Premios

miércoles, 31 de diciembre de 2008 · 0 comentarios










Año Nuevo

martes, 30 de diciembre de 2008 · 2 comentarios

Pues esta vez no os voy a desear un feliz año nuevo; no, esta vez voy a desearos un año en que trabajemos mucho y bien para cambiar el mundo, nuestro mundo; un 2009 en que escribamos, estudiemos, actuemos y nos movamos por los sueños que alientan en el corazón y en la cabeza.

Si en 2009 somos lo que podemos ser y hacemos lo que podemos llegar a hacer, será entonces... un verdadero ¡FELIZ AÑO NUEVO!

Hacia una organización criminal

lunes, 29 de diciembre de 2008 · 2 comentarios

Por Juan Manuel de Prada, en ABC, hoy lunes 29 de diciembre de 2008

EN una entrevista concedida a Europa Press, el diputado socialista Ramón Jáuregui reconoce abiertamente que la aprobación de una ley que despenalice el aborto, imponiendo un mero sistema de plazos, es «una hipótesis más que posible». Asimismo, confía en que el Tribunal Constitucional no ponga trabas a la constitucionalidad de dicha ley, haciendo «una interpretación más flexible y actualizada de este conflicto» de la que hizo en 1985. En aquel entonces, el Tribunal Constitucional dictaminó que la protección del nasciturus conlleva para el Estado dos obligaciones: «La de abstenerse de interrumpir o de obstaculizar el proceso natural de gestación, y la de establecer un sistema legal para la defensa de la vida que suponga una protección efectiva de la misma y que, dado el carácter fundamental de la vida, incluya también, como última garantía, las normas penales». Ambas obligaciones son, en su letra y en su espíritu, contrarias a la imposición de una ley de plazos; pero, a juicio de Jáuregui, tales obligaciones deben ser interpretadas de modo «más flexible y actualizado»; lo que, en román paladino, quiere decir que a su juicio tales obligaciones deben ser declaradas obsoletas. O sea, que el Tribunal Constitucional debe amparar una ley que garantice el aborto libre.

Lee el artículo completo


En la afirmación de Jáuregui se resume, de forma sucinta y brutal, el proceso de destrucción del Derecho que se enseñorea de nuestra época. Desde el momento en que se niega la posibilidad de fundar el Derecho sobre un razonamiento ético objetivo que establezca juicios universalmente válidos en torno a lo que es justo e injusto, la ley deja de ser razonable, para convertirse en una coartada que otorga amparo a la pura conveniencia coyuntural. La ley inspirada en la razón es suplantada por una parodia legal que entroniza la voluntad de la mayoría como único criterio «legitimador»; y así, inevitablemente, se aprueban leyes inicuas (esto es, leyes contrarias a la razón) sin otro fundamento que la adecuación al «cambio social». Es evidente que las sociedades cambian; pero no lo es menos que una ley a merced de circunstancias cambiantes, sin sometimiento a principios universalmente válidos, degenera en algo parecido a la institucionalización de la delincuencia. La función de la ley no es otorgar cobertura al cambio social, validando lo que se hace, sino establecer cauces que ayuden a que ese cambio sea para mejor. Hace cincuenta años, por ejemplo, no existía «movimiento okupa»; el «cambio social» evidente ha propiciado que bandas de jóvenes sin hogar se apropien de inmuebles ajenos. Una interpretación «más flexible y actualizada» del derecho de propiedad nos obligaría -a menos que consideremos que tal derecho es un principio que la razón establece, y cuyo quebrantamiento debe ser perseguido legalmente-, a permitir el expolio de la propiedad ajena. La ley encauza el «cambio social», y lo reprime cuando tal cambio se aparta de los principios que la sustentan; en modo alguno puede limitarse a «legitimar» ese cambio.

«Sin la virtud de la justicia, ¿qué son los gobiernos, sino unos execrables latrocinios?», se preguntaba San Agustín en La Ciudad de Dios. Y Ratzinger, comentando este pasaje agustiniano, añadía que «el elemento constitutivo de las organizaciones criminales organizadas se identifica, por esencia, con criterios de juicio exclusivamente pragmáticos y, por lo mismo, necesariamente parciales, dependientes de uno u otro grupo». Esta conversión del Estado en una asociación organizada para la libre delincuencia, que «legitima» los crímenes según el deseo de una mayoría coyuntural, aproxima las democracias a las tiranías más sórdidas, que son las que juzgan lícitos los crímenes que perpetran, por el mero hecho de no hallar castigo o resistencia a los mismos. Esto es lo que ocurre cuando la ley, en lugar de encauzar el «cambio social», lo erige en criterio legitimador. Y esta es la ley que defiende Jáuregui; y la ley que el Tribunal Constitucional, convertido en ancilla criminis, debe a su juicio interpretar de forma «más flexible y actualizada».

Acabo de cumplir cuatro años

viernes, 26 de diciembre de 2008 · 13 comentarios

Sí, 4.
785 entradas después.
Con más ganas que nunca de seguir creciendo, acompañado de todos vosotros.

Gracias por vuestra compañía, visitas (56.157) y comentarios.

Reivindico la Navidad

· 0 comentarios

Miguel Aranguren en ALBA, 19 de diciembre 2008

Reivindico la Navidad. La Navidad por lo que es, por lo que rememora, por lo que nos hace volver a vivir. En este sentido bienvenidas sean las luces de colores, el esplendor de los escaparates (de aquellas tiendas que siguen abiertas, pobrecitos comerciantes…), los árboles conmemorativos que en Madrid diseñan no se sabe qué elegidos por el dedo poderoso del Ayuntamiento, las cenas de empresa (aunque este año sean de pan y agua), el champán, el chimpún y lo que ustedes quieran. Pero reivindico la Navidad, la natividad, el nacimiento de un niño en el silencio de la Historia para cambiar la misma Historia y dar sentido al sinsentido con el que los hombres construimos nuestra propia vida.

Reivindico la Navidad de esa familia que va a celebrarla en ausencia de un ser muy querido, un padre tal vez. Será una Navidad de lágrimas furtivas, de añoranzas, de un lugar vacío en la mesa. Así que reivindico que en ese lugar vacío pueda sentarse el Niño, ahora con mayúscula.

Reivindico la Navidad de los hospitales, especialmente de aquellos que, por seguir las indicaciones de algún servicio administrativo, no disponen ni de un pequeño belén con el que apaciguar la angustia de sus pacientes. Tal vez el Niño se cuele en la Unidad de Cuidados Intensivos. Tal vez al Niño le dé por velar la agonía de un bebé en la UVI infantil. Tal vez al Niño le dé por colarse en la morgue para besar la frente fría de alguien que ha muerto sin compañía.

Reivindico la Navidad de los asilos, sobre todo de aquellos que a los ancianos no se les permite romper la rutina de todas las noches. A las diez, luces apagadas. Pero los celadores no se han dado cuenta de que hay un Niño que susurra villancicos en los oídos de una mujer que hace años perdió la memoria.

Reivindico, en fin, la navidad de los niños. Porque no se les complica la vida por creer a pies juntillas lo que cuentan los Evangelios. Porque llevan semanas preparando –con sus renuncias pequeñas, con sus beneficencias también pequeñas- un pesebre mullido y caliente. Porque la imaginación les transporta a aquella aldea pobre, a la cuadra o a la cueva donde se verificó el milagro de los milagros. Y la imaginación les pone en las manos un corderito de patas atadas para ofrecerlo al Niño, metáfora de lo que el Niño será tres décadas después.

Reivindico la Navidad. Tu Navidad. Mi Navidad. La Navidad de quien deposita un beso en un piececito de barro, convencido de que lo recibe un piececito por el que bulle la primera sangre caliente.

En Qué Estrella Estará

· 2 comentarios

No sé con qué intención canta esto Nena Daconte; pero yo se lo dedico a AVA...

He creado un ángel verde y gris,
que se pasea de noche, no lo puedo ver.
Está donde la luz que dicen que hay,
donde terminan los sueños de la realidad,
donde se escapan los niños si no quieres más,
donde se ahogan los gritos de mi mitad.

He creado un ángel verde y gris,
a veces le hablo bajito, por si está.
Le busco por la calle al caminar.
A veces le echo de menos si tú no estás,
a veces tengo que hacer de tripas corazón,
a veces tengo que huir, porque no puedo más.

En qué estrella estará para cuidar de él.
Me pasaré la vida sin dormir.
En qué estrella estará mi dulce corazón,
por qué me roba la vida la razón.
Dime quién vendrá a ocupar su lugar,
por qué mis sueños se rompen de golpe.

Donde terminan los sueños de la realidad,
donde se ahogan los gritos de mi mitad.

En qué estrella estará,
en qué estrella estará...
En qué estrella estará,
para cuidar de él.
Me pasaré la vida sin dormir.
En qué estrella estará mi dulce corazón,
por qué me roba la vida, la razón.
Dime quién vendrá a ocupar tu lugar,
por qué mis sueños se rompen de golpe.

En qué estrella estará para cuidar de él.
Me pasaré la vida sin dormir.
En qué estrella estará mi dulce corazón,
por qué me roba la vida la razón.
Dime quién vendrá a ocupar su lugar,
por qué mis sueños se rompen de golpe.

Quiero irme con él.

FELIZ NAVIDAD

lunes, 22 de diciembre de 2008 · 5 comentarios



La bioética de los noes y la Santa Sede

viernes, 19 de diciembre de 2008 · 0 comentarios

Mirar a la realidad. Instrucción Dignitas humanae.
Comentario de diego contreras / www.laiglesiaenlaprensa.com /
lunes 15 de diciembre de 2008

Resulta dificil escribir sobre temas de bioética en la prensa. Se necesitan buenas dotes comunicativas para ofrecer, en poco espacio o tiempo, las explicaciones necesarias que hagan justicia de la complejidad de algunos problemas. La dificultad aumenta cuando se informa de las tomas de posición de la Iglesia sobre ese ámbito, pues resulta casi inevitable que se conviertan en una colección de "noes".

Algo de eso ha ocurrido con el último documento monográfico de la Santa Sede sobre cuestiones bioéticas, la instrucción "Dignitas humanae" (texto completo - resumen). Después de leer el texto y de asistir a su presentación en el Vaticano, reconozco que no me es fácil ofrecer un resumen ameno. Diría que lo más sencillo es leer directamente el documento, pues se entiende muy bien, y se explican con claridad los tecnicismos.

De todas formas, me parece que un punto central de toda la cuestión es conseguir que se entienda esto: que los "noes" contra algunas prácticas biomédicas son en realidad un "sí" a la dignidad humana, de igual modo que son un "sí" a favor de esa dignidad los "noes" contra la tortura, el racismo, la esclavitud o la discriminación por razón de sexo. Me sorprende que haya gente sensible a las cuestiones sobre la dignidad humana que aun no entienda esto. ¿Es posible que haya tanta gente inteligente que no quiere ver la realidad de las cosas?

Hijos adoptados

lunes, 15 de diciembre de 2008 · 2 comentarios

Se lo he robado al semanario ALBA (21 de noviembre) y a Miguel Aranguren, espero que me perdonen, porque es tan bello...

Uno no sabe cuándo se le van a caer las escamas de los ojos, esos prejuicios que nos impiden conocer la verdad de las cosas. Me sucedió apenas unos días atrás, pues tuve la suerte de contemplar la relación de una madre con su hijo, un niño chico que la abrazaba y llenaba de besos, y hasta buscaba su regazo para cerrar los ojos de pestañas rubias y echarse a dormir con la confianza de quien siente el calor de una protección segura…

De niños estudiábamos el Catecismo de la Iglesia Católica adaptado a nuestra edad. Aquella repetición de memoria de cada uno de sus puntos formaba parte de la asignatura de Religión y de las sucesivas catequesis. Una vez conocidos los textos, llegaba el momento de adentrarse en los distintos matices de las Verdades de la Fe, el contenido de los sacramentos, las obras de misericordia, los Mandamientos y hasta el significado de las principales oraciones del devocionario. Aquel librito compendiaba los conocimientos básicos para recibir la primera Comunión y la Confirmación. Era el resumen perfecto de la ciencia religiosa para un cristiano de a pie.

En las primeras páginas comprendíamos que la fe gira entorno a un Dios que es padre, pero recuerdo con cierta inquietud la aseveración de que “los cristianos somos hijos adoptivos de Dios por la Gracia”, adopción que logramos “a través del Bautismo”. Lo de “hijo adoptivo” siempre me sonó a filiación de segunda clase, a una paternidad distante, despreocupada, como si la única fórmula posible para generar una relación paterno-filial fuese la natural.

Las escamas de los ojos se me cayeron ante aquel niño que dormía en el regazo de su madre después de haberla coronado de besos y caricias. Aunque ahora vive en Madrid, los primeros cuatro años de su existencia los pasó en un orfanato de cualquier provincia rusa, sin referentes maternales ni paternales, a pesar de los cuidados de una administración supongo que eficiente. No logro imaginar el deseo con el que buscaba la seguridad de unos padres adoptivos ni el anhelo de esos padres por encontrar a ese hijo adoptado. Sus padres, que son un precioso reflejo de Dios que nos busca, recorrieron medio mundo para traerle a España junto con su hermana y entregarles una familia total, real y definitiva.

Mientras le contemplaba, dormido en brazos de su madre, me acordé del Catecismo y desapareció mi infante inquietud ante la paternidad adoptiva de Dios.

Apoyo al Gran Duque de Luxemburgo

viernes, 12 de diciembre de 2008 · 0 comentarios

Propuesta de carta para el Primer Ministro de Luxemburgo, elaborada por el grupo de apoyo al Gran Duque de Luxemburgo con motivo de la pretendida aprobación de la ley de eutanasia en ese país.

El objetivo es pedir al PM que apoye la decisión del Gran Duque de no sancionarla, si se aprobara. La votación es el próximo día 18. ¡URGE ACTUAR!

M. et Mme XXX Le X décembre 2008
Adresse à compléter

Monsieur Jean-Claude JUNCKER
Premier Ministre
33 boulevard Roosevelt
2450 Luxembourg
Grand-Duché du LUXEMBOURG

Monsieur le Premier Ministre,

Nous comprenons la complexité de la situation que vous devez gérer actuellement au Luxembourg, face au projet de loi autorisant, dans certaines conditions, l’euthanasie.

La position du Grand Duc est une occasion pour votre pays de manifester au monde à quel point toute vie mérite le respect.

Nous vous encourageons très vivement à tenir bon derrière votre souverain.

Le Luxembourg et l’Europe ne pourront qu’en sortir grandis.

Veuillez croire, Monsieur le Premier Ministre, en notre respectueuse considération.

+++SIGNATURE+++

¿Vamos a peor?

miércoles, 10 de diciembre de 2008 · 2 comentarios

Este artículo me parece particularmente interesante...

Por Alejandro Llano, en La Gaceta de los Negocios, el 6 de diciembre de 2008

Sí, la gente es cada vez menos respetuosa y está peor educada

Tres noticias de esta semana nos dan suficientes indicios para suponer que no vamos a mejor. Las cifras del paro alcanzan ya los tres millones de desempleados, con lo cual nos situamos a la cabeza de Europa en tan triste clasificación. En segundo lugar, nos informan de que asciende vertiginosamente el número de mujeres que aborta en nuestro país, con especial incidencia en las adolescentes. La nota final la da, lúgubremente, el último asesinato de ETA. Tampoco mejoran las actitudes gubernamentales respecto a estos tres problemas lacerantes. El ministro del ramo, más apagado que nunca, se limita a predecir que el próximo año no dejará de crecer la proporción de desempleados. A las autoridades sanitarias no se les ocurre una solución más justa que mejorar la educación sexual de los jóvenes y la prevención del embarazo, como si la promiscuidad creciente fuera éticamente positiva, mientras que los niños concebidos y no nacidos representaran un molesto accidente. Respecto al terrorismo, seguimos recogiendo los frutos amargos de la garrafal equivocación que supuso, por parte de Zapatero, la pretensión de pactar con ETA y la tolerancia con la ilegalidad de quienes apoyan el crimen organizado.

Pero está muy mal visto afirmar que vamos a peor, aunque sea notorio, o precisamente por ello. El mito pseudoilustrado del progreso lineal e indefinido sigue siendo una exigencia de la corrección política. Parece necesario y evidente que siempre hemos de ir a mejor. Ahora bien, ¿qué sucede si resulta que no es así? Y, algo todavía más elemental, ¿cómo saber si vamos a mejor o a peor?

Lee el artículo completo


Desde el discurso oficial no hay criterios para evaluar la calidad de la convivencia. Y las ciencias sociales, tal como están convencionalmente planteadas entre nosotros, no nos ofrecen tampoco criterios adecuados para semejante valoración. El estudio de la vida pública oscila, hoy y aquí, entre el positivismo craso y el posmodernismo lúdico. Para medir de algún modo el signo del cambio social, haría falta que en el cultivo de la sociología y la teoría política entraran en consideración valores y significaciones compartidas, es decir, factores éticos y cualitativos, que —de lo contrario— tienden a pasarse por alto como inexistentes o irrelevantes. ¿Ha empeorado el civismo de los españoles? Cualquier ciudadano que se pasee habitualmente por las calles de alguna ciudad de cierto tamaño no vacilará en dar una respuesta positiva a tal interrogante: sí, la gente es cada vez menos respetuosa y está peor educada, la violencia ciudadana crece, el cuidado de los bienes públicos está por los suelos, el lenguaje se corrompe, los espectáculos son cada vez más soeces, no hay quien ayude a los ancianos ni respete a los más débiles. Sin embargo, ninguna encuesta nos dará estos resultados, porque no se trata de hechos brutos sino de fenómenos que tienen que ver con el sentido de la vida en común y que se han de referir a una finalidad generalmente aceptada. Y todo lo que tenga que ver con el sentido y la finalidad es inadmisible para las mentes cerradas de nuestros prescriptores sociales, clausurados como están en un cuantitativismo mazorral.

Desde visiones menos angostas, nos van llegando evaluaciones no precisamente favorables. Por ejemplo, ya nos dicen que el comportamiento del Gobierno frente a la crisis es el menos acertado de todos los países de Europa. También sabemos, por estudios internacionales, que la calidad de nuestra enseñanza tiende hacia las posiciones más bajas de la tabla. Y no quiero ni imaginarme qué va a resultar cuando, en pleno marasmo económico, valoren desde fuera nuestras actitudes de solidaridad respecto a los desempleados y a los emigrantes sin recursos.

Los intelectuales españoles no están cumpliendo con sus responsabilidades. Desde la universidad, la academia y el mundo de la literatura o del arte no llegan voces de alarma u orientaciones sobre el camino adecuado para salir de la mediocridad. O nos falta lucidez o andamos escasos de coraje social. Con el clásico castellano, tendríamos que preguntarnos si no ha de haber entre nosotros un espíritu valiente que se plante y diga en público: hasta aquí hemos llegado.

La Familia, escuela de derechos humanos

lunes, 8 de diciembre de 2008 · 0 comentarios

Los días 7 y 8 de Noviembre de 2008 ha tenido lugar en Madrid un encuentro entre casi 300 líderes de Orientación Familiar provenientes de más de 50 países de los cinco continentes.

El anterior congreso de IFFD, celebrado en 2006, había contado con la participación de 700 personas de 41 países. Esas eran las mejores cifras de la historia de la federación. Durante los dos años siguientes, la IFFD ha hecho un esfuerzo muy especial para lanzar y relanzar sus cursos en los cinco continentes. Resulta cada vez más evidente que ayudar a los padres a educar a sus hijos repercute en un mayor número de familias felices y, en consecuencia, una sociedad mejor.

En el próximo congreso, se espera recibir a más de 1.000 amigos de la orientación familiar. Para preparar este evento, que tendrá lugar en otoño de 2010, IFFD organizó este Encuentro Mundial de Líderes de Orientación Familiar, con el lema “La Familia, Escuela de Derechos Humanos” y estos tres objetivos principales:

1. Transmitir experiencias prácticas sobre el modo de liderar y dirigir la Orientación Familiar en cada país e impulsar su desarrollo,
2. Preparar los contenidos para el próximo congreso de la IFFD, y
3. Fortalecer los lazos entre los líderes de la orientación familiar de todo el mundo.

Para este encuentro, IFFD convocó a casi 300 personas que trabajan en la Orientación Familiar en 55 países, con un programa que incluía conferencias, mesa redondas y talleres. El trabajo conjunto y la cooperación entre los expertos de los distintos países de esos día ha significado, sin duda, un mayor y más efectivo desarrollo de la Orientación Familiar en el mundo.

Felicita la Navidad

· 0 comentarios


FelicitaLaNavidad.com pretende dos objetivos: impulsar el envío de Tarjetas Navideñas y ayudar al sostenimientos de las parroquias de acuerdo con los deseos del comprador. La Asociación -titular de la página web- se compromete a destinar a las parroquias todo el beneficio derivado de la venta de las Felicitaciones Navideñas.

En los días de la Navidad, existe una buena y antigua costumbre: felicitar a los miembros de la familia, a los amigos, a los compañeros de trabajo, a los clientes y proveedores y a todos aquellos con quienes nos tratamos por cualquier razón más o menos importante.

Un Christma es el vehículo que podemos utilizar para transmitir a todos, nuestros buenos sentimientos, con la constancia de unas líneas escritas de puño y letra, manifestación singular de recuerdo, de agradecimiento, de cariño..., y en otras ocasiones un buen vehículo comercial o de empresa.

Es claro que hay otros medios para felicitar la Navidad: sms o correo electrónico, pero nosotros te proponemos el tradicional que hace que esa imagen esté presente días y días en la casa o en la oficina de quien la recibe; un detalle que crea ambiente, que se agradecerá durante mucho tiempo y que, además, ayuda al sostenimiento de la parroquia.

Arguments crece

domingo, 7 de diciembre de 2008 · 0 comentarios

Este magnífico blog, constituido por un equipo informal de profesionales de diversas áreas que se plantean como algo fundamental para sus vidas el problema de la verdad, al que también le importa mucho acertar a distinguir entre el bien y el mal y descubrir lo que sea bello, cuyo editor y coordinador es Juan Ignacio Yarza, deja de palpitar porque... CRECE.

Y crece para convertirse en un portal sobre Ética, antropología, cultura y doctrina católica, que se define así:

* Nuestra misión: difundir, de modo amable y didáctico, ideas y principios que ayuden a superar la crisis cultural de la posmodernidad.
* Nuestra visión: proporcionar información fiable, asentada en principios firmes, a la gente de la calle, a todo el mundo. Queremos que la verdad resplandezca con esplendor. Sin fronteras. Sin prejuicios.
* Nuestro punto de partida: la visión cristiana de la vida. Nos entusiasma el reto de afirmar, con un nuevo lenguaje, que lo bueno y lo bello permanece. Y crece. Y lo podemos hacer mejor y más hermoso. Nuestro mundo merece este esfuerzo.

Felicidades a arguments por este salto adelante.

Algo se mueve en Hollywood

sábado, 6 de diciembre de 2008 · 2 comentarios

Positive Media Internships,
la red de trabajo en Internet que está cambiando vidas y la forma en que Hollywood hace su negocio

Cuando los ateos se lanzan a predicar

· 9 comentarios

Utilizan la publicidad para vender la idea de que sin Dios se vive muy bien

Por Ignacio Aréchaga en La Gaceta de los Negocios el 29.XI.2008

Los ateos pasan a la ofensiva dispuestos a convertir al hombre de la calle. Antes habían denunciado como nefando proselitismo cualquier intento de convencer a otros de las propias creencias religiosas. Sólo el intolerante, incapaz de respetar a los otros, se atrevería a pretender que los demás pensaran del mismo modo. Pero ahora los ateos se han lanzado a la ofensiva, decididos a convertir al hombre de la calle, no sólo con libros, sino hasta con anuncios publicitarios.
Autores como Richard Dawkins, Daniel Dennet, Michel Onfray y compañía han estado muy activos en los últimos tiempos, con libros y comparecencias en programas de TV, empeñados en salvar al mundo de la creencia en Dios. Pero ahora los ateos han decidido salir a buscar a los que no les buscan. Quieren utilizar la publicidad para vender la idea de que sin Dios se vive muy bien.

En Londres, la Asociación Humanista Británica ha hecho un llamamiento para recaudar fondos destinados a una campaña publicitaria en los autobuses urbanos. Su idea es poner este mensaje. «Probablemente Dios no existe. Así que deja de preocuparte y disfruta de la vida». Quizá no sea un mensaje muy estimulante para el inversor de la City que ha visto desplomarse el valor de sus acciones ni para el paciente al que acaban de diagnosticar un cáncer. Pero es que los ateos están convenidos de que la gente sólo es religiosa por miedo o debilidad. No se les ocurre que uno pueda disfrutar mucho más de la vida si piensa que Dios es su Padre y que después de esta vida limitada puede llegar a disfrutar de la casa paterna, sin hipotecas. Los ateos lo tienen más crudo en EEUU, donde según las encuestas el 71% mantiene creer firmemente en Dios y otro 17% está casi seguro.

No deja de ser paradójico que quienes nos advierten continuamente que hay que desconfiar de cualquier religión institucional, quieran ahora unir sus fuerzas en un ateísmo organizado. Pero probablemente no será fácil lograr un mínimo de cohesión. Pues también entre los ateos hay muchas capillas. El que es ateo porque sólo cree en el poder del dinero no se entenderá fácilmente con el que rechaza a Dios por su marxismo revolucionario, ni el que considera incompatible la fe y la ciencia podrá ir de la mano con el ateo que no cree en Dios pero sí en los extraterrestres.

Lee el artículo completo

Hoy día son los predicadores del cambio climático los que nos amenazan a diario desde todos los púlpitos periodísticos con el infierno del calentamiento global que nos espera si no cambiamos de vida. Un infierno en el que pagarán tanto justos como pecadores.

Aunque los ateos no se cansen de denunciar los riesgos del fundamentalismo religioso, no parecen vacunados contra el fanatismo. El mismo Richard Dawkins, que ha contribuido a la campaña publicitaria en los autobuses de Londres, dice que «esta campaña hará a la gente pensar, y pensar es anatema para la religión». Hace falta mucho optimismo para creer que basta un eslogan para hacer pensar al transeúnte. Pero también hace falta mucho fanatismo para creer que si piensas que Dios existe, es que no has pensado ni te permiten pensar.

Es una modalidad de «pensamiento único» que deja fuera de la vida intelectual a la inmensa mayoría de la humanidad y erige al ateo en profeta iluminado. Pero la experiencia histórica nos ha hecho desconfiar de todos los iluminados que acaban queriendo imponer sus convicciones en bien de la humanidad.

De todos modos, tras los ateísmos totalitarios que hicieron millones de víctimas por la persecución antirreligiosa en el siglo XX, es un buen signo que los ateos de hoy se lancen a proponer en vez de imponer. En una sociedad abierta es sano que cada cual defienda lo que cree y dialogue con los demás para tratar de hacerles partícipes de sus convicciones. También sobre Dios. Pues sería extraño que la libre expresión del pensamiento no fuera unida al deseo de convencer al destinatario. La libertad de persuadir vale para todos, creyentes y no creyentes.

La sexualidad no es un juego

miércoles, 3 de diciembre de 2008 · 2 comentarios

Promover entre adolescentes y jóvenes una conducta sexual sana y responsable es una de las estrategias principales para frenar el sida. Con este objetivo, un equipo de especialistas españoles ha elaborado una guía dirigida a adolescentes [1], en forma de preguntas y respuestas. Publicada por la Fundación Investigación y Educación en Sida, la guía se presentó el Día Mundial del Sida (1 de diciembre) del año pasado, y ha vuelto a atraer la atención del público con ocasión de recientes comentarios críticos publicados por el diario El País. Ofrecemos un extracto del texto original, con algunas de las cuestiones más acuciantes que se plantean.

ACEPRENSA. 1 de Diciembre de 2008

Si se utilizan drogas ¿hay peligro de infectarse por el VIH?

Sólo las drogas inyectadas se asocian con transmisión del VIH [virus de la inmunodeficiencia humana] por intercambio del material de inyección. Sin embargo, el consumo de drogas en general, entre otros efectos, provoca desinhibición y falta de autocontrol en la persona. Esta circunstancia puede conducir a situaciones que faciliten la infección por VIH, como mantener relaciones sexuales de riesgo.

¿Y el alcohol?

El alcohol no puede considerarse una droga, pues un consumo moderado del mismo no provoca dependencia, a diferencia de las verdaderas drogas, o incluso el tabaco.

No obstante, el consumo excesivo de alcohol de forma continua (bebedores crónicos) o esporádica (bebedores de fin de semana) puede ocasionar una dependencia tan grave como cualquier droga. Además, durante los episodios de abuso de alcohol, la conocida borrachera, se puede perder el control e incurrir en situaciones de riesgo para adquirir la infección por VIH.

La sexualidad no es un juego

¿Debo tener cuidado a la hora de plantearme la vida sexual?

Es indudable. Te doy un dato: a nivel mundial el 80% de las 14.000 nuevas infecciones por VIH que por término medio hay cada día, ocurren por relaciones heterosexuales. (…)

La sexualidad es un aspecto fundamental e íntimo de la persona, no algo añadido a la persona que podamos manipular a nuestro gusto. La sexualidad no debe entenderse sólo como genitalidad. Somos personas sexuadas, hombres o mujeres, y “jugar” con la sexualidad es “jugar” con nuestra intimidad. Debemos plantearnos la vida sexual no como algo exclusivamente lúdico, como a veces proponen algunos, sino como un aspecto de nuestra vida en el que ponemos en juego todo lo que somos: salud, afectos, valores, felicidad, futuro... Como ves, hay mucho más en juego que infectarte por el VIH.

Lee el artículo completo


¿Cómo hemos llegado a esta situación, si el preservativo dicen que previene el sida?

A pesar de la insistencia de algunos en el mismo mensaje (“ponte el preservativo”), la pandemia del sida crece rápidamente, con una estimación de más de 5 millones de nuevos infectados sólo en el año 2007. No basta hablar del preservativo para combatir la transmisión del VIH.

En primer lugar, el preservativo constituye sólo una medida de eficacia limitada, aproximadamente del 80%. Cuando se propone como segura se corre el riesgo de que la población se confíe, incremente las conductas de riesgo, y se acabe por perder incluso la eficacia preventiva de la medida propuesta. Es algo así como si ahora nos dijeran que no es necesario cumplir con las normas de circulación, que basta con usar el cinturón de seguridad. ¿Qué crees que pasaría con los accidentes de tráfico? (…)

¿Cuál es la mejor forma de prevenir la transmisión sexual del VIH?

Del mismo modo que se evitan otros riesgos habitualmente, esto es, siendo responsable con lo que uno hace. Es cierto, sin embargo, que para ser responsable hay que estar bien informado. Está científicamente demostrado que la transmisión de enfermedades depende de tres factores: A, el tiempo que se está expuesto al agente infeccioso; B, el número de exposiciones diferentes al mismo; y C, el riesgo de adquirir el agente infeccioso en cada contacto.

La mejor prevención

¿Cómo se aplican estas variables a la prevención del sida?

A: cuanto más precoz sea una persona en iniciar las relaciones sexuales, más tiempo hay para infectarse. Además, lo habitual es que si se mantienen relaciones sexuales en la adolescencia sea más fácil que se incurra en situaciones de riesgo, como tener contactos sexuales esporádicos, o varias parejas diferentes.

B: a mayor número de contactos sexuales con personas diferentes, más posibilidad hay de que alguna esté infectada por el VIH y nos contagiemos. En este sentido, fíjate que se da cierto grado de selección natural: las personas promiscuas suelen tener relaciones con otras personas promiscuas, por lo que los riesgos de infectarse por el VIH se concentran.

C: por último el riesgo de transmitir o infectarse por el VIH se incrementa si se padece alguna infección genital simultáneamente, lo que no es raro en personas promiscuas. Es el caso de la sífilis, enfermedad de la que tenemos actualmente un número creciente de casos.

¿Cómo aplico esto a mi vida?

A: piensa dos veces cuándo y con quién quieres empezar tu vida sexual. Ten en cuenta que con esa persona vas a compartir lo más intimo de ti mismo. Junto con tu cuerpo, le deberías entregar tu afecto más sincero y tu proyecto personal. Deberías querer para esa persona lo que quieres para ti. (…)

B: si ya has encontrado a la persona de tu vida, con la que quieres compartir todo, enhorabuena. Como seguro que deseas lo mejor para él o ella, tienes que valorar la estabilidad y fidelidad en vuestra relación. Por eso, no se entendería que tuvieras contactos sexuales con otras personas diferentes, y que pusieras en peligro la salud de la persona a la que de verdad quieres. Valora la fidelidad mutua como una forma fundamental de preservar la salud y felicidad de tu pareja. Si te has equivocado en este aspecto, no lo dudes, aún estás a tiempo de cambiar.

C: por último, si a pesar de lo anterior, decides mantener relaciones sexuales con diferentes personas, solo cabe recomendarte que lo pienses de nuevo. La sexualidad es mucho más que genitalidad. En los humanos, a diferencia de los animales, el celo está subordinado a la razón. En cualquier caso, lo más que puedo decirte es que te protejas y recurras al preservativo.

La estrategia ABC

Todo lo anterior ¿está demostrado científicamente?

La propuesta que te acabo de explicar se llama estrategia ABC, basada en los puntos que ya hemos comentado. De forma simple, A por abstinencia, B por fidelidad (“be faithful” en inglés) y C por condón (preservativo), aunque ya has visto que hay mucho más detrás de cada letra. Este mismo programa ha sido defendido por 140 expertos en VIH/sida de 36 países de los 5 continentes como la mejor forma para prevenir el contagio sexual del sida. Estas recomendaciones se publicaron en el año 2004 en The Lancet, una de las revistas médicas de más prestigio. [2]

Esta estrategia ha dado resultados muy satisfactorios en algunos países de África, por ejemplo, en Uganda [3]. Desde que se aplica el ABC se ha pasado del 31% de nuevas infecciones por VIH en 1990 al 6% en 2000. Además, las campañas basadas en el ABC han sido muy bien aceptadas por la población: se incrementó del 31% al 56% la proporción de jóvenes que retrasaron las relaciones sexuales, y se redujo del 39% al 11% la proporción de ellos que tenían múltiples contactos sexuales. El éxito es tal que la estrategia ABC se está aplicando en otros países, entre ellos Estados Unidos.

A lo mejor en esta estrategia del ABC, resulta que lo más importante es la C, esto es, el uso del preservativo.

Hay varias evidencias de que esto no es así, y que es mucho más eficaz para prevenir la infección por VIH la abstinencia (A) y la fidelidad (B), que la promoción del uso de preservativos (C).

Por un lado, aunque A y B no sean aplicadas a la perfección, la adopción al menos parcial de dichas medidas puede tener un profundo impacto sobre la epidemia. Existen modelos estadísticos que indican que una reducción en el número de parejas sexuales frena la transmisión del VIH de forma más eficaz que el uso del preservativo. Así se ha demostrado en el caso de Uganda, donde se aplica el ABC y las nuevas infecciones por VIH se han reducido, en comparación con otros países donde sólo se aplica C y las cifras de sida suben.

Dónde está el riesgo

¿Qué es eso del sexo seguro?

En medicina, como en otras tantas facetas de la vida, no hay nada seguro, en todo caso será de bajo riesgo. Transmitir la idea de que el sexo con preservativo es seguro, aparte de falso, puede ser peligroso. Lo que en realidad ocurre es que se transmiten mensajes que banalizan la sexualidad, la reducen a algo puramente lúdico, cuando es un aspecto de la persona mucho más rico. En el fondo, se carece de argumentos para animar a la fidelidad y se puede animar a la población a ser promiscua, al modo animal. Mientras que la sexualidad en los seres humanos forma parte del amor y busca el bien de la pareja, en los animales el acto sexual viene condicionado en buena parte por la fisiología hormonal, y busca perpetuar la especie.

En Uganda se ha demostrado que promover sólo el preservativo sin otros mensajes educativos provoca que se tengan más contactos sexuales de riesgo. En cambio, si se explica la conveniencia de la abstinencia y la fidelidad en la pareja, el preservativo cumple su función reduciendo el riesgo en las personas que deciden seguir siendo promiscuas. El resto ha evitado el riesgo mucho antes.

¿Cuáles son las conductas sexuales de riesgo típicas?

(…) Los problemas de salud derivados de conductas sexuales de riesgo pueden condicionar la vida de las personas. Se conocen las siguientes situaciones de riesgo:

— Sexualidad precoz. Suele asociarse a una mayor probabilidad de adquirir enfermedades de transmisión sexual, como el virus del papiloma humano, la gonococia, la hepatitis B o el sida.

— Promiscuidad sexual. La multiplicidad de parejas, ya sea de forma encadenada o todas a la vez, supone un mayor riesgo de infección por los agentes de transmisión sexual. Por otro lado, la promiscuidad sexual dificulta en gran medida entender y vivir la entrega que requiere el amor. La inestabilidad emocional asociada es frecuentemente un obstáculo para que la persona encuentre la felicidad. No deja de ser cierto que en el fondo todos buscamos un amor para toda la vida.

— Conductas homosexuales. Estudios científicos ponen de manifiesto que homosexualidad y heterosexualidad no son equiparables desde el punto de vista de la salud. Las personas que tienen relaciones homosexuales tienden a ser más promiscuas, con los problemas físicos y emocionales que eso supone. (…)

¿Qué pasa con los homosexuales y el VIH?

Las personas con conductas homosexuales, casi exclusivamente los varones, fueron un grupo muy afectado por el sida en el inicio de la epidemia. La alarma inicial conllevó que estos sujetos redujeran en un primer momento las situaciones de riesgo drásticamente; esta reacción frenó la expansión del sida entre homosexuales. Sin embargo, en los últimos años asistimos a un rebrote de nuevas infecciones entre varones que tienen relaciones homosexuales. Se piensa que se ha perdido el miedo a la infección, en parte gracias a la disponibilidad de los antirretrovirales.

Los varones homosexuales son una diana especial del VIH por dos razones. En primer lugar, por su promiscuidad generalmente elevada, lo que entraña un mayor riesgo de contacto con personas infectadas. En segundo lugar, porque el tipo de relaciones sexuales es más traumático, sobre todo las anales, con una mayor posibilidad de exposición a sangre contaminada.

¿Qué eficacia tiene el tratamiento frente al VIH?

La eficacia del tratamiento frente al VIH es alta, sobre todo si se comienza a tiempo y el enfermo lo toma de forma adecuada. En estas condiciones muchos enfermos pueden llevar una vida prácticamente normal, salvo por el hecho de tener que tomar pastillas a diario y padecer algunos efectos secundarios. Además, es necesario seguir rigurosamente el tratamiento para que éste sea eficaz a largo plazo. El olvido de apenas el 10% de las tomas facilita que el VIH se haga resistente a los antirretrovirales, y entonces la medicación deja de ser eficaz. Es cierto que actualmente se dispone de fármacos de recambio, pero las alternativas no son ilimitadas.

(…) En España estas medicaciones no se venden en las farmacias de la calle, sino que, una vez efectuada la visita con el médico, se dispensan sin ningún coste para el enfermo en el mismo hospital. El Sistema Nacional de Salud costea al 100% el tratamiento de la infección por VIH, que oscila de promedio entre 600 y 1.000 euros por paciente y mes.

----------------------------
NOTAS

[1] Dr. Pablo Labarga, Dr. Jesús Troya, Dr. Pablo Barreiro, Dr. Juan González-Lahoz, Dr. Vicente Soriano, Adolescentes frente al sida: Preguntas con respuestas, Fundación Investigación y Educación en Sida, Madrid (2007), 53 págs. Distribución gratuita; se puede solicitar ejemplares a fblancodoc@gmail.com.

[2] Cfr. Aceprensa, 1-12-2004: “Un consenso internacional para prevenir la transmisión sexual del VIH”.

[3] Cfr. Aceprensa, 2-04-2003: “El sida se frena en Uganda gracias a cambios de conducta”.

Eduardo Verástegui y el Derecho a Vivir

martes, 2 de diciembre de 2008 · 2 comentarios



Seguidores

Twitter

Ver el perfil de Alberto Tarifa Valentín-Gamazo en LinkedIn XING

Seguidores en Google+

Mi podcast

Galería de grafitos

Presentaciones

Etiquetas