concerniente a la salud sexual y reproductiva en las materias correspondientes como la fisiología, fisiopatología, obstetricia, ginecología, y todas aquellas relacionadas con estas, desde que se tiene memoria de su existencia como áreas específicas de la salud.

No es la forma más adecuada de solucionar el problema de los embarazos no deseados, imputar la responsabilidad a las universidades, en concreto a los profesionales de la salud, por su necesidad de formación en materia de salud sexual y reproductiva. Es indignante la intromisión de la ministra en la actividad universitaria, más aún en los contenidos curriculares de las diferentes carreras de ciencias de la salud. Las razones para solicitar la dimisión de esta ministra de igualdad han superado cualquier mínimo razonable.

Cine que viene

martes, 19 de mayo de 2009 · 3 comentarios

Noticias de Positive Media

The Stoning
Algunas historias deben ser contadas... una nueva y controvertida película del productor de Braveheart and Bella.

Para ver más detalles

Una de las más increíbles pero verdaderas historias de deporte está apunto de estrenarse en la gran pantalla.

The Perfect Game es una película poderosa sobre cómo unos jóvenes fueron capaces de superar los peores prejuicios y llamar la atención del mundo para bien, sólo porque tuvieron fe en lograr lo imposible.

Para ver más detalles

¿Dónde comienza la vida humana?

· 2 comentarios

Por JUAN MANUEL DE PRADA, ABC, lunes, 18 de mayo de 2009

A Alberto Ruiz-Gallardón, que me solicita argumentos científicos.

La pertenencia a una especie determinada se establecía en otras épocas a través de semejanzas anatómicas y funcionales; y, conforme a este criterio elemental, se concluye que un cigoto no se parece a un hombre. Pero los avances de la biología nos permiten afirmar que la pertenencia a una especie determinada se establece mediante el estudio genético.
Lee el artículo en su fuente

Nuevo Premio

· 2 comentarios


Eligelavida, imprescindible blog en la vanguardia de la defensa de la vida, me concedió hace unos días -he tardado en recogerlo-, el premio "Compromiso Educativo".

Este premio quiere reconocer y dar valor:

1º.-Al Compromiso por una Educación de Calidad.
2º.-A la Apuesta por la inclusión de las Tic,s en el Aula.
3º.Al esfuerzo de padres, profesionales y centros educativos por incorporar las Tic,s al proceso educativo.
4º.-A la lucha por defender a través de la Enseñanza Valores como la solidaridad, el cariño, el respeto, el esfuerzo, y el compromiso con el futuro de nuestros hijos.
5º.-Reconocer y valorar el esfuerzo de las familias, profesionales y centros educativos por integrar de forma efectiva en los colegios y en la sociedad a los alumnos con necesidades especiales, posibilitándoles todos los recursos a nuestro alcance.

Nada menos. Gracias, eligelavida.

Ponte el casco

· 0 comentarios

Me ha gustado mucho la campaña gráfica actual de la Dirección General de Tráfico, sobre el uso del casco para ir en moto, vean, vean:


VI Jornadas sobre bitácoras y medios

viernes, 15 de mayo de 2009 · 2 comentarios

He participado en la VI Jornadas sobre bitácoras y medios de comunicación, ayer y hoy

En el blog de la Jornada está toda la historia.

Ha sido apasionante, gracias al trabajo de JJ Merelo y Javier Barreda (y otros muchos).


Gracias a los organizadores, ponentes y asistentes..., mejor participantes, porque ahí hemos participado todos.

Y gracias también por las cerezas de Abla..., ¡y los churros!

Benedicto contigo

· 0 comentarios

Pásalo:

Gracias, señor arzobispo

· 0 comentarios

IDEAL Granada, 14 de mayo de 2009

El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, cree que «se silencia» que el uso «masivo» de preservativos no ha detenido el sida en África, sino que «lo ha propagado», según publica en un artículo, con el título '¡Gracias, Santo Padre!', dado ayer a conocer por Odisur.

«Y se silencia el número de suicidios que se producen entre las mujeres que han abortado. Y se silencia la amargura infinita y el dolor en que viven la inmensa mayoría de las que se han creído que eso era un derecho, y no saben que sería mucho mejor que fuese un pecado, porque los pecados, todos los pecados (...) Y se silencia que, según estadísticas oficiales, en Andalucía, la primera causa de muerte entre los adolescentes y jóvenes no son los accidentes de tráfico, sino el suicidio. Y como se silencia, nadie se pregunta por qué. No hace falta preguntarse, porque es obvio que vivimos en el País de las maravillas», mantiene. Para el arzobispo, lo que el Papa dijo en Africa sobre el uso de profilácticos «es, sencillamente, que tenemos necesidad de cambiar nuestra mirada sobre la sexualidad». «Antes que ninguna otra reflexión acerca del derecho del Papa a hablar, o acerca de qué cosas puede o no puede, o debe o no debe hablar, lo que se impone recordar es, sobre todo, que lo que ha dicho el papa es verdad. Es verdad para África y es verdad para nosotros. Es verdad para todo el que no se resigne a que nuestra sexualidad, ni nada en nuestra vida, sea como en la vida de los animales».

Hormiguero universal
«Es verdad para todo el que no esté dispuesto a resignarse a que su futuro sea formar parte, solidaria y alegremente, del hormiguero universal, controlado por esa nueva casta de Grandes Hermanos que se multiplica como las setas. Hay una forma más bella, mejor y más humana de vivir la sexualidad. Hay una forma mejor, más bella y más humana de afrontar nuestra fragilidad y nuestra miseria, nuestra enfermedad y nuestra muerte. ¡Gracias, Santo Padre, por tener el valor de decirnos la verdad, a nosotros y a nuestros hermanos africanos!», señala el prelado.

Asimismo, el arzobispo se preguntó «¿quiénes, qué poderes y qué industrias, se benefician de la despoblación de África, y piensan ya sin duda en los futuros beneficios de sus inmensas riquezas y reservas naturales?». Y contesta: «Sin duda, los mismos que degradan sin cesar y sin límite nuestra propia humanidad y la dignidad de nuestro pensamiento cuando deciden promover entre nosotros la banalización absoluta del uso del cuerpo humano y del sexo».

Y hace además referencia a los matrimonios homosexuales, a la píldora del día después y a la Ley del Aborto: «Los mismos que deciden que el matrimonio -esa maravillosa y fragilísima realidad humana, o mejor, divina- no es un bien que necesita ser protegido. Los mismos que han decidido que a cualquier cosa se le puede llamar matrimonio, haciendo burla de los millones de personas de las que ellos viven, porque son quienes pagan como pueden sus impuestos, aunque ninguna de esas personas -absolutamente ninguna- haya nacido de esas uniones estériles».

Aborto
Y añade: «Los mismos que deciden que matar a un ser humano, siempre que no haya nacido y no tenga voz para gritar. (...) Los mismos que están a punto de decidir 'una salida' igualmente digna y honrosa 'a favor' de quienes han dejado ya de producir, para que no sean una carga para la Seguridad Social. Los mismos que piden mil controles para obtener un antibiótico, pero dan a menores una píldora abortiva cuyas consecuencias, absolutamente conocidas en caso de abuso, no se quieren decir».

Lee el artículo completo

Los dos hechos que siguen me han sido contados por sus protagonistas.
En un país de América Latina, una médico, ginecóloga, premiada como la mejor médico del país por el gobierno de su nación, ha dedicado parte de su vida profesional a impartir un programa de educación afectiva y sexual a adolescentes y jóvenes. Es un programa con una duración de seis meses, y un trabajo semanal a lo largo de ese período.

El programa consiste en dar a conocer con detalle suficiente a los jóvenes (ellos y ellas) el funcionamiento del cuerpo humano en relación con la sexualidad y con el afecto. Con detenimiento y cariño, por ejemplo, se les acompaña a las muchachas a conocer sus ciclos reproductivos, y a todos a descubrir la belleza de la sexualidad y su funcionamiento, a reconocer el misterio que somos y lo bien que Dios nos ha hecho. Es un programa magnífico, creado por una médico norteamericana (una religiosa) que ha trabajado muchos años como ginecóloga en Pakistán y en Bangladesh.

Nuestra médico de América Latina estaba impartiendo su programa en un colegio de la capital de su nación al que asistían las hijas del ministro de Educación. Un día, en el entreacto de un teatro, coincidieron el ministro y la médico. Fue el ministro quien vio a la médico, y se acercó a ella para felicitarla: "¡Doctora, qué alegría verla! ¡No se puede hacer idea de lo contentas que están mis hijas! ¡Vienen a casa y no paran de hablar de lo bonito que es su programa y del bien que les hace! ¡Enhorabuena!"

El ministro siguió en esa vena por un rato, hasta que la médico le dijo: "También a mí me alegra, ministro, que sus hijas estén tan contentas, y que usted haya tenido la ocasión de ver el valor que tiene un programa planteado así. ¿Qué le parece si desde el Ministerio se permitiese que en los colegios públicos donde los padres lo pidieran -las hijas del ministro estudiaban, como es natural, en un colegio privado-, pudiéramos también dar el mismo programa?" "¡Ah! ¡Eso no, doctora! ¡Eso no puede ser! A unos pocos se les puede educar, pero al pueblo hay que darle preservativos".

Vamos con la segunda: En este caso era una médico norteamericana, que trabajaba en Ghana, en un centro de Atención Primaria. Había estado en la Conferencia Internacional de El Cairo sobre la Población y el Desarrollo, en 1994, y de retorno a América, antes de volver a su misión, pasó por España. Coincidimos en un acto, nos presentaron y estuvimos hablando un buen rato.

En el centro donde ella trabajaba, en una zona sumamente deprimida -me dijo-, morían todos los días niños deshidratados a causa de una simple colitis, por falta de suero fisiológico, y por la ignorancia de las madres. Sin embargo, el centro estaba literalmente "lleno" -o tal vez sería mejor decir "invadido"- de cajas y cajas de preservativos que ciertas compañías americanas y europeas les enviaban gratis, hasta no saber qué hacer con ellos, porque ocupaban un espacio en el centro que no tenían, y que necesitaban para cosas más urgentes y más graves.

¿Cui prodest? ¿Quién paga el anuncio? ¿Qué visión del ser humano y de la vida -y de las distintas clases de seres humanos, y de vidas humanas- se esconde detrás de estas historias? ¿Quiénes, qué poderes y qué industrias, se benefician de la despoblación de África, y piensan ya sin duda en los futuros beneficios de sus inmensas riquezas y reservas naturales? Sin duda, los mismos que degradan sin cesar y sin límite nuestra propia humanidad y la dignidad de nuestro pensamiento cuando deciden -y nadie sería capaz de explicar racionalmente en virtud de qué poder-, promover entre nosotros la banalización absoluta del uso del cuerpo humano y del sexo.

Los mismos que deciden que el matrimonio -esa maravillosa y fragilísima realidad humana, o mejor, divina- no es un bien que necesita ser protegido. Los mismos que han decidido que a cualquier cosa -incluso constitutivamente estéril- se la puede llamar matrimonio, haciendo burla de los millones de personas de las que ellos viven, porque son quienes pagan como pueden sus impuestos, aunque ninguna de esas personas -absolutamente ninguna- haya nacido de esas uniones estériles.

Los mismos que deciden que matar a un ser humano, siempre que no haya nacido y no tenga voz para gritar, ni acceso a los medios de comunicación para defender sus derechos, ni un sindicato que le defienda, es legítimo, con tal de que les convenga a alguno de los adultos implicados. Los mismos que están a punto de decidir "una salida" igualmente digna y honrosa "a favor" de quienes han dejado ya de producir, para que no sean una carga para la Seguridad Social.

Los mismos que piden mil controles para obtener un antibiótico, pero dan a menores, sin que sus padres lo sepan, sin rechistar y sin comentario, y todas las veces que haga falta, una píldora abortiva cuyas consecuencias, absolutamente conocidas en caso de abuso, no se quieren decir, para que no quede rastro o huella alguna, para que nadie les pueda reclamar el día de mañana por este crimen contra la humanidad de nuestros adolescentes (y contra su salud mental, afectiva y corporal).

Lo que se silencia es el dato -perfectamente constatado- de que el uso masivo de los preservativos no ha detenido el sida en África, sino que lo ha propagado. Y se silencia el número de suicidios que se producen entre las mujeres que han abortado. Y se silencia la amargura infinita y el dolor en que viven la inmensa mayoría de las que se han creído que "eso" era un derecho, y no saben que sería mucho mejor que fuese un pecado, porque los pecados, todos los pecados, HAY quien los perdona, y quien nos ama y nos abraza y nos cura.

Y se silencia que, según estadísticas oficiales, en Andalucía, la primera causa de muerte entre los adolescentes y jóvenes no son los accidentes de tráfico, sino el suicidio. Y como se silencia, nadie se pregunta por qué. No hace falta preguntarse, porque es obvio que vivimos en el país de las maravillas. Y estamos lanzados hacia el progreso. Desde luego, a toda velocidad. A tanta velocidad, que ya no podemos saber hacia dónde vamos, si hacia el progreso o hacia el abismo.

¡Qué difícil es no pensar en aquella escena de El tercer hombre en la que Joseph Cotten y Orson Wells mantienen una conversación en la noria del Prater de Viena! En aquella Viena destruida por la II Guerra Mundial, Orson Wells vendía de estraperlo penicilina adulterada, con terribles consecuencias para quienes la usaban, incluso cuando sobrevivían. Lo importante es mirar a los hombres de lejos, como desde lo alto de la noria, hasta que no sean más que puntitos... "Si te ofrecen veinte dólares por cada uno de esos puntitos que dejara de moverse, ¿cuántos crees que se resistirían? ... Y libres de impuestos, amigo, libres de impuestos..."

Con un cinismo helador, Orson Wells continúa: "Los gobiernos lo hacen, ¿por qué no podríamos hacerlo nosotros?" La sociedad de los puntitos vistos de lejos, vistos en las estadísticas, es ya nuestra sociedad. La vida del hormiguero industrioso al servicio de los intereses económicos y políticos de los poderosos podría ser nuestro futuro. Lo más sarcástico, lo más esperpéntico de todo, es que parecemos dirigirnos hacia ese futuro tan alegres y confiados como unos párvulos a los que sus maestros llevan de excursión.

Lo que el Santo Padre ha dicho en África es, sencillamente, que tenemos necesidad de cambiar nuestra mirada sobre la sexualidad. Y también que tenemos necesidad de cambiar nuestra mirada sobre la enfermedad y sobre los enfermos. Dos verdades evidentes. Antes que ninguna otra reflexión acerca del derecho del Papa a hablar, o acerca de qué cosas puede o no puede, o debe o no debe hablar, lo que se impone recordar es, SOBRE TODO, QUE LO QUE HA DICHO EL PAPA ES VERDAD. Es verdad para África y es verdad para nosotros.

Es verdad para todo el que no se resigne a que nuestra sexualidad, ni nada en nuestra vida, sea como en la vida de los animales. Es verdad para todo el que no esté dispuesto a resignarse a que su futuro sea formar parte, solidaria y alegremente, del hormiguero universal, controlado por esa nueva casta de Grandes Hermanos que se multiplica como las setas. Hay una forma más bella, mejor y más humana de vivir la sexualidad. Hay una forma mejor, más bella y más humana de afrontar nuestra fragilidad y nuestra miseria, nuestra enfermedad y nuestra muerte.

¡Gracias, Santo Padre, por tener el valor de decirnos la verdad, a nosotros y a nuestros hermanos africanos! ¡Gracias por reclamarnos a todos a una vida de primera clase, a una vida verdadera y plenamente humana! ¡Millones de hombres pedimos al Señor todos los días para que no se canse, para que no ceda, para que el Señor le sostenga y siga siendo libre!

Logos para la crisis.

· 0 comentarios



















Chicken a la Carte

martes, 12 de mayo de 2009 · 2 comentarios

film festival: Green Unplugged

Chicken a la Carte : Director: Ferdinand Dimadura | Genre: Drama | Produced In: 2005

Synopsis: This film is about the hunger and poverty brought about by Globalization. There are 10,000 people dying everyday due to hunger and malnutrition. This short film shows a forgotten portion of the society. The people who live on the refuse of men to survive. What is inspiring is the hope and spirituality that never left this people.

Leonard Sax

jueves, 7 de mayo de 2009 · 0 comentarios


El mayor experto en Educación Diferenciada señala que "La educaión diferenciada se basa en el desarrollo cerebral de chicos y chicas".

El presidente de Asociación Nacional para la Educación Pública de un Sólo Sexo en Estados Unidos (NASSPE), Leonard Sax, defendió este jueves el modelo de educación diferenciada en España, que a su juicio tiene que alejarse de prejuicios políticos y religiosos, para entender que este modelo, basado en las diferencias de desarrollo cerebral de chicos y chicas, es el "más adecuado" para su éxito académico y social.

May feelings

· 0 comentarios

¿Viste el año pasado el vídeo "May Feelings" (50 razones para rezar el Rosario)?

Este año puedes ver la segunda parte "May Feelings II"

Reprobando al Papa

· 0 comentarios

Por JUAN MANUEL DE PRADA, en ABC, 2 de mayo de 2009

ESTO de que unos tíos que no saben hacer la o con un canuto se pongan a reprobar al Papa tiene un componente desquiciado y chusco que no lograría superar el principado de Andorra si mañana declarase la guerra a los Estados Unidos. Pero estas enormidades han adquirido carta de naturaleza en un mundo que ha perdido el sentido de la proporción; y donde los ineptos se creen con derecho a discutir con el sabio, o mejor dicho, a silenciarlo con sus chillidos. Pues para discutir son necesarias dos personas que aduzcan razones; pero cuando una aduce razones y la otra opone irracionalidad, consignas doctrinarias y aspavientos emotivos, la discusión se hace imposible y al sabio sólo le resta resignarse a que sus palabras sean tergiversadas, acalladas, anatemizadas por el guirigay de los ineptos. Benedicto XVI reclamó una humanización de la sexualidad, que consiste en liberar al hombre de la esclavitud de la promiscuidad. para combatir el mal en sus orígenes; y el Mátrix progre, en lugar de liberar al hombre de la promiscuidad sexual, lo exhorta a entregarse a ella sin recato, regalándole a cambio un condón. Que, una vez usado, deja al hombre a merced de la promiscuidad, o sea, a merced del mal que, según nos asegura, pretende combatir.

Lee el artículo completo

Pero el acceso de furia irracional con que el Mátrix progre ha respondido el llamado del Papa a la humanización de la sexualidad nos invita a esbozar aquí una reflexión sobre la dificultad insalvable que constituye tratar de afirmar la verdad profunda de las cosas, en una época que ha renunciado a la posibilidad del conocimiento, enfangada en un lodazal en el que sólo triunfan el embrollo y la desintegración de la razón. El Mátrix progre ha destruido la razón como guía de la acción humana, como motor de su voluntad; y cuando la voluntad humana se gobierna por el puro instinto, el mismo hombre ha sido destruido; esto es, animalizado. En esta coyuntura, la incomprensión con que han sido acogidas las declaraciones del Papa me recuerda dolorosamente aquel pasaje evangélico (Jn 18) en el que, llevado al pretorio, Jesús conversa con Pilato; basta con que veamos en Jesús, varón de dolores, a la Iglesia de la que Benedicto XVI es cabeza visible, y en Pilato al mundo. Benedicto XVI se esfuerza por entablar diálogo con el mundo, usando su mismo idioma, en busca de semillas de verdad: «Para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad; todo el que es de la verdad escucha mi voz». A lo que el mundo responde con arrogante indiferencia, incapaz de entender un lenguaje que apela a la razón: «¿Y qué es la verdad?». Y, ante el escepticismo de Pilato, Jesús calla, mientras crece el clamor rabioso de la multitud: «¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo!».

Y en esas estamos. El Papa, en una carta reciente a los obispos transida de dolor, constataba que «la fe está en peligro de apagarse como una llama que no encuentra ya su alimento»; y añadía: «El auténtico problema en este momento actual de la historia es que Dios desaparece del horizonte de los hombres y, con el apagarse de la luz que proviene de Dios, la humanidad se ve afectada por la falta de orientación, cuyos efectos destructivos se ponen cada vez más de manifiesto». En la reacción furibunda del Mátrix progre ante las declaraciones de Benedicto XVI sobre la humanización de la sexualidad descubrimos la falta de orientación de un mundo que ya no se esfuerza por entender sus palabras, que ya ni siquiera las puede entender, porque le falta la luz que viene de lo alto. Es un signo escatológico clarísimo; y aceptando convertirse en diana del escarnio y la calumnia furiosa -en este contexto debemos situar este intento chusco de reprobación de los ignaros-, Benedicto XVI, varón de dolores, está preparando a los cristianos para afrontar la Cruz. Así de duro y así de simple: «Ecce Homo».

Investigación con embriones

lunes, 4 de mayo de 2009 · 0 comentarios

Recomiendo esta breve y clara entrada de mi tocayo Albert en Bioética y Libros:

¿Qué hay detrás de la investigación con embriones? Qué es lo que se esconde detrás de esa frase? Fundamentalmente dos cosas muy relacionadas: eugenesia embrionaria y células madres industrializadas a bajo costo. Y en los dos casos, esta industrialización de la terapia celular lleva consigo cifras enormes de dinero, aunque se esconda con visos de libertad en la investigación científica.

Sigue

Seguidores

Twitter

Ver el perfil de Alberto Tarifa Valentín-Gamazo en LinkedIn XING

Seguidores en Google+

Mi podcast

Galería de grafitos

Presentaciones

Etiquetas