Rechacemos las malas influencias

viernes, 28 de septiembre de 2007 · 0 comentarios


Los planes de “educación sexual” censuran hablar de abstinencia a los jóvenes.

Tomado por Comité Independiente Anti-Sida de LA PRENSA Panamá, viernes 21 de septiembre de 2007, escrito por Marina Aurea Videgaín de Españó

Risa..., nos la imaginamos de parte de algunos lectores, tal como ocurrió en una reciente reunión social de señoras que al escuchar la palabra "abstinencia" rieron maliciosamente durante una charla dictada por una conocida representante oficial de las instituciones que promueven la educación sexual y reproductiva en Panamá.

Esta reacción me hizo recordar un caso que leí en un manual de educación sobre abstinencia, publicado por el Abstinence Clearinghouse*.

Una madre de familia asistió a la escuela de su hijo de 13 años a un entrenamiento en educación sexual, donde iban a tomar parte de una lección tal como se iba a dictar a los estudiantes. Durante la reunión, la señora se atrevió a preguntar por qué no se había incluido el tema de la abstinencia en el temario. Esto causó risa entre los pocos padres de familia que habían asistido y hasta uno de los padres se atrevió a hacerle un chiste de mal gusto, sin que la maestra ni la enfermera de la escuela la defendieran; la señora experimentó una gran vergüenza por no haber tenido la habilidad de defender la importancia de la abstinencia.

Durante el intermedio con donuts y café, invitaron a los padres de familia a poner sus nombres en etiquetas y a saludarse unos a otros. A pesar de la insistencia de la maestra, esta madre rehusó y se quedó sola sentada en el salón, meditando sobre lo que había pasado.

Al regreso de la tertulia, la maestra les anunció que iban a mostrarles cómo les enseñarían a sus hijos educación sexual. Les pidió que desprendieran las etiquetas con sus nombres y el que tenía una flor en la parte de atrás, significaba que estaba infectado con una enfermedad venérea. El saludo, los abrazos que se transmitieron representaban la intimidad sexual, así que todos estaban infectados. La madre de familia de nuestra historia se levantó y dijo: "No todos fueron infectados, porque una persona se abstuvo".

Lee el artículo completo


Abstinencia hasta el matrimonio es el concepto de muchos programas en educación que se están llevando a cabo en Estados Unidos. Una investigación de la Universidad de Harvard indicó que aproximadamente 30% de las escuelas están implementando los programas en abstinencia hasta el matrimonio. Están clasificados como educación en motivación y desarrollo, enfocados en beneficios emocionales, físicos, mentales, sociales y éticos que se realizan a través de la abstinencia hasta el matrimonio. La meta es el matrimonio y la abstinencia es el medio y herramienta para alcanzarla.
Abstinencia promueve y practica la pureza sexual hasta el matrimonio, ofrece información sobre los peligros de la actividad sexual prematrimonial. Incentiva a la juventud a pensar en el futuro, a ponerse metas, hacer planes para alcanzar las metas impuestas, y se beneficia de los frutos de la espera. Le provee el empowerment que los jóvenes necesitan. Enseña que los padres tienen que ser los primeros educadores en salud sexual de sus hijos. No es solamente decir "no al sexo", sino que le enseña a la juventud a gozar sus años deadolescencia con auténtica libertad: libertad de la presión sexual, libertad de los embarazos, libertad de las enfermedades y libertad de las consecuencias emocionales dañinas de las actividades promiscuas. También, le permite a la juventud crecer con una autoestima positiva para lograr metas sin poner en peligro su futuro.

En contraste, desde hace 40 años, la educación sexual en Estados Unidos está basada en educación sobre contraceptivos que promueve la mística que la actividad sexual antes del matrimonio puede ser "casual" y "segura". Esta educación ha sido y es sumamente peligrosa, tanto física como emocionalmente, para los jóvenes, a través de la promoción y distribución del condón. Este modelo ha fracasado y ha creado una sociedad hedonista, que no ha reducido los embarazos, ni las enfermedades de transmisión sexual y ha promovido la homosexualidad y rechazo a la maternidad. Muchos grupos en la sociedad americana se han visto forzados a buscar nuevas soluciones, y a crear programas como Home Schooling y los de abstinencia, palabra que está muy de moda hoy en día en Estados Unidos.

Les recomendamos que no se rían cuando escuchen el concepto abstinencia. Mejor mediten y recapaciten sobre el modelo de Estados Unidos, que representa uno real, auténtico, de fatales errores. Esto debe servir de lección para que los panameños no repitamos lo mismo. Irónicamente, con ese tipo de educación sexual y reproductiva que están proponiendo para Panamá nos quieren retroceder 40 años, y además, cambiar nuestras buenas costumbres y valores morales.

Tomemos las riendas de la educación afectiva en la sexualidad de nuestros niños seriamente, y rechacemos las malas influencias que nos quieren imponer, y cualquier proyecto de ley sobre este tipo de educación, que por otro lado no necesitamos, porque contamos con mejores y excelentes propuestas basadas en educación positiva y sana para nuestra juventud.

Es mejor no reír ahora para no lamentarnos luego. ¡Planifiquemos un buen futuro para nuestros hijos!

* Clearinghouse es el centro de intercambio de información de los programas que enseñan abstinencia hasta el matrimonio.

La autora es magíster en educación

Bloggers Against Abuse

jueves, 27 de septiembre de 2007 · 4 comentarios

AngeldaVinci, vecino y animador de Blogcatalog, ha propuesto a los que estamos ahí apuntados que hoy escribamos denunciando algún abuso de nuestra preferencia.

No lo he dudado ni un segundo: el abuso más grande que jamás ha existido, la mayor lacra de nuestro tiempo, es la aceptación social del aborto.

Porque ¿cabe mayor felonía que asesinar fríamente al más débil e indefenso de los seres humanos, con la de hacerlo en el seno materno y con la participación de sus propios padres y de los profesionales dedicados a procurar la salud y la vida, en medio de la indiferencia de todos y la complacencia de muchos?

No, no cabe, o eso pienso yo.

Por esto denuncio este horrible y sangriento abuso del fuerte sobre el débil, que alcanza cifras de vértigo en el mundo, destrozando lo más íntimo de las personas y, por tanto, de las familias y de la sociedad.

El placer sin compromiso, el egoísmo de pensar sólo en uno mismo, el desprecio eugenésico del discapacitado, el odio racista hacia el pobre, la ecología desvariada que protege al simio y asesina al hombre, la locura científica de querer ser como Dios, más, de pretender ocupar Su puesto... Esto es lo que hay, lo que presiona a los jóvenes a mantener relaciones sexuales fuera de lugar, a las mujeres a abortar, a los países pobres a favorecer leyes abortivas, a todos a perder nuestras almas, insensibles al silencioso y clamoroso genocidio de bata blanca, tijera y cuerpecitos despedazados.

Sí, yo hoy denuncio el abuso espantoso del aborto.

Agradecimientos:
A cuantos luchan sin desánimo, como David frente a Goliat, por la vida en todo el mundo, como por ejemplo, en España:

* AVA Asociación de Víctimas del Aborto
* Baleares Vida
* Federación Española de Asociaciones Provida
* Hay Alternativas
* Médicos por la vida
* Provida Valencia
* Red Madre

A NINE por el logo
A Yolanda por su testimonio


No quiero ser una mujer florero

lunes, 24 de septiembre de 2007 · 4 comentarios

Por Jaime Nubiola, en La Gazeta de los Negocios, el 13 de agosto de 2005

Al advertir en estos primeros días del verano el empeño de todas las mujeres por estar superatractivas, acudía a mi memoria aquella canción que comienza con un «de mayor quiero ser mujer florero, metidita en casita yo te espero, las zapatillas de cuadros preparadas, todo limpio y muy bien hecha la cama». Venía a mi cabeza también la consideración de cómo décadas de lucha por la liberación de la mujer han traído, en muchos casos y en no pocos ámbitos, una esclavización de muchas mujeres, que viven en una total dependencia de la mirada de los demás.

En la canción de Ella Baila Sola se caricaturizaba aquel anticuado «ideal femenino» —si es que alguna vez existió— en el que la mujer aspiraba sólo a ser un complemento del varón de quien recibía su identidad: «yo aquí siempre te espero porque yo sin ti es que no soy nada», seguía la letra. Afortunadamente ya no hay nadie que piense así, pero me parece, en cambio, que la cultura epidérmica de la publicidad y el glamour nos está reduciendo a la condición de floreros tanto a ellas como a ellos.

Se dice que el problema de muchas mujeres de hoy es que quieren ser de película, que quieren ser realmente mujeres florero. «Durante todos estos siglos —escribía en 1928 Virginia Woolf—, las mujeres han sido espejos dotados del mágico y delicioso poder de reflejar la silueta del varón al doble de su tamaño natural». Ahora aquel sometimiento histórico de la mujer al varón como espejo en el que éste se miraba está siendo reemplazado por la aspiración a ser objeto que atraiga la mirada y el deseo de los demás. Ser florero es convertirse en un objeto decorativo —puesto a menudo para rellenar un hueco— que alcanza su plenitud cuando logra llamar la atención. El cambio de espejo a florero no altera la cosificación de la mujer, quizás incluso la torna más humillante, pues a menudo se trata de una objetualización voluntariamente buscada. Cuántas mujeres hoy en día salen a la calle vestidas llamativamente para ser objeto del deseo de quienes las ven.

La exhibición es el recurso infalible...

Lee el artículo completo


... que nunca pasa de moda, para llamar la atención. Realmente no es fácil entender las modas que llevan a exhibir el ombligo o la ropa interior, ni tampoco es posible predecir qué va a pasar a este respecto en los próximos años. Lo que sabemos es que esa moda tal como ha venido desaparecerá, de la misma manera que los zapatos de mujer pasan de puntiagudos a cuadrados cíclicamente. Leí ayer que Cristina Onassis jamás volvía a ponerse un mismo vestido por segunda vez, así que cuando uno le gustaba mucho, se compraba dos. A quienes nos gusta llevar ropa cómoda por muy usada nos horroriza un comportamiento así y nos sentimos felices de no tener que atenernos a esa dictadura consumista.

Pero el exhibicionismo es algo más profundo y radical que una moda. Hace algunos años una espigada estudiante que llevaba un palmo de vientre al aire me explicó que vestía así porque era su manera de gritar que necesitaba que la quisieran. Me impresionó aquella explicación porque acierta derechamente en un registro muy hondo de los seres humanos. Lo que queremos por encima de todo es que nos quieran y estamos dispuestos a hacer lo que sea para conseguirlo. Buena parte del atractivo de la moda es el señuelo de que si vistes de esa manera llamarás la atención, gustarás a los demás que se sentirán atraídos por ti y te querrán. Y tiene parte de razón este tipo de argumento, pero desconoce que los seres humanos no queremos a los cuerpos, sino a las personas. Las personas se expresan en su corporalidad y en su manera de vestir, pero son muchísimo más interesantes y amables que su atuendo.

Otra alumna, comentando en su examen de junio aquello que Machado pone en boca del maestro Juan de Mairena: «Después de la verdad nada hay tan bello como la ficción», me hacía caer en la cuenta de que los seres humanos sólo podemos vernos de cuerpo entero en un espejo y quizá por eso tendemos a pensar que la imagen en el espejo —que es siempre una imagen, una ficción— es la verdad acerca de nosotros mismos. «La ficción —explicaba Laura en su comentario— nos esclaviza hasta hacernos creer que no somos libres. La ficción, en su falsa belleza, nos encoge y nos impide ver más allá de lo que ella misma representa. Hay belleza en la ficción, pero no es más que una apariencia, un sueño. La verdad es luz que esclarece y muestra la autenticidad de lo que somos. La ficción atrae, pero la verdad libera. La verdad nos da vida y si queremos encontrarnos en nosotros mismos y no sólo como mero reflejo en el espejo, es necesario que creamos en su fuerza y en el poder que imprime en nuestras vidas». Efectivamente, las imágenes reflejadas en los espejos son capaces de esclavizar hasta la anorexia cuando son tomadas como la verdad acerca de nosotros mismos.

Pero, por otra parte, cuántas veces las mujeres de película, las mujeres de ficción, impiden que los hombres atendamos a las mujeres reales a nuestro lado, esposas, colegas, madres, hijas, hermanas. Ayer un profesor universitario me enviaba desde Italia un patético chiste de Glasbergen en el que aparece una mujer en la perfumería pidiendo algún perfume que huela a computadora para recuperar así la atención de su esposo. En los procesos de divorcio —al menos en los Estados Unidos— ha comenzado a figurar de manera creciente como motivo de la separación el consumo de pornografía on line por parte del marido. La esposa real no es capaz de competir con las mujeres de ficción ni con las prestaciones sexuales que éstas ofrecen a través de Internet. Es una realidad sórdida y penosa, pero probablemente nos encontramos ante un círculo perverso y deshumanizador de las relaciones entre varones y mujeres que adoptan formas cuasi-simétricas de pornografía y exhibicionismo.

Pero, y ¿qué pasa con los hombres? La publicidad nos presenta paulatinamente una cierta androginización metrosexual de los iconos de moda masculina. También los hombres —sobre todo algunos jóvenes— quieren ser floreros. De la misma manera progresiva que crece el mercado de cosmética masculina (incluida la depilación), los chicos jóvenes se empeñan cuidadosamente en enseñarnos sus calzoncillos. Al verlos siempre pienso, como me decía aquella alumna, que lo que están gritando es que necesitan alguien que les quiera, que les escuche, que les comprenda. Se trata como siempre de un fenómeno ambivalente.

Estoy convencido de que los hombres podemos y debemos cuidar más nuestra manera de presentarnos, de vestir y de comportarnos, podemos aprender mucho de las mujeres también en todo esto. Mejor dicho, va siendo hora de que superemos aquellos viejos estereotipos de rol que asignaban unas cualidades a las mujeres y otras a los varones, y nos decidamos a aprender unos de otros, a querernos unos a otros, a crear espacios comunicativos humanos en los que nadie necesite presentarse como un objeto para atraer la atención, en los que nadie se animalice exhibiéndose como cebo para atrapar al depredador, en los que realmente nadie quiera ser un florero.

¿Híbridos de hombre y animal?

jueves, 20 de septiembre de 2007 · 0 comentarios

Por Justo Aznar Lucea, en Las Provincias, el 11 de septiembre de 2007

Dos equipos de investigación del King's College de Londres y de la Universidad de Newcastle han solicitado autorización a la HFED, organismo inglés encargado en ese país de regular las técnicas relacionadas con la procreación asistida, para producir híbridos de animal y hombre con fines de investigación. El pasado día 7 de septiembre la HFED autorizó dicha práctica. Después, el Parlamento británico tendrá que dar el visto bueno definitivo, lo que se prevé que ocurra dentro de un par de meses. Por tanto, ese periodo de tiempo es el que resta para que la creación de híbridos de animal y hombre sea legal en Inglaterra.

La razón fundamental aducida por la HFED para apoyar esta práctica es que así se evita utilizar óvulos de mujer, material precioso y escaso, para la transferencia nuclear somática, la generalmente conocida como clonación terapéutica. En concreto, lo que se autoriza es utilizar óvulos de vaca u otro animal, a los que se les extrae el núcleo y a los que será transferido el material genómico de una célula de tejido adulto humano. De esta forma el 97% aproximadamente del contenido genético del híbrido sería humano, pues un 3% aproximadamente procedería del ADN mitocondrial del óvulo animal. La propuesta legal estipula que antes de transcurrir 14 días desde la creación del híbrido, este, si no ha sido destruido para obtener las células madre, deberá destruirse.

En nuestro país, aunque explícitamente no se ha autorizado la producción de híbridos entre animal y hombre, esta práctica podría realizarse legalmente al amparo del artículo 33 de la ley de Investigación Biomédica que afirma: «Se permite la utilización de cualquier técnica de obtención de células troncales humanas con fines terapéuticos o de investigación [...] incluida la activación de ovocitos mediante transferencia nuclear», es decir, incluida la clonación terapéutica. Ahora sólo falta que algún equipo de investigación solicite autorización para desarrollar algún proyecto que incluya esta práctica.

Lee el artículo completo


Como con anterioridad se indicaba una de las razones esgrimidas por la HFED para autorizar la producción de híbridos entre hombre y animal, es que para llevar a cabo la clonación terapéutica se requiere utilizar óvulos humanos. Como, hasta ahora, la eficiencia de la técnica es muy baja, basta recordar que en las experiencias de clonación realizadas por el surcoreano Hwang se utilizaron 277 óvulos humanos para conseguir el hipotético clon, si esta práctica se quiere usar para experiencias biomédicas serían muchas las donantes de óvulos que se necesitaría, algo que éticamente no parece admisible. Por ello, se pretende sustituir los óvulos humanos por animales.

Es indudable que, en principio, se necesitaría para estas prácticas un elevado número de óvulos, pero la solución no es recurrir a la utilización de óvulos animales y a la creación de híbridos, sino usar otras alternativas, actualmente en desarrollo, por las que se pueden producir líneas celulares similares a las embrionarias humanas, pero sin utilizar ni óvulos, ni embriones humanos.

Desde el punto de vista ético, con independencia de los argumentos esgrimidos por la HFED, la hibridación entre animal y hombre merece un juicio absolutamente negativo. En primer lugar, porque el embrión creado se produce para ser destruido con fines de investigación, algo éticamente inadmisible, y en segundo, porque la creación de híbridos, además de ir directamente en contra del más elemental concepto de dignidad humana, abre la puerta a un camino experimental, que más o menos se conoce donde empieza, pero que difícilmente podemos saber hasta donde nos puede llevar.

22 de Septiembre: San Mauricio, objetor de conciencia

· 0 comentarios


Esto de los objetores de conciencia no es cosa sólo de nuestros días. Ya existieron en el siglo III de nuestra era cristiana.

El emperador Maximiano marchaba a la Galia a sofocar una revuelta. Tenía entonces el emperador una legión por nombre Tebea. Eran soldados cristianos que procedían del Alto Egipto. Al mando de esta legión estaba Mauricio. Justo antes de marchar para Francia, visitó Mauricio al Papa Marcelo en Roma.

Iban las tropas de camino. Se detuvieron en Suiza por orden del emperador, que era un estricto observante de la religión pagana, para ofrecer sacrificios a los dioses con el fin de que los protegieran en las batallas que les aguardaban.

Y he aquí que los soldados valerosos de esta legión se niegan en rotundo a hacer semejante culto a los dioses romanos. Ante esta actitud insólita, son apartados del resto del ejército y acusados de sedición. Mauricio arguyó que si no les obligaban a sacrificar a los dioses lucharían contra el enemigo de Roma pero que si les obligaban ellos renunciaban incluso a defenderse del castigo que les impusiese el emperador.

Maximiano se enteró de lo que consideró una deserción y ordenó que los decapitaran a todos. Los tebanos, en lugar de atemorizarse por la futura muerte, dan muestras de una valentía increíble. Levantan un altar cerca del lago Lehman, donde se encontraban, y esperan su martirio. Este se produce inexorablemente. Tres soldados de otras legiones que se negaron por respeto a apropiarse de las propiedades de los Tebanos y confesaron su fe, fueron martirizados también.

Los cristianos, siempre amantes de sus héroes santos, comenzaron a tributarles culto en el siglo IV. Es más, se comprometieron a dar a conocer esta hazaña al mundo entero mediante cartas o viajes por el imperio. Muchos soldados cristianos después a lo largo de los siglos, cuando tenían que luchar, rezaban a san Mauricio y su legión para que los defendiera de los peligros de contaminarse con el afán de rapiña, venganza, y lo que pudiese desdecir del caballero cristiano. Más vale una muerte digna por amor a Dios que una vida hipócrita por amor a los hombres.

Alarma ante el aborto eugenésico en Italia

miércoles, 19 de septiembre de 2007 · 2 comentarios

Parece como si estuviéramos tocando fondo, el aborto ya actúa a cara descubierta, y en España el Ministro de Justicia se une al de Sanidad (menuda paradoja) para decir que ven madura a la sociedad española para el "debate de la eutanasia", es decir, para implantar la eutanasia (recuerden: primero maduración mediática, después debate, a continuación legalización y, finalmente, imposición).

Firmado por Diego Contreras, Aceprensa, 5 Septiembre 2007, Roma

La prensa italiana se ha hecho abundante eco de un episodio ocurrido en junio en Milán, pero divulgado a finales de agosto. Una mujer, en espera de dos niñas gemelas, descubre que una padece el síndrome de Down y decide practicar un aborto selectivo. Pero en el quirófano -por una "fatalidad", se dice- se elimina a la niña sana (y luego también a la Down).
Este dramático caso ha renovado el debate sobre la ley del aborto, aprobada en Italia hace treinta años. Pero ha sido también una señal de alarma sobre la mentalidad eugenésica que se está difundiendo en la sociedad. En efecto, desde hace tiempo se está extendiendo en distintos países lo que algunos expertos llaman "handifobia", el miedo al handicap. Se trata de una mentalidad eugenésica (eliminación de los considerados imperfectos), distinta de la practicada por Hitler: aquí no se impone la selección desde arriba, por la fuerza, sino desde abajo, en nombre de un derecho a no sufrir. Es una eugenesia privada.

El aborto produce cada año en Italia ciento treinta mil víctimas, pero se sabe poco de ellas. Y concretamente de los catalogados como abortos terapéuticos, aquellos para cuya práctica está permitido superar los noventa días establecidos por la ley en los demás casos. No era esta la situación de las gemelas de Milán (perfectamente viables). En realidad, los abortos eugenésicos se practican bajo el rótulo de terapéuticos, pues la eugenesia no está contemplada en la ley del aborto italiana.

En un país donde abundan las estadísticas sobre otros temas, se desconocen datos relevantes en torno al aborto: por ejemplo, el número de diagnósticos prenatales que identifican malformaciones en el feto, cuántos acaban en aborto y cuántos se demuestran luego equivocados. Un caso del pasado mes de marzo, ocurrido en Florencia, puso esta realidad en evidencia: un niño de 22 semanas sobrevivió al aborto durante varios días; se demostró que era perfectamente sano y no padecía la enfermedad que le habían diagnosticado.

Junto al debate, queda el dolor multiplicado de una familia que pensaba evitar el sufrimiento eliminando lo que consideraban su causa. "Mi marido y yo no podemos dormir; nuestra vida está arruinada", dicen al Corriere della Sera (28 -08-2007). Alguien ha recordado la parcial semejanza de este episodio con la trama de Hija de la memoria (The Memory Keeper's Daughter), el bestseller de Kim Edwards que cuenta la historia de dos gemelos, un chico sano y una chica con síndrome de Down. El padre entrega la niña recién nacida a la enfermera y dice a su mujer que la pequeña ha fallecido. Pretendía evitar de ese modo el dolor de convivir durante toda la vida con un discapacitado. El relato cuenta que el chico crece en esa familia dominada por la angustia y el remordimiento; mientras que la niña vive en un entorno de amor. Diego Contreras.

Lee el artículo completo


España: Recurso para cribar

También en España hay un creciente respaldo jurídico a la pretensión de no tener un hijo discapacitado y, por tanto, a disponer de todos los medios para poder cribar a los fetos con malformaciones. El Tribunal Supremo acaba de condenar a dos médicos del Instituto Catalán de Salud a indemnizar con 90.152 euros a los padres de un bebé que nació con síndrome de Down en 1996.

El tribunal considera que los doctores no respetaron el derecho a la información de los progenitores ya que no les advirtieron la pertinencia de que la madre se sometiera a la prueba denominada "triple screening", que sirve para detectar algunas enfermedades cromosómicas del feto. Los padres imputaban a los dos especialistas la no realización de esta prueba, lo que les privó de su derecho a decidir si la madre se sometía al aborto.

Esta sentencia del Tribunal Supremo anula la emitida por la Audiencia Provincial de Barcelona, que absolvió a los dos doctores al considerar que la prueba del "triple screening" es "un recurso para cribar a una población determinada y establecer un grupo de riesgo estadístico para el síndrome de Down".

La Audiencia señaló también en su fallo que la edad de la madre -31 años- y su falta de antecedentes médicos no permitían valorar la existencia de un riesgo. También señaló que en el momento del embarazo la prueba no era obligatoria y destacó que el síndrome de Down "es un riesgo siempre presente en la especie humana".

En cambio, el Tribunal Supremo considera que, a pesar de que la madre no se encontraba en situación de riesgo relevante, "si existían pruebas para conocer el riesgo de concebir un hijo con malformaciones, debió ser informada sobre las técnicas de diagnóstico".

La sentencia del Tribunal Supremo ha provocado una nota de la Federación Down de Andalucía. Sin discutir el derecho de la pareja de Barcelona a recibir la información conocida sobre la evolución del embarazo, matiza: "Creemos, sin embargo, que debiera ampliarse esa información, poniendo de relieve las potencialidades que presentan las personas con síndrome de Down y sus logros en la vida social (integración familiar, inclusión escolar y laboral, participación en todos los ámbitos normalizados de la vida), así como la incuestionable aportación que hacen a una sociedad que apuesta por la diversidad".

"Esta otra información -concluyen- también debiera figurar en esa 'máxima información' y así la pareja estaría más capacitada para ejercer sus derechos". ACEPRENSA.

Victorino Mayoral

· 0 comentarios

He hablado antes de Victorino Mayoral (primero por la izquierda), la Fundación Cives y la Liga Española de la Educación; o debería haberlo hecho, porque este conglomerado es el auténtico brazo armado (el Think Tank está en la Universidad Carlos III de MAdrid) de la imposición del laicismo más radical en España. ABC lleva varios días desenmascarando a este diputado del PSOE y sus montajes: vale la pena seguirlo:

Lo publicado hasta hoy

Ejemplos recientes:

19 de septiembre: Mayoral consta en el registro mercantil como directivo de Editorial Popular, y él lo niega

18 de septiembre: El diputado Mayoral figura como directivo de una editorial que publica manuales de Ciudadanía

18 de septiembre: El PP quiere que el Congreso investigue si Mayoral ha recibido trato de favor

16 de septiembre: La ONG de Mayoral logró casi ocho millones desde su reincorporación como diputado

FIRMA contra Educacion para la Tiranía

· 2 comentarios

Antes de que sea tarde, haz frente al totalitarismo

Querido/a amigo/a:

“La comunidad homosexual continúa reivindicando una equiparación real con los heterosexuales en otros aspectos, como por ejemplo el reconocimiento del derecho a contraer matrimonio o adoptar un hijo”.
“Si el padre de un chico de 14 años entra en su habitación sin llamar antes a la puerta está intimidándolo”.
“Los estudios más fiables hablan de que entre un 5% y un 10% de la población mundial es homosexual”.
“Nos enamoramos de personas independientemente del sexo que puedan tener”.
Sobre el movimiento feminista: “durante el siglo XX los derechos conseguidos se consolidaron y ampliaron hasta alcanzar aspectos de la vida privada, como el derecho a abortar”.
“Algunos historiadores buscan el origen de la represión homosexual en la visión heterosexual, procreadora y estricta que ha imperado entre nosotros, herederos de la moral judeocristiana. Este modelo represivo se generalizó a principios de la época medieval y ha llegado con fuerza hasta hoy”.
Valoración del comunismo: “a lo largo de la Historia, los comunistas han sido víctimas de la represión, al igual que los homosexuales o los judíos”.
“Pretendemos formar al alumno en ‘civismo’, entendido como un conjunto de valores morales y una apuesta por un modelo concreto de sociedad humana que iremos explorando a lo largo de nuestro programa”.
“Hemos querido hacer patente desde el encabezamiento nuestro interés por el cambio de actitudes”.

Todas son frases literales extractadas de un panfleto de Educación para la Ciudadanía (EpC) que manejarán (desde esta semana) los alumnos de 3º de la ESO (14-15 años) como libro de texto. Son tan sólo una pequeña muestra del museo de los horrores. Para conocer el profundo carácter totalitario de EpC, puedes leer el análisis completo del texto de Editorial Octaedro pinchando aquí (Word, 13 páginas).

Da igual que los padres de estos alumnos sean cristianos, conservadores o liberales. Todos los niños serán adoctrinados en la ideología del Gobierno.

Como sabes, el Gobierno impuso EpC como parte irrenunciable de la Ley Orgánica de Educación (LOE). Los Reales Decretos 1513/2006 y 1631/2006 establecen los contenidos mínimos de esta asignatura, con un profundo contenido moral e ideológico. El Gobierno engaña a la opinión pública cuando presenta la EpC como una enseñanza de la Constitución y los derechos humanos: es mucho más que eso. Una prueba: a la Constitución española, calificada como “aún vigente”, el texto de Octaedro le dedica apenas dos párrafos, en los que trata en exclusiva el régimen de las autonomías. Otra prueba: el texto recomienda visitar otrademocraciaesposible, página en la que se enlaza a un listado de “iniciativas contra la monarquía”.

Rechazamos EpC, entre otras razones, porque forma a los niños y adolescentes en la moral del Gobierno de turno al margen de los padres y porque impone laicismo, relativismo, positivismo jurídico e ideología de género.

Por todo ello, desde la sociedad civil se ha organizado un movimiento cívico en contra de esta asignatura, con los padres objetores como punta de lanza de esta batalla por las libertades y los derechos fundamentales. Pero no todos somos padres con hijos en edad escolar. Ahora puedes apoyar la campaña contra EpC.

Primero, firma la petición que encontrarás en epcno- Periódicamente, se la iremos haciendo llegar al Presidente del Gobierno, junto con una lista de las adhesiones.

En segundo lugar, invita a firmar esta petición a todos tus familiares y amigos. Para ello, basta con que reenvíes este mensaje.

Por último, infórmate de los detalles de EpC, para poder hablar, con amigos y vecinos, con conocimiento de causa sobre uno de los atentados más graves que ha sufrido la libertad en España. En epcno encontrarás algunos de los recursos y documentos más completos sobre la asignatura. Nos llevará mucho esfuerzo hacer llegar nuestro mensaje a la opinión pública, a los medios de comunicación y a los políticos. Pero podemos ganar esta batalla.

Nos queda poco tiempo. Una intensa movilización de cientos de miles de ciudadanos puede obligar al Presidente del Gobierno a retirar EpC. O al menos a hacerla optativa.

Muchas gracias por hacer todo lo que esté en tu mano para apoyar esta campaña desde epcno.

Saludos,
Ignacio Arsuaga y todo el Equipo de HazteOir.org

Blog Solidario

lunes, 17 de septiembre de 2007 · 2 comentarios

Vaya, ahora La verdad nos hará libres me ha otorgado el premio Blog Solidario, por su defensa de la familia y en contra del adoctrinamiento de la asignatura Educación por la Ciudadanía, y de mejorar aquellos aspectos más ásperos de la sociedad que nos rodea. El premio pretende destacar y dar a conocer aquellas bitácoras que hayan sido solidarias, es decir que promuevan valores como el auxilio y la cooperación activa con los demás.

Naturalmente lo agradezco muchísimo, una vez más, más por quien me lo otorga que por el premio mismo.

Sin embargo, como he estado muy recientemente involucrado en el reparto de los Thinking Blogger Award, y como en el caso de ahora se solicita que se premie no a cinco sino a siete blogs, la verdad, voy a tomarme un descanso, que espero que no siente mal a nadie. Más adelante, ya veré.

De todas fomas, a Jorge Slayer, de nuevo, muchísimas gracias.

Ciudadano Potter

jueves, 13 de septiembre de 2007 · 2 comentarios

Por Rafael Guijarro, en La Gaceta, el 12 de septiembre de 2007-09-13

Cada día que pasa, la Educación para la Ciudadanía se parece más a la última película de Harry Potter y eso explica que los padres y los alumnos estén to­mando posiciones contra los nuevos intentos del Ministerio de la Magia por imponer unas reglas inútiles en la asignatura "defensa contra las ar­tes de la oscuridad", que no defienden de nada a los alumnos de Hogwarts, sino
que más bien les dejan indefensos contra El Innombrable, que quiere apoderarse de las mentes de todos e im­plantar una vida sumisa. La delegada del Minis­terio, Dolores Umbridge, es tan incompetente como los demás personajes del Ministerio de Educación Mágica, unos tipos que no quieren enseñar a los niños a que sean más libres y utilicen mejor sus artes mágicas en beneficio de to­dos, sino cercenarles los poderes e imponerles debe­res agobiantes para tenerlos controlados.

Los chavales salen del cine preguntando en dónde hay que apuntarse al ejército de Dumble­dore, que está formando Harry Potter con un grupo de alumnos que no tragan con las asigna­turas impuestas desde el Ministerio, porque ven que no les enseñan la verdad acerca de El Innom­brable y les dejan indefensos contra los mortífa­gos y las Fuerzas de la Oscuridad. Potter resulta un fantástico líder estudiantil, para liderar la guerra de los estudiantes contra las imposicio­nes del Ministerio. El gobierno ha tenido mala pata por hacer coincidir el entreno de la EpC con el de esta película de Potter, en la que se detallan los mejores modos de ejercer la objeción de conciencia y que está viendo todo el mundo con gran jolgorio sobre la que se avecina.

Mitin por la vida en el SAS

lunes, 10 de septiembre de 2007 · 2 comentarios

Por ANTONIO BURGOS, en ABC Sevilla, hoy.

En el Virgen del Rocío ocurren muchas cosas. Hay mucha vida en ese hospital. Vas a la sala de espera de urgencias o de la UVI de sus hospitales o de sus consultas externas y con sólo pegar la oreja oyes novelas enteras. Nada menos que la vida. Y a los niñatos que cogen la moto sin casco y con la copa puesta, en vez de quitarles puntos del carné yo los pondría un día entero en la puerta de urgencias de Traumatología, para que vieran las tragedias que llegan de esas carreteras y de esas calles de la madrugada. En el Virgen del Rocío pueden verse hasta los códigos sociales de comportamiento ante el dolor y la desgracia. Vivaquean por los jardines familias enteras de gitanos, del abuelo a los nietos, todos allí, lo más cerca que pueden de primo o de pápa, que están ingresados. Lo manda Undibé y lo manda la ley no escrita de su raza. Y hay quien tiene a su mujer muriéndose en la UVI y no aporta ni a la hora en que los médicos informan a la familia: «Está en muy buenas manos, y aquí yo no pinto nada...» A saber qué cultura es superior a cuál en sentimientos.

Ahora en el Hospital Virgen del Rocío una madre andaluza ha dado con su valentía, su convicción y sus hechos un mitin a favor de la vida. Una joven familia andaluza. Ella, María José, farmacéutica óptica, malagueña, de 36 años. El, Antonio, sevillano, aparejador, de 35 años. Han hecho lo que es tan difícil en estos días: poner los principios por encima de las comodidades y las conveniencias del mínimo esfuerzo. ¡Qué difícil y raro es el «haz lo que debas» como norma de comportamiento! María José, sin avergonzarse de nada, ha hecho lo que debía, lo que le dictaba su conciencia.

Lee el artículo completo


Primero vino el parte de la victoria médica, por la que felicito a todos los profesionales del Virgen del Rocío, del gerente Joseba Barroeta a la recepcionista de la puerta de Manuel Siurot. Por vez primera en Europa se había realizado con éxito en Sevilla una operación de espina bífida en un feto, antes del parto, y la criatura había nacido felizmente por cesárea. Se llama María y pesó 2,075 kilos. Noticia gratísima. No todas van a ser informaciones sobre listas de espera quirúrgica y enfermos en los pasillos. Es la cara verdadera de una Sanidad efectiva y avanzada, aunque el eutanásico ministro Bernat Soria haya dicho de ella la siguiente carajotada: «La izquierda cura más que la derecha; defiende una sanidad para todos y la derecha, una especialmente para ricos». Pues ni ricos ni pobres, ni derechas ni izquierdas: en el Virgen del Rocío se hace Medicina sencillamente. (Quizá porque no depende directamente del ministro de las células madre y el peloteo padre).

Eso fue el parte de la victoria médica, que pronto estará en todas las revistas especializadas del mundo, y por el que insisto en mi felicitación. Pero luego vino el parte de la victoria moral. La proclamación de la vida en boca de la madre, de la sufridora de todo el delicado proceso, de la que tantas fatiguitas y angustias ha pasado por tener a su niña linda, sin males congénitos. Tal como están las cosas, con esas televisiones echando basura inmoral y borrando todo rastro de ética, y con la sociedad burlándose de los principios religiosos, dijo valientemente María José: «Lo primero que me plantearon fue el aborto, pero soy católica y enseguida lo descarté. Vinimos a Sevilla a pedir una segunda opinión y me plantearon la cirugía fetal abierta. Sabía que tenía sus riesgos, pero para mí sólo había dos posibilidades: seguir con el embarazo o darle una oportunidad a la niña. Lo vi claro». Y no conforme con dar este mitin a favor de la vida, sin avergonzarse de nada, fue María José y dijo: «Espero que el caso de mi hija abra camino, porque la cirugía avanza, y sirva para que las tasas de aborto disminuyan. Es duro, pero se lo ofrecí todo a Dios y con su ayuda ha nacido. Se ha rezado mucho y yo me he encomendado a San Josémaría Escrivá de Balaguer».

Hace mucho tiempo que no veía tanta valentía y tanta convicción en la defensa de unas creencias como en el mitin por la vida que, con la que está cayendo, ha dado María José precisamente en el progresista SAS, no en las clínicas de derechas que dice el eutanásico ministro Bernat Soria.

Camino de alta montaña

sábado, 8 de septiembre de 2007 · 4 comentarios

Más sobre el Jesús de Nazaret de Benedicto XVI. Este es mi post anterior sobre el libro.

Se está haciendo eco de una llamada superior a manifestarnos lo que él ha descubierto

Por Alejandro Llano, en La Gaceta de hoy

La aparición de Jesús de Nazaret, el libro de Benedicto XVI sobre la vida de Cristo, constituye un acontecimiento cultural de primera magnitud. Las comparaciones suelen ser odiosas, pero en algunos casos resultan inevitables. Después del tedio provocado por el alud de esa infraliteratura pseudomedieval con la que nos han golpeado las mentes; tras las agresiones a Jesús, a la vida eterna, a Dios mismo, intentadas repetidas veces con tan poco rigor y tan escasa sustancia; al cabo de semejante programa de colonización mental, llega por fin el aire limpio, el ejercicio intelectual de gran estilo, la iluminación fascinante del rostro del hombre que es el Hijo de Dios.

En cada párrafo de su primera entrega acerca de la vida de Jesús, Benedicto XVI sintetiza con nitidez y claridad largos e intensos años de reflexión, de investigaciones y de lecturas minuciosas, un temple científico poco frecuente en esos libros de no ficción que, por algún pintoresco conducto, llegan a nuestras listas de bestsellers. Pero, sobre todo, cada capítulo, cada parágrafo, es original y originario, nada previsible, en absoluto consabido. Siempre a la luz de la tradición bíblica, los gestos de Jesús de Nazaret adquieren un significado hondo y coherente, con un trasfondo de misterio que invita el lector a continuar su recorrido por las bellísimas páginas de este libro, aunque con el temor de llegar fatalmente a su final. Se trata, efectivamente, de una de esas obras que uno no quisiera que se acaben. Sólo hay una advertencia que hacer: para los no especialistas, resulta preferible dejar la lectura del prólogo para el final.

Haz click aquí para leer el prefacio del libro

Lee el artículo completo


Si tuviera que elegir un capítulo especialmente brillante y conmovedor, me encontraría en un aprieto, porque ninguno tiene desperdicio. Mas si me apuraran a escoger, me inclinaría por el que trata de las tentaciones de Cristo. Allí se encuentra una respuesta a las inquietudes de quien se pregunta por qué ese hombre que es Dios no cortó el nudo gordiano del mal, que se manifiesta hasta nuestros días en el rechazo del que él mismo y su Iglesia son objeto. ¿Por qué no permitió, de una vez por todas, que se desvelara el misterio tras el que parece continuar ocultándose? El teólogo Ratzinger nos hace ver que estas pretensiones son precisamente las del tentador. Y yo me acordé de la novela de Bruce Marshal, El milagro de San Malaquías, en la que el portento de trasladar instantáneamente un cabaret escandaloso desde Edimburgo a una isla lejana no convierte a ninguno de los que allí iban de orgía en orgía. Jesús no pretende el triunfo terreno, no apoya ninguna ideología, no avasalla a nadie. Se ofrece por nosotros hasta el extremo de su amor. Y espera una respuesta libre. Su camino no es el del poder ni el del dinero. Es un “camino de alta montaña”, más exigente, pero incomparablemente más incitante. Se toma absolutamente en serio a cada mujer y cada hombre, por los que entrega su propia vida.

El libro de Benedicto XVI es mucho más que una apología. No trata de convencer a quien no crea que Jesús es el Verbo encarnado. Pero se niega a reducirlo a un genio religioso, a un revolucionario social, a un moralista liberal. En todo caso, el Nazareno no aparece como una figura condescendiente y tranquilizadora, que nos ofrece un Reino en el que se sintetizaran los ideales de lo políticamente correcto. No viene a traer una paz light, sino que predica la violencia que cada uno de nosotros se tiene que hacer a sí mismo para no herir nunca a los demás, para ponerse del lado de los pobres y no dejarse engatusar por los poderosos. Compromiso nada fácil, todos lo sabemos, pero en el cual nunca nos encontramos solos, porque él es el Pastor que vela continuamente por sus ovejas.

Estamos ante la sencillez de la verdad. La adhesión de Benedicto XVI a ella es insobornable. Ni una sola vez escamotea las dificultades que se oponen a sus interpretaciones. Resulta impresionante su capacidad de hacer avanzar hacia el presente una memoria bíblica cuyos sentidos profundos se van clarificando a lo largo de la historia, como John Henry Newman comprendió. Es una tradición que se está cumpliendo. Por eso el Reino de Dios se halla siempre más cerca. Joseph Ratzinger demuestra poseer una larga paciencia intelectual, que va dando cada vez frutos más sazonados. Aunque se presenta en este libro como doctor privado y no como Pontífice, parece que se está haciendo eco de una llamada superior a manifestarnos lo que él ha descubierto y ahora nos expone desde su alto Magisterio.

El mejor intelectual del actual momento histórico ha llegado a saber, a través de una prolongada tarea de investigación y estudio, de Palabra y de Pan, lo que ningún otro sabe hoy de manera tan amplia y cumplida. Su sabia narrativa nos permite aspirar a situarnos allí donde él ha llegado. A nuestra disposición se encuentra un regalo de incalculable valor.

Doble homenaje

· 2 comentarios

A Luciano Pavarotti, que ha hecho vibrar -y lo seguirá haciendo siempre- tantas veces nuestras entretelas, y a la Santísima Virgen María, hoy, en que conmemoramos su Natividad.

Noche oscura

lunes, 3 de septiembre de 2007 · 2 comentarios

Por JUAN MANUEL DE PRADA, en ABC hoy

Cuando tanto se ha hablado de Lady Di, yo prefiero hablar de Madre Teresa, que tiene infinito más interés, y por eso se habla de ella menos, en estos tiempos vacuos. Y como mi admirado De Prada lo hace mucho mejor, con él les dejo:

COINCIDIENDO con el décimo aniversario de su muerte, se publica un libro sobre la beata Teresa de Calcuta en el que se recogen hasta cuarenta cartas que la «Santa de los miserables» dirigió a personas de su máxima confianza, en las que da cuenta de sus dudas de fe, del «enorme vacío y oscuridad» al que con frecuencia se enfrentaba, en su búsqueda denodada de Dios. A la vista de tales cartas, la revista Time y, a su rebufo, gran parte de la prensa occidental se han lanzado orgiásticamente a glosar lo que, con expresión banal, han denominado una «pérdida de la fe». El tratamiento sensacionalista y esquemático que se ha hecho de las cartas de la beata revela la incomprensión, entreverada de regocijo soez, que nuestra época -o siquiera los voceros de nuestra época- muestra ante el fenómeno de la espiritualidad, empeñados en confirmar su hipótesis de que la fe religiosa es una mera fabricación humana. Naturalmente, tal hipótesis se sustenta sobre la presunción de que la fe es una posesión estólida, mostrenca, que sólo pueden mantener quienes adoptan una actitud pueril y acomodaticia ante la realidad de las cosas; y que tal fe, sometida a interpelación, se desmorona aparatosamente, como suele ocurrir con las quimeras.

A esta visión tan pedestre de la fe no negaremos que haya contribuido cierta actitud camastrona de muchos creyentes que creen por inercia, como quien hereda de sus mayores una maula que no sabe dónde colocar y acaba arrumbándola en el desván de los cachivaches inservibles. Pero la verdadera fe es justamente lo contrario: es una posesión que el creyente arriesga cada día, que cada día somete a escrutinio e inquisición, que cada día le plantea dudas agónicas ante las que, lejos de arredrarse y encerrarse en una concha protectora, se expone hasta sudar sangre, como le ocurrió al mismo Cristo. Si existe una medida de la fe, es precisamente su capacidad para interpelarse a sí misma, su coraje para adentrarse en los pasadizos de esa noche oscura del alma de la que nos hablaba San Juan de la Cruz; y, en este sentido, podemos afirmar que la fe de Teresa de Calcuta era una fe grandiosa, curtida en la duda lancinante, dispuesta siempre a enfrentarse a la oscuridad: la fe de una verdadera santa.

Lee el artículo completo


Es cierto que la fe es un don que viene de lo alto, una gracia que el hombre recibe gratuitamente, como los siervos de la parábola evangélica reciben los talentos de su señor. Pero quien cava un hoyo y esconde ese don bajo tierra, en su afán por no perderlo, es «un siervo malo y negligente»; sólo la fe que se expone, que no renuncia a enfrentarse con las tinieblas, permite al siervo «entrar en el gozo de su señor». Teresa de Calcuta fue beneficiada en el reparto de talentos; pero Quien se los entregó no quiso que los enterrase bajo tierra, quiso que los invirtiera en operaciones de alto riesgo. Teresa de Calcuta tuvo que zambullir su fe en los océanos inabarcables del dolor humano, tuvo que ponerla a prueba cada día, hasta calcinarse, en el desempeño de una misión terrible, tuvo que apurar hasta las heces un cáliz que a buen seguro hubiese preferido dejar pasar. Pero la fe que había recibido se lo impidió; y comprendió que su fe sería puesta a prueba cada día, que su fe gritaría desgarradamente cada día, caminando junto a esos «pequeñuelos» sufrientes de los que nos habla el Evangelio, que son la verdadera efigie de Dios. ¿Qué creyente, ante la contemplación de tanta penalidad como la que Teresa de Calcuta contempló en vida, no habría dirigido un grito desgarrador hacia lo alto? ¿Qué creyente que haya caminado al lado del dolor humano, que se haya fundido con ese dolor, no siente, como Teresa de Calcuta, «contradicción en su alma»? ¿Acaso no la sintió el propio Jesús en Getsemaní, cuando se aproximaba su Pasión? La existencia de Teresa de Calcuta fue una pasión constante; sólo la fuerza sobrenatural de la fe explica que no desfalleciera. Pero era humana; y, como humana que era, su corazón temblaba de horror ante la vastedad de la entrega que se le exigía. Ese temblor atormentado y feroz, humanísimo, es la expresión más hermosa de su fe. Esas cartas no nos hablan de una pérdida de la fe; nos hablan del temple de esa fe.

Seguidores

Twitter

Ver el perfil de Alberto Tarifa Valentín-Gamazo en LinkedIn XING

Seguidores en Google+

Mi podcast

Galería de grafitos

Presentaciones

Etiquetas