domingo, 30 de enero de 2005 · 0 comentarios


Estos laicistas... Posted by Hello

DERECHO A MORIR DIGNAMENTE

· 0 comentarios

Por Juan Manuel DE PRADA
ABC, 15.I.2005

La batalla de las ideas libra su primera escaramuza en la batalla de las palabras. Quienes imponen sus acuñaciones verbales acaban, tarde o temprano, infiltrándose en el ánimo social que, al ceder a la tropelía lingüística, muestra su permeabilidad a posteriores y más definitivas claudicaciones. Cuando se inicia un proceso de tergiversación semántica podemos anticipar cuáles serán sus consecuencias, nunca inocentes. Se empieza cediendo en el significado de las palabras y se acaba entregando sin disputa la realidad que dichas palabras representan. Quienes defienden la legalización de la eutanasia han impuesto un sintagma excluyente que destierra a las tinieblas exteriores a quienes oponen reparos jurídicos, filosóficos o morales a su vindicación. Me refiero, claro está, a la expresión «derecho a morir dignamente», que los apologistas de la eutanasia al principio empleaban con un propósito eufemístico, y cuyo uso ya ha contaminado el lenguaje coloquial, incluso el lenguaje periodístico, que se presume imparcial y ecuánime. Se trata, además, de una contaminación alevosa, pues, bajo su apariencia más o menos inocua, se incluye una intención ferozmente capciosa.

Cuando decimos «derecho a morir dignamente» dictaminamos, por pura y simple eliminación, que aquellas personas que deciden soportar el dolor o los impedimentos físicos mueren «indignamente». Así se establecía, con esa sumaria caracterización que permiten las imágenes, en la reciente película de Amenábar: si en verdad el propósito de Mar adentro hubiese sido -como rezaba la propaganda- celebrar la capacidad decisoria del hombre que resuelve soberanamente si su vida merece la pena ser vivida, la opción del personaje interpretado por José María Pou se habría mostrado tan respetable -tan digna- como la del protagonista encarnado por Javier Bardem. Pero, en lugar de aspirar a comprender, en su infinita gama de matices, las diversas actitudes con las que una persona agonizante o maltrecha se enfrenta a su propia muerte, aquella película incurría en el maniqueísmo más tosco, caricaturizando al personaje que prefería seguir viviendo y elevando a los altares del santoral laico al que decidía «morir dignamente», tomándose un chupito de cianuro.

No hay tertulia radiofónica o televisiva sobre la eutanasia que no incluya la expresión mencionada como sinónimo de la eutanasia; incluso la prensa escrita incurre con frecuencia en esta perversión lingüística. Pero cada vez que, por dejadez o perfidia, se habla del «derecho a morir dignamente» se está confinando en un lazareto de proscripción a quienes, postrados en un lecho o atados a una silla de ruedas, resisten la tentación del suicidio y sobrellevan el dolor, también a quienes los asisten abnegadamente. Así, resistir a la tentación de la muerte, esforzarse por vivir y sobreponerse al sufrimiento se convierte en una «indignidad» propia de pringados; y quienes profesan esta forma de coraje son calificados -siquiera de forma tácita- de fardos que la sociedad carga con disgusto y hastío. Hoy nos conformamos con recluirlos en un gueto de «indignidad»; quizá mañana arbitremos los mecanismos legales para administrarles por obligación una muerte «digna» e indolora.

Ahora que las perversiones lingüísticas imponen su dictadura rampante, conviene que nos alimentemos con palabras que aún no hayan extraviado su significado originario. Como las que Sancho pronuncia llorando, en el capítulo último del Quijote: «No se muera vuesa merced, señor mío, sino tome mi consejo, y viva muchos años; porque la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir, sin más ni más, sin que nadie le mate, ni otras manos le acaben que las de la melancolía».

Cocinar la libertad para dos personas

· 0 comentarios

JOSÉ GARCÍA ROMÁN
IDEAL Granada, 23.I.2005
ÉL ya conoció la mofa momentos antes de expirar y perdonó a la gentecilla envalentonada que en el terremoto y las tinieblas de las tres de la tarde huyó despavorida. No se debe sembrar odio a la sombra de la cruz, ni mover la cabeza como aquellos provocadores en la agonía del Crucificado, ni aprovecharse de la debilidad clavada y sufriente. Hay otras maneras de hacerse famoso y ganar dinero.

Se están alzando en nombre de una extraña libertad voces que dicen quiénes tienen que hablar y callar -métodos hay, y los emplean a fondo también algunos predicadores de la progresía-, olvidando que las cabezas bien amuebladas, como se dice ahora, y de corazón generoso suelen ser personas que no hacen el ridículo en público ni ofenden. Los gritos se producen porque hay una parte de la sociedad, amilanada, que acomplejada calla y mira a otro lado, se conforma con el crucifijo en el féretro y la esquela, y traga lo que se le eche, pues perdió la costumbre de barrer la suciedad de las calles de la vida con la escoba del honor y el recogedor de la vergüenza y del decoro. Parece que se ha abierto la veda con trompas de caza que interpretan 'músicas' dedicadas a una libertad esquilmada por el poder del dinero, en una democracia descafeinada y amiga de sutiles y camuflados pelotazos y blindajes insolidarios, hostigada por la traición y la impostura, en la que subsistimos tantos vividores y rentistas que echamos en olvido que existen límites, vallas y cercas que no se deben violentar, salvo que se desee el libertinaje. Hoy no somos pocos los que pensamos que la libertad sufre acoso y necesita guardaespaldas.

Cristo es digno de respeto, aunque sólo sea porque fue voluntariamente y por amor a un suplicio, en pos de un fin que ha dado consuelo a muertos de hambre, a sedientos de justicia y abandonados. Tomarlo a chanza, como ocurre con la fiesta de la Cruz en la que se rinde culto a la borrachera, es una vileza. En las tertulias de Voltaire se respetaba a Dios.

Cuando se cocinan los símbolos sagrados, las ideas superiores, cualquiera puede ser candidato a ser 'cocinado'. Las disculpas pedidas en el medio televisivo responsable de la emisión del escandaloso video por «si a alguno le han sentado mal estas imágenes» relacionadas con «la mejor forma de cocinar un Cristo para dos personas», mechado con tocino sobre un fondo de cebolla, y metido en el horno durante tres días para salir al final del triduo Él solo, se han quedado a medio camino: no solamente «han sentado mal», sino que no procedía tal exhibición por mucho ambiente de «cultura relevante» que la arropara. El homenajeado, en una salida de insensatez y estulticia, ha dicho que los católicos lo que deben hacer es poner la otra mejilla. Estoy seguro que alguien le habrá recordado al cantautor que cuando se saltan ciertas normas lo más probable es que se acabe en el peligroso juego de partirse la cara. Es repugnante ofrecer recetas para explicar cómo se puede cocinar un Cristo introduciéndolo en un horno. Pero no hay que alarmarse: miles de 'crucificados' muy cercanos agonizan expuestos sin pudor al desprecio y a la mofa, y cuando mueren son llevados a la fosa común donde reposan los restos mortales de los que existieron a duras penas y murieron sin haber vivido.

Necesitamos la defensa de los grandes valores sin los que no es posible la convivencia. De no conseguirlo, acabaremos guisados con ingenio, y encima creyéndonos que vivimos en un mundo maravilloso aunque sea la cocina al gusto del chef de turno, que para eso manda. Es extraño que no se nos comenten recetas que incluyan símbolos sagrados de las religiones islámica, budista o judía. Tal vez la cobardía, disfrazada de valentía, no considere convenientes estos guisos.

Es increíble que los principios nobles y los atributos sagrados puedan ser mechados y recostados en lechos de cebolla públicamente. Los hornos de la cocina deben usarse para alegrar el estómago y no el mundo turbio de las ideas de la caverna que se pasean bravuconas y prepotentes por los arrabales de la razón. La mente humana ya ha ofrecido suficientes pruebas de lo que puede dar de sí: véanse los documentos de la Lubianka estalinista o del Reich hitleriano, por no citar otros ejemplos terroríficos recientes. A la postre siempre acaba todo en 'soluciones finales' de las que todavía no hemos aprendido lo más elemental. La gran herida de nuestra sociedad tiene que ver con la almoneda, con la subasta y venta de todo lo que convenga, y no precisamente a un mundo más humano semejante a aquel que soñara Beethoven, creyente en la hermandad y dignidad del hombre, y rebelde ante el sistema establecido: por ello, llegó tarde la botella de vino que deseara un Beethoven agónico y pobre. ¿Tan pocos beneficios obtuvo de su ejemplar obra musical? Es que la fama la llevaba en su corazón, en el que no existían suburbios vergonzantes, sino pura genialidad rodeada de angustias, sufrimientos, desprecios, abandonos y un testimonio fuera de lo común.

No estamos sobrados de programas de televisión en los que se preparen recetas que tengan que ver con la concordia y la bonhomía, aunque no sean rentables a las cadenas del sistema que nos tiene encadenados. Por otra parte, cocinar la libertad gracias a la libertad no deja de ser una paradoja. De todas maneras, en relación con el asunto principal que nos ocupa, no perdamos de vista aquella frase que sigue grabada en la memoria de la Humanidad: «Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen». Cristo es un personaje sin fronteras, y su ejemplo puede ser estímulo para toda persona que ansíe la luz y la verdad. No está limitado al mundo católico, ni siquiera al cristiano. Va más allá. A ver si se enteran algunos de una vez.

Asociaciones familiares y juristas muestran su apoyo al dictamen del CGPJ sobre el "matrimonio homosexual"

· 0 comentarios

Agencia Veritas 18/01/2005
Requero, vocal del Consejo, no comprende por qué el Gobierno no quiere escuchar opiniones jurídicas
Con motivo del dictamen negativo aprobado hoy por el Consejo General del Poder Judicial sobre el anteproyecto de "matrimonio homosexual" y del posterior rechazo del Gobierno al mismo, José Luis Requero, vocal del Consejo, manifestó a Veritas "no sentirse sorprendido" por la reacción del Gobierno, aunque manifestó que era "lamentable en términos de relaciones institucionales entre el poder ejecutivo y judicial". El magistrado se declaró "perplejo" porque el Gobierno "no quiera escuchar opiniones de tipo jurídico, no de tipo confesional o ideológico".
Requero opina que esta actitud "se debe al empeño del Gobierno en sacar esta ley a toda costa y sin debate", y lamentó que "no solo no haya querido escuchar al CGPJ, que representa a todos los jueces de España, sino tampoco al Consejo de Estado ni a otras instituciones", lo que consideró "particularmente preocupante" al tratarse de una ley "de gran trascendencia social y para el derecho de familia".
Para el magistrado, podía haberse buscado otro tipo de reconocimiento civil, como por ejemplo un contrato de convivencia, "sin necesidad de meter la problemática jurídica de esas personas dentro de una institución como es el matrimonio, con unas características muy definidas, entre ellas la heterosexualidad, desvirtuando la naturaleza del mismo".
Por otro lado, Requero afirmó a Veritas que, de aprobarse esta ley, podrían presentar recurso de inconstitucionalidad "al menos cincuenta parlamentarios, o bien algún juez que al aplicarla detectara indicios de inconstitucionalidad".
También manifestó su apoyo al informe del CPGJ el Instituto de Política Familiar, que en una nota pedía al Gobierno "la retirada inmediata del anteproyecto de ley para su revisión".
Según manifestó a Veritas Eduardo Hertfelder, presidente del IPF, con este dictamen el Consejo "ratifica lo que desde hace tiempo vienen diciendo las asociaciones familiares, de que no se pueden equiparar realidades con fines distintos, y que las uniones del mismo sexo, ni pueden ser matrimonio ni pueden ser familia".
Para Hertfelder, el Gobierno ha recibido "un varapalo jurídico y social" con este anteproyecto de ley, y su rechazo a tener en cuenta al Consejo General muestra la "falta de diálogo" hacia sectores importantes de la sociedad.

Nacionalismos e Iglesia

· 0 comentarios

En hspanidadcom 20.I.05
Sr. Director:
Sigo con interés el debate que se ha abierto en Hispanidad sobre el nacionalismo, a raíz de la nota publicada por la Conferencia Episcopal Española. Considero que el contenido de este texto de los Obispos no supone injerencia alguna en cuestiones políticas. Antes, por el contrario, están en la obligación de orientar a los católicos y a la sociedad sobre la moralidad de una Propuesta de Estatuto Político de la Comunidad de Euskadi, también denominado Plan Ibarretxe, aprobado el 30 de diciembre pasado en el Parlamento Vasco.
Es competencia de la Iglesia pronunciarse e informar a las personas sobre la moralidad de determinadas leyes o actuaciones de los Gobiernos que puedan lesionar, cuando menos, el derecho natural, y eso en modo alguno supone meterse en "camisa de once varas", o abordar cuestiones que les incumba estrictamente a los políticos o a la sociedad civil, ya que es su deber, lo que no deja de ser una actuación valiente, sabiendo de antemano que habrá sectores que estarán en desacuerdo.
La calificación moral que merece el Plan Ibarretxe se puede dictaminar con un análisis sosegado y dejando que el sentido común y la razón alcance a ver la realidad de los hechos, para llegar a las mismas conclusiones que la autoridad del Magisterio viene a confirmar. Pero lo mismo ocurre con otros muchos aspectos, cuyas pautas las marcas el derecho natural o la ley natural, que acto seguido indicaremos.
Son, precisamente, los que sostienen posturas laicistas quiénes critican a la Iglesia en mantener una confrontación con el Gobierno de la Nación, ya sea por oponerse frontalmente a la aprobación del proyecto de ley sobre reforma del Código Civil, para contraer matrimonio entre personas del mismo sexo, o por denunciar el derecho que asiste a los padres para que a sus hijos les impartan enseñanza religiosa, o cuando se quebranta el derecho fundamental a la vida y se anuncia la aprobación del aborto, la investigación con embriones y la eutanasia, o se plantea el error de no incluir en el Preámbulo de la Constitución Europea la referencia a las raíces cristianas de Europa, o establecen qué calificación moral comporta votar a partidos con un ideario contrario a la ley natural. Todas estas cuestiones, son expresión del derecho fundamental a la libertad religiosa, ante las cuáles la Iglesia y los católicos tienen la obligación de pronunciarse, ya que emanan del mismo derecho natural, y además la jerarquía eclesiástica tiene la obligación de orientar a las personas y a la sociedad dentro de su misión pastoral.
Podríamos seguir enumerando algunos temas que forman parte de la Doctrina Social de la Iglesia, tales como la moralidad pública, la sociedad política, el trabajo humano, la cuestión social, la propiedad privada, la economía, la demografía, la justicia social, la guerra, las relaciones internacionales, los países pobres, el racismo, los totalitarismos y también los nacionalismos, entre otros muchos.
Hay una falacia bastante extendida que sostiene que la defensa de ciertas exigencias del derecho natural por parte de los católicos, constituye una actuación "confesional" que no es compatible con la "laicidad" de la vida política. Por ello, es preciso mostrar que la promoción en conciencia del bien común de la sociedad política no tiene nada que ver con la confesionalidad, ni mucho menos con la intolerancia religiosa, y que la laicidad consiste en la autonomía de la esfera civil y política respecto a la esfera religiosa y eclesiástica, nunca respecto a la esfera moral. Por el hecho de que algunas verdades morales sobre la vida social, la justicia, la libertad, el respeto a la vida y todos los demás derechos de la persona, también sean enseñados por la Iglesia, no disminuyen la legitimidad civil y la laicidad del compromiso de quiénes se identifican con ellas.
La Conferencia Episcopal Española tiene plena competencia para pronunciarse en esa nota y confirmar lo que el sentido común y la razón dicta, que el Plan Ibarretxe no respeta la moral por su insolidaridad, unilateralidad y por los medios coactivos que utiliza, además de por su injusticia, ya que vulnera los derechos ya adquiridos -no deseos o aspiraciones- de muchos implicados, atentando contra el bien común. La Doctrina Social de la Iglesia reconoce un derecho real y originario de autodeterminación política en el caso de una colonización o de una invasión injusta, pero no en el de una secesión.
La Iglesia acepta las opciones políticas de tipo nacionalista que se ajusten a la norma moral y a las exigencias del bien común. Pero cuando las condiciones señaladas no se respetan, el nacionalismo degenera en una ideología y un proyecto político excluyente, incapaz de reconocer y proteger los derechos de los ciudadanos. Todo proyecto político, para merecer un juicio moral positivo, ha de ponerse al servicio de las personas y no a la inversa. Y la pretensión de que toda nación someta los derechos de las personas a proyectos nacionales impuestos de una manera u otra por la fuerza da lugar a un nacionalismo totalitario, que es incompatible con la doctrina católica. Hay que indicar que España es fruto de uno de estos complejos procesos históricos. Llegar a poner en peligro la convivencia de los españoles, negando unilateralmente la soberanía de España, sin valorar las graves consecuencias que esta negación podría acarrear, no sería prudente ni moralmente aceptable.
En cambio, sí cabría moralmente propugnar un sano nacionalismo, pero no con las características que de forma inequívoca, legítima y razonadamente se denuncian, ya que lesionan gravemente el bien común.
Javier Pereda
Jpereda26@hotmail.com

Genuinamente laico

· 0 comentarios

Diario Jaén, 26-nov-04, P. 22
Miguel Ángel Cruz García

Preso de un entusiasmo incontenible, saludo el feliz anuncio realizado por un selecto grupo de intelectuales de crear un Consejo de Libertades Públicas, que elaborará un Estatuto para la laicidad en España. Idea verdaderamente original la de crear una especie de oficina de evaluación que proyecta; al parecer, emitir certificados de control de calidad laica. Por el momento, parece que dirigirán sus esfuerzos a la noble tarea de elaborar protocolos, pautas para procesos de producción e informes que constituirían una especie de ISO 9000 del laicismo.
Finos olfatos laicistas examinarán, con rigor y celo, digno de mejor causa, instituciones, leyes, proyectos, conductas, protocolos oficiales, publicaciones, etcétera, para decretar, con plenas garantías, si se ajustan o no, a la laicidad del Estado. Vestidos con la blanca indumentaria de la supremacía intelectual. y pertrechados de los instrumentos de análisis laicamente más precisos, pesarán, contarán y medirán si el objeto de estudio contiene los ingredientes del laicismo puro, sin conservantes, aditivos, colorantes y excipientes CSP que puedan hacerlo acreedor a la denominación de origen "genuinamente laico". Ciclópea tarea la que deben emprender esas benéficas eminencias para separarla sucia paja de la superstición del blanco grano del progresismo. Puedo imaginarme el gesto concentrado de esos sabios de luenga barba observando en la lente del microscopio laico, si la sustancia inspeccionada está falta de ácido laico, si carece de la concentración de sales laicas suficientes, o interesa añadirle pequeños componentes adquiridos en el rastrillo de las ideas políticamente correctas. Felicitémonos por la loable iniciativa, y desechemos cualquier género de suspicacia malintencionada que quiera ver tras ella la sucia sombra de una oficina de censura. Son gente de ciencia, intelectuales desinteresados, que jamás cambiarían la nívea bata de la razón por la negra cazadora de cuero del comisario político, ...salvo que -advertencia a navegantes- se vean precisados a reducir, tolerantemente, a algún contumaz integrista residual, para salvar a la. humanidad ...laica. Y todo, ad maiorem Gregorii Zapaterique, Guvernatori, gloriam.

Decíamos antes de ayer

· 0 comentarios

Rafael Ordóñez
SUR 5.I.2005
No hay más que leer el último periódico del año y compararlo con el de hoy. Todo sigue igual, ni fin de año ni nochevieja ni san Silvestre ni nada de nada. Todo continua irreductiblemente igual. No hay manera. Los temas de actualidad siguen siendo los mismos. La partida sigue con las posiciones enrocadas. Naturalmente que no he podido leer la edición de hoy de periódico alguno. Pero creo no arriesgar mucho si les aventuro parte de los temas con los que se pueden cruzar las retinas en el día de hoy. Es posible, en primer lugar, que no falte un artículo o carta del laicista de guardia llamando a la cruzada del silencio contra los obispos y, de paso, contra el resto de las huestes cristianas. Todos estos ciudadanos deben, según la carcunda retroprogresista, permanecer enclaustrados en las iglesias y no salir de allí. La libertad de expresión no va con ellos. Los artículos 18 y 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos no están escritos, según la censura progre, para los ciudadanos que profesan una religión. El problema es que la indigencia intelectual en la que habitualmente se mueve el gremio postmoderno le ha impedido la lectura de dichos artículos. Vamos a recordarlos resumidos. Dice el 18: "Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia". Afirma el 19: "Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de difundirlas, por cualquier medio". Se lo he dado a leer a mi sobrino Tomás, víctima propiciatoria del exterminio cultural `logsiano´, y lo ha entendido a la primera. Pues, a pesar de su deslumbrante claridad, ya verán como siguen coceando en el mismo aguijón.
Otro asunto sobre el que parece que no ha pasado el fin de año es el del acto bárbaro, donde los haya, de desmembrar, partir y trocear el archivo de Salamanca para mayor gloria y satisfacción de un grupito de sujetos enloquecidos en su sectarismo y en su insolidaridad. Si se ha abierto la veda de la sinrazón, ya estamos tardando mucho en pedir que vengan a Málaga todos los cuadros de Picasso que en el mundo son. Malagueño fue el que los pintó y en Málaga deben de estar. Éste es el argumento bochornoso e impresentable que está haciendo furor en las estepas patrias; y con éxito, visto lo visto. O te sumas a la sinrazón o te quedas a dos velas. Escojamos. A partir de ahora, los investigadores lo llevan claro. Las tesis doctorales tardarán veinte años en publicarse y costarán dos millones de euros en gastos de dietas y kilometraje. Cada papel estará en una ciudad distinta al abrigo de una taifa diferente. Avanzamos.
El tercer asunto sobre el que no habrá pasado ni uvas ni campanas es el de la aprobación en el parlamento vascongado de un plan de secesión con los sanguinarios votos de un partido ilegal. Las generaciones venideras se preguntarán cómo pudimos enloquecer tanto en tan poco tiempo. El estado democrático es una piltrafa en aquella región y los tribunales de justicia son allí pura pantomima y motivo de mofa y befa. Por aquí abajo sí, por aquí te pueden caer cuatro años por darle un tirón del bolso a una señora, cierto y veraz, mientras que en aquellas latitudes hacerle la pedorreta al Tribunal Supremo sale gratis. Así está el patio. Se acabaron las campanitas y las peladillas. Volvemos a pisar.

SupportThePassion.com

sábado, 15 de enero de 2005 · 0 comentarios


The Passion of the Christ Posted by Hello

¿Puedes ayudar a que "The Passion of the Christ" gane un Oscar? ¡Sí, puedes!
Por favor, vota ahora en www.SupportThePassion.com.
Además, puedes enviar este e-mail a tu cuenta de correo.
Muchas gracias.

Sólo ellos pueden

· 0 comentarios

Anuario 2004 de la Asociación de la Prensa de Granada
Juan de Dios Jerónimo
«No es ser homófobo ni reaccionario creer que son respetables y legítimas las opiniones de quienes mantienen reservas sobre el matrimonio homosexual». La frase es de la ex ministra de la familia de Francia. La socialista Sègoléne Royal se ha atrevido a lanzar una consideración que sirve para echar por alto buena parte del argumento de quienes defienden este tipo de uniones. Me ha sorprendido a lo largo de este año oír acusaciones despiadadas contra quienes osaban cuestionar la viabilidad de los llamados “matrimonio homosexuales”. He oído muchos más ataques que argumentos. Esperaba el pronunciamiento de alguien, el que fuera, dando luz sobre una polémica tan artificial como poco consistente. Alguien que pusiera voz a los que pensamos que no se trata de frenar un derecho sino de de defender una institución (la familia) y cuestionar al mismo tiempo lo que se define como un derecho. Por eso, me ha sorprendido encontrar esta afirmación en boca de una ministra francesa y, además, socialista. Gracias a la paciencia del coordinador del anuario, he podido buscar en la hemeroteca y me he encontrado con un artículo de Antonio Burgos que me ha sorprendido. Dice así el periodista sevillano: “Está muy extendido el error de creer que toda discriminación es injusta, por el mero hecho de serlo. Esta idea es consecuencia de la obsesión por la igualdad puesta en circulación por eso que se llama la «corrección política». Pero, como digo, se trata de un error, porque la discriminación debe proscribirse, sí, salvo en una circunstancia en que es admisible e incluso, a veces, obligada: cuando el factor de diferencia sea relevante.” Antonio Burgos pone el siguiente ejemplo: “Un católico tiene perfecto derecho a ser taxista, pero habrá de ser discriminado si pretende entrar en una sinagoga a cantar la Salve: su religión es relevante para esa discriminación justa. Sería muy injusto discriminar a un enfermo de sida para ser contable en una empresa, pero sería justo impedirle trabajar en un centro hematológico, porque su infección es relevante para el contacto con sangre transfundible.” Se dice a menudo que los homosexuales no tienen libertad de casarse y de tener una vida familiar normal y que, por tanto, hay que adecuar una legislación para que ello sea posible. Pero no es cierto. No certificar no es prohibir. Tanto los gays y lesbianas como los monjes tienen plena libertad de hacer votos de fidelidad sin pedir permiso al Estado. Y concluye Antonio Burgos: “¿Es intolerancia el comprobar que la heterosexualidad tiene cierta relevancia en la institución matrimonial?” No, no es intolerancia. Evidentemente. Además, ¿cómo podemos excluir, por ejemplo, a la poligamia u otras formas de matrimonio plural, o a las "comunas de amor libre" si vuelven a estar de moda? Incluso ¿por qué quedarnos solamente con las uniones afectivas en las que hay contacto físico aunque solo sea visual? ¿Por qué no certificar todas las amistades o uniones que la gente quiera registrar, incluso las virtuales? La aprobación estatal que tiene la familia es solamente para que logre criar bien a los hijos, no para que goce de algún estatus religioso o moral. En el caso que nos ocupa el Estado presume que las personas adultas no precisan permisos morales especiales para el ejercicio de su libertad.¿Qué pasaría si proporcionáramos un mismo apoyo público a todas las formas de vida que algunas personas pueden encontrar emocionalmente satisfactorias? Por lo menos multiplicaríamos la injusticia de forzar a todos los que no estén de acuerdo con estas supuestas formas de vida familiar a subvencionarlas a través de sus impuestos.
En cuanto a las adopciones destacar un pequeño matiz: La adopción es un derecho del niño, no del adulto. No hace mucho el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, sentenció que no hay discriminación si se niega la adopción a una pareja por el hecho de ser homosexual. La opinión de los expertos, sobre todo en los campos de la psicología y la psiquiatría, consideran mayoritariamente que un menor adoptado por gays o lesbianas puede ver "fracturada su identidad", explica textualmente Aquilino Polaino, catedrático de Psicopatología de la Universidad Complutense de Madrid. Según el psiquiatra Enrique Rojas, "suponiendo que la educación que reciba un niño se realice buscando lo mejor para el y no ofreciéndolo como un trofeo de las reivindicaciones de la militancia homosexual, seria complejo que se desarrollara de manera similar a un niño educado entre heterosexuales". Me apropio la idea de la ex ministra de familia de Francia y concluyo que si se trata de mejorar un contrato civil a favor de la igualdad de derechos, sí. Si se trata de una confusión de los puntos de referencia y una provocación injustificada a las convicciones familiares y religiosas, no. Necesitamos, en definitiva, debatir con luz y taquígrafos, sin chantajes ni improvisaciones, si esta alteración del matrimonio y la adopción es justa y nos conviene a la mayoría de los españoles. Estoy seguro de que, frente a los precipitados anuncios en los primeros meses de Legislatura, el Gobierno no hurtará a la sociedad española el debate largo que la cuestión del pretendido matrimonio entre homosexuales demanda. Y mucho ojo, por favor, con bipolarizar ese pensamiento único: «Veo que se esboza una nueva tentación biempensante, incluso un temor a ser acusado de homofobia, que podrían impedir que el debate se desarrolle honestamente. Pero se puede reprobar y combatir la homofobia y a la vez no ser favorable al matrimonio homosexual, como es mi caso» La frase es de Lionel Jospin, ex primer ministro socialista de Francia… y, con toda modestia, mía.

Muerte digna

· 0 comentarios


César Visal Posted by Hello
La Razón, 13.I.2005
Prescrito el delito, la denominada novia de Ramón Sampedro ha hecho acto de presencia para explicar cómo fueron las últimas horas del conocido defensor de la eutanasia. Confieso que las declaraciones de la citada señora y de determinados medios de comunicación en relación con este episodio me han causado algunas de las sensaciones más espeluznantes de los últimos tiempos.
De entrada, la supuesta muerte digna fue una espantosa agonía que al desdichado Sampedro le provocó no la familia que le estuvo atendiendo durante décadas, sino una señorita que le conocía de semanas. Según ha señalado un diario de tirada nacional, esta circunstancia horrible debería llevarnos a aceptar ineludiblemente que lo ideal sería que el Estado fuera el encargado de dar muerte a enfermos de ese tipo.
Como disparate inhumano, es dudoso que los propios nacional-socialistas alemanes lo hubieran podido superar. Porque lo cierto es que la legitimación de la eutanasia activa -como el caso de Sampedro- tan sólo es el inicio de una prolongada cadena de horrores sin cuento que no pueden quedar ocultos por una película mediocre, por cierto bendecida por varios ministros, y la propaganda mediática.
No se trata sólo de que el Estado -o los familiares- acaben convirtiéndose en señores de la vida y de la muerte, sino de que la cultura de la muerte se extenderá como una espantosa mancha de aceite letal sobre nosotros.
Que se lo digan si no a esos ancianos que en Holanda -donde la eutanasia está despenalizada- buscan refugio en centros privados porque temen que de quedarse en hospitales públicos los médicos les aplicaran la eutanasia.
Que se lo digan a esos jubilados que en vacaciones huyen del mismo país temerosos de que, si caen enfermos y los ingresan, no vivan para contarlo.
Que se lo digan a los médicos que, ya en España, tienen que defender casi a diario a personas de la tercera edad de compasivos familiares que suplican que les quiten la vida a sus padres o parientes.
Al final, abrir la puerta a la eutanasia significa abrir la veda de los ancianos y enfermos, y terminará convirtiéndose en una denuncia contra aquellos que tienen la enorme osadía de seguir viviendo y cobrar la paga de jubilación.
¿Por qué -se podrá argumentar- no se dejan matar y así dejan de generar gastos? Que cada uno se examine y, sobre todo, que se conteste a dos preguntas. Primera, ¿ha pensado usted en los años que le quedan para que le sometan a esa disyuntiva? Y, segunda, si su hijo estuviera enfermo, ¿lo mataría usted?



Moncloa acusa a Tele 5 y A-3 TV de incumplir el pacto contra la telebasura

· 0 comentarios

www.Hispanidad.com, 5.I.2005
Leído en PR.noticias.com, el mejor confidencial de la red sobre medios informativos: "El liderazgo de la cadena de Paolo Vasile se sustenta en cuatro pilares fundamentales: crónica rosa, reality shows, series de ficción y late nights. De ellos, tres se encuentran en el ojo del huracán al cumplir los requisitos mínimos para pertenecer a la denominada telebasura. La pregunta es obvia: sin estos contenidos, ¿seguiría siendo líder de audiencia?".
Por cierto, en Moncloa se quejan de que Tele 5, el canal propiedad de Silvio Berlusconi, líder de audiencia en 2004, es el que con más desvergüenza se salta las normas contra la telebasura y de respeto a los niños y a los horarios infantiles. Y eso, desde el primer día de la firma. Tampoco Antena-3 TV tiene contento al Ejecutivo, aunque ambos canales acusan a Moncloa de hipocresía, al bramar contra la telebasura para luego utilizar estos programas como plataforma de promoción del "sí" al referéndum sobre el Tratado Constitucional.

El Consejo Andaluz de Colegios de Médicos se manifiesta contra el laicismo militante del Ejecutivo ZP

· 0 comentarios

www.Hispanidad.com, 5.I.2005
La revista del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, publica en su número de octubre un editorial titulado "La ofensiva contra el catolicismo". La organización profesional lamenta que el Gobierno de Zapatero haya emprendido una campaña laicista contra una religión practicada por la mayoría de los españoles y de enorme compromiso social. "Un atropello para los ciudadanos que profesan una religión precursora de lo que hoy se llaman ONGs".
El Consejo critica la supresión del carácter evaluable de la asignatura de religión y la amenaza del Gobierno ZP de recortar la prestación presupuestaria a la Iglesia. "Una cicatería presupuestaria que además de injusta, se muestra ciega a la ingente labor social que la Iglesia desarrolla en nuestro país". Por último, el editorial lamenta que el espíritu de talante y comprensión que el Gobierno manifiesta con otras religiones, "se torne en agresividad y recelo cuando se trata de la Iglesia católica".

Cooperación Internacional ONG inicia un proyecto en Sri Lanka para ayudar a las víctimas del Maremoto

martes, 11 de enero de 2005 · 0 comentarios


ci Posted by Hello
(Madrid 4/ene/05) Cooperación Internacional ONG ha iniciado un nuevo proyecto en Payagala, una pequeña ciudad de pescadores situada a 60 Km. de Colombo, capital de Sri Lanka, para ayudar a las víctimas de los Maremotos del pasado 26 de diciembre. El Tsunami afectó directamente a toda su población, de 25.000 habitantes, y ya se han contabilizado en ella más de 500 fallecidos. Las enormes olas se adentraron en tierra más de 2 Km, destrozando por completo tanto casas como barcas de pescadores. La pesca es el principal medio de vida de esta población.
Todas aquellas personas que deseen colaborar con Cooperación Internacional ONG y que quieran ayudar a los afectados por el Tsunami, pueden hacerlo en el siguiente número de cuenta:
2100 – 4992 – 01 – 2200033430 (La Caixa)
o enviando un mensaje corto(SMS) al 7654 con la palabra SOLIDARIDAD, y aportará 0,55 euros por cada mensaje enviado.
El coste del mensaje es de 0,90 euros.
Los afectados piden principalmente que se les ayude a conseguir barcas y redes para poder empezar su trabajo cuanto antes, ya que la época de pesca en esta costa termina en mayo y no podrán volver a faenar hasta septiembre. Durante esos 4 meses hay una serie de corrientes marinas que tan sólo los grandes barcos pueden soportar.
El importe calculado para conseguir una barca con todo el equipo necesario para faenar y que beneficiará a numerosas familias de esta región de Sri Lanka es de 3.150 euros.
Sri Lanka es el segundo país más afectado por la cadena de maremotos ocurrida el pasado 26 de diciembre, y ya se han contabilizado 29.957 cadáveres y los desaparecidos son 5.240. El número de desplazados de sus casas supera los 800.000 en este país. El riesgo de epidemias hace que se pueda diezmar todavía más su población. Además, la ayuda humanitaria básica no ha llegado aún a todas las zonas del país, debido a las precarias condiciones de las vías de comunicación, donde el ferrocarril y las carreteras costeras han sido destruidos por las enormes olas. A día de hoy, el total en todo el sudeste asiático de fallecidos supera los 150.000.

Feminists for Life of America - Pro Woman Pro Life

lunes, 10 de enero de 2005 · 0 comentarios


wd Posted by Hello
Página web muy interesante sobre cómo usar la publicidad para defender la vida ayudando, sin criminalizar, favoreciendo un entorno y actitudes humanos para el niño y su madre.

Índice por temas

viernes, 7 de enero de 2005 · 0 comentarios

Tema

Fecha

Título de entrada

Laicismo01/05/06Laicismo líquido y conciencia trágica Ver
Laicismo01/05/06YA VIENEN LOS REYES MAGOS Ver
Sociedad01/03/06Diseño Inteligente Ver
Sociedad12/31/2005 ¡FELIZ AÑO NUEVO! Ver
Religión12/31/2005 Yo, no cuento para nada Ver
Sociedad12/28/2005 Santos Inocentes Ver
Cine12/27/2005 Entra y disfruta con los 14 CORTES DE VIDEO y co... Ver
Religión12/27/2005 Navidad, "el estilo de Dios" Ver
Vida12/27/2005 Un pozo de impunidad Ver
Vida12/27/2005 Continúa el genocidio silencioso Ver
Sociedad12/23/2005 NAVIDAD ACTIVISTA Ver
Com12/21/2005 YO COPE Ver
Vida12/21/2005 Eufemismos asesinos Ver
Educación12/21/2005 Libertad de elección (de centro educativo) Ver
Sociedad12/21/2005 TODO POR LA PATRIA Ver
Sociedad12/16/2005 FELIZ NAVIDAD Ver
Educación12/16/2005 LOE: avanza el despropósito Ver
Com12/15/2005 Guía de videojuegos Ver
Com12/14/2005 Videojuegos para todos los gustos Ver
Cine12/14/2005 Crónicas de Narnia Ver
Vida12/14/2005 Campos del silencio Ver
Laicismo12/11/05Cristal Rojo Ver
Familia12/11/0518 J. Yo estuve allí Ver
Sociedad12/10/05Foro Ético Mundial Ver
Sociedad12/07/058 de diciembre. Inmaculada, Patrona de Infantería Ver
Religión12/07/05Una regulación insuficiente de la enseñanza de la religión Ver
Cine12/07/05Harry Potter y la fe cristiana Ver
Sociedad12/03/05¡¡¡FELICIDADES!!! Ver
Vida12/02/05Día mundial del sida Ver
Religión11/27/2005 Ciudadanos religiosos Ver
Sociedad11/27/2005 El mal tiene un olor inconfundible Ver
Vida11/27/2005 El fracaso de la ONU con el SIDA Ver
Educación11/25/2005 EXTENDER LA IGNORANCIA Ver
Educación11/25/2005 Nos quieren engañar Ver
Laicismo11/23/2005 Libertad sin ira Ver
Laicismo11/19/2005 Más sobre financiación Ver
Laicismo11/19/2005 Financiación Iglesia-Estado Ver
Educación11/16/2005 Mucho más que una manifestación Ver
Laicismo11/16/2005 De la Vega y la Iglesia Ver
Educación11/16/2005 Nosotras parimos, nosotras decidimos Ver
Laicismo11/16/2005 Algunos mitos sobre el dinero de la Iglesia en España Ver
Educación11/13/2005 LIBERTAD SIN IRA Ver
Educación11/08/05Solón y la LOE Ver
Educación11/08/05Contra una ley marxista Ver
Educación11/08/05LOE: un problema social Ver
Educación11/07/05En apoyo a la manifestación Ver
Educación11/03/05POR QUÉ DECIR NO A LA LOE Ver
Educación11/03/0510 RAZONES PARA MANIFESTACIÓN 12-N Ver
Religión10/31/2005 Pablo VI y el demonio Ver
Sociedad10/31/2005 Puritanos sin Dios Ver
Educación10/31/2005 Sado & Maso Ver
Sociedad10/31/2005 Cómo seremos en 2040 Ver
Educación10/22/2005 A leer antes de criticar Ver
Vida10/21/2005 II Congreso Internacional ProVida Ver
Com10/15/2005 I Seminario sobre Ética y Comunicación Ver
Educación10/15/2005 Mienten, mienten, mienten... Ver
Vida10/12/05V CONGRESO NACIONAL DE BIOÉTICA Ver
Vida10/12/05¡Ojo con la UNESCO! Ver
Sociedad10/09/05Vamos a crear problemas Ver
Educación10/09/0538 razones para oponerse a la reforma educativa del Gobierno español Ver
Sociedad10/09/05"La objeción supone el ejercicio de la libertad ideológica y religiosa" Ver
Cine10/06/05"Trece entre mil" Ver
Vida10/06/05Dos enlaces muy interesantes Ver
Sociedad10/06/05El negocio de la droga Ver
Familia10/02/05Zerolomonios Ver
Laicismo10/02/05Política sin Dios Ver
Familia10/02/05II Congreso Nacional: "La familia: la revolución social del siglo XXI" Ver
Familia9/28/2005 La destrucción del Derecho Ver
Familia9/28/2005 Matrimonios a la carta Ver
Vida9/28/2005 Sida: El "preocupante" éxito de Uganda Ver
Sociedad9/20/2005 La conquista de la verdadera libertad Ver
Cine9/20/2005 The Exorcism Ver
Sociedad9/20/2005 Por caridad Ver
Laicismo9/20/2005 Democracia e Iglesia, ¿antagónicas? Ver
Familia9/20/2005 Familia y voluntad política Ver
Familia9/15/2005 Cuestión de inconstitucionalidad y expedientes matrimoniales Ver
Familia9/15/2005 La ley del deseo Ver
Religión9/15/2005 Opción religiosa en los centros Ver
Cine09/11/05El cine de la tele Ver
Sociedad09/11/05Siete técnicas para manipular una encuesta Ver
Sociedad09/07/05Mamá se ha enfadado Ver
Vida09/07/05Kanye West: Rap, bien y éxito Ver
Sociedad09/07/05Concierto pro víctimas del Katrina Ver
Vida09/03/0511-V Ver
Educación09/03/05La caverna y el cielo Ver
Religión09/01/05PERSECUCIÓN A LOS CATÓLICOS EN CHINA Ver
Sociedad09/01/05Perforaciones y tatuajes Ver
Vida8/28/2005 ¿QUÉ HACEMOS CON PAPÁ? Ver
Familia8/26/2005 Marcha en defensa de la familia en Bélgica Ver
Religión8/22/2005 Cómo cambiar el mundo Ver
Religión8/20/2005 La aventura más moderna Ver
Sociedad8/20/2005 Ya es hora Ver
Familia8/18/2005 Más sobre adopciones (I) Ver
Familia8/18/2005 Más sobre adopciones (II) Ver
Laicismo8/16/2005 La Iglesia del 'no' Ver
Sociedad08/11/05Alegorías del horror Ver
Com08/11/05Joven frívolo, preocupado por el físico Ver
Familia08/11/05¿Libertad?: depende para qué Ver
Vida08/06/05La lucha de Terri Ver
Religión08/06/05Bono (U2): Gracia frente a karma Ver

Seguidores

Twitter

Ver el perfil de Alberto Tarifa Valentín-Gamazo en LinkedIn XING

Seguidores en Google+

Mi podcast

Galería de grafitos

Presentaciones

Etiquetas